Parashá Shemot Mishpatim para Leer y Escuchar

 

aliyothaftara

Sefer Torah. © Eliyahu BaYona

Aliyot Shemot Mishpatim

Lectura Mediante Robot -  Shemot - Éxodo-  Capítulo 21:1 al 24:18 i

Jeremías 34:8 - 34:22 y 33:25 - 33:26

 

Por Eliyahu BaYonah Ben Yossef, Director Shalom Haverim Org. Monsey, New York

Aliyot es el plural hebreo de Aliá o Aliyá que significa "subir". Cada vez que una persona - Olé- sube a la Bimá   debe recitar la Brajá - Bendición - antes de comenzar el Baal Koréh -בעל קורא - la Lectura y al cerrar la misma. Esto se hace cada vez que el Baal Koréh lee la Porción -Parashá- correspondiente.

El Maftir es la última persona que se llama a la Bimá y es invitada a leer la porción de la Haftará -Lectura de los Profetas-

Esta es la Brajá de la Lectura de la Toráh:

 

Barejú et Adonai hamevoraj.

Baruj Adonay hamevoraj le'olam va'ed.

Baruj atáh Adonay Eloheynu melej ha'olam, asher bajar banu mikol-ha'amim, venatán lanu et-torató.


Baruj atáh Adonai, notén hatoráh.  




Ve'eleh hamishpatim asher tasim lifneyhem.


Ki tikneh eved ivri shesh shanim ya'avod uvashvi'it yetse lajofshi jinam.

 
Im-begapo yavo begapo yetse im-ba'al ishah hu veyatse'ah ishto imo.


Im-adonav yiten-lo ishah veyaldah-lo vanim o vanot ha'ishah viladeyha tihyeh la'adoneyha vehu yetse vegapo.


Ve'im-amor yomar ha'eved ahavti et-adoni et-ishti ve'et-banay lo etse jofshi.


Vehigisho adonav el-ha'Elohim vehigisho el-hadelet o el-hamezuzah veratsa adonav et-ozno bamartsea va'avado le'olam.


Veji-yimkor ish et-bito le'amah lo tetse ketset ha'avadim.


Im-ra'ah be'eyney adoneyha asher-lo ye'adah vehefdah le'am nojri lo-yimshol lemojrah bevigdo-vah.


Ve'im-livno yi'adenah kemishpat habanot ya'aseh-lah.


Im-ajeret yikaj-lo she'erah ksutah ve'onatah lo yigra.


Ve'im-shlosh-eleh lo ya'aseh lah veyatse'ah jinam eyn kasef.


Makeh ish vamet mot yumat.


Va'asher lo tsadah veha'Elohim inah leyado vesamti leja makom asher yanus shamah.


Veji-yazid ish al-re'ehu lehorgo ve'ormah me'im mizbeji tikajenu lamut.


Umakeh aviv ve'imo mot yumat.


Vegonev ish umejaro venimtsa veyado mot yumat.


Umekalel aviv ve'imo mot yumat.

 
Veji-yerivun anashim vehikah ish et-re'ehu be'even o ve'egrof velo yamut venafal lemishkav.


Im-yakum vehithalej bajuts al-mish'anto venikah hamakeh rak shivto yiten verapo yerape.


Veji-yake ish et-avdo o et-amato bashevet umet tajat yado nakom yinakem.

 
Aj im-yom o yomayim ya'amod lo yukam ki jaspo hu.


Veji-yinatsu anashim venagefu ishah harah veyatse'u yeladeyha velo yihyeh ason anosh ye'anesh ka'asher yashit alav ba'al ha'ishah venatan biflilim.


Ve'im-ason yihyeh venatatah nefesh tajat nafesh.


Ayin tajat ayin shen tajat shen yad tajat yad regel tajat ragel.


Kviyah tajat kviyah petsa tajat patsa jaburah tajat jaburah.


Veji-yakeh ish et-eyn avdo o-et-eyn amato veshijatah lajofshi yeshaljenu tajat eyno.


Ve'im-shen avdo o-shen amato yapil lajofshi yeshaljenu tajat shino.


Veji-yigaj shor et-ish o et-ishah vamet sakol yisakel hashor velo ye'ajel et-besaro uva'al hashor naki.


Ve'im shor nagaj hu mitmol shilshom vehu'ad bive'alav velo yishmerenu vehemit ish o ishah hashor yisakel vegam-be'alav yumat.


Im-kofer yushat alav venatan pidyon nafsho kejol asher-yushat alav.


O-ven yigaj o-vat yigaj kamishpat hazeh ye'aseh lo.


Im-eved yigaj hashor o amah kesef shloshim shkalim yiten la'adonav vehashor yisakel.


Veji-yiftaj ish bor o ki-yijreh ish bor velo yejasenu venafal-shamah shor o jamor.


Ba'al habor yeshalem kesef yashiv live'alav vehamet yihyeh-lo.


Veji-yigof shor-ish et-shor re'ehu vamet umajru et-hashor hajay vejatsu et-kaspo vegam et-hamet yejetsun.

 
O noda ki shor nagaj hu mitmol shilshom velo yishmerenu be'alav shalem yeshalem shor tajat hashor vehamet yihyeh-lo.


Ki yignov-ish shor o-seh utvajo o mejaro jamishah vakar yeshalem tajat hashor ve'arba-tson tajat haseh.


Im-bamajteret yimatse haganav vehukah vamet eyn lo damim.


Im-zarejah hashemesh alav damim lo shalem yeshalem im-eyn lo venimkar bignevato.


Im-himatse timatse veyado hagnevah mishor ad-jamor ad-seh jayim shnayim yeshalem.


Ki yav'er-ish sadeh o-jerem veshilaj et-be'iroh uvi'er bisdeh ajer meytav sadehu umeytav karmo yeshalem.

.
Ki-tetse esh umatse'ah kotsim vene'ejal gadish o hakamah o hasadeh shalem yeshalem hamave'ir et-habe'erah.


Ki-yiten ish el-re'ehu kesef o-jelim lishmor vegunav mibeyt ha'ish im-yimatse haganav yeshalem shnayim.


Im-lo yimatse haganav venikrav ba'al-habayit el-ha'Elohim im-lo shalaj yado bimelejet re'ehu.


Al-kol-dvar-pesha al-shor al-jamor al-seh al-salmah al-kol-avedah asher yomar ki-hu zeh ad ha'Elohim yavo dvar-shneyhem asher yarshi'un Elohim yeshalem shnayim lere'ehu.


Ki-yiten ish el-re'ehu jamor o-shor o-seh vejol-behemah lishmor umet o-nishbar o-nishba eyn ro'eh.


Shvu'at Adonay tihyeh beyn shneyhem im-lo shalaj yado bimlejet re'ehu velakaj be'alav velo yeshalem.

 
Ve'im-ganov yiganev me'imo yeshalem live'alav.

 
Im-tarof yitaref yevi'ehu ed hatrefah lo yeshalem.


Veji-yish'al ish me'im re'ehu venishbar o-met be'alav eyn-imo shalem yeshalem.


Im-be'alav imo lo yeshalem im-sajir hu ba bisjaro.


Veji-yefateh ish betulah asher lo-orasah veshajav imah mahor yimeharenah lo le'ishah.


Im-ma'en yema'en aviha letitah lo kesef yishkol kemohar habetulot.


Mejashefah lo tejayeh.


Kol-shojev im-behemah mot yumat.


Zove'aj la'Elohim yojoram bilti l'Adonay levado.


Veger lo-toneh velo tiljatsenu ki-gerim heyitem be'erets Mitsrayim.


Kol-almanah veyatom lo te'anun.


Im-aneh te'aneh oto ki im-tsa'ok yits'ak elay shamoa eshma tsa'akato.


Vejarah api veharagti etjem bejarev vehayu nesheyjem almanot uvneyjem yetomim.


Im-kesef talveh et-ami et-he'ani imaj lo-tihyeh lo kenoshe lo-tesimun alav neshej.


Im-javol tajbol salmat re'eja ad-bo hashemesh teshivenu lo.


Ki hi jesutoh levadah hi simlato le'oro bameh yishkav vehayah ki-yits'ak elay veshamati ki-janun ani.


Elohim lo tekalel venasi ve'ameja lo ta'or.


Mele'atja vedim'aja lo te'ajer bejor baneyja titen-li.


Ken-ta'aseh leshorja letsoneja shiv'at yamim yihyeh im-imo bayom hashmini titno-li.


Ve'anshey-kodesh tihyun li uvasar basadeh trefah lo tojelu lakelev tashlijun oto.


Lo tisa shema shav al-tashet yadja im-rasha lihyot ed jamas.

 
Lo-tihyeh ajarey-rabim lera'ot velo-ta'aneh al-riv lintot ajarey rabim lehatot.


Vedal lo tehedar berivo.


Ki tifga shor oyveja o jamoro to'eh hashev teshivenu lo.


Ki-tir'eh jamor sona'aja rovets tajat masa'o vejadalta me'azov lo azov ta'azov imo.


Lo tateh mishpat evyonja berivo.


Midvar-sheker tirjak venaki'i vetsadik al-taharog ki lo-atsdik rasha.


Veshojad lo tikaj ki hashojad ye'aver pikjim visalef divrey tsadikim.


Veger lo tiljats ve'atem yedatem et-nefesh hager ki-gerim heyitem be'erets Mitsrayim.


Veshesh shanim tizra et-artseja ve'asafta et-tvu'atah.


Vehashevi'it tishmetenah unetashtah ve'ajlu evyoney ameja veyitram tojal jayat hasadeh ken-ta'aseh lejarmeja lezeyteja.


Sheshet yamim ta'aseh ma'aseyja uvayom hashvi'i tishbot lema'an yanuaj shorja vajamoreja veyinafesh ben-amatja vehager.


Uvejol asher-amarti aleyjem tishameru veshem Elohim ajerim lo tazkiru lo yishama al-pija.


Shalosh regalim tajog li bashanah.


Et-jag hamatsot tishmor shiv'at yamim tojal matsot ka'asher tsivitija lemo'ed jodesh ha'aviv ki-vo yatsata miMitsrayim velo-yera'u fanay reykam.


Vejag hakatsir bikurey ma'aseyja asher tizra basadeh vejag ha'asif betset hashanah be'ospeja et-ma'aseyja min-hasadeh.

 
Shalosh pe'amim bashanah yera'eh kol-zejureja el-peney ha'Adon Adonay.


Lo-tizbaj al-jamets dam-zivji velo-yalin jelev-jagi ad-boker.


Reshit bikurey admateja tavi Beyt Adonay Eloheyja lo-tevashel gedi bajalev imo.


Hineh anoji shole'aj mal'aj lefaneyja lishmorja badarej velahavi'aja el-hamakom asher hajinoti.


Hishamer mipanav ushma bekolo al-tamer bo ki lo yisa lefish'ajem ki shmi bekirbo.


Ki im-shamoa tishma bekolo ve'asita kol asher adaber veayavti et-oyeveyja vetsarti et-tsorereyja.


Ki-yelej mal'aji lefaneyja vehevi'aja el-ha'Emori vehaJiti vehaPrizi vehaKna'ani haJivi vehaYevusi vehijejadetiv.


Lo-tishtajaveh le'eloheyhem velo to'ovdem velo ta'aseh kema'aseyhem ki hares teharsem veshaber teshaber matsevoteyhem.


Va'avadetem et Adonay Eloheyjem uveraj et-lajmeja ve'et-meymeyja vahasiroti majalah mikirbeja.


Lo tihyeh meshakelah va'akarah be'artseja et-mispar yameyja amale.


Et-eymati ashalaj lefaneyja vehamoti et-kol-ha'am asher tavo bahem venatati et-kol-oyveyja eleyja oref.


Veshalajti et-hatsir'ah lefaneyja vegereshah et-haJivi et-haKna'ani ve'et-haJiti milfaneyja.


Lo agarshenu mipaneyja beshanah ejat pen-tihyeh ha'arets shmamah verabah aleyja jayat hasadeh.


Me'at me'at agarshenu mipaneyja ad asher tifreh venajalta et-ha'arets.


Veshati et-gvulja miYam-Suf ve'ad-yam Plishtim umimidbar ad-hanahar ki eten beyedjem et yoshvey ha'arets vegerashtamo mipaneyja.


Lo-tijrot lahem vele'eloheyhem berit.


Lo yeshvu be'artseja pen-yajati'u otja li ki ta'avod et-eloheyhem ki yihyeh leja lemokesh.


Ve'el-Moshe amar aleh el-Adonay atah ve'Aharon Nadav va'Avihu veshiv'im mizikney Yisra'el vehishtajavitem merajok.


Venigash Moshe levado el-Adonay vehem lo yigashu veha'am lo ya'alu imo.


Vayavo Moshe vayesaper la'am et kol-divrey Adonay ve'et kol-hamishpatim vaya'an kol-ha'am kol ejad vayomru kol-hadevarim asher-diber Adonay na'aseh.


Vayijtov Moshe et kol-divrey Adonay vayashkem baboker vayiven mizbe'aj tajat hahar ushteym esreh matsevah lishneym asar shivtey Yisra'el.


Vayishlaj et-na'arey beney Yisra'el vaya'alu olot vayizbeju zvajim shlamim l'Adonay parim.


Vayikaj Moshe jatsi hadam vayasem ba'aganot vajatsi hadam zarak al-hamizbe'aj.


Vayikaj sefer habrit vayikra be'ozney ha'am vayomeru kol asher-diber Adonay na'aseh venishma.


Vayikaj Moshe et-hadam vayizrok al-ha'am vayomer hineh dam-habrit asher karat Adonay imajem al kol-hadvarim ha'eleh.


Vaya'al Moshe ve'Aharon Nadav va'Avihu veshiv'im mizikney Yisra'el.


Vayir'u et Elohey Yisra'el vetajat raglav kema'aseh livnat hasapir uje'etsem hashamayim latohar.


Ve'el-atsiley beney Yisra'el lo shalaj yado vayejezu et-ha'Elohim vayojlu vayishtu.


Vayomer Adonay el-Moshe aleh elay haharah vehyeh-sham ve'etnah leja et-lujot ha'even vehatorah vehamitsvah asher katavti lehorotam.


Vayakom Moshe viYehoshua mesharto vaya'al Moshe el-har ha'Elohim.


Ve'el-hazkenim amar shvu-lanu vazeh ad asher-nashuv aleyjem vehineh Aharon veJur imajem mi-va'al dvarim yigash alehem.


Vaya'al Moshe el-hahar vayejas he'anan et-hahar.


Vayishkon kvod-Adonay al-har Sinay vayejasehu he'anan sheshet yamim vayikra el-Moshe bayom hashvi'i mitoj he'anan.


Umar'eh kvod Adonay ke'esh ojelet berosh hahar le'eyney beney Yisra'el.


Vayavo Moshe betoj he'anan vaya'al el-hahar vayehi Moshe bahar arba'im yom ve'arba'im laylah.

 

 


Baruj atáh Adonai, Eloheinu melej ha'olam, asher natan lanu torat emet, vejayey olam nata betojenu.


Baruj atáh Adonai, notén hatorah. AMEN

 

LECTURA DE LA HAFTARÁ  -  Jeremías 34:8 - 34:22 y 33:25 - 33:26

 

 


Baruj atáh Adonay Eloheynu mélej ha'olam asher bajar binevi'im tovim veratsaj vedivreyjem hane'emarim be'emet.

Baruj atáh Adonay jabóker batoráh uveMoshé avdó uveYisra'el amó uvinvi'ey ja'emet vatsédek.

 


Koh amar Adonay im-lo vriti yomam valaylah jukot shamayim va'arets lo-samti.


Gam-zera Ya'akov veDavid avdi em'as mikajat mizar'o moshlim el-zera Avraham Yisjak veYa'akov ki ashiv et-shvutam verijamtim.


Hadavar asher-hayah el-Yirmeyahu me'et Adonay ajarey kerot hamelej Tsidkiyahu berit et-kol-ha'am asher biYerushalayim likro lahem deror.

 
Leshalaj ish et-avdo ve'ish et-shifjato ha'Ivri veha'Ivriyah jofshim levilti avod-bam biYehudi ajihu ish.


Vayishme'u jol-hasarim vejol-ha'am asher-ba'u vabrit leshalaj ish et-avdo ve'ish et-shifjato jofshim levilti avod-bam od vayishme'u vayeshaleju.

Vayashuvu ajarey-jen vayashivu et-ha'avadim ve'et-hashfajot asher shileju jofshim vayijbeshum la'avadim velishfajot.


Vayehi dvar-Adonay el-Yirmeyahu me'et Adonay lemor.


Koh-amar Adonay Elohey Yisra'el anoji karati verit et-avoteyjem beyom hotsi'i otam me'erets Mitsrayim mibeyt avadim lemor.


Mikets sheva shanim teshaleju ish et-ajiv ha'Ivri asher yimajer leja va'avadeja shesh shanim veshilajto jofshi me'imaj velo-sham'u avoteyjem elay velo hitu et-oznam.


Vatashuvu atem hayom vata'asu et-hayashar be'eynay likro deror ish lere'ehu vatijretu verit lefanay babayit asher-nikra shmi alav.


Vatashuvu vatejalelu et-shemi vatashivu ish et-avdo ve'ish et-shifjato asher-shilajtem jofshim lenafsham vatijbeshu otam lihyot lajem la'avadim velishfajot.


Lajen koh-amar Adonay atem lo-shmatem elay likro deror ish le'ajiv ve'ish lere'ehu hineni kore lajem deror ne'um-Adonay el-hajerev el-hadever ve'el-hara'av venatati etjem leza'avah lejol mamlejot ha'arets.


Venatati et-ha'anashim ha'ovrim et-briti asher lo-hekimu et-divrey habrit asher kartu lefanay ha'egel asher kartu lishnayim vaya'avru beyn betarav.


Sarey Yehudah vesarey Yerushalayim hasarisim vehakohanim vejol am ha'arets ha'overim beyn bitrey ha'egel.


Venatati otam beyad oyveyhem uveyad mevakshey nafsham vehayetah nivlatam lema'ajal le'of hashamayim ulevehemat ha'arets.


Ve'et-Tsidkiyahu melej-Yehudah ve'et-sarav eten beyad oyveyhem uveyad mevakshey nafsham uveyad jeyl melej Bavel ha'olim me'aleyjem.


Hineni metsaveh ne'um-Adonay vahashivotim el-ha'ir hazot veniljamu aleyha ulejaduha usrafuha va'esh ve'et-arey Yehudah eten shemamah me'eyn yoshev.




Baruj atáh Adonay, Eloheynu melej ha'olam, tsur kol-ha'olamim, tsádik bekol -jadorot, ha'El jane'emán, ha'omer ve'osej, jamedaber umekayem, shekol-devarav emet vatsédek.

Ne'eman, atah ju Adonay Eloheynu, vene'emanim devareyja, vedavar ejad midvareyja ajor lo-yashuv reykam, ki El mélej ne'emán verajamán atáh.

Baruj atáh Adonay, ha'El jane'emán bekol-devarav.   -Amén

Rajem al -Tsiyón, ki ji beyt jayeynu, vel'aluvat néfesh toshia bimjeraj veyameynu.

Baruj atáh Adonay, mesame'aj Tsiyón bevaneyj.

Samejenu, Adonay Eloheynu, be'Eliyahu janaví avdeja, uvmaljut beyt David meshijeja. Bimjeraj yavó veyagel libenu,

al kis'o lo yeshev zar, velo yinjalu od ajerim et kevodó, ki veshem kodshejá nishbatá lo, sheló yicbej neró le'olam va'ed.

Baruj atáh Adonay, magén David.

 

EN ESPAÑOL

Éxodo-  Capítulo 21:1 al 24:18

 

¡Bendecid al Eterno, el Bendito!

Bendito es el Eterno, el Bendito para siempre.

Bendito seas Tu, oh Eterno nuestro Dios, Rey del universo que nos elegiste entre todos los pueblos y nos diste Tu Toráh, Bendito seas, oh Eterno, que nos concediste la Toráh.
 

Bendito seas, oh Eterno, que nos concediste la Toráh. AMEN  
 

 


Y éstos son
los juicios que expondrás ante ellos:

Cuando compres un siervo hebreo  seis años te servirá, mas el séptimo saldrá libre de balde.

Si entró solo, solo saldrá; si tenía mujer, saldrá su mujer con él.

Si su amo le hubiere dado mujer (extranjera) y ella le hubiere parido hijos o hijas, la mujer y sus hijos serán de su amo, y él saldrá solo.

Mas si el siervo persistiese en decir: "amo a mi señor y a mi mujer y a mis hijos, no saldré libre",

entonces su amo le hará llegar ante los jueces, y acercándole a la puerta o la jamba, su amo le agujereará la oreja (derecha) con una lesna, y él será siervo suyo para siempre.

Cuando alguno vendiere a su hija por sierva, ella no saldrá como salen los siervos.

Si no agradare a su señor después de que la haya destinado para sí, permitirá que sea redimida; no podrá venderla a otro hombre (ni al padre de ella) después de haberse servido de ella y no haberla desposado.

Si la hubiere destinado para su hijo, la tratará como se trata a las hijas.

Si tomare otra mujer aparte de ella, no le disminuirá nada de su comida, ni de su vestido, ni de su derecho matrimonial.

Mas si no quisiere hacer con ella estas tres cosas, entonces ella saldrá de balde, sin rescate.

El que hiriere a un hombre de modo que muera, será muerto irremisiblemente.

Mas si no le armó una celada, sino que Dios designó que la persona fuese muerta por su mano, en tal caso Yo le señalaré lugar donde se refugie.

Y cuando alguno obrare premeditadamente contra su prójimo, matándole con engaño, de mi mismo altar le quitarás para que muera.

El que hiriere a su padre o a su madre, será muerto irremisiblemente.

El que robare una persona y la vendiere, y fuere hallada en su poder, será muerto irremisiblemente.

El que maldijere a su padre o a su madre, será muerto irremisiblemente.

Cuando riñeren hombres y el uno hiriere al otro con piedra o con el puño y éste no muriere, pero cayere en cama,

si se levantare y anduviere fuera por su propia fuerza, será libre aquél que lo hirió; le pagará sin embargo el tiempo que perdió y el precio de su cura.


Cuando alguno hiriere a su siervo o a su sierva (extranjeros) con palo, de modo que mueran bajo su mano, serán ciertamente vengados.

Mas si sobrevivieren un día o dos (veinticuatro horas), no serán vengados, por cuanto es su dinero.

Cuando riñeren hombres y golpearen a una mujer preñada, de modo que salieren sus criaturas sin que haya desgracia (de muerte en la mujer), el culpable será ciertamente multado conforme a lo que impusiere el marido de la mujer, lo cual piará (por el aborto

Mas si resultare desgracia (de muerte en la mujer), darás vida por vida,

ojo por ojo, diente por diente, mano por mano, pie por pie,

quemadura por quemadura, herida por herida, contusión por contusión.

Si alguno hiriere el ojo de su siervo o el ojo de su sierva extranjeros) y lo dañase, le dejará ir libre a causa de su ojo.

Asimismo, si hiciese saltar un diente a su siervo o un diente a su sierva, le dejará ir libre a causa de su diente.

Cuando un buey (u otro animal) corneare a hombre o a mujer de modo que muera, será apedreado irremisiblemente aquel buey, y no será comida su carne; mas el dueño del buey quedará absuelto.

Pero si el buey estuviese avezado a cornear desde ayer y anteayer (tres veces), y se le hubiere advertido al dueño y él no le hubiere guardado, de modo que matare a hombre o mujer, el buey será apedreado, y su dueño también será muerto.

Si le fuere impuesto rescate, pagará por la redención de su vida, conforme a todo lo que le fuere impuesto.

Sea que (el buey) haya corneado a un niño, sea que haya corneado a una niña, conforme a esta sentencia se hará con él .

Si el buey cornease a un siervo o a una sierva, el dueño pagará treinta siclos de plata a su amo, y el buey será apedreado.

Cuando alguno abriere un pozo y no lo tapare, y cayere allí buey o asno,

el dueño del pozo pagará; dinero (o cualquier valor) dará a su dueño, mas el valor del animal muerto descontará.

Si el buey de alguno hiriere al buey de su compañero de modo que muera, venderán el buey vivo y dividirán el dinero, y también dividirán el buey muerto.

Mas si se sabía que el buey estaba avezado a cornear desde ayer y anteayer (tres veces) y su dueño no lo guardaba, sin falta pagará buey por buey; y el (animal) muerto será para el perjudicado, descontando el precio.

Cuando alguno hurtare buey o carnero o los degollare o los vendiere, cinco bueyes restituirá por un buey, y cuatro carneros por un carnero.

Si el ladrón fuere hallado forzando una casa y fuere herido y muriese, el que lo hiera no será culpado de homicidio.

Mas si el sol hubiere salido sobre él, el que lo hiera y mate será culpado de homicidio, (mas si no muere), el ladrón pagará (por su robo), y si no tuviera con qué hacerlo será vendido por su hurto.

Si lo que hurtó fuere hallado vivo en su poder, oca buey o asno o carnero,  con el doble hará restitución.


Cuando alguno dejare pastar en un campo o una viña a, su bestia, habiendo soltado a su animal, y éste haya pastado en campo ajeno, de lo mejor de su (propio) campo o de lo mejor de su (propia) viña pagará.

Cuando hubiere un fuego y, hallando espinas, se consumiere la hacina, o las mieses, o el campo, aquél que encendió el fuego deberá sin falta pagar

Cuando un hombre diere a su prójimo dinero u objetos a guardar y fueren hurtados de la casa del tal hombre, si se hallare al ladrón pagará el doble.

Si el ladrón no fuere hallado, el dueño de la casa será presentado ante los jueces para jurar que no ha metido su mano en la propiedad de su compañero.

En toda cuestión de delito sobre buey, sobre asno, sobre carnero, sobre ropa o cualquier cosa perdida de que alguno dijere: "esto es mío", ante los jueces vendrá la causa de los dos; y aquél que los jueces condenaren pagará el doble a su compañero.

Cuando alguno diere a su compañero asno, o buey, o carnero, o cualquier otro animal a guardar, y éste muriese, o fuere estropeado, o fuere arrebatado sin que nadie lo viese;

juramento al Eterno se hará entre los dos para verificar si (el depositario) no ha extendido su mano contra la propiedad de su compañero; y aceptará el dueño (el juramento del depositario), y (éste) no pagará nada.

Mas si le hubiere sido hurtado, pagará a su dueño.

Si hubiere sido destrozado por fieras, tráigalo en testimonio; por lo que ha sido destrozado sin poderlo salvar, no pagará.

Y cuando alguno pidiere (bestia) prestada a su prójimo, y ésta se estropease o muriese; si su dueño no estuviere presente, deberá pagar.

Si estuviere presente su dueño, no pagará; si (el animal) fuere alquilado, (su pérdida) se cubrirá con (el precio) del alquiler.

Si alguno sedujere a una virgen que no estuviere comprometida (con kidushín) y se acostase con ella, ciertamente pagará la dote y la tomará sin tardanza por mujer.

Mas si el padre rehusare absolutamente dársela, él (le) pagará el dinero correspondiente a la dote de las vírgenes.  

A la hechicera (o hechicero) no la dejarás vivir.

Todo aquél que efectuare coito con bestia, será muerto irremisiblemente.

Aquél que ofreciere sacrificios a los dioses será muerto; solamente podrá hacerlos al Eterno.

No engañarás al extranjero ni le oprimirás; porque extranjeros fuisteis vosotros en tierra de Egipto.

A ninguna viuda ni huérfano afligiréis.

Si los afligiereis y ellos clamaren a Mí, Yo ciertamente oiré su clamor;

y se encenderá mi ira y os mataré a espada; y vuestras mujeres serán viudas y huérfanos vuestros hijos.

Deberás prestar dinero al pobre de entre mi pueblo que habita contigo, y no te portarás con él como acreedor y no le impondrás usura.

Si tomares en prenda el vestido de tu prójimo, se lo devolverás antes de ponerse el sol,

porque ese es su único abrigo, es su vestido para sus carnes; ¿en que habrá de dormir? Y sucederá que, cuando el clame a Mí, Yo oiré, porque soy misericordioso.


No injuriarás a los jueces ni maldecirás al príncipe de tu pueblo.

Tu obligación de ofrendar las primicias y tu contribución (al sacerdote) darás a su debido tiempo; el primogénito de tus hijos me darás.

De igual manera harás con tu buey y con tu carnero. Siete días estará la cría con su madre, mas el octavo día me la darás.

Y hombres de santidad seréis para Mí ; y carne destrozada por las fieras) en el campo (o en cualquier lugar), a los perros la echareis.

No darás oído a la maledicencia. No acompañarás al malvado para servir de testigo falso.

No seguirás a la mayoría para condenar a alguien injustamente, ni te desviarás de la decisión del juez supremo; mas te inclinarás a la mayoría (cuando sea justa la condena).

Y al pobre no favorecerás (por el hecho de ser pobre) en su pleito.

Cuando encontrares el buey de tu enemigo, o su asno, extraviado, sin falta se lo harás volver.

Si vieres el asno del que te aborrece caído bajo su carga, no te negarás a descargarlo, sino que tú ayudarás a descargarlo con él.


No torcerás el juicio de la gente pobre en su pleito.

De palabra falsa te alejarás; y al inocente y al justo no matarás, porque Yo no justificaré al malo.

Y soborno no recibirás, porque el soborno ofusca a los que ven y pervierte las palabras de los justos.

Y al peregrino  no oprimirás, porque vosotros conocéis el alma del peregrino; pues peregrinos fuisteis en la tierra de Egipto.

Y seis años sembrarás tu tierra y recogerás su producto;

mas el séptimo la dejarás de cultivar (de abonar y limpiar), para que coman (de lo que sale por sí mismo) los pobres de tu pueblo; y lo que ellos dejaren lo comerá la bestia del campo. De igual manera harás con tu viña y tu olivar.

Seis días trabajarás en tus quehaceres, mas el séptimo día descansarás para que descansen tu buey y tu asno, y reposen el hijo de tu sierva y el extranjero.

Y todo lo que os he dicho lo observaréis; y el nombre de otros dioses no mencionaréis; ni siquiera será oído de tu boca.

Tres veces al año celebrarás fiestas en mi honor;

la fiesta de los ázimos guardarás: siete días comerás panes ázimos conforme te tengo ordenado, en el tiempo señalado, en el mes de Aviv (primavera), porque en él saliste de Egipto; y ninguno se presentará delante de mí con las manos vacías.

También (observarás) la fiesta de la siega (Shavuot), que es la de las primicias de tus labores, de lo que hubieres sembrado en el campo; y la fiesta de la cosecha (Sucot) al fin del año, cuando hayas cosechado (el producto) de tus labores del campo.

Tres veces al año se presentarán todos tus varones ante la faz del Señor, el Eterno.

No ofrecerás la sangre de mi sacrificio pascual junto a pan fermentado, ni se dejará el sebo del sacrificio de mi solemnidad hasta la mañana.

Los primeros frutos de tu tierra traerás a la casa del Eterno, tu Dios. No cocinarás el cabrito en la leche de su madre.


He aquí que Yo envío
un ángel delante de ti para guardarte en el camino, y para introducirte en el lugar que te tengo preparado.

Guárdate de él y escucha su voz; no le seas rebelde : pues no perdonará vuestra transgresión, porque mi nombre está en él.

Pero si oyeres atentamente su voz e hicieres todo lo que Yo te ordenare, entonces Yo seré el enemigo de tus enemigos, y oprimiré a los que te opriman.

Cuando anduviere mi ángel ante ti y te llevare al emoreo, y al hiteo, y al perizeo, y al cananeo, y al hiveo, y al yevuseo, Yo los destruiré.

No te postrarás ante sus dioses ni les servirás, y no harás conforme a sus obras; al contrario, los destruirás completamente (a sus dioses) y quebrarás sus monumentos de idolatría.

Y serviréis al Eterno, Dios vuestro, y El bendecirá tu pan y tus aguas; y Yo quitaré las enfermedades de en medio de ti.


No habrá mujer que pierda a sus hijos ni que sea estéril en tu tierra; y haré que se cumpla el número de tus días.

Enviaré el terror mío delante de ti y perturbaré a todos los pueblos contra quienes has de ir; y haré que todos tus enemigos vuelvan la nuca ante ti.

Enviaré también a la avispa  delante de ti, que eche de tu presencia al hiveo, al cananeo y al hiteo.

No los echaré de delante de ti en un año, porque no quede la tierra desierta y se multipliquen contra ti las fieras del campo.

Poco a poco iré desterrándolos de delante de ti, hasta que te multipliques y puedas tomar la tierra en posesión.

Y fijaré tus confines desde el mar Rojo hasta el mar de los filisteos, y desde el desierto hasta el río (Eúfrates), porque entregaré en vuestra mano a los habitantes de la tierra, y tú los expulsarás de delante de ti.

No harás pacto con ellos ni con sus dioses.

Ellos no han de habitar en tu tierra, no sea que te hagan pecar contra Mí, sirviendo a sus dioses; porque esto sería para ti una celada.

Y El dijo a Moisés: Sube al Eterno, tú con Aarón, Nadav y Avihú, y setenta de los ancianos de Israel, y os prosternaréis desde lejos.

Y Moisés solo se llegará al Eterno, mas ellos no se llegarán, ni tampoco subirá el pueblo con él.

Y vino Moisés y refirió al pueblo todas las palabras del Eterno y todas sus leyes. Y respondió todo el pueblo a una voz y dijo: ¡Nosotros haremos todo cuanto el Eterno ha dicho!

Y Moisés escribió todas las palabras del Eterno, y se levantó muy de mañana y edificó un altar al pie del monte, y (levantó) doce columnas por las doce tribus de Israel.

Y envió a los mozos (primogénitos) de los hijos de Israel, los cuales ofrecieron holocaustos y sacrificaron ofrendas de paces, de novillos, al Eterno.

Y Moisés tomó la mitad de la sangre y la puso en tazones, y la otra mitad la roció sobre el altar.

Y tomó el Libro de la Alianza  y lo leyó en presencia del pueblo; y ellos respondieron: ¡Nosotros haremos todo cuanto ha dicho el Eterno, y escucharemos!  

Y tomó Moisés la sangre y la roció sobre el pueblo, diciendo: ¡He aquí la sangre del pacto que ha hecho el Eterno con vosotros, acerca de todas estas cosas!

Y subió Moisés con Aarón, Nadav y Avihú, y setenta de los ancianos de Israel;

y vieron al Dios de Israel, y debajo de sus pies había como una obra de piedra de zafiro, y como la visión de los cielos en su limpidez.

Mas El no extendió su mano sobre los nobles  de los hijos de Israel, los cuales contemplaron la gloria de Dios y comieron y bebieron.

Y dijo el Eterno a Moisés: Sube adonde Yo estoy, sobre el monte, y estate allí para que te dé las tablas de piedra con la ley y los mandamientos que tengo escritos en ellas, para que los enseñes.

Y se levantó Moisés con su ayudante Josué, y subió Moisés al monte de Dios.

Mas a los ancianos les había dicho: Esperadnos aquí hasta que volvamos a vosotros. Y he aquí que Aarón y Jur están con vosotros; quienquiera que tuviere alguna cuestión, acuda a ellos.


Y subía Moisés al monte, y la nube cubrió el monte.

Y posó la gloria del Eterno sobre el monte de Sinay; y la nube lo cubrió por seis días. Y al séptimo día, El llamó a Moisés desde en medio de la nube.

Y era la apariencia de la gloria del Eterno como un fuego devorador sobre la cumbre del monte, a los ojos de los hijos de Israel.

Y entró Moisés en medio de la nube, y subió al monte. Y estuvo Moisés en el monte cuarenta días y cuarenta noches.

 

 

Bendito seas Tu oh Eterno nuestro Dios, Rey del Universo que nos diste (Tu Torah), la Toráh de la Verdad, e implantaste en nosotros la Vida Eterna.

Bendito seas, oh Eterno, que nos concediste la Toráh. (TODOS DICEN AMEN)

 

LECTURA DE LA HAFTARÁ   Jeremías 34:8 - 34:22 y 33:25 - 33:26

 

Bendito seas Tú, Eterno Dios nuestro y Rey del Universo, que escogiste buenos profetas y te complaciste en sus palabras, que fueron enunciadas con verdad.  
 

Bendito seas Tú, Eterno, que escogiste la Toráh, a Moisés Tu siervo, a Tu pueblo Israel y a profetas de la verdad y y de la rectitud.

 

 

Así dice el Eterno: Así como no se anulará mi pacto con el día y con la noche, ni las leyes inmutables de los cielos y de la tierra que Yo establecí,

del mismo modo no desecharé Yo la simiente de Jacob y de David, mi siervo, y no dejaré de tomar de su simiente a los que gobiernen sobre la simiente de Abraham, Isaac y Jacob; porque Yo haré tornar su cautiverio y tendré compasión de ellos.

La palabra que del Eterno vino a Jeremías, después de que el rey Zedekías hizo pacto con todo el pueblo que había en Jerusalem para proclamar la libertad con respecto a los esclavos,

a fin de que cada uno dejase ir libre a su siervo y cada uno a su sierva, siendo hebreo o hebrea, para que ninguno se hiciese servir más de los judíos, hermanos suyos, (más que seis años según la ley).

Y obedecieron todos los príncipes y todo el pueblo, los que habían entrado en el pacto, dejando ir libre cada uno a su siervo y cada uno a su sierva, de manera que nadie, de ahí en adelante, se sirviese más de ellos después de seis años; y los dejaron ir libres.

Pero después se arrepintieron e hicieron tornar a los siervos y a las siervas que habían dejado ir libres, y los subyugaron como siervos y siervas. 
 

Vino pues la palabra del Eterno a Jeremías, diciendo:

Así dice el Eterno, Dios de Israel, Yo hice pacto con vuestros padres en el día que los saqué de la tierra de Egipto, de la casa de servidumbre, diciendo:

Al principio de siete años, cada uno de vosotros dejará ir a su hermano hebreo que te haya sido vendido y que te hubiere servido seis años, y le dejarás ir libre de ti; mas vuestros padres no me obedecieron ni inclinaron su oído a Mí.

Y vosotros ahora habíais hecho lo recto a mis ojos, proclamando libertad cada uno a su prójimo, y habíais hecho pacto delante de Mí en la casa que lleva mi nombre.

Pero luego volvisteis a profanar mi nombre, haciendo tornar cada cual a su siervo y cada cual a su sierva, a quienes habíais dejado ir libres conforme a su voluntad, y los habéis subyugado para que os sean como siervos y siervas.

Por lo tanto así dice el Eterno: Vosotros no me habéis escuchado para proclamar la libertad cada uno de su hermano y cada uno de su prójimo. He aquí que Yo voy a proclamar la libertad, dice el Eterno, a la espada y a la peste y al hambre; haré que seáis atemorizados por todos los reinos de la tierra.

Y entregaré a los enemigos a los hombres que han transgredido mi pacto, los que no han cumplido con las palabras del pacto que hicieron ante Mí, cuando cortaron el becerro en dos y pasaron por en medio de sus porciones.

A los príncipes de Judá y a los príncipes de Jerusalem, a los jefes y a los sacerdotes, y a todo el pueblo del país, los cuales pasaron por en medio de las dos porciones del becerro,

Yo los entregaré en mano de sus enemigos y en mano de los que buscan su vida; y servirán sus cadáveres de pasto a las aves del cielo y a las bestias de la tierra.

Y a Zedekías, rey de Judá, y a sus príncipes, los entregaré en mano de sus enemigos y en mano de los que buscan su vida, y en mano del ejército del rey de Babilonia que se ha retirado de vosotros (por causa del Faraón, rey de Egipto).

He aquí que daré orden, dice el Eterno, y los haré volver a esta ciudad, y pelearán contra ella y la tomarán, y la quemarán a fuego; también a las ciudades de Judá convertiré en una desolación, de modo que no haya habitantes en ella.

 

Bendito seas Tú, Eterno, Dios nuestro y Rey del Universo, fuerte de todos los mundos, justo en todas las generaciones; Dios fiel, que dice y obra, que promete y cumple, cuyas palabras son verdad y justicia.

Fiel eres Tú, Eterno, Dios nuestro, y tus promesas son merecedoras de fe; ninguna de Tus palabras dejará de cumplirse, porque Tú eres Dios y Rey fiel (y piadoso).
 

Bendito seas Tú, Eterno, Dios fiel en todas tus palabras. -Amen
 

Ten piedad de Sión, pues es el hogar de nuestra vida, y salva a esa ciudad afligida de espíritu, pronto y en nuestros días.
 

Bendito seas Tú, Eterno, que alegras a Sión en sus hijos.
 

Alégranos, oh Eterno, Dios nuestro, con la llegada de Elías, tu profeta y servidor, y con el reinado de David tu ungido. Llegue pronto su advenimiento y haga regocijar nuestros corazones.
 

No permitas que extraños se sienten en su trono, ni que otros hereden de su gloria, pues por tu santo nombre le juraste que su luz jamás se extinguirá.
 

Bendito seas Tú, Eterno, Escudo de David.
 

 

NOTAS EXPLICATORIAS:

 

RESUMEN DE LA PARASHÁ
 

El Pueblo Judío recibe una serie de leyes concernientes a la justicia social. Entre los temas tratados se encuentran: el trato correcto a los sirvientes judíos; las obligaciones del marido para con su esposa; el castigo en que se incurre por golpear a personas y por maldecir a los padres, los jueces o los líderes; la responsabilidad financiera del individuo tras haber causado daños físicos a algún individuo o a su propiedad, tanto sea que el daño fue causado por uno mismo o bien por alguna de sus propiedades animadas o inanimadas; o por un peligro que uno creó; el pago por robar o por no retornar un objeto que fue aceptado con la responsabilidad de cuidarlo; el derecho a la defensa propia de una persona que está siendo robada. Otros temas incluyen: la prohibición de la seducción, la práctica de la magia negra, la bestialidad y los sacrificios a ídolos. La Torá nos advierte que debemos tratar al converso, a la viuda y al húerfano con dignidad, y que debemos evitar mentir. El préstamo de dinero a interés está prohibido, y los derechos sobre objetos colaterales son limitados. El pago de obligaciones al Bet Hamikdash no debe ser retrasado, y el Pueblo Judío debe ser santo, aún con respecto a los alimentos. La Torá enseña la manera correcta en que se deben comportar los jueces en los procedimientos de la corte. Se especifican los mandamientos de Shabat y el año Sabático. Tres veces al año -Pesaj, Shavuot y Sucot- debemos ir al Templo. La Torá concluye su listado de Leyes con un mandamiento de Kashrut -no mezclar leche con carne. Dios promete que va a conducir al Pueblo Judío a Israel, ayudándolo a conquistar las naciones que viven allí, prometiendo que, si cumplen con Sus mandamientos, traerá bendiciones a la nación. El pueblo promete hacer y escuchar todo lo que Dios dice. Moshé escribe el Libro del Pacto, y lo lee al pueblo. Moshé asciende a la montaña durante 40 días para recibir las dos Tablas de la Ley.

 

Comentarios a la Parashá

 

"Subieron Moshe, Aarón, Nadav y Avihu y setenta de los ancianos de Israel. Ellos vieron al Dios de Israel, y bajo Sus pies había la semejanza de un ladrillo de zafiro, y su pureza era como la esencia de los cielos" (Verso 24:9,10)

Querido diario:

Ayer me pasó algo muy raro.

Ayer era Simjat Torá (la fiesta en que nos regocijamos junto con la Torá).

Tal como se dieron las cosas, terminé celebrando la fiesta en Tikvat Sion, una ciudad israelí típicamente corriente...

Las descascaradas fachadas grises atestiguan que esta ciudad no ha de convertirse en otra pequeña New York, o en otra Tel Aviv.

Sea como fuere, ayer me dirigí hacia la sinagoga municipal de la ciudad para celebrar Simjat Torá. La verdad es que no había mucha gente. No es una ciudad religiosa. A decir verdad, la mayoría de los que allí había rondaban cerca de los setenta y ochenta años. Y la mayoría había venido a Israel después de la guerra. La mayor parte había estado en los campos de concentración.

El motivo por el cual escribo todo esto es porque allí ocurrió algo muy pero muy raro.

Todos estaban bailando con los Sifrei Torá (Rollos de la Torá), como en cualquier Simjat Torá, cantando y bailando y haciendo mucho ruido. Brindando "lejaim".... Y de pronto, cesó el cantar y el bailar. Todos se quedaron mudos. La sinagoga en silencio.

Uno de los viejitos fue detrás del Arca sagrada. Y sacó una tabla de madera de cerca de un metro y medio de largo y la puso en el suelo en medio de la sinagoga.

Lentamente, como si hubieran sido convocados a cierto rito atávico, todos los ancianos miembros de la sinagoga les entregaron sus rollos de Torá a los jóvenes, y silenciosamente comenzaron a dar vueltas alrededor de la tabla que había en el suelo.Una vuelta y otra vuelta más. Silencio absoluto.

Todo finalizó en cuestión de minutos. De la misma forma mecánica en que había comenzado, así terminó. La sinagoga retornó a la típica escena de Simjat Torá, como si no hubiera pasado nada. Los niños en los hombros de los padres, agitando banderas, cantando y bailando...

Cuando el hombre que había sacado la tabla volvió a salir de detrás del Arca sagrada, tras devolverla a su sitio, le pregunté qué era lo que acababa de presenciar. Y esto fue lo que me dijo:

"En la guerra, estuvimos todos juntos en el mismo campo de concentración. Por milagro, alguien logró entrar de contrabando un Sefer Torá. Era justo antes de Simjat Torá. Teníamos muchísimo miedo de que lo encontraran los Nazis, imaj shemam. Por eso levantamos el suelo de madera y lo escondimos debajo de las tablas del piso.Cuando llegó Simjat Torá, los Nazis estaban por todas partes; deben haber sabido que estaba por pasar algo. No podíamos de ninguna forma arriesgarnos a sacar la Torá de su escondite, y además teníamos miedo de que el guardia nos oyera si hacíamos mucho ruido. Así que simplemente nos pusimos a dar vueltas y más vueltas alrededor del sitio donde estaba oculta la Torá. Una vez entraron. Y nosotros hicimos como si estuviéramos yendo a las literas o a la puerta, hasta que se fueron, y entonces seguimos dando vueltas.

Por eso, ahora, cada año, conmemoramos aquel Simjat Torá del campo de concentración tal como acaba de ver.

Al final de la parashá de esta semana, la Torá describe un ladrillo de zafiro. En la época en que el pueblo judío fue esclavo, ese ladrillo se encontraba delante de Hashem.

Ese ladrillo era un recordatorio del sufrimiento que pasaron cuando construyeron las ciudades tesoro de Egipto con ladrillos de mortero.

La "esencia de los cielos" se refiere a la luz y la alegría ante Hashem que hubo cuando fueron redimidos.

Cada vez que la Torá describe los rasgos de Hashem, es para que tratemos de imitarlos.

Inclusive cuando se reveló la "esencia de los cielos" , inclusive en la luz y la alegría de la redención, "el ladrillo de zafiro" del sufrimiento seguía presente.

Al acordarnos de nuestro sufrimiento en el pico de nuestra alegría, percibimos una dimensión absolutamente nueva de la felicidad. Y así podemos comprender a un nivel más profundo todo el bien que el Todopoderoso nos concede, y agradecerle con todo el corazón.

(Rashi, Rabí Ierujam Levovitz, Zale Newman, Moshe Averick)

 

"Ojo por ojo..." (verso 21:23)

La estrella de la película '2001' Odisea del Espacio era una súper-computadora esquizofrénica llamada HAL (computadora ALgorítimica programada en forma Heurística). En ese entonces, se decía que el nombre de la computadora aludía a la empresa IBM, porque si tomamos las letras "HAL" y las reemplazamos por las letras que las siguen en el alfabeto, se forma la sigla "IBM".

En realidad, HAL es un pálido plagio del original:

Nuestros Sabios nos enseñan que cuando la Torá dice: "Ojo por ojo", significa que si una persona deja ciega a otra, tiene que pagarle una compensación financiera. No significa que se lo castiga dejándolo ciego a él.

A eso apunta la Torá. La traducción literal de la frase "Ojo por ojo" es "Ojo bajo ojo". ¿Por qué la Torá emplea tan inusual expresión?

En el alef-bet hebreo, las letras que siguen a las letras de la palabra "ain" (ojo) forman la palabra "kesef" (dinero).

En otras palabras, si tomamos las letras hebreas que están bajo la palabra "ojo", se obtiene "dinero".

Por eso, el "ojo" que está bajo el "ojo" es el "dinero". La recompensa financiera es el ojo que está "debajo" del ojo.

(El Gaón de Vilna)

"Cuando un hombre robare..." (Verso 21:37)

Los judíos no son perfectos. Pero su estadística delincuente es muy baja. Y cuando los judíos comiten un delito, suelen hacerlo en secreto, no abiertamente. El asalto es insignificante, estadísticamente hablando, entre los judíos, mientras que los delitos "profesionales" tales como el desfalco y el fraude fiscal ocurren con más frecuencia. ¿Por qué?

La Torá afirma que el ladrón que roba ocultándose "se vende en su robo", mientras que el ladrón que va a robar con desfachatez no se vende. La esencia del pueblo judío es que no solamente son el Pueblo Eterno, sino que además son el Pueblo Interno.

Los judíos pertenecen al Mundo del Adentro, el mundo de la libertad. Es por eso que debían ser redimidos de Egipto, pues, a un nivel místico, no forman parte del Mundo del Cautiverio, el Mundo del Afuera.

El ladrón que roba al descubierto ciertamente comete un delito, mas no usa ni distorsiona esa elevada y singular cualidad del pueblo judío.

Pero el que roba en secreto, engañando en sus impuestos, por ejemplo, está malversando esa elevada cualidad que constituye la esencia del pueblo judío: el Mundo de la Libertad, el Mundo del Adentro.

(Shem mi Shmuel)

Verso 21:1

 


Y éstos son 
los juicios que expondrás ante ellos:

 Los juicios
  Muchos afirman que las leyes de la Toráh, inclusive el Decálogo, están ya dictadas por la inteligencia del hombre que es un don de Dios, sin que tengan que ser específicamente ordenadas. Aquí se nos presenta el aspecto único de la Toráh en relación a los códigos legales de todos los tiempos. Reyes y gobiernos condicionaban estas leyes a la responsabilidad de la sociedad, a la obediencia al Estado, a la censura de la propia conciencia humana o, para usar una expresión de Kant, al "imperativo categórico". Mas ¿cuántas veces estas leyes perdían su fuerza cuando se violaba la obediencia al Estado o flaqueaba la conciencia del hombre? Atribuyendo el fundamento de estas leyes a la responsabilidad del hombre frente a Dios y no tan sólo ante su conciencia, Moisés pudo asegurar su cumplimiento total en todas las circunstancias y en todas las épocas. La trasgresión de un mandamiento de la Toráh no es tan sólo un crimen contra la conciencia o contra el Estado, sino también un pecado religioso contra Dios, y si una persona cumple realmente los cinco primeros mandamientos, difícilmente podrá transgredir los cinco últimos. El Decálogo está compuesto de preceptos religiosos, morales y sociales, pero la Toráh no hace diferencia entre ellos, significando que toda trasgresión a los preceptos morales y sociales se considera también un pecado religioso.

 

Verso 21:2

 

Cuando compres un siervo hebreo  seis años te servirá, mas el séptimo saldrá libre de balde.

Un siervo hebreo
   La ley de la esclavitud no tiene ya aplicación entre los israelitas.

Verso 21:24

 

ojo por ojo, diente por diente, mano por mano, pie por pie,

Ojo por ojo
   Según el Talmud, el legislador no quiso decir en realidad "ojo por ojo" etc., y aquí vamos a dar dos ejemplos para demostrar que su aplicación no es siempre posible. Suponiendo que Simón tenga sólo un ojo y que en una pelea con Rubén éste se lo saque quedando aquél completamente ciego, no se haría justicia sacando un ojo a Rubén; el castigo sería insuficiente, puesto que cegó completamente a un hombre y él no quedó ciego. Veamos el caso contrario: Simón, que tiene un solo ojo, saca un ojo a Rubén. Si para castigar a Simón se le saca su único ojo quedará ciego, con lo cual el castigo no tendrá proporción con el delito, ya que Simón no cegó completamente a Rubén. Por consiguiente, esta ley llamada del Talión no tiene el sentido que se le atribuye, sino que es una cuestión de daños y perjuicios, que el damnificador sufre o paga según el criterio de los jueces (ver más pruebas en el Talmud Babá Kamá 85:).

Verso 22:2

 

Mas si el sol hubiere salido sobre él, el que lo hiera y mate será culpado de homicidio, (mas si no muere), el ladrón pagará (por su robo), y si no tuviera con qué hacerlo será vendido por su hurto.

Si el sol hubiera salido sobre él
   Esto significa "si fue claro como el sol que el ladrón no vino con intenciones de matar", como en el caso de un padre o una madre que entraran en casa de sus hijos para robar, o viceversa, pues se supone que ellos no los matarían.

Verso 22:3

 

Si lo que hurtó fuere hallado vivo en su poder, oca buey o asno o carnero,  con el doble hará restitución.

Oca, buey, asno o carnero
   El Midrash (Yalcut 343) explica que hay otra clase de robo que se considera tan grave como robar un buey, un asno o un cordero. Es el de mostrar a alguien una amistad simulada, por interés. Convidar a alguien a comer cuando se sabe de antemano que no va a aceptar; ofrecer regalos sabiendo que van a ser rehusados; hacer creer a un huésped que se sirve en la mesa un buen vino en su honor, cuando de todos modos iba a ser servido, etc.

Verso 22:15

 

Si alguno sedujere a una virgen que no estuviere comprometida (con kidushín) y se acostase con ella, ciertamente pagará la dote y la tomará sin tardanza por mujer.

Que no estuviere comprometida
   Es posible consagrar para sí a una mujer por medio de la ceremonias de
 kidushim, o sea dando a la mujer un objeto de plata o de oro por valor de una perutá (antigua moneda de poco valor) en presencia de dos testigos y pronunciando las palabras: "Quedas consagrada para mí con esta plata (u oro), de acuerdo con la ley de Moisés e Israel". Ella queda formalmente casada aún sin relación conyugal, para la cual se necesita otra ceremonia de bendición nupcial.

Verso 22:16

 

Mas si el padre rehusare absolutamente dársela, él (le) pagará el dinero correspondiente a la dote de las vírgenes.  

La dote de las vírgenes
   La dote correspondiente a la virgen era de cincuenta siclos de plata.

Verso 23:5

 

Si vieres el asno del que te aborrece caído bajo su carga, no te negarás a descargarlo, sino que tú ayudarás a descargarlo con él.

Tu ayudarás a descargarlo con él
   La caridad judaica no se extiende solamente al pobre, enfermo, viuda, huérfano y extranjero, sino también a los animales: "Si vieres el asno del que te aborrece caído bajo su carga, no pienses dejarlo así; lo ayudarás a descargar el peso (del animal)". Nadie puede esquivar este precepto, incluso el príncipe de la diáspora (Rosh Hagolá), los jueces o cualquier otra alta personalidad. El Shulján Aruj (Código Legislativo Israelita) tiene un capítulo especial intitulado "Obligaciones para con los animales", pues es una prescripción de la ley la que determina no causarles mal
 Tsáar baalé jaim mideorayta (Shabat 154 ). Las sociedades protectoras de animales en todos los países del mundo, se inspiraron sin duda en este precepto.

Verso 23:9

 

Y al peregrino  no oprimirás, porque vosotros conocéis el alma del peregrino; pues peregrinos fuisteis en la tierra de Egipto.

Al peregrino
   En la época en que Israel formaba una nación independiente, este precepto era sagrado para todo israelita; aún más, hoy que conocemos mejor el alma del extranjero, la Toráh nos obliga a tratar al
 guer (peregrino y extranjero) como a uno mismo (Levítico 29, 34 y Números 15, 15-16). Cuando un israelita comparece con un guer ante el tribunal, el juez no debe hacer pesar la báscula en favor del israelita (Deuteronomio 1, 16). En la época bíblica el extranjero se beneficiaba de toda asistencia social establecida en favor de los israelitas necesitados (Levítico 19, 9-10 y Deuteronomio 24, 19-21). Considerando la gran importancia de esta obligación, la Toráh repite treinta y seis veces el precepto de respetar y amar al extranjero. 

Verso 23:19

 

Los primeros frutos de tu tierra traerás a la casa del Eterno, tu Dios. No cocinarás el cabrito en la leche de su madre.

La leche de su madre
  "No cocinarás el cabrito en la leche de su madre" (capítulo 23, 19). El exegeta Rashí nos dice que la palabra
 guedt' (cabrito) significa también corderito y becerro. Esta prohibición fue repetida tres veces en la Toráh: una para prohibir comer carne con leche o sus derivados; otra para prohibir el aprovechamiento de esta mezcla, y la tercera prohibiendo cocinar estos dos alimentos juntos (Talmud Pesajim 26, Jolin 1, 15). Este precepto pertenece a la categoría de las leyes denominadas jukim, que definen los preceptos cuyas razones no nos fueron reveladas. Maimónides ve en este mandamiento un precepto de higiene; Ibn Ezrá, un precepto de piedad. Abarbanel escribe que los pueblos idólatras antiguos lo hacían, y los israelitas no debían imitar sus costumbres.

Verso 23:20

 


He aquí que Yo envío 
un ángel delante de ti para guardarte en el camino, y para introducirte en el lugar que te tengo preparado.

Un ángel
   Según algunos exegetas se trata aquí del propio Moisés, pero otros rabinos opinan que es el ángel llamado Metatrón.

Verso 23:28

 

Enviaré también a la avispa  delante de ti, que eche de tu presencia al hiveo, al cananeo y al hiteo.

La avispa
   Género de insecto volátil que atacaba particularmente a los ojos, inyectándoles su veneno y causando la muerte (Talmud, Sotáh 36).

Verso 24:7

 

Y tomó el Libro de la Alianza  y lo leyó en presencia del pueblo; y ellos respondieron: ¡Nosotros haremos todo cuanto ha dicho el Eterno, y escucharemos!  

El Libro de la Alianza
   El Libro de la Alianza comprendía el relato del Génesis hasta el Decálogo.

Y escucharemos
   Primero declaramos cumplir sus órdenes incondicionalmente, y después atenderemos a sus palabras.

Verso 24:11

 

Mas El no extendió su mano sobre los nobles  de los hijos de Israel, los cuales contemplaron la gloria de Dios y comieron y bebieron.

Los nobles
   Nadav, Avihú y los ancianos.

 

 

Comentarios a la Haftará

 

"Si no por Mi pacto día y noche, no hubiera establecido las leyes de los cielos y la tierra..."

Las leyes de la naturaleza son universalmente aceptadas como hechos incontrovertibles, pero cómo la naturaleza funciona es una causa de investigación y especulación. La ciencia trabaja constantemente para ofrecer más y más explicaciones sofisticadas de los fenómenos, y revelar los secretos de la naturaleza, pero nadie estaría en contradicción con las realidades de la naturaleza basadas en la falta de entendimiento preciso de la ciencia sobre estas realidades. Como la naturaleza, La Torá es una realidad inalterable e incontrovertible. Nosotros debemos trabajar constantemente para entender sus misterios. La Torá es "Mi pacto día y noche" que necesita ser como "las leyes del cielo y la tierra", hechos que no están aclarados en el intelecto del hombre, pero son considerados como conceptos fundamentales eternos, que el intelecto sólo necesita buscar para alcanzar y entender.

Rav Shimshón Rafael Hirsch


 

Canciones que cantamos en la mesa de Shabat

Hamavdil bein Kodesh LeJol
"El que hace una distinción entre lo sagrado y lo secular..."


 

"Quien ofrece zemirot en la noche"

Cuando algo que pasa no es lo que esperamos, ya que frecuentemente estamos tentados a pensar de esto que es malo pero en realidad es para nuestro beneficio, merece ser cantado.

"La noche" es una alusión a esas situaciones que parecen ser muy negras y malas. Con la salida de Shabat, donde disfrutamos un poco del sabor del Mundo Venidero, retornamos a las dificultades del mundo en el que vivimos. Es por eso que tomamos corage para enfrentar los desafíos de la semana que comienza recordando que aún esos eventos que se parecen a la noche eventualmente van a ser apreciados por nosotros porque han sido orquestados por el Misericordioso "Quien ofrece zemirot en la noche".

Depués de cantar zemirot durante las tres comidas de Shabat hacemos la transición a los días de semana cantando "zemirot en la noche" para separar entre lo sagrado y lo mundano.

 

PROMESAS DE HASHEM
 

34:18


Venatati et-ha'anashim ha'ovrim et-briti asher lo-hekimu et-divrey habrit asher kartu lefanay ha'egel asher kartu lishnayim vaya'avru beyn betarav.

Y entregaré a los enemigos a los hombres que han transgredido mi pacto, los que no han cumplido con las palabras del pacto que hicieron ante Mí, cuando cortaron el becerro en dos y pasaron por en medio de sus porciones.

http://www.shalomhaverim.org/SND1.gif2:16

 
Venajal Adonay et-Yehudah jelko al admat hakodesh uvajar od biYerushalayim.

Y el Eterno poseerá a Judá (como) porción suya en la tierra santa, y nuevamente escogerá a Jerusalem.

 

 

Escrito y Recopilado por: Rabino Yaakov Asher Sinclair de la Organización Ohr Somayach de Israel y Monsey

Editado por  Eliyahu BaYona, Director de Shalom Haverim, Monsey, New York.

 


 

 

Copyrigh©  Editado por Miembros de la Organización Shalom Haverim bajo la dirección del Periodista Eliyahu BaYona, en Monsey, New York
    Advertencia: Este programa de computación está protegido por la ley de derechos de autor y por tratados internacionales. La reproducción o distribución de este programa o de cualquiera de sus partes sin la autorización de la Shalom Haverim Org. puede acarrear graves cargos civiles y criminales y será sometido a juicio con el máximo de la penalidad que prescribe la ley.

 

 

  google  
   

 
 


 
tehilim-salmos   jumash 
     
sidur   shalomhaverim
  tzahal

   
     
     
     

         

 

Correos: eliyahubayonah@gmail.com

Copy Rights © Shalom Haverim Org - Monsey 10952, New York

 

CONTACTENOS:   http://www.shalomhaverim.org/index.164.jpg http://www.shalomhaverim.org/index.165.jpg http://www.shalomhaverim.org/index.160.jpg http://www.shalomhaverim.org/index.158.jpg http://www.shalomhaverim.org/index.166.jpg http://www.shalomhaverim.org/index.159.jpg google http://www.shalomhaverim.org/index.161.jpg http://www.shalomhaverim.org/index.162.jpg press tumb  red  journal  mail  Licencia de Creative Commons