Mujeres pelean contra ultra extremismo religioso

New York

17 de Enero 2018 –

ortodoxas

Por Shoshanna Keats Jaskoll -Traducido y Editado por Eliyahu BaYona

 

En los 10 años que he vivido en Beit Shemesh, he visto cosas que pensé que nunca vería. He visto carteles que le dicen a las mujeres qué vestir y le ordenan que caminen por una escalera específica. He visto a chicas ser escupidas y llamarlas shiksas -gentiles. Me han escupido, por tratar de proteger a estas chicas.

 

Esta es una historia sobre el extremismo fugitivo. Sobre la apatía de las autoridades locales y el silencio del liderazgo religioso local.

Es una historia en la que las heroínas son unas pocas mujeres valientes dedicadas a detener estos actos, y cuyos esfuerzos han reunido a un equipo heterogeneo lo mejor visto hace unas semanas cuando recorrimos el paisaje de avisos de modestia de la ciudad con un miembro cristiano árabe israelí del Knesset y un variado grupo de mujeres y hombres judíos. Fue una de las experiencias más extrañas e inspiradoras de mi vida.

 

Porque no era la policía, ni los rabinos, ni los políticos MK de las fiestas religiosas los que venían, a escuchar y entender. Fue un MK cristiano árabe, otros MK de todo el espectro religioso y político, y hombres y mujeres de IRAC (Israel Religious Action Center – el brazo de defensa pública y legal del Movimiento de Reforma en Israel) con quien encontramos una causa común. Y a pesar de los problemas en Beit Shemesh, llegué a casa en ese día orgullosa del Estado de Israel que nos había reunido.

 

Las tensiones en Beit Shemesh, un suburbio a 30 minutos al oeste de Jerusalén, comenzaron hace más de una década, cuando grupos de las sectas judías ultraortodoxas más insulares se instalaron en una sección más nueva de la ciudad, Ramat Beit Shemesh Bet. Este vecindario linda con un vecindario sionista religioso establecido donde las mujeres, tanto nativas israelíes como inmigrantes como yo hemos hecho un hogar para nuestras familias religiosas sionistas.

 

Las señales que decían “VESTIMENTA MODESTA SOLAMENTE” comenzaron a aparecer por la ciudad. Los adolescentes fueron hostigadas por salir en grupos por hombres ultra ortodoxos; las niñas las llamaban “shiksas” o “putas”. En algunas ocasiones, los hombres tiraban piedras.

escalera

Una escalera con graffiti que indica “hombres” y “mujeres” en escaleras separadas

Alisa Coleman

 

 

Lo más famoso fue que la escuela religiosa local de niñas sionistas y sus estudiantes fueron sometidos a gritos, escupitajos y vandalismo por parte de hombres adultos en un esfuerzo por convencer a la escuela de que abandonara las instalaciones.

 

Un grupo de mujeres, todas las cuales sufrieron agresiones físicas o verbales, decidieron tratar de poner fin a este hostigamiento. Intentaron trabajar con la ciudad, y fueron ignoradas. Los moderados líderes haredi se negaron a involucrarse.

 

Y entonces, las mujeres recurrieron a la ley, presentando una demanda civil contra las señales.

 

A lo largo de todo esto, las mujeres y sus seguidores fueron objeto de escepticismo y crítica. Los políticos y residentes locales criticaron a las mujeres religiosas, acusándolas de ser “reformistas” (Judías Reformistas) y usar eso para deslegitimar su causa y manchar sus nombres en las revistas locales. Aquellos que habían hecho la vista gorda a las mujeres y las niñas ahora las avergonzaban por aceptar ayuda donde finalmente la encontraron. Muchas personas, locales y en las redes sociales exigieron saber por qué causaban esos problemas. “Es solo una señal”, les dijeron, una y otra vez.

 

Finalmente, en 2015, las mujeres tuvieron una gran victoria. El tribunal de primera instancia falló a favor de la demanda civil de las mujeres y les otorgó daños y perjuicios, todas las cuales las mujeres donaron a obras de caridad. La ciudad tomó algunas de las señales y las bajaron.

 

En cuestión de horas, las volvieron a subir.

 

El nuevo letrero fue aún más específico: “Bienvenido a un centro comercial haredi. Las mujeres que vienen / visitan / compran / trabajan deben usar vestimenta modesta que incluya faldas largas, mangas largas y cuellos cerrados. Gracias por entender. Rabinos de la zona y los residentes “.

 

El caso es que no es solo un aviso. El verano pasado, los adolescentes religiosos que caminaron a través de Ramat Beit Shemesh Bet en Shabbat para ofrecerse como voluntarios para niños con necesidades especiales, recibieron basura e injurias lanzadas por jóvenes y adultos. Cuando sus padres intentaron terminar con el acoso semanal reuniéndose con los líderes de la comunidad haredi, les dijeron: “¿No ven las señales? Te estamos diciendo cómo vestirte. Si no sigues esas demandas, naturalmente, serás atacado “.

 

En otras palabras, los signos se usaban para justificar el comportamiento violento. En junio de 2016, el tribunal administrativo ordenó que se quitaran los letreros. Pero a partir de febrero de 2017, todavía estaban en pie. En junio, la ciudad fue declarada en desacato al tribunal. La ciudad recurrió a la Corte Suprema para apelar esta decisión.

 

A principios de diciembre de 2017, no solo los carteles originales seguían en pie, sino que aparecían nuevos signos. Estos nuevos signos van más allá de ordenar un código de vestimenta para delinear dónde estaban y no se les permitía caminar a las mujeres: “A petición del principal rabino, se les pide a las mujeres que se muevan de esta acera al otro lado de la calle y no se acerquen al Shul y, por supuesto, ¡no se detengan en esta acera!”. Decía uno.

 

“En las horas punta (principalmente mañana y tarde) yendo y viniendo de las escuelas y los Shuls, hombres: ve al lado derecho de las escaleras, mujeres a la izquierda”, exigió otro.

 

El 4 de diciembre, el Tribunal Supremo celebró una audiencia sobre la apelación de la ciudad. El alcalde Moshe Abutbol intentó afirmar que la tarea de la policía consistía en quitar las señales. Después de todo, las habían derribado una vez y los signos simplemente reaparecían.

 

Pero los jueces, no estaban teniendo nada de eso. El juez Hannan Meltzer fue fogoso en su respuesta.

 

“No existe una calle cerrada para las mujeres en el Estado de Israel”. ¡Nunca ha habido y nunca habrá! “Rugió Meltzer.

 

“Decirles a las mujeres cómo vestirse y dónde ir en un espacio público va contra la ley básica del derecho de una persona al honor y la libertad”, continuó el juez Uri Shoham.

 

Los jueces dieron al alcalde dos semanas para eliminar las señales o enfrentar el tiempo de la cárcel.

 

La decisión de los jueces llegó a los titulares nacionales y el 24 de diciembre, el Comité de la Knesset para el Estatuto de la Mujer y la Igualdad de Género llegó a ver por sí mismos si el alcalde había cumplido con su obligación.

 

Y así es como llegué a hablar con MK Aida Touma-Suleiman sobre señales de tzniut y hijab.

aida touma

La autora con MK Aida Touma-Suleiman

Shoshanna Keats Jaskoll

 

Touma-Suleiman es una mujer árabe israelí que, en su calidad de jefa de este comité, ha tenido que presidir reuniones sobre cuestiones relacionadas con las mujeres en el judaísmo. En preparación para los debates, ha estudiado temas como tzniut (modestia) y mikveh (el baño ritual). Más de una vez, se la ha escuchado corrigiendo a sus contrapartes judíos sobre el ritual judío e incluso citó el Shulján Arukh, el Código Judío de la Ley, a un miembro haredi de la Knéset durante un debate sobre los derechos de las mujeres en la mikveh.

 

Touma-Suleiman y otros seis MK, miembros de IRAC, así como miembros de la prensa se unieron a la misión de investigación.

 

Al atravesar la ciudad en un autobús privado, los MK espontáneamente decidieron bajar al centro de la ciudad. Touma-Suleiman dijo que necesitaba tener una idea de lo que sucede en Beit Shemesh, y que no iba a tomar el autobús.

 

Aquí los visitantes pudieron ver la clínica de salud para mujeres, donde se pintó con spray la palabra “mujer”. Es aquí donde las señales de modestia más grandes cuelgan siniestramente sobre el círculo principal (ahora reemplazado con graffiti): “¡Pase solo en ropa modesta!”

 

Al otro lado de la calle había una escalera segregada con la palabra “mujeres” en hebreo pintada que bajaba por un lado y la palabra “hombres” por el otro.

 

Mientras nuestro grupo miraba alrededor el graffiti, pancartas de papel y pegatinas pegadas alrededor de la ciudad para reemplazar las señales, una multitud se formó a nuestro alrededor. Una mujer se acercó, vestida con un atuendo ultraortodoxo, queriendo saber cómo podíamos entrar al vecindario con tal falta de respeto, indicando a las pocas mujeres que llevaban pantalones (los carteles especifican las faldas).

 

“¿Por qué no puedes respetar nuestro lugar?”, Preguntó ella. “Tengo parientes no religiosos. Cuando vienen a mi casa, se visten con respeto “.

 

Touma Suliman le dijo que las calles públicas no son el hogar de nadie, sino un lugar donde la gente hace negocios y camina libremente.

 

Su conversación fue cordial, pero cada vez más tensa, mientras docenas de hombres se reunían alrededor, algunos gritaban “shiksa” y “prutza” – yiddish para “mujer no judía” y “mujer promiscua” respectivamente.

 

Irónicamente, ninguno de ellos sabía que sus insultos eran precisos, y una de las mujeres a las que apuntaban, la MK cristiano árabe, en realidad no era judía.

 

Después de la gira, el grupo se sentó para hablar y discutir. Touma-Suleiman describió la situación como una batalla similar a otras en el mundo, donde las guerras por el territorio se han librado sobre las espaldas de las mujeres, a menudo el elemento más débil de la sociedad y el más fácil de controlar. Ella dijo que los extremistas estaban tratando de crear un “estado dentro de un estado”, donde sus reglas son ley.

 

Cuando el director general de la ciudad intentó sugerir que las señales eran realmente una cuestión de sensibilidad cultural, Touma-Suleiman lo interrumpió y dijo: “No me hablen de sensibilidad cultural; eso solo se usa para justificar la opresión de las mujeres. No lo estoy comprando “.

 

Comparó los carteles de Beit Shemesh con carteles en ciudades árabes que exhortan a las mujeres a usar el hijab, reconociéndolas como fenómenos similares.

 

Era extraño que tuviera más cosas en común con esta mujer de Nazaret que con algunos de mis vecinos.

 

Todos nosotros, mujeres religiosas, israelíes nativos, nuevos inmigrantes, diputados rusos, hombres israelíes seculares y un árabe cristiano con puntos de vista políticos ampliamente divergentes, nos sentamos y discutimos la necesidad de proteger los derechos de todos los ciudadanos sin dañar los derechos de los demás. Y sentí orgullo en ese momento. Orgullo de las personas, en su deseo básico de hacer el bien y ser bueno, y en el Estado de Israel, donde todas estas personas de diferentes orígenes se reunieron.

 

También sentí una profunda desilusión y vergüenza. La decepción de que nosotras, las mujeres religiosas, tuvimos que dejar los confines de nuestro liderazgo local y rabínico para tratar de resolver una situación que no debería existir en primer lugar. Es una pena que estos extremistas y aquellos que no hacen nada para detenerlos se reflejen tan mal en la Torá y el judaísmo.

 

Nosotros, que sabemos que la rectitud viene en todas las formas y tamaños, trabajaremos con la Corte Suprema israelí, un MK árabe y, para el caso, cualquier otra persona que quiera unirse a la causa para proteger a Beit Shemesh -y a la comunidad judía en general- del extremismo en medio de ella.

 

Shoshanna Keats Jaskoll es escritora y miembro fundador de Chochmat Nashim.

Abbas imita a Trump: Los palestinos son cananeos originales

Se contagian las tonterias a nivel mundial

Estaban en Jerusalén antes de los judíos…

New York

17 de Enero 2018 –

abbascananeos

Mahmoud Abbas, presidente de la Autoridad Palestina.

 

Hablando en Egipto, Abbas dice: “Toda administración de EE. UU. maldice a su predecesor, ¿cómo podemos tener fe en ellos como mediadores?”

 

Jack Khoury para Haaretz

El presidente palestino, Mahmoud Abbas, atacó el miércoles al presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, por su decisión de reconocer a Jerusalén como la capital de Israel. En El Cairo, Abbas también dijo que los palestinos eran los “cananeos originales” y que estaban en Jerusalén antes que los judíos.

 

“Todas las administraciones estadounidenses han maldecido a su predecesor y prometieron algo nuevo, pero nada salió de él”, dijo el presidente de la Autoridad Palestina en la cumbre sobre Jerusalén en la Universidad Al-Azhar de El Cairo. “¿Cómo podemos tener fe de que la superpotencia sería un mediador entre nosotros y los israelíes?” preguntó.

 

Después de la “pecaminosa” decisión de Trump en diciembre de cambiar el estatus de Jerusalén y su decisión de reubicar la embajada estadounidense, “los Estados Unidos se ha retirado del proceso diplomático y ya no puede ser un mediador o patrocinador”, dijo.

 

“Nuestra posición es que queremos un estado dentro de las fronteras de 1967 con Jerusalén Este como su capital y una resolución de todos los asuntos clave”, dijo Abbas.

 

Abbas, un opositor de la violencia desde hace mucho tiempo, dijo que los palestinos “continuarán persiguiendo pacíficamente nuestras demandas hasta que recuperemos nuestros derechos”. Dijo que los palestinos continuarían apoyando la paz, “pero no a todo precio”.

 

Abbas dijo que los palestinos son los “cananeos originales” y que estaban en Jerusalén antes que los judíos, un reclamo que también expresó en su discurso histórico hace unos días en el que dijo que los “Acuerdos de Oslo están muertos”.

En un discurso del domingo, Abbas dijo que “cualquier negociación futura tendrá lugar solo dentro del contexto de la comunidad internacional, por un comité internacional creado en el marco de una conferencia internacional. Permítanme ser claro: no aceptaremos el liderazgo de Estados Unidos. de un proceso político que involucra negociaciones “.

 

Los comentarios del líder palestino llegaron antes de una visita de fin de semana a la región por parte del vicepresidente Mike Pence.

 

Pence es el funcionario estadounidense de mayor rango que visita el Medio Oriente desde la decisión de Trump en Jerusalén en diciembre. Visitará Egipto, Jordania e Israel, pero no se reunirá con los palestinos.

 

Sus comentarios también se producen un día después de que Estados Unidos anunciara que retendría $ 65 millones de un pago que estaba programado para transferir este mes a la agencia de la ONU responsable de ayudar a los refugiados palestinos y sus descendientes en el Medio Oriente. Los Estados Unidos proporcionarán $ 60 millones en ayuda, que equivalen aproximadamente a la mitad de la suma planificada de $ 125 millones.

La decisión se tomó luego de un largo debate interno dentro de la administración Trump. La embajadora de los EE. UU. en la ONU, Nikki Haley, presionó para que se congele completamente el UNRWA, a menos que los palestinos se comprometan a conversaciones de paz mediadas por Estados Unidos con Israel, mientras que el secretario de Estado, Rex Tillerson, advirtió que esa medida crearía una crisis en Gaza, Jordania y Cisjordania.

Adolescente palestina seguirá detenida por agredir a soldados

New York

17 de Enero 2018 –

ahedtamimi

 Ahed Tamimi seguira detenida.

 

La adolescente palestina Ahed Tamimi, acusada de atacar a un soldado y oficial de las FDI, permanecerá bajo custodia hasta el final del juicio. Tamimi también está acusada de participar en nuevos disturbios e incitación.

Ahed Tamimi, de 16 años, fue acusada de asalto y varias otras ofensas un mes después de que la madre de laadolescente palestina la grabara en un video y abofeteara a dos soldados de las FDI. El Tribunal Militar ordenó el miércoles prolongar la custodia de Tamimi hasta el final del juicio.

La acusación contra Tamimi incluye su asalto contra dos soldados de las FDI y también le acusa de cinco cargos adicionales por atacar a soldados de las FDI con amenazas, lanzamiento de piedras, interrupción de las fuerzas de seguridad para realizar sus deberes, incitación y conducta desordenada.

slappingAhed Tamimi golpeando en la cara al soldado

El ministro de Defensa israelí, Avigdor Lieberman, aplaudió el fallo del tribunal. “Hay justicia en el Tribunal Militar”, dijo. “Aplaudo la decisión de dejar a la amotinada Ahed Tamimi bajo custodia hasta el final del proceso. Nuestro mensaje es claro: el Estado de Israel no permitirá el daño a los soldados de las FDI y quien intente dañarlos pagará el precio “.

nariman-tammimiNariman Tamimi, la madre de Ahed Tamimi.

También se presentó una acusación formal contra la madre de Ahed, Nariman Tamimi, por su participación en el asalto que cometió su hija y por participar en otro incidente en diciembre con su hija. La madre también fue acusada de incitar a llevar a cabo ataques terroristas en sus publicaciones en Facebook.

IDF usó concreto en vez de bombas para destruir túnel de Hamás

New York

17 de Enero 2018 –

concreto

La larga línea de hormigoneras utilizadas para destruir el túnel del terror Crédito de la foto: Facebook

 

Como se puede ver en una imagen publicada recientemente en las redes sociales palestinas, las FDI utilizaron concreto para destruir un túnel de terror de Hamas el sábado.

La decisión de usar concreto en lugar de bombas se hizo debido a la proximidad del túnel a las tuberías de gas y combustible.

 

Una imagen publicada en las redes sociales palestinas revela que la destrucción del túnel del terror de Hamas por parte de las FDI el sábado se realizó vertiendo concreto en lugar de bombardearlo.

Según los informes, el método fue elegido debido a la proximidad del túnel a las tuberías de gas y combustible, lo que habría hecho que la explosión fuera altamente peligrosa. La imagen muestra un largo convoy de hormigoneras de pie junto a la entrada del túnel en el cruce de Kerem Shalom.

 

El ejército israelí reabrió el cruce el martes, indicando que la transferencia de bienes a través de él se reanudará ahora que la amenaza de seguridad ha sido neutralizada.

 

“Cualquier intento de dañar a los ciudadanos de Israel o su soberanía se resolverá con una respuesta firme y decidida”, dijo la FDI. “Continuaremos frustrando la infraestructura subterránea de grupos terroristas donde sea necesario”.

 

El domingo, el comandante general del Ejército de las FDI, general Eyal Zamir, visitó el área de destrucción del túnel y dijo que el ejército continuará luchando contra los intentos de dañar a civiles israelíes.

 

“Me gustaría expresar mi agradecimiento a la División de Gaza, la Brigada del Sur y todas las demás fuerzas involucradas para la operación precisa”, dijo Zamir. “Estamos decididos a continuar en nuestros esfuerzos para erradicar los túneles del terror y hacer lo que sea necesario para proteger a los ciudadanos israelíes”.