Los judíos askenazíes no son kazares. Aquí está la prueba.

 

kazares

 

Alexander Beider – Nikki Casey

En 2010 me contactó la editora jefe de un volumen llamado “Khazars: Mito e Historia”, organizado por la Academia Rusa de Ciencias. Conocía mis libros sobre los nombres ashkenazíes y estaba familiarizada con mi estudio en curso de la historia del yiddish, publicado por la Oxford University Press en 2015 como “Origins of Yiddish Dialects”. La editora quería que escribiera un artículo explicando las huellas de los judíos de la Khazaria medieval que ella estaba segura de haber observado en mi investigación.

Traté de rechazar cortésmente su propuesta. Le dije que mi trabajo sobre ese tema sería demasiado corto para la inclusión, porque consistiría en una sola frase: “El corpus de nombres personales y apellidos llevados por los judíos en Europa del Este durante los últimos seis siglos, así como el yiddish idioma en su conjunto, no contienen ningún vínculo con Khazaria “.

El editor insistió en que si yo estaba tan convencido de este argumento, debería escribirlo, porque sería de interés tanto para los expertos como para los lectores no profesionales. Finalmente acepté y escribí un artículo.

El trabajo me permitió formular algunos principios metodológicos sobre el trabajo en lo que a veces se llaman “ciencias blandas”. La historiografía y la lingüística no son disciplinas formales como la matemática o la lógica; nada puede probarse definitivamente. Esto permite la introducción de lo que podríamos llamar “ciencia basura” – una categoría a la que pertenece la hipótesis Khazarian.

Sin embargo, la absoluta falta de pruebas fundamentales para la teoría no ha impedido que se capte la imaginación de genetistas, lingüistas y hordas de laicos.

Desde finales del siglo XIX, la denominada “teoría kazariana” ha promovido la idea de que un grueso de judíos asquenazíes que vivían en Europa oriental descendían de los kazares medievales, un pueblo turco semi-nómada que fundó un poderoso estado polìtico en el Cáucaso y el norte a los mares Caspio, Azov y Negro. La teoría recibió un impulso reciente con la publicación de 1976 de “The Thirteenth Tribe”, un libro de Arthur Koestler. Más recientemente, la hipótesis Khazarian ha sido promovida por autores como el profesor de historia de la Universidad de Tel Aviv Shlomo Sand y el profesor Paul Wexler de la Universidad de Tel Aviv, así como el genetista Eran Elhaik.

A pesar de este respaldo institucional, la teoría está absolutamente sin pruebas. Como cualquier historiador te dirá, generaciones de judíos, como generaciones de cualquier pueblo, dejan rastros históricos detrás de ellos. Estas huellas vienen en múltiples formas. Para empezar, la gente deja atrás documentos históricos y datos arqueológicos. Previsiblemente, la evidencia arqueológica sobre la existencia generalizada de judíos en Khazaria es casi inexistente. Mientras que una serie de fuentes independientes da testimonio de la existencia en el siglo X de los judíos en el Reino de Khazaria, y aunque algunas de estas fuentes también indican que la élite gobernante de Khazaria abrazó el judaísmo, el estado kazariano fue destruido por los rusos durante la década de 960 . En otras palabras, podemos estar seguros de que el judaísmo no estaba particularmente extendido en ese reino.

El siguiente registro histórico de los judíos – en unas cuantas ciudades que hoy pertenecen al oeste de Ucrania y al oeste de Belarús – aparece en el siglo 14, cuando los judíos son regularmente referidos en numerosos documentos.

Y sin embargo, no hay datos historiográficos directos disponibles para conectar a los judíos que vivieron en Europa del Este en el siglo XIV con sus correligionarios del siglo X Khazaria.

Una ciudad en el noroeste de Ucrania, Volodymyr-Volynskyi, parece tener una presencia ininterrumpida de judíos desde el siglo XII. Por ejemplo, en 1171 un comerciante judío llamado Benjamín de esa ciudad vivía en Colonia, y un documento ruso se refiere a los judíos locales en 1288. Otra fuente judía describe una ceremonia de circuncisión en esa ciudad a finales del siglo XIV. Pero es sólo durante el siglo 16 que las referencias a los judíos aparecen en grandes territorios de Ucrania, Bielorrusia y Lituania, e incluso a mediados del siglo XVI las comunidades locales no eran pobladas. Documentos históricos también indican que las primeras comunidades judías conocidas en Polonia estaban todas situadas en su parte más occidental.

Pero la historia no es la única disciplina para desacreditar la hipótesis kazariana. La lingüística, también, y el estudio del yiddish nos ayudan a descartar una ascendencia khazariana para los judíos de hoy. Desde el siglo XVII, el yiddish era el lenguaje vernáculo de todos los judíos de Europa del Este. Todos sus elementos estructurales principales son alemanes, aunque durante los últimos siglos, también sufrieron una fuerte influencia de las lenguas eslavas.

Este punto de vista es compartido por todos los principales lingüistas yiddish – pero no por Paul Wexler. Wexler cree que hay ciertos elementos estructurales turcos e iraníes “escondidos” en yiddish.

Sus métodos dependen en gran medida de coincidencias fortuitas. Y si se aplican más ampliamente, se puede vincular el yiddish a cualquier idioma en el mundo.

Es simplemente mala lingüística. Todas las palabras de origen turco vinieron en yiddish vía intermedio de lenguas eslavas del este. Es el léxico que guarda los rastros reales de idiomas hablados por antepasados ​​de altavoces yiddish. Por eso, además de las palabras hebreas y arameas, el yiddish tiene un pequeño conjunto de palabras cuyas raíces provienen del francés antiguo, del checo antiguo y del griego.

Algunos partidarios de la teoría kazariana admiten la base alemana del yiddish, pero pretenden que fue aprendido en Europa oriental por las masas judías “indígenas” de rabinos que vinieron de Occidente y que introdujeron el yiddish como un lenguaje de “prestigio”.

Pero tal escenario difícilmente puede ser aceptado. Sólo los idiomas culturales, el hebreo y el arameo, eran prestigiosos. Durante los siglos XVI y XVII, el yídish traído de Europa Central se convirtió en el primer idioma para todos los judíos de Europa del Este, un vernáculo más que un objeto de prestigio.

 Los idiomas eslavos fueron utilizados en esa área por la mayoría cristiana y (durante el período anterior) por los judíos locales de orígenes heterogéneos. Lejos de ser prestigioso, el yiddish, comprensible incluso para los niños, fue utilizado para enseñar a los estudiantes el prestigioso lenguaje del hebreo.

Sabemos que el yiddish no era un idioma de prestigio, porque las chicas, que no aprendían idiomas en la escuela, también lo decían. El rol de las madres en la transmisión del lenguaje cotidiano es mucho más importante que el de los padres.

Además de la historia y la lingüística, una tercera disciplina puede ayudarnos a poner fin a la hipótesis kazariana: la onomástica o el estudio de los nombres propios. Mirar los nombres, tanto los nombres como los apellidos, nos da una idea de cómo se veía una comunidad, su lenguaje y sus orígenes. Y en las comunidades judías de Europa oriental durante los últimos seis siglos, no se puede encontrar un solo nombre turco en los documentos que enumeran nombres judíos. Incluso en los documentos de los siglos 15 y 16 que tratan con los judíos que vivían en los territorios de Ucrania moderna y Bielorrusia no tienen tales nombres.

En el corpus de nombres usados ​​por los judíos de Europa Oriental durante los últimos siglos, encontramos las mismas capas lingüísticas que en el léxico del yiddish. Hay muchos nombres germánicos y hebreos y algunos nombres arameos. También hay nombres griegos (Todres de Theodoros, Kalmen de Kalonymos), nombres franceses viejos (Beyle, Bunem, Yentl), viejos nombres checos (Khlavne, Slave, Zlate) y nombres polacos (Basye, Tsile) y muy pocos Nombres eslavos (Badane, Vikhne). No hay nombres turcos.

Finalmente, llegamos a la genética. Uno no tiene que ser un genetista profesional para ver la inadecuación de las metodologías utilizadas por Eran Elhaik, el campeón de la “teoría Khazarian” en ese dominio. En su artículo de 2013, pretende mostrar que los judíos ashkenazíes modernos están genéticamente más cerca de Khazars que de los hebreos bíblicos. La última mención de Khazars es casi mil años, mientras que los tiempos bíblicos también están lejos de nosotros. Por estas razones, Elhaik necesitaba sustitutos modernos, por lo que sustituyó a los armenios y georgianos por Khazars (porque todos ellos están relacionados de alguna manera con el Cáucaso); y sustituyó a los palestinos israelíes por los hebreos bíblicos. En su artículo de 2016, analiza los vínculos entre varios grupos de población introduciendo otra idea “audaz”, la de encontrar una especie de punto “promedio geográfico” para varias características genéticas. Usándolo, vincula a los judíos asquenazíes a la parte meridional del mar Negro, no lejos de la frontera turca, pero todavía en lugares habitados sólo por peces.

En términos globales, su método general es aplicable sólo en un contexto de familias que permanecieron durante siglos en los mismos lugares (por ejemplo, en Cerdeña), pero ciertamente no para grupos de población caracterizados por movilidad geográfica. Como señaló uno de mis amigos, si aplicamos su idea a Barack Obama, el ex presidente de Estados Unidos será clasificado como “libio” sólo porque Libia se encuentra en medio de una línea que une a Kenia y el Reino Unido.

En términos globales, todos los argumentos sugeridos por los defensores de la teoría kazariana son altamente especulativos o simplemente erróneos. No pueden tomarse en serio.
Esto nunca ha impedido que la teoría fuera popular. Pero las razones ideológicas de esto son para otro artículo.

Alexander Beider es un lingüista y autor de libros de referencia sobre nombres judíos y la historia del yiddish. El vive en Paris.
Leer más: http://forward.com/opinion/382967/ashkenazi-jews-are-not-khazars-heres-the-proof/

3 razones para acabar la práctica bárbara de Kapparot

 

kkaparotFoto: Haciendo la practica de kaparot

 

Kapparot es un ritual de expiación judío habitualmente practicado por algunos judíos entre Rosh Hashaná y Yom Kipur. Tradicionalmente, una persona agita un pollo alrededor de su cabeza y recita un texto penitencial. Los pollos son donados a los pobres.

En Tur Orah Haim, las leyes de Kippur (capítulo 605), encontramos la siguiente discusión:

“Algunas comunidades tienen la tradición de matar a un gallo para expiar sus pecados. Los Geonim de Babilonia, a quienes se les preguntó acerca de la práctica, respondieron que aunque parece que el gallo es un sustituto simbólico del pecador que debería haber muerto, no saben por qué es un gallo y no ningún otro animal. A continuación, ofrecen tres posibilidades:

• Los gallos viven en la casa (compartiendo así su destino con los humanos).
• No hay necesidad de insistir en el uso de gallos, y de hecho, las personas más ricas utilizan un carnero.
• El nombre hebreo de un gallo es גֶבֶר- -geber- un hombre.

El cantor pone su mano sobre la cabeza del gallo y la coloca encima de la cabeza del candidato para la expiación. Él dice: ‘Esto es en lugar de eso; Esto reemplaza eso; Esto quita eso “. Luego rodea el gallo por encima de la cabeza del hombre y dice algunos versos del Salmo 107, añadiendo las palabras       “נפש תחת נפש” – nefesh tajet nefesh- un alma para un alma. Repite los versos tres veces, y luego pone sus manos sobre la cabeza del gallo, de la manera que se usa para un sacrificio en el Templo, y sacrifica al gallo. Es costumbre dar el gallo a los pobres para expiar el alma (haciendo tzedaka- caridad), y arrojar los intestinos sobre el techo para alimentar a los pájaros (de presa) “.

Esta descripción plantea varios problemas:
• La práctica huele a paganismo.
• A uno no se le permite realizar un ritual que se asemeja a un sacrificio en el Templo.
• Dar el gallo a los pobres es insultante, sugiriendo que consumen los pecados del donante.

De hecho, el rabino Yosef Karo, en su comentario Bet Yosef, escribe en el nombre de Rashba:

“Aunque escuché de personas temerosas de Alemania que todos los rabinos en su país siguen esa práctica, la he detenido en mi comunidad, y Nachmanides lo prohibió porque es una práctica pagana”.

En su Shulhan Arukh, el rabino Karo escribió más enfáticamente:

“Debe detenerse la práctica de sacrificar un gallo para cada varón”.

Si está interesado en una conclusión concreta, no lea más, sólo sepa que conducir Kapparot con pájaros está prohibido debido a su parecido de magia y creencias paganas. Si quieres hacer Kapparot, usa el dinero y dáselo a la caridad.

Históricamente, sin embargo, esto no sucedió en la mayoría de los lugares. La práctica siguió floreciendo y desarrollándose, y fue extendida de los hombres solamente a toda la familia. Como las mujeres fueron agregadas, alguien sugirió que las gallinas se deben utilizar para las mujeres y los gallos para los hombres. Más tarde, hubo una preocupación de que una mujer embarazada no tendría cobertura completa, y así la gente comenzó a usar tres pájaros para una mujer embarazada: una gallina para ella, y una gallina y un gallo para cubrir a un feto masculino o femenino (gracias a Dios por los sonogramas!). Un comentarista incluso sugirió que se deben usar cinco pájaros, tres hembras y dos machos, en caso de que lleve gemelos, pero concluyó que tales embarazos no son comunes.

Se agregaron otros elementos que empujaron la práctica hacia reinos místicos. Se le informó acerca del rabino Yaakov Mullen (el Maharil, Alemania 1360-1427) que sólo usaría gallos blancos, para sugerir que los pecados rojos como la sangre se vuelven blancos como la nieve. Las generaciones posteriores defendieron esa práctica que parecía atribuir poderes mágicos a un gallo blanco, diciendo que Maharil no lo buscaría y sólo lo elegiría entre otras aves cuando estuviera disponible. Su discípulo, R. Yaakov Weil, escribió que las iniciales de la fórmula hebrea recitada sobre la cabeza del gallo forman la palabra חתך- Jataj- que es el nombre del ángel a cargo del sustento de la vida. Finalmente, fue R. Yaakov de Emden (aka Yaavetz, Alemania 1697-1776), quien compuso una introducción cabalística al Kapparot y lo incluyó en su Siddur (libro de oraciones):

“Estoy a punto de realizar esta expiación y sanar su raíz en el mundo supremo. Que sea tu voluntad que esta hora, en la cual se amplifique un hilo de misericordia, se convierta en un tiempo de bondad y compasión. Y en el mérito de matar este גבר, los cinco rigores que son el fundamento del hombre serán endulzados, ya que se conectan con el santo mundo femenino … a través del cual nacen nuestras almas. Reconstruya nuestro templo y envíe el chivo expiatorio, y sacrificaremos las cabras para endulzar el rigor y la fuerza de la reina.

Es asombroso y preocupante ver cómo una práctica toma una vida propia (o mejor aún, la muerte), y se transforma del folclore en una práctica mística con una extensa literatura halájica. En segundo lugar, la analogía que hace Yaavetz entre el gallo y el chivo expiatorio es intrigante, ya que se basa en el entendimiento de que el chivo expiatorio llevaría los pecados al desierto para deshacerse de ellos.

Esto se basa en la interpretación midrasica, pero me gustaría sugerir que el propósito de confesar los pecados de toda la nación sobre la cabeza de la cabra y enviarla al desierto tenía el propósito de transmitir el mensaje opuesto.

El chivo expiatorio, que según la Torá vaga libre en el desierto, representa la idea de que aunque nos arrepentimos por nuestras fechorías, nunca sabemos cuál es su impacto. Años después de nuestro arrepentimiento, un movimiento o palabra equivocada podría causar reverberaciones negativas. Por lo tanto, la lección más importante de Yom Kippur y del chivo expiatorio no es que yo pueda arrojar todos mis pecados con una cabra, un gallo o algunas monedas, sino que yo siempre debería ser consciente de mis acciones, transgresión o un acto ilícito, así como sus consecuencias de gran alcance e incalculables.

Leer más: http://forward.com/scribe/383543/3-very-religious-reasons-to-end-the-barbaric-practice-of-kapparot-with-live/

11 judíos inspiradores que murieron en 5777

 

En sentido horario, desde arriba a la izquierda: Carrie Fisher, Jerry Lewis, Leonard Cohen y Zsa Zsa Gabor. (Imágenes Getty para JTA)

 


Por Gabe Friedman

(JTA) – Siempre es difícil aclarar la lista de judíos influyentes que murieron en un año dado, pero este año la tarea parecía ser especialmente difícil. El número de judíos que dejaron marcas históricas en sus campos – y, más ampliamente, en la cultura judía – fue notable.


Como 5777 llegó a su fin, aquí están algunos miembros de la tribu – que representan áreas tan diversas como la cultura pop a la política – hemos sentido dolor desde el último Rosh Hashaná.

Carrie Fisher, 60

carrie
Carrie Fisher como la princesa Leia en “Star Wars” en una foto del 23 de agosto de 1978. (CBS vía Getty Images para JTA)


La mayoría conoce a Carrie Fisher por su papel icónico como la princesa Leia en las películas originales de “Star Wars”, pero su tumultuosa carrera se extendió más allá de eso. La actriz, que luchó con las adicciones a la cocaína y los medicamentos recetados, también escribió cuatro novelas y tres memorias junto con la actuación en docenas de otras películas. Fisher consiguió el papel de “Star Wars” como un desconocido relativo a pesar de ser la hija del cantante judío Eddie Fisher y la estrella de cine Debbie Reynolds. Después de que ella muriera de un ataque del corazón en diciembre, su único hijo señaló que la causa verdadera de la muerte de Fisher era sus ediciones del abuso de sustancias.

Leonard Cohen, 82

leonard
Leonard Cohen compartiendo una broma y fumar un cigarrillo en 1980. (Evening Standard / Getty Images para JTA)


El nieto de un rabino que creció en una casa ortodoxa en Montreal se convirtió en uno de los artistas folclóricos más queridos de los siglos XX y XXI. Leonard Cohen lanzó su carrera musical tarde, lanzando su primer álbum a los 33 después de escribir varios libros de poesía. Pero él lanzaría 13 discos más y con frecuencia incorporaría temas judíos en sus canciones meticulosamente elaboradas. Su canción “Hallelujah” se convirtió en una de las canciones más cubiertas y reverenciadas en la historia de la música pop. Apenas semanas antes de su muerte en noviembre, Cohen lanzó su álbum final, que incluyó una pista con un coro que decía “Estoy listo, mi Señor”.


Simone Veil, 89


simone
Simone Veil, entonces Ministro de Salud de Francia, fuera del Palacio del Elíseo en París, 1974. (Keystone / Hulton Archive / Getty Images para JTA)


Menos de 70 personas han sido galardonadas con la Gran Cruz de Francia de la Legión de Honor – Simone Veil, una sobreviviente del Holocausto que se convirtió en un pilar de la política francesa, fue una de ellas. Después de salir de Auschwitz y Bergen-Belsen, Veil se convirtió en abogado y sirvió como ministro de salud de Francia y más tarde como presidente del Parlamento Europeo. También fue una de las pocas mujeres miembros de la prestigiosa Academia Francesa y encabezó la legalización del aborto en Francia en los años setenta. Veil murió en junio, menos de un mes desde su 90 cumpleaños.

Jerry Lewis, 91

jerry
Jerry Lewis en 1971 (Evening Standard / Getty Images para JTA)


No dejes que te engañe el nombre artístico de Jerry Lewis: Jerry Lewis nació Joseph Levitch a los padres que actuaron en el circuito hotelero de Borscht Belt. Lewis, que murió de una enfermedad cardíaca en agosto, subió a la prominencia como parte de un dúo con Dean Martin, con quien hizo más de una docena de películas de comedia extravagantes de 1949 a 1956. Pasaría a protagonizar decenas de otras películas, incluyendo “The Nutty Professor” (sí, el original, mucho antes del remake de Eddie Murphy en 1996) y “The King of Comedy”, de Martin Scorsese.


Zsa Zsa Gabor, 99

tza
Zsa Zsa Gabor en 1952 (Nixon / Express / Getty Images para JTA)


Aunque esta mítica personaje de Hollywood y su símbolo sexual fue enterrada en un cementerio católico, tenía raíces judías. Nacida de padres judíos húngaros en Budapest, Sari Gabor (su verdadero nombre) se casó nueve veces y apareció en películas como “Moulin Rouge” y “Lovely to Look At”. Su vida amorosa fue un asunto público tumultuoso, y ha sido llamada la primera celebridad a ser famosa por ser famosa. Zsa Zsa Gabor murió en febrero, menos de dos meses desde su cumpleaños 100.

Don Rickles, 90

don
Comediante Don Rickles en la sopa del libro en Hollywood del oeste, 31 de mayo de 2007. (Mark Mainz / Getty Images para JTA)


El célebre comic apodado “Mr. Calor “, a quien le encantaba lanzar insultos a los miembros de su audiencia, también fue un actor serio entrenado en la Academia Americana de Arte Dramático. Apareció en innumerables programas de televisión, actuó en standup en sus 80 y actuó junto a leyendas como Clark Gable y Clint Eastwood en la pantalla de plata. Un público más joven lo conoce como la voz de Mr. Potato Head en la serie “Toy Story”. Falleció en abril por insuficiencia renal.


Vera Rubin, 88

vera
Vera Rubin en su oficina en la Institución Carnegie de Washington en Washington, D.C., 14 de enero de 2010. (Linda Davidson / El Washington Post vía Getty Images para JTA).


Sin este científico innovador, todavía podríamos no entender de lo que el 27 por ciento del universo está compuesto: materia oscura. Rubin, un astrónomo de Filadelfia, descubrió que las galaxias no giran de la forma en que los modelos científicos anteriores nos llevaron a creer, lo que llevó a la prueba de lo invisible, indetectable, que representa casi un tercio de nuestro mundo.

Otto Warmbier, 22

otto
Otto Warmbier llega a un tribunal para su juicio en Pyongyang, Corea del Norte, 16 de marzo de 2015. (Xinhua / Lu Rui a través de Getty Images para JTA)


Después de haber estado detenido en Corea del Norte durante más de 17 meses por supuestamente derribar un cartel de propaganda durante una gira estudiantil, Otto Warmbier fue liberado, en coma, en junio. No sobrevivió a las lesiones – Warmbier murió una semana después de ser devuelto a los Estados Unidos. JTA informó que era un miembro activo en Hillel de la Universidad de Virginia, pero la narración de Corea del Norte dijo que Warmbier robó el cartel para una iglesia americana. Así que su identidad judía se mantuvo en secreto para no avergonzar a Corea del Norte durante las negociaciones para la liberación del estudiante – “si eso es lo que su historia es, no tiene sentido luchar si su objetivo es sacarlo”, explicó el portavoz de la familia – que había sido condenado a 15 años de trabajo duro.


Ruth Gruber, 105

ruth
Ruth Gruber en el centro de Paley para los medios en New York City, 3 de febrero de 2011. (Andy Kropa / Getty Images para JTA)


Entre los logros impresionantes en el curriculum vitae de Ruth Gruber: un período pionero de informes en el Ártico soviético, un viaje ordenado por el presidente Franklin Roosevelt para confortar refugiados judíos post-Holocausto, y el reportaje de los juicios de Nuremberg y la Operación Moisés. La escritora, que se convertirá en una de las periodistas más importantes del siglo XX, judía o no, comenzó su carrera en el New York Herald Tribune en 1947. Vivió hasta 105 años.


Henry Heimlich, 96

henry
Henry Heimlich que demuestra su maniobra famosa del epónimo encendido Johnny Carson, 4 de abril, 1979. (Gene Arias / NBCU Photo Bank)


Sí, ese Heimlich, la persona que inventó la famosa maniobra de Heimlich que ha salvado a innumerables personas asfixiantes desde su creación en 1974. El Dr. Henry J. Heimlich fue un cirujano torácico nacido de padres judíos en Wilmington, Delaware. Además del famoso método de salvar vidas, también inventó la válvula de flutter de drenaje torácico, conocida como la válvula Heimlich. Murió en diciembre pasado de complicaciones después de un ataque al corazón.


Sara Ehrman, 98

sara
Sara Ehrman en 2016 (Captura de pantalla del New York Times)


Esta activista demócrata del Partido Demócrata, consejera del conflicto israelí-palestino y amiga de los Clintons, se describió a sí misma como “primero judía, segunda demócrata y sobre todo feminista”. Sara Ehrman puede ser más famosa por aconsejar a Hillary Clinton que no cambie a Arkansas para casarse con Bill, aunque trabajó en la campaña presidencial de George McGovern en 1972 y más tarde aconsejó al presidente Clinton en el establecimiento de paz árabe-israelí. También ayudó a organizar el primer viaje de Bill Clinton como presidente a Israel, fue director político de AIPAC y más tarde trabajó con J Street. Murió en junio, más de 50 años después de entrar en política.

Su Guía para Celebrar Yom Kipur

Eliminar Kaparot

 

falsos rabinosFoto: Archivo

 

haimovadiaEl rabino Haim Ovadia es el rabino de Magen David Sephardic Congregation en DC / MD.

• La regla de guía en la observación de Yom Kipur es mantener un equilibrio entre respetar la santidad del día y la salud física de uno.
• Según Shulhan Arukh (Código de Ley Judía), la práctica de hacer Kapparot con pollos debe ser eliminada.
• Debemos pedir perdón y reconciliarnos con los que hemos herido. De ser aplicable, pagos deben hacerse. Una disculpa simbólica no será suficiente. Si nos arrepentimos por las transgresiones de las leyes entre nosotros y Dios, o entre nosotros y los demás, los pasos de Teshuva deben ser seguidos: el reconocimiento de la mala conducta, el arrepentimiento genuino, un compromiso de nunca repetir el acto.
• El que se disculpa debe estar dispuesto a perdonar, pero si la disculpa no es sincera puede ser rechazada, especialmente cuando se trata de un delincuente habitual. Si usted ve un patrón de ofensas y genuinas disculpas de la misma persona, es mejor mantener una distancia en el futuro, incluso después de perdonar.
• La confesión en Minjá (servicio de la tarde) de víspera de Kippur, así como en Yom Kippur en sí mismo, debe centrarse en las cosas que somos conscientes y deseamos arrepentirnos. Es mejor decir su oración personal que usar las listas alfabéticas impresas en el Siddur (libro de oraciones, que debe ser visto como un recordatorio de lo que podríamos haber hecho.
• Se recomienda comer la última comida una hora o dos antes del ayuno.
PROHIBICIONES DE YOM KIPPUR

• Cinco acciones se mencionan en la Halajá (ley judía) está prohibido en Yom Kipur, además de las leyes de Shabat que también se aplican a Yom Kippur: comer y beber; aplicar aceites; lavado; no usar zapatos de cuero; tener relaciones matrimoniales.
• De los cinco, sólo comer y beber son punibles, ya que son los únicos con base en la Torá. El resto son instituidos por los rabinos y apoyados por textos bíblicos, por lo que es más fácil permitir excepciones al observarlos.
AGUA

• Quizás el aspecto más difícil del ayuno no es beber, y muy a menudo la gente se empuja al límite y pone sus vidas en peligro. Un ejemplo es el del rabino Yisrael de Ruzhyn, que resistió el impulso de beber en Yom Kippur, incluso contra el consejo de su médico, y falleció poco después a la edad de 54 años.
• Rabí Yaakov Haggiz (1620-1674) escribió que es posible que por la ley bíblica no se prohíba beber agua, ya que no es nutritiva. Podemos confiar en su opinión para los casos de necesidad, como se explicará a continuación.
CONDICIONES MÉDICAS

• Si hay órdenes claras del médico, deben ser seguidas. Intentar extrema piedad y ayuno contra las órdenes del médico es una transgresión.
• Las madres embarazadas y lactantes pueden beber agua todo el día en pequeñas cantidades (menos de 3 onzas líquidas) y en intervalos de no menos de cinco minutos.
• Las píldoras tomadas con regularidad se pueden tomar con menos de 3 onzas líquidas de agua. Lo mismo se aplica para aquellos que necesitan tomar píldoras para dolores de cabeza severos, incluyendo píldoras de cafeína.
• Si se siente la necesidad de comer o beber debido a las condiciones físicas, el agua y los alimentos pueden consumirse en pequeñas cantidades (menos de 3 onzas líquidas y 2 onzas, respectivamente). Se recomienda utilizar alimentos de alta energía. Se deben consumir en intervalos de no menos de cinco minutos de diferencia.
• Si uno siente que seguir estas reglas no será suficiente, y podría causarle daño, debe comer y beber regularmente hasta que ya no está en riesgo.
• El uso de enjuague bucal o cepillado de los dientes se permite en Kipur, y tal vez incluso obligatorio debido a la dignidad y el respeto hacia los demás.

Nota del editor: Si estás preocupado por el ayuno, he aquí algunos consejos útiles:

Lea más: http://forward.com/scribe/383526/your-ultimate-guide-to-the-laws-of-yom-kippur/

¿Por qué elegir una vida de Torá fue la cosa más difícil que he hecho

 

Foto: Forward

 

Judy Gruen

Como escritora, siempre estoy buscando material. Incluso después de hacer un compromiso que cambié la vida para vivir como una judía ortodoxa, sin embargo, nunca se me ocurrió escribir mi historia. En la última década, sin embargo, contar mi historia no sólo fue importante, sino también urgente.

Los judíos ortodoxos están constantemente tratando de explicarse a parientes, amigos, compañeros de trabajo, a veces incluso extraños, que piensan que la carne kosher fue bendecida por un rabino, o que todas las mujeres ortodoxas son básicamente subyugadas a sus maridos, o que tenemos que sentarnos en la oscuridad todo el viernes por la noche y el sábado. Antes de conocer a algunas mujeres ortodoxas vivas, sospechaba que la mayoría de ellas eran sólo “Las Esposas de Stepford” con dos juegos de platos.

Un incidente particular llevó a casa este punto. Yo estaba a sólo unos segundos de una escapada de una conferencia de escritores de fin de semana. Cuando las puertas del ascensor se cerraban en mi camino hacia el vestíbulo para salir, otro escritor empujó su pie dentro del auto y se unió a mí.

No tenías que ser un periodista para mirar boquiabierto a la extravagancia en mi carrito de equipaje: una caja alta de color rojo y blanco con la etiqueta incriminatoria KOSHER LAMP. Me encogí. ¿Por qué el ítem fue identificado en mayúsculas, en negrita?

-¿Qué es una lámpara kosher? -preguntó. Su tono sarcástico lo relegó muy lejos como miembro de la tribu. Yo ya me había destacado durante el fin de semana para otros comportamientos peculiares, como caminar por los 11 tramos de escaleras el viernes por la noche, llevando mis comidas caseras en un plato de papel para llegar a la sala de conferencias.

Su pregunta era completamente razonable, pero todavía me sentía defensiva. La idea de una lámpara kosher es una absurdidad para un judío no observante del sábado, pero una conveniencia maravillosamente inteligente para los miembros observantes del sábado de la tribu como yo.

Yo estaba frustrada porque que no podía proporcionar una respuesta satisfactoria en una pata. Me sentí como el famoso sabio judío Hillel, que una vez había sido desafiado por un escéptico para explicar toda la Torá, mientras que permanecía de pie sobre un pie.

-La lámpara tiene una cubierta móvil, para que puedas cerrar o abrir la luz sobre Shabat -expliqué, cayendo desesperadamente por debajo del estándar Hillel.

-¿Y qué cree usted que diría el Talmud sobre eso? -diciendo se disculpó, y el sarcasmo se espesó-.

¡Ah, sólo los judíos son lo suficientemente nerviosos como para desafiar a otros judíos – incluso extraños! – acerca de sus observancias religiosas o la falta de ellas.

Nuestro encuentro incómodo me molestó durante la mayor parte de mi hora de viaje a casa. No quería ser vista como extraña o como un fundamentalista religiosa, un retroceso a un siglo anterior. Habiendo llevado tantas concepciones erróneas de mi propia vida, sabía lo que se sentía a mirar hacia mi hermano y hermana judíos que estaban diligentemente caminando a la sinagoga el sábado, mientras yo estaba conduciendo justo pasando de ellos en mi camino al cine.

El tipo del ascensor no sabía nada de mis años de lucha personal – intelectual, emocional, espiritual – que precedieron y, en cierta medida, continuaron en mi vida como una ba’alas teshuvá. No conocía a mi antigua fe como una feminista, un liberal férreo, una chica que realmente era. Acaba de ver a una mujer de mediana edad con una falda por debajo de la rodilla, un suéter de tres cuartos de largo con un escote alto, tocando una LÁMPARA KOSHER.

¿Cómo podría haberle explicado en segundos lo que me había llevado años comprender y apreciar? La magia de Shabat es que es un día en el que dejamos de hacer frenéticamente para disfrutar de la serenidad del ser. No había manera de expresar que las leyes que gobiernan la observancia de Shabat, incluso aquellas tan pequeñas como no encender o apagar un interruptor de luz, añaden integridad y profundidad espiritual a la experiencia.

Así que decidí que era hora de escribir mi historia, no tanto para justificar mis acciones, sino para demostrar que había pensamientos serios, lógica y beneficios espirituales al escoger seguir nuestras antiguas tradiciones y enseñanzas judías. Pero lo que realmente puso el fuego bajo mis pies fue la tendencia editorial de las memorias escritas por los judíos – casi todos de comunidades hassídicas – cuyas historias eran uniformemente condenatorias, casi distópicas. Puesto que los medios seculares aman las historias antireligiosas, estos libros, incluso los mal concebidos, fueron elogiados, sus escritores entrevistados en NPR y otros programas.

Sin juzgar a ninguno de estos escritores ni a lo que experimentaron, supe que era totalmente injusto, incluso calumnioso, que la única visión de la ortodoxia que se ofrecía al público en general era una visión de la religión en sus fronteras más estrechas y limitadas.

Esos escritores pueden haber escrito sus verdades, pero no pude dejar que hablaran por mí.

Mi vida antes de comprometerse a la observancia de la Torá era buena. Yo estaba en mi mid-20s y tenía una carrera prometedora, amigos, familia, salud. Yo era feliz, y no un buscador espiritual. Con muchos años de participación educativa y social judía detrás de mí, incluso me sentí bien informada sobre el judaísmo.

Pero cuando conocí a mi futuro esposo, Jeff, y accedí a ir a las clases de Torá con él, me sorprendí al darme cuenta de que mi CI no era más alto que el de una patata knish. Ni siquiera podía nombrar los Diez Mandamientos; Yo sabía que el cristianismo creía que el alma era inmortal, pero yo no sabía que el judaísmo había sido la fuente de esta idea. Mi hermano había muerto trágicamente en un accidente automovilístico cuando tenía 17 años y yo tenía 9 años, y también comencé a preguntarme cómo y por qué este concepto emocionalmente nutritivo -y teológicamente fundamental- había sido abandonado del plan de estudios. ¿Qué otros conocimientos y percepciones me habían negado?

La elección de la observancia de la Torá se sentía correcta, un camino de sabiduría probada por el tiempo y un marco para un matrimonio saludable y la vida familiar. Al mismo tiempo, también me sentía muy amenazadora para mi sentido de identidad y posición social entre mis buenos amigos, todos ellos judíos y liberales. Uno de ellos, en respuesta a algo que publiqué en Facebook con un punto de vista decididamente conservador, respondió: “La Judy que conocía era capaz de matizar”.

No estoy solo en mi viaje – en las últimas dos generaciones decenas de miles de judíos se han apartado de los caprichosos y cambiantes valores del secularismo y abrazaron un camino de la Torá.

 Aunque mi vida se ha enriquecido inconmensurablemente, no ha sido un cuento de hadas. Muchas mitzvot han venido naturalmente a mí, tales como dar el 10% a tzedakah, la caridad, y tratando de evitar lashon hara, o chisme. Pero otros, como cubrirme el cabello después del matrimonio, eran un puente demasiado lejos, y me resistí durante años.

También está la rutina diaria y cotidiana de chequear certificaciones kosher hechshers, en paquetes de comida, prepararse para Shabat a tiempo sin estresarse, tratando de mantenerse por delante de los pagos de matrícula de la escuela privada, y mucho más. En ocasiones me he enojado y deprimido cuando he visto la hipocresía religiosa, la estrechez y un fundamentalismo progresista en las alas más derechas de la ortodoxia.

Treinta años después de decir “yo” no sólo a mi matrimonio con Jeff, sino también a mantener Shabat y kashrut, no tengo remordimientos, sólo gratitud. Nuestros cuatro hijos están casados ​​y observadores de la Torá – las elecciones que hicieron conscientemente y no siguieron de memoria.

Escribí mi historia en parte como una respuesta al tipo en el ascensor, porque muchos de nosotros que eran antiguamente judíos seculares todavía nos preocupamos de lo que un judío secular podría pensar de una lámpara Kosher.

De alguna manera, hay un momento clásico de la prueba de baal teshuvá – buscando la aceptación, no importa cuánto tiempo ha sido.

Las memorias de Judy Gruen, “The Skeptic and the Rabbi: Falling in Love With Faith”, acaba de ser estrenada por She Writes Press.

Avergonzada por gorda. Avergonzada por delgada. Las mujeres nunca ganan

 

avegonzadaSarah Moore, de 29 años, es una madre de tres hijos en Fort Wayne, Indiana. Anteriormente una madre que se quedaba en casa, se convirtió en entrenadora personal después de perder más de 100 libras. Foto: Sarah Moore

 

James Fell, Freelancer. Traducido y Editado por Eliyahu BaYona

(Chicago Tribune) Cuando se trata de juicio de sus cuerpos, las mujeres no pueden ganar.

“La investigación demuestra constantemente que la presión para mantener un físico particular es más fuerte para las mujeres”, dijo Kelly Brownell, decana de la Escuela Sanford de Políticas Públicas de la Universidad de Duke. Brownell, una experta en el sesgo de peso, dice que las mujeres son más valoradas por su apariencia, y hay menos aceptación de la variación en la forma y el tamaño del cuerpo.

La gente suele hacer bromas con las gordas, pero la vergüenza de la obesidad no es broma. “Las personas que sufren discriminación por peso tienen más estrés diario, síntomas físicos y emociones negativas”, según un estudio publicado en 2016 en Obesity.

Hay una amplia investigación que revela los efectos negativos de la grasa avergonzandoles, pero ¿qué pasa con lo que se denomina “ajuste de vergüenza”? Viendo cómo la aptitud es en su mayoría elogiada, es absurdo decir que el ajuste de la vergüenza es de alguna manera peor. Sin embargo, vale la pena examinar para revelar cómo las mujeres constantemente tienen sus cuerpos supervisados por la sociedad, no importa su tamaño o forma.

Hablé con tres mujeres que estaban avergonzadas por ser gordas, y luego, después de perder peso y ponerse en forma, avergonzadas de una manera diferente por estar en forma.


Sarah Moore es una madre de 29 años de edad de tres hijos en Fort Wayne, Indiana. Anteriormente una madre que se quedaba en casa, se convirtió en entrenadora personal después de perder más de 100 libras. Ella recuerda la fat-shaming -verguenza por gorda- que soportó antes de su pérdida de peso.

“La gente que yo conocía diría: ‘Tienes una cara tan bonita’ como un cumplido de espalda”, dijo Moore. “Otra vez, en la playa, llevaba un bikini, y oí que algunos adolescentes me llamaban ‘gorda asquerosa’.” Habló de otra vez en un parque de diversiones esperando para subir a una montaña rusa. La gente detrás de ella se quejaba de la espera, y el asistente les dijo al oido : “No te preocupes. No va a encajar aquí, y serás la próxima.

Los miembros de la familia a menudo dicen: “¿Estás segura de que quieres otra ayuda?” Después de perder peso, Moore dijo que la gente comentó sobre su cuerpo aún más.

“Cuando estás en forma, la gente siente que está bien decir algo”, dijo. “Ahora tengo comentarios como, ‘¿Estás segura de que puedes comer eso?’ Porque están preocupados que voy a recuperar el peso.” Algunos piensan que sólo se debe comer ensalada para mantenerse magra. En sus publicaciones de Instagram, muchos han dicho variaciones de “Los músculos son para los hombres”.

Los amigos han dicho de su nuevo físico, “¿No estás tomando esto un poco lejos?” Ella también experimentó críticas sobre su tiempo de gimnasio con comentarios como, “¿No deberías estar en casa cuidando a tus hijos?”

¿Cómo se siente?

“Siento que tomo el ajuste más vergonzada personalmente, porque es el resultado de mis elecciones; trabajé muy duro para ello. La gordura no era algo que hice a propósito. “En general, sin embargo,” la vergüenza gorda me hizo sentir triste y desamparada, y el ajuste de la vergüenza me pone enojado “.


La historia es similar para Julie Stubblefield de Mechanicsville, Va., Una madre de dos que perdió 70 libras. Ella dijo que los amigos comenzaron a hacer de sus hábitos alimenticios su negocio.

“Yo estaría en el almuerzo con amigas que son más delgadas que yo, y me sugerirían comer una ensalada en lugar de una hamburguesa”, dijo Stubblefield. “O dirían:” ¿Sabes cuántas calorías comiste? “Lo cual es gracioso, porque en eso pensaba todos los días.”

julie
Julie Stubblefield, de 42 años, de Mechanicsville, Virginia, es madre de dos hijos y perdió 70 libras. Ella dijo que los amigos comenzaron a hacer los hábitos alimenticios de ella su negocio. (Fotografía de Julie Stubbefield / Courtney Taylor Bowles)

Stubblefield dijo que su preocupación era realmente una máscara para querer que ella viviera por sus estándares. “Esta sutil vergüenza era más dolorosa para mí porque era constante. Me hizo sentir menos. “Ella dejó de ir a salidas sociales porque no quería que todo lo que ponía en su boca fuera vigilado.

La vergüenza no se detuvo después de que perdió peso.

“La ironía es que todos siguen viendo lo que pongo en mi boca”, dijo Stubblefield. “Me recordaron que existen postres. Me preguntaron si tenía un trastorno alimenticio. “Algunos dudaron si podía mantener el peso, pero me he mantenido así durante seis años.

“Me volví más delgada y ajustada que aquellos que me juzgaron, y vino a ser, ‘Ella es demasiado buena para nosotros ahora que ha perdido tanto peso'”, dijo Stubblefield.

Brownell explicó que los cambios en el peso corporal pueden interrumpir las relaciones. “Puede alterar el equilibrio. La gente puede ponerse celosa “, dijo, y añadió que las personas que pierden peso pueden experimentar cambios en la personalidad, como un aumento de la confianza, que también afecta a las relaciones.

Julie dijo que sus amigos estaban preocupados de que ella juzgaría sus hábitos alimenticios, de la misma manera que la habían juzgado. “Fue un cambio extraño en el que sentí que no podía hacer feliz a nadie”.

Ella dijo que con el ajuste de verguenza, ella por lo menos tiene su salud ahora, que la hace menos dolorosa que en la era de verguenza por ser gorda.

La apremiante vergüenza ha sido más difícil de manejar para Andrea Sereda, una trabajadora social de 38 años y madre de cuatro hijos en Calgary, Canadá. Dijo que el juicio sobre su cuerpo es algo que ha enfrentado desde que era muy joven.

“Tenía 6 años cuando me di cuenta de que la gente tenía opiniones sobre mi cuerpo”, dijo Sereda. Ella tenía sobrepeso de niña y recuerda que le dijeron que se chupara el vientre para una foto. Cuando tenía 9 años, había una celebración familiar, y los nietos iban a tener pastel. “Mi abuelo dijo: ‘No creo que debas estar comiendo pastel. Tu no necesitas ninguna torta. “Él hizo comentarios sobre cuántas calorías cada mordedura contenía cuando ella lo comió.

andrea
Andrea Sereda, de 38 años, es una trabajadora social y madre de cuatro hijos en Calgary, Canadá. Dijo que el juicio sobre su cuerpo es algo que ha enfrentado desde que era muy joven. (Andrea Sereda)

Sereda relató un incidente fat-shaming -verguenza de gorda- en la universidad, cuando fue seleccionada para un espectáculo y la diseñadora de vestuario se disponía a vestirla. “Estaba en mi ropa interior y me sentía vulnerable. Después de que todos se fueran, élla agarró mi abdomen con ambas manos y dijo, ‘Tienes que hacer algo al respecto. Tienes mucho talento, pero si sigues haciendo esto a ti mismo, nadie va a querer escogerte “.

El juicio del cuerpo de Sereda aumentó después de que perdió 126 libras.

“Es peor con gente que me conocía desde antes”, dijo Sereda. “Estoy haciendo varios comentarios cada día”. La gente constantemente la llama “Skinny Minnie” o dice: “Estás tan flaca ahora que vas a desaparecer”, o incluso mostrar hostilidad: “Lo conseguimos. Eres delgada. Tu puede parar ahora. “Otro es:” ¡No te han quedado senos! “Ella también se ganó las advertencias cuando comenzó a levantar pesas. “No querrás ser demasiado musculosa”.

En su mayoría, los conocidos hacían tales comentarios. Los amigos más cercanos, por el contrario, se dedicaban a la autodepreciación, comparando sus propios cuerpos negativamente con el nuevo físico de Sereda.

Debido a la frecuente discusión de su nuevo cuerpo, buscó consejo de un psicólogo. “Me temía ir a los escenarios sociales y tener que escribir todos estos comentarios”, dijo Sereda. “Tuve que aprender a manejarlo”. Sólo han pasado dos años desde que perdió peso, y dijo que los comentarios aumentan la presión para no volver atrás.

Entender que sólo porque la gente ha perdido peso, no les hace juego justo para el comentario sobre su nueva forma. Todo el mundo merece vivir libre de ser avergonzado su cuerpo, independientemente de su tamaño.

Soy Maharat. La O.U. Piensa que soy la mayor amenaza para los judíos

 

RORIPICKERM. Rori Picker Neis

 

Por, Rori Picker Neiss -Traducido y Editado por Eliyahu BaYona

No sé si alguna vez me acostumbraré al hecho de que hago que algunas personas se sientan incómodas. Parcialmente porque hay muy poco que me impone. No soy particularmente alto, ni parezco ser particularmente fuerte. Sin embargo, como una mujer judía ortodoxa que ha sido ordenada como clero, soy vista como una amenaza a la tradición. Tanto es así que la semana pasada se habló de que la Unión Ortodoxa podría votar para expulsar a cuatro sinagogas que tienen mujeres desempeñando papeles en el clero.

Es insondable para mí que incluso estamos participando en esta conversación en un momento en que tantos problemas monumentales se enfrentan a nuestro mundo. Escribo esto cuando el huracán Irma libra a la Florida, ya que Texas sigue evaluando el daño causado por el huracán Harvey, ya que las amenazas de guerra nuclear parecen surgir de múltiples lugares, a medida que la supremacía blanca se vuelve más envalentonada en toda nuestra nación. Y estas son sólo algunas de las cosas que me mantienen en la noche.

En un frente más estrecho, nuestra propia comunidad judía ciertamente no está vacía de sus desafíos. Las mujeres siguen siendo cautivas en los matrimonios abusivos como agunot, los escándalos de asalto sexual siguen sacudiendo a la comunidad y el antisemitismo se eleva constantemente.

Precisamente debido a estos desafíos, decidí unirme al clero. Creciendo en un barrio ortodoxo en Brooklyn, reconocí el poder de los líderes religiosos para guiar a las comunidades hacia un ideal moral y un bien ético, incluso cuando es físicamente, emocional y fiscalmente inconveniente. A medida que el mundo hablaba cada vez más de la Guerra contra el Terror y del “choque de civilizaciones”, la necesidad de voces religiosas autoritarias que abogaban por la paz y la reconciliación era más necesaria que nunca.

Por supuesto, como judía ortodoxa, nunca pensé que el camino al clero estuviera abierto para mí. Sabía que no sería aceptada en muchos círculos ortodoxos, si no en la mayoría. Me preocupaba que un título hiciera que algunos me respetaran aún menos que ningún título en absoluto. Me preocupaba que mis hijos fueran rechazados de las escuelas diurnas, que mi familia no fuera bienvenida en las sinagogas, que seríamos ridiculizados o condenados al ostracismo por este camino.

Varios colegas recomendaron que explorara la escuela rabínica en otra denominación, una que permita que las mujeres sean ordenadas como rabinos. Sin embargo, nunca le di la idea más que un pensamiento pasajero. Soy ortodoxa – en mis creencias, mis prácticas y mi comunidad – y nunca quisiera ser otra cosa. Además, sentí que dejar la ortodoxia sería reconocer que la ortodoxia no tiene un lugar para gente como yo. No creo que eso sea verdad.

Cuando Yeshivat Maharat anunció que aceptaría a la primera cohorte de mujeres para entrenar para posiciones del clero en la comunidad ortodoxa usando el título “Maharat” – un término que reconoce que las mujeres no fueron tradicionalmente ordenadas como rabinos pero no merecían menos respeto y reconocimiento – se sentía como si todos los pedazos de mí fuera finalmente capaz de unirse.

Ciertamente algunos de mis miedos llegaron a buen término. Aunque me he sentido abrumadoramente abrazada en la mayoría de los espacios, hay personas en la comunidad ortodoxa que buscan castigarnos por este papel. En febrero, la O.U votó que las mujeres no pueden servir como clero en cualquiera de sus congregaciones afiliadas. Ahora, el O.U. pueden optar por castigar a las sinagogas que desean tener liderazgo femenino en su seno.

Cómo deseo que la mayor amenaza que enfrenta nuestra comunidad sea un grupo de mujeres que quieran traer más inspiración, más curación y más Torá a nuestro mundo.

Yo no soy una de las mujeres que está sirviendo a una congregación afiliada a la O.U. en la actualidad, aunque lo hice durante dos años. Mi interés en esto no es profesional, pero no es menos personal.

Nuestro mundo necesita desesperadamente sanación. Nuestro mundo necesita desesperadamente un liderazgo. Ahora, de todos los tiempos, no podemos darnos el lujo de rechazar a la gente.

Rezo por el día en que este debate es el tema más urgente de nuestro tiempo.

Maharat Rori Picker Neiss es  Director Ejecutivo del Consejo de Relaciones Comunitarias Judías de San Luis. Antes de eso, fue Directora de Programación, Educación y Participación Comunitaria en la Congregación Bais Abraham, una sinagoga judía ortodoxa moderna en University City, Missouri. Anteriormente, se desempeñó como Directora Ejecutiva Interina de Religions for Peace-USA, Coordinadora del Programa para la Alianza Feminista Ortodoxa Judía, Subdirectora de Asuntos Interreligiosos para el Comité Judío Americano y Secretaria del Comité Judío Internacional sobre Consultas Interreligiosas. internacional, interreligioso. Rori es copresidenta de la Red Inter-religiosa de Religiones por la Paz de América del Norte, miembro de CLAL Rabinos Sin Fronteras y co-redactora de “Interactive Faith: The Essential Interreligious Community-Building Handbook”. Está casada con Russel Neiss, un ingeniero de software para Sefaria, y tienen dos hijas y un hijo: Daria, Susanna y Shmaya.

Nueva mujer Rosh Kehila de sinagoga ortodoxa en Brooklyn

 

rosh kehilaFoto: Pantalla

 

Masada Siegel – Anya Ulinich. Traducción y Edición Eliyahu BaYona

Conozca a Michal Kohane, la última Maharat-en-entrenamiento que se le ofrecerá un púlpito en el moderno Ortodoxo Prospect Heights Shul en el corazón de Brownstone Brooklyn.

Kohane fue anunciada recientemente como la nueva “Rosh Kehila”, jefe de la comunidad, por el rabino de la comunidad Ysoscher Katz.

Nacida y criada en Israel, Kohane ha tenido un papel destacado en la comunidad judía del norte de California. Sus responsabilidades iban desde trabajar para la federación local hasta servir como rabino y educador en funciones.

“[En Prospect Heights Shul,] estaré haciendo muchas de las cosas que cualquier rabino de la sinagoga hace”, dijo Kohane. “En este momento, nos estamos preparando para las próximas Festividades, y tendremos oraciones completas, soplando el shofar, sermones, muchos de los cuales voy a dar. Al mismo tiempo, todavía no he terminado mis estudios en Yeshivat Maharat y no soy un posek [que decide la ley], así que me alegro de estar trabajando con otro rabino en eso “.

La sinagoga había estado buscando a un líder a tiempo parcial / rabino, y envió un aviso de trabajo a varias escuelas, incluyendo Yeshivat Maharat, en la sección Riverdale del Bronx. “La Torá de Michal se conecta con personas de todos los antecedentes”, dijo el presidente de la sinagoga, Noah Greenfield. “Su gentil carisma atrajo a multitudes en su Shabat de prueba y continuará atrayendo a nuevos miembros e invitados. Su espiritualidad reflexiva entusiasma a la gente en cada lado de la mejitza, o partición. Ella es un modelo del principio del Profeta Miqueas: “Camina humildemente con tu Dios.” Ella conduce con humildad y gracia. Y las personas de todos los sectores del espectro político, cultural y religioso fueron atraídas hacia sus enseñanzas “.

Kohane creció con una educación judía rica, y en donde pensar fuera de la caja es absolutamente la tradición de la familia. “Mi padre estaba entre los fundadores de la sinagoga Masorti [Conservadora],” Moria “, en Haifa, Israel. Cuando era adolescente, yo era activa en el grupo de jóvenes Reformistas, TeLeM. Así que, mientras recuerdo, shul y todos los relacionados – la espiritualidad, el aprendizaje, los aspectos sociales y, por supuesto, discutir – fue una parte importante de mi vida “

Los diversos antecedentes religiosos de Kohane le permitieron considerar muchas comunidades judías, y decidió seguir el camino de la ortodoxia, dice. “Como adulto, mi elección personal, preferencia y comodidad es con la Ortodoxia Moderna”, dijo. “Me encanta aprender y he estado involucrada en el liderazgo de la comunidad durante mucho tiempo, así que seguí buscando lugares para aprender más. Cuando me fue posible asistir a Yeshivat Maharat, que ofrece un aprendizaje riguroso, hice el movimiento. ”

La decisión de contratar a una mujer para el puesto fue un debate, al principio. “Muchas personas en nuestro shul pensaron que la contratación de una mujer sería una ventaja – después de todo, hemos tenido algunas mujeres extraordinarias líderes espirituales que han servido como pasantes de la congregación en el pasado y se han beneficiado significativamente de ellos”, dijo Greenfield. “Pero muchos otros tenían serias preocupaciones al respecto. Pero esas preocupaciones prácticamente desaparecieron cuando tuvimos la oportunidad de conocer a R “K Michal. Nadie en nuestro shul quería controversia o hacer una declaración. Al final, elegimos a alguien cuyas calificaciones eran extraordinarias e incomparables por cualquier otra persona que podríamos haber querido contratar. Pero no tengo ninguna duda de que su feminidad – su torat imeka (literalmente, “Torá de la madre”) – la hará extraordinariamente impactante en los corazones y la mente de nuestra comunidad “.

“La gran mayoría de los milenios en nuestra congregación y en Brooklyn están impacientes por más mujeres líderes espirituales”, dijo Greenfield. “Crecieron con mujeres en la Corte Suprema y mujeres que dirigían el país. Ya no es una cuestión para ellos que las mujeres puedan guiar sus shuls y guiar sus vidas espirituales “.

4 falsos rabinos bajo arresto domiciliario

 

falsos rabinosFoto: Chabad Lubavitch via Flickr

 

Por JNi.Media –

Cuatro presuntos rabinos que habían sido arrestados el miércoles bajo sospecha de fraude, abuso de confianza, falsificación y suplantación de identidad, fueron puestos en libertad bajo arresto domiciliario con condiciones restrictivas en espera de su acusación.

Los cuatro, de varias ciudades de Israel, fueron arrestados al final de una investigación compleja por una unidad de investigación de la policía nacional bajo sospecha de obtener fraudulentamente un certificado que les permite competir por una posición pública de alto rango como un rabino jefe de la ciudad, informó.

Los cuatro son sospechosos de obtener fraudulentamente el “certificado de competencia” sin tomar los exámenes de certificación. En su lugar, utilizaron otros métodos que incluían la falsificación del registro de los resultados de las pruebas, el envío de un impostor para ser examinado en su lugar, e incluso acercarse al examinador directamente para facilitar su grado.

Los detectives de Lahav 433 detuvieron a los cuatro sospechosos y registraron sus domicilios para apoderarse de los documentos que los vinculan con los presuntos delitos, que incluyen el fraude y el abuso de confianza, la obtención fraudulenta de un certificado en circunstancias agravadas, la falsificación de documentos corporativos, falsificar en circunstancias agravadas.

La policía de Israel enfatizó que la sospecha está dirigida contra los propios sospechosos, y no contra las figuras religiosas oficiales, y que a lo largo de toda la investigación la policía recibió cooperación profesional de la Jefatura del Rabinato de Israel.

Ortodoxa gana el derecho de usar falda en gimnasio

 

yoisefaYosefa Jalal Wood-Isenberg. Foto: Matthew McDermott

 

 By Aiden Pink

Una mujer judía ortodoxa que fue expulsada de un gimnasio por hacer ejercicios con falda ha llegado a un acuerdo legal con el gimnasio que le permitirá volver y realizar sus prácticas en el atuendo de su elección.

Yosefa Jalal Wood-Isenberg demandó al gimnasio femenino Lucille Roberts después de alegar que fue acosada, le dijeron que había “invadido las instalaciones” y que en última instancia fue prohibida entrar porque llevaba una falda hasta la rodilla, que el gimnasio afirmó no era un traje apropiado.

Como parte de un arreglo archivado en la corte federal de Manhattan, Lucille Roberts también acordó restablecer la membresía de Wood-Isenberg en el gimnasio y pagarle una cantidad no revelada.

Wood-Isenberg dijo que había seguido practicando en videos de entrenamiento en línea desde su embarazoso episodio.

“Estoy emocionada de volver a hacer mis ejercicios allí. No es lo mismo trabajar en su propia casa con todas las distracciones”, dijo la maestra de escuela, quien agradeció a Dios, su equipo legal en Emery Celli Brinckerhoff & Abady, y” todos los que nos apoyaron en el camino “.

Wood-Isenberg había estado ejercitando en su casa en el ínterin.

“Estoy muy agradecida de que yo y otras mujeres judías podamos ejercitar en una instalación sin comprometer nuestras creencias religiosas”, dijo en un comunicado. “Esta es una feliz victoria para las mujeres que visten modestamente.

Su abogado, Ilann Maazel, dijo que el caso era “una victoria importante para la libertad religiosa. Las mujeres judías observantes deberían poder hacer sus prácticas en un gimnasio como cualquier otra persona, y ahora, en Lucille Roberts, pueden hacerlo. Aplaudimos a Lucille Roberts por hacer lo correcto. “

Leer más: http://forward.com/fast-forward/382107/orthodox-woman-wins-right-to-wear-skirt-to-gym/