Bereshit - Genesis - Capitulo 4

 

 

sefer torah pic eliyahu bayona

Sefer Torah. © Eliyahu BaYona

 

BERESHIT- Génesis - EN EL PRINCIPIO

CAPITULO 4

(fonética sefaradí)

4:1         Y el hombre conoció a Eva, su mujer, y ella concibió y dio a luz a Caín (Caín), y dijo: He adquirido un varón con la ayuda del Eterno.

Veja'Adam yadá et-Javáh ishtó vatahar vateled et-Kayin vatomer kanití ish et-Adonay.

4:2         Y volvió a dar a luz a su hermano, Abel (Hével), y fue Abel pastor de ovejas y Caín fue labrador de la tierra.

Vatosef laledet et-ajiv et-Havel vayejí-Hevel ro'eh tson veKayín hayáh oved adamáh.

4:3         Y aconteció que al cabo de algunos días trajo Caín, del fruto de la tierra, (1) una ofrenda al Eterno.

Vayejí mikets yamim vayavé Kayín miperí ha'adamáh minjáh l'Adonay.

4:4         Y Abel trajo también, él, de los primogénitos de sus ovejas, y de las grosuras de ellos. Y se volvió el Eterno Dios hacia Abel y hacia su ofrenda,

VeHével jeví gam-hú mibejorot tsonó umejelvején vayishá Adonay el-Hével ve'el-minjató.

4:5         mas hacia Caín y hacia su ofrenda no se volvió. Y se irritó Caín mucho, y decayó su semblante.

Ve'el-Kayín ve'el-minjató lo sha'ah vayijar le-Kayín me'od vayiplú panav.

4:6         Y dijo el Eterno a Caín: ¿Por qué te irritaste y decayó tu semblante?

Vayómer Adonay el-Kayín lamah jarah laj velamáh nafelú faneja.

4:7         Ciertamente, si sabes soportarlo, (mejorando tus obras, serás perdonado); y si no, el pecado yacerá (contigo hasta la puerta de tu tumba). Y (hacerte pecar) es el deseo (de tu mal impulso), pero tú puedes dominarlo.

Haló im-teytiv se'et ve'im lo teytiv lapétaj jatat rovets ve'eleja teshukató ve'atáh timshol-bo.

4:8         Y habló (2) Caín a Abel, su hermano. Y sucedió que estando ellos en el campo, se levantó Caín contra Abel, su hermano, y lo mató.

Vayómer Kayín el-Hével ajiv vayejí biheyotam basadéh vayakom Kayín el-Hével ajiv vayajargeju.

4:9         Y dijo el Eterno a Caín: ¿Dónde está Abel, tu hermano? Y él dijo: No sé; ¿acaso soy yo el guardián de mi hermano?

Vayómer Adonay el-Kayín ey Hével ajija vayómer lo yadati hashomer ají anoji.

4:10       Y dijo El: ¿Qué has hecho? La voz de la sangre de tu hermano está clamándome desde la tierra.

Vayómer me asita kol demey ajija tsoakim elay min-ha'adamáh.

4:11       Y ahora maldito serás tú, más que la tierra que abrió su boca para recibir de tu mano la sangre de tu hermano.

Ve'atáh arur atáh min-ha'adamáh asher patsetá et-pija lakajat et-demey ajija miyadeja.

4:12       Cuando labres el suelo, no volverá más a darte su fuerza; y vagabundo y errante serás en la tierra.

Ki ta'avod et-ha'adamáh lo-tosef tet-kojá laj na vanad tihyeh va'árets.

4:13       Y dijo Caín al Eterno: ¿Tan grande es mi delito que no se puede soportar?

Vayómer Kayin el-Adonay gadol avoní minesó.

4:14       He aquí que me expulsas hoy de sobre la faz de la tierra, y de tu presencia no me podré ocultar, y seré vagabundo y errante en la tierra, y acontecerá que todo el que me encuentre me matará.

Hen gerashta otí hayom me'al peney ha'adamáh umipaneja esater vejayiti na vanad ba'arets vejayah kol- motse'i yahar'geni.

4:15       Y dijo el Eterno: Por esto mismo, quien mate a Caín siete veces será vengado (3). Y puso el Eterno Dios una señal en Caín, para que no lo hiriese quienquiera que lo encontrara.

Vayómer lo Adonay lajén kol-horeg Kayín shiv'atayim yukam vayasem Adonay le-Kayin ot levilti hakot-otó kol-motse'ó.

4:16       Y salió Caín de la presencia del Eterno (4) y habitó en la tierra de Nod, al oriente de Edén.

Vayetsé Kayín milifney Adonay vayéshev be'érets-Nod kid'mat-Edén.

4:17       Y conoció Caín a su mujer y (ella) concibió, y dio a luz a Enoj (Janoj), y (Caín) edificó una ciudad, y dio nombre a la ciudad con el nombre de su hijo, Enoj.

Vayeda Kayin et-ishtó vatajar vateled et-Janoj vayejí boneh ir vayikrá shem ha'ir keshem benó Janoj.

4:18       Y de Enoj nació Irad, e Irad engendró a Mejuyael, y Mejiyael (Mejuyael), engendró a Metushael, y Metushael engendró a Lémej.

Vayivaled la-Janoj et-Yirad veYirad yalad et-Mejuya'el uMejiya'el yalad et-Metusha'el uMetusha'el yalad et-Lamej.

4:19       Y tomó para el Lémej dos mujeres: el nombre de una (era) Adá, y el nombre de la segunda, Tzil-lá.

Vayikaj-lo Lemej shtey nashim shem ha'ajat Adah veshem hashenit Tsiláh.

4:20       Y dio a luz Adá a Yaval, el cual fue padre (maestro) de los que habitan en tiendas y (poseen) ganado.

Vateled Adáh et-Yaval hu hayáh avi yoshev ohel umiknéh.

4:21       Y el nombre de su hermano era Yuval, el cual fue padre de todos los que tocan lira y arpa (5).

Veshem ajiv Yuval hu hayáh avi kol-tofes kinor ve'ugav.

4:22       Y Tzil-lá, ella también, dio a luz a Tuval-Caín, forjador de todo instrumento cortante de cobre y hierro; y la hermana de Tuval-Caín (fue) Naamá.

VeTsiláh gam-hi yaldah et-Tuval Kayín lotesh kol-joresh nejoshet uvarzel va'ajot Tuval-Kayín Na'amah.

4:23       Y dijo Lémej a sus mujeres: Adá y Tzil-lá, oíd mi voz; mujeres de Lémej, escuchad mi dicho: ¿Acaso maté a un hombre (Caín) por herirlo (intencionalmente) y a un muchacho (Tuval-Caín) por golpearlo? (6)

Vayomer Lemej lenashvav Adáh veTsiláh shma'an kolí neshey Lemej ha'azenah imrati ki ish haragti lefits'i veyeled lejaburati.

4:24       Pues si a las siete veces (generaciones) había de ser vengado Caín, Lémej lo será a las setenta y siete veces (generaciones).

Ki shiv'atayim yukam-Kayin veLémej shiv'im veshiv'ah.

4:25       Y tornó Adán a conocer a su mujer, y (ella) dio a luz un hijo y le llamó de nombre Set (Shet), (diciendo): Me puso Dios otra simiente en lugar de la de Abel, porque lo mató Caín.

Vayeda Adam od et-ishtó vateled ben vatikrá et-shemó Shet ki shat-li Elohim zera ajer tajat Hevel ki haragó Kayín.

4:26       Y a Set también le nació un hijo, y le llamó de nombre Enosh. Fue entonces cuando se comenzó a invocar el nombre del Eterno (7).

Ule-Shet gam-hú yulad-ben vayikrá et-shemó Enosh az hujal likró beshem Adonay.

 

Comentario:

1

   Dios recibió la ofrenda de Abel porque éste la hizo de buen grado, escogiendo lo mejor de sus ovejas, lo que no aconteció con Caín, que ofrendó con descuido lo más común de los frutos de la tierra. A Dios no le interesa la ofrenda en sí, sino la sinceridad de los sentimientos.

2

   Palabras coléricas.

 3

   El exegeta Rashí (Rabí Shelomó Yitzjakí) explica las palabras: "Por esto mismo, quien mate a Caín, siete veces será vengado" de la manera siguiente: "Por esto mismo, quien mate ahora a Caín, será castigado, pues sólo en la séptima generación es cuando deberá ser castigado por matar a Abel". En efecto, en el verso 23 se alude al hecho de que Lémej, durante la séptima generación de Caín, mató involuntariamente a éste y a su propio hijo, Tuval-Caín.

4

  En todo lugar donde Caín estaba, le parecía que todos le miraban con enemistad; creía oír a cada momento la voz del castigo: "¿Qué has hecho?" "¿Hacia dónde iré a fin de estar lejos de tu espíritu? Y ¿hacía dónde huiré de tu presencia? Si subo al cielo Tú estás allí, y si me sumo en el infierno, en él también estás presente; si tomase las alas de la aurora y habitase en las extremidades del mar, todavía allí me alcanzará tu mano, y me sujetará tu diestra" (Salmo 139, 7-10).

  5

  La Torah cita las primeras artes practicadas por el género humano. Yuval fue el maestro de la lira y del arpa, y Tuval-Caín, artesano en trabajos de cobre y hierro. Numerosos pasajes de la Biblia destacan el gusto musical del pueblo hebreo. Los principales instrumentos usados en aquellos tiempos son: El "tof", que era una especie de tambor: "Y tomó Miriam, la profetisa, el pandero en su mano y salieron todas las mujeres tras ella (Exodo 15, 20) ; el "nével", una especie de lira de diez o doce cuerdas, traducido al latín como "nablium"; el "jalil", flauta; el "shofar", trompeta de cuerno; la "jatzotzerá", trompeta usada por los sacerdotes; los "menanein" y "tzelzelím" (2 Samuel 6, 25), que son una especie de címbalos; y el "kinor", lira de ocho o diez cuerdas, que era el símbolo de la alegría. El rey David fue un gran maestro en este instrumento, y con su arte llevaba consuelo a los tormentos morales y espirituales del rey Saúl (1 Samuel 16, 16).

 

6

   Cuenta el Midrash que Lémej, siendo ciego, salía a cazar con su hijo Tuval - Caín, quien le guiaba e indicaba la presencia de la caza. El muchacho confundió a Caín con algún animal, y así fue cómo Lémej le mató de un flechazo. Al darse cuenta de su error se golpeó a sí mismo, y uno de los golpes cayó sobre la cabeza de su hijo, matándolo también. Por eso sus mujeres le reprochaban el doble asesinato, y Lémej se disculpó.

7

   En el rito sefaradí el sexto olé es denominado con la palabra hebrea, Samuj.

 

 

 

Copyrigh©  Editado por Miembros de la Organización Shalom Haverim bajo la dirección del Periodista Eliyahu BaYona, en Monsey, New York
    Advertencia: Este programa de computación está protegido por la ley de derechos de autor y por tratados internacionales. La reproducción o distribución de este programa o de cualquiera de sus partes sin la autorización de la Shalom Haverim Org. puede acarrear graves cargos civiles y criminales y será sometido a juicio con el máximo de la penalidad que prescribe la ley.

 

 

  google  
   

 
 


 
tehilim-salmos   jumash 
     
sidur   shalomhaverim
  tzahal

   
     
     
     


         

 

Correos: eliyahubayonah@gmail.com

Copy Rights © Shalom Haverim Org - Monsey 10952, New York

 

CONTACTENOS:   http://www.shalomhaverim.org/index.164.jpg http://www.shalomhaverim.org/index.165.jpg http://www.shalomhaverim.org/index.160.jpg http://www.shalomhaverim.org/index.158.jpg http://www.shalomhaverim.org/index.166.jpg http://www.shalomhaverim.org/index.159.jpg google http://www.shalomhaverim.org/index.161.jpg http://www.shalomhaverim.org/index.162.jpg press tumb  red    mail  Licencia de Creative Commons