Protected by Copyscape Web Copyright Protection Software

 

ÉXODO

CAPÍTULO 37

 

 

Este Capítulo de la Torá está dedicado a la Memoria de:

José -Yosef- BaYona Vila, Z''TL (Zejer Tzadik Livrajá)

 

 

37:1     E hizo Betzalel (1) el arca de madera de acacia; de dos codos y medio era su longitud, y de codo y medio su anchura, y de codo y medio su altura.

Vaya'as Betsal'el et-ha'aron atsey shitim amatayim vajetsi orko ve'amah vajetsi rojbo ve'amah vajetsi komato.

 

37:2     Y la cubrió de oro puro por dentro y por fuera, e hizo para ella una orla de oro alrededor.

Vayetsapehu zahav tahor mibayit umijuts vaya'as lo zer zahav saviv.

 

37:3     Y fundió para ella cuatro argollas de oro para colocarlas a sus cuatro esquinas: dos argollas a un costado y dos argollas al otro costado.

Vayitsok lo arba tabe'ot zahav al arba pa'amotav ushtey taba'ot al-tsal'o ha'ejat ushtey taba'ot al-tsal'o hashenit.

 

37:4     E hizo varas de madera de acacia y las cubrió de oro.

Vaya'as badey atsey shitim vayetsaf otam zahav.

 

37:5     Y pasó las varas por las argollas a los costados del arca, para llevar el arca.

Vayave et-habadim bataba'ot al tsal'ot ha'aron laset et-ha'aron.

 

37:6     E hizo un propiciatorio de oro puro; de dos codos y medio era su longitud, y de codo y medio su anchura.

Vaya'as kaporet zahav tahor amatayim vajetsi orkah ve'amah vajetsi rojbah.

 

37:7     E hizo dos querubines de oro; labrados a martillo y de una sola pieza los hizo, a los dos extremos del propiciatorio;

Vaya'as shney jeruvim zahav mikshah asah otam mishney ketsot hakaporet.

 

37:8     un querubín por este extremo y el otro querubín por aquel extremo; procedentes del propiciatorio mismo hizo los querubines, a los dos extremos de él.

Kruv ejad mikatsah mizeh ujruv-ejad mikatsah mizeh min-hakaporet asah et-hakruvim mishney ketsotav.

 

37:9     Y estaban los querubines con las alas extendidas hacia arriba, cubriendo con sus alas el propiciatorio y teniendo sus caras vueltas la una a la otra; hacia el propiciatorio estaban dirigidas las caras de los querubines.

Vayihyu hakeruvim porsey jenafayim lemalah sojejim bejanfeyhem al-hakaporet ufneyhem ish el-ajiv el-hakaporet hayu peney hakruvim.

 

37:10   E hizo la mesa de madera de acacia; de dos codos era la longitud de ella, y de un codo su anchura, y de codo y medio su altura.

Vaya'as et-hashuljan atsey shitim amatayim orko ve'amah rojbo ve'amah vajetsi komato.

 

37:11   Y la cubrió de oro puro; y le hizo una orla de oro alrededor;

Vayetsaf oto zahav tahor vaya'as lo zer zahav saviv.

 

37:12   y le hizo una moldura alrededor del ancho de un puño; e hizo al borde una orla de oro alrededor de su moldura.

Vaya'as lo misgeret tofaj saviv vaya'as zer-zahav lemisgarto saviv.

 

37:13   Y fundió para ella cuatro argollas de oro, y puso las argollas en las cuatro esquinas que corresponden a sus cuatro pies.

Vayitsok lo arba tabe'ot zahav vayiten et-hataba'ot al arba hape'ot asher le'arba raglav.

 

37:14   Frente al borde estaban las argollas por donde habían de pasar las varas a fin de llevar la mesa.

Le'umat hamisgeret hayu hataba'ot batim labadim laset et-hashuljan.

 

37:15   E hizo de madera de acacia las varas para llevar la mesa, y las cubría de oro.

Vaya'as et-habadim atsey shitim vayetsaf otam zahav laset et-hashuljan.

 

37:16   E hizo de oro puro los utensilios que habían de estar sobre la mesa; sus moldes y sus recipientes (para el incienso puro), y sus medias cañitas de separación, y sus soportes que han, de servir de techo para ellos (los panes); todo de oro puro.

Vaya'as et-hakelim asher al-hashuljan et-ke'arotav ve'et-kapotav ve'et menaki'otav ve'et-hakesavot asher yusaj bahen zahav tahor.

 

37:17   E hizo el candelabro (2) de oro puro; labrado a martillo de una sola pieza hizo el candelabro; su base y su tronco, sus copas y sus manzanitas y sus flores procedían de él mismo.

Vaya'as et-hamenorah zahav tahor mikshah asah et-hamenorah yerejah vekanah gevi'eyha kaftoreyha ufrajeyha mimenah hayu.

 

37:18   Y tenía seis brazos que salían (del tronco), de sus dos lados; tres brazos del candelabro de un lado de él y tres brazos del candelabro del otro lado de él.

Veshishah kanim yotse'im mitsideyha shloshah keney menorah mitsidah ha'ejad ushloshah kney menorah mitsidah hasheni.

 

37:19   Tres copas en forma de flores de almendro en un brazo, cada una con una manzanita y una flor; y tres copas en forma de flores de almendro en el otro brazo, con una manzanita y una flor; así hizo en los seis brazos que salían del candelabro.

Shloshah gevi'im meshukadim bakaneh ha'ejad kaftor vaferaj ushloshah gvi'im meshukadim bekaneh ejad kaftor vafaraj ken lesheshet hakanim hayotse'im min-hamenorah.

 

37:20   Y en (el tronco) del candelabro había cuatro copas sucesivas en forma de flores de almendro, con sus manzanitas y sus flores;

Uvamenorah arba'ah gevi'im meshukadim kaftoreyha uferajeyha.

 

37:21   de manera que había una manzanita debajo de dos de los brazos que salían del tronco, y una manzanita deba]o de los otros dos brazos que salían de él, y una manzanita debajo de los dos brazos restantes que salían de él; así eran los seis brazos que salían.

Vejaftor tajat shney hakanim mimenah vejaftor tajat shney hakanim mimenah vejaftor tajat-shney hakanim mimenah lesheshet hakanim hayotse'im mimenah.

 

37:22   Sus manzanitas y sus brazos procedían del mismo; todo ello era una pieza labrada a martillo, de oro puro.

Kaftoreyhem ukenotam mimenah hayu kulah mikshah ajat zahav tahor.

 

37:23   E hizo sus siete lámparas, y sus despabiladeras, y sus palitas (para la ceniza), de oro puro.

Vaya'as et-neroteyha shiv'ah umalkajeyha umajtoteyha zahav tahor.

 

37:24   De un talento de oro puro lo hizo, con todos sus utensilios.

Kikar zahav tahor asah otah ve'et kol-keleyha.

 

37:25   E hizo de madera de acacia el altar del incienso; de un codo era su longitud y de un codo su anchura, cuadrado era; y de dos codos su altura. Procedentes del mismo eran sus cuernos.

Vaya'as et-mizbaj haketoret atsey shitim amah orko ve'amah rojbo ravua ve'amatayim komato mimenu hayu karnotav.

 

37:26   Y lo cubrió de oro puro, así su parte superior como sus lados alrededor y sus cuernos; e hizo para él una orla de oro alrededor.

Vayetsaf oto zahav tahor et-gago ve'et-kirotav saviv ve'et-karnotav vaya'as lo zer zahav saviv.

 

37:27   Y dos argollas de oro le hizo por debajo de la orla, en sus dos esquinas, en ambos costados, por donde habían de pasar las varas a fin de llevarlo con ellas.

Ushtey tabe'ot zahav asah-lo mitajat lezero al shtey tsal'otav al sheney tsidav levatim levadim laset oto bahem.

 

37:28   E hizo las varas de madera de acacia, y las cubrió de oro.

Vaya'as et-habadim atsey shitim vayetsaf otam zahav.

 

37:29   E hizo el aceite santo de la unción, y el incienso puro de especias, según obra de perfumista.

Vaya'as et-shemen hamishjah kodesh ve'et-ketoret hasamim tahor ma'aseh roke'aj.

 

 

Comentario:

 

1

"E hizo Betzalel el arca de madera de sittim" (acacia). El arca fue el único objeto que este maestro hizo con sus propias manos, pues la divina presencia del Todopoderoso debería posar en ella, entre los dos querubines. La Cabalá explica que por esto se le dio el nombre de Betzalel, que significa "en la sombra de Dios", por consiguiente, sólo él estaba designado para hacer este trabajo. ¿De qué manera podía estar Dios en el Tabernáculo y al mismo tiempo en el mundo entero? Rabí Josué Desijnin compara el caso a una caverna que se encuentra a orillas del mar. Las olas entran en la caverna, ésta se llena de agua, pero el mar no disminuye por esto. Del mismo modo, la gloria del Todopoderoso llenaba el Tabernáculo (XL,35) sin disminuir en el resto del mundo (Bamid. R. 12, 4). También si el sol puede penetrar en una habitación sin menoscabo, la omnipresencia de Dios puede manifestarse en todo lugar.

 

 

2

La Ley prohibe hacer candelabros iguales a la Menorah del Tabernáculo. Esta prohibición no existe para la fabricación de una Menorah de igual forma, pero con mayor o menor número de brazos que la original (Menajot 28:), lo que permitió a los rabinos creadores de la Afenorah de la fiesta de Janucá, utilizar el diseño de la original añadiendo un octavo brazo para el servicio de esta fiesta (aparte del suplementario denominado shamash). La Menorah se convirtió en el símbolo judaico más conocido. Los grabados hechos en varias menorot a través de los siglos, revelan frecuentemente las creencias prevalecientes en ciertas épocas. Hay candelabros italianos de Janucá del siglo XV, decorardos con tritones y centauros, en tanto que las menorot posteriores sólo muestran una antorcha rodeada de leones. Las orientales suelen estar decoradas con motivos de lunas crecientes, estrellas y pájaros, mientras que los antiguos ejemplares rusos y polacos, inspirados en el Zóhar (Behaalotejá 148).

 

 

 

Editado por: Perla Tati Janah Bayonah

 

 

     

 


 

 
   
       
       
       
       
   
 

 

Correos: eliyahubayonah@gmail.com

Copy Rights © Shalom Haverim Org - Monsey 10952, New York