‘Hacer hummus, no guerra’: los garbanzos unen a judíos y musulmanes en Argentina

 

hummusParticipantes en el evento “Primer Campeonato Mundial de Humus” llevado a cabo en Argentina. Foto: Musulmanes y Judios Fans del Humus.

 


Por JTA Staff September 24, 2017

(JTA) – “Hacer hummus, no la guerra.”

Ese fue el mensaje detrás de un evento reciente que reunió a judíos, musulmanes y otros árabes locales en la bulliciosa capital argentina de Buenos Aires.

El domingo, 20 chefs amateurs participaron en un concurso de hummus en el restaurante Tetuan Moroccan Grill en el moderno barrio de Palermo Soho. Cerca de 300 personas se presentaron para ver a los jueces premiar a un ganador de lo que oficialmente se llamó El Primer Campeonato Mundial de Hummus.

El evento fue menos acerca de la competencia y más acerca de reunir a personas de diferentes culturas y religiones a través de la comida que todos aman.

Pero había un ganador: la nativa de Turquía Beynazur Ors, cuyo hummus colorido contenía remolacha y col roja.

“Todos queremos respetarnos unos a otros”, dijo Ors sobre sus compañeros concursantes.

Su marido, Burak, estuvo de acuerdo.

“Todos queremos otro evento como este, más tiempo para cocinar y comer juntos”, dijo.

Aunque pudo haber sido la primera competencia de hummus de este tipo en Buenos Aires, la noche germinó en el transcurso de encuentros informales con miembros del Congreso Judío Latinoamericano y jóvenes musulmanes locales. El grupo comenzó hace tres años simplemente tomando café o té juntos, pero pronto se invitaron unos a otros a la Pascua y a las cenas de Iftar. El concurso hummus fue una rama del grupo, pero mientras los miembros del Congreso Judío Latinoamericano asistieron, hubo poca presencia institucional.

Ha habido un acalorado debate a lo largo de los años en cuanto a si el hummus es una invención árabe o israelí -o, quizás más exactamente, una antigua creación judía, desde que Israel fue fundada oficialmente en 1948, mucho después de que el plato de garbanzo se convirtiera en un alimento básico de Oriente MedioPero esas discusiones no estuvieron en la mesa del domingo.

“En lugar de importar conflictos, estamos exportando la convivencia”, dijo Luciano Safdie, quien al igual que los otros organizadores del evento llevaba una camiseta “Hacer Hummus, No Guerra”, dijo al final de la noche.

Los jueces fueron Matias Cedarbojm, un ex concursante judío en la versión argentina de “MasterChef”; Gustavo Massud, dueño de un restaurante árabe en Buenos Aires llamado Al Shark; y el chef argentino Víctor Manuel García.

Joan Noejovich, un judío local, llegó a las semifinales.

“Preparé una receta drusa con ingredientes importados de Israel”, dijo.

Su versión fue mejor que la preparada por un israelí expatriado de Jerusalén llamado Adi, que no quería dar su apellido.

Massud, quien señaló que los clientes de su restaurante suelen ser medio árabes y mitad judíos, amó el hummus de Noejovich, pero dijo que al final votó por Ors porque tenía “el sabor de la comida hecha por una madre”.

Myriam Kabbara, quien dirige una escuela islámica en Buenos Aires, tuvo un extallido de emoción en el evento.

“Disfruté del espíritu”, dijo. “Nunca tuve un problema con la gente judía, y creo que es muy bueno mostrar que nosotros, los judíos y los musulmanes, podemos ser amigos”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *