Protected by Copyscape Web Copyright Protection Software

Aliyot  Haftará Vayikrá Emor

Ezequiel 44:15 - 44:31

 

Por Eliyahu BaYonah Ben Yossef, Director Shalom Haverim Org. New York

Aliyot es el plural hebreo de Aliá o Aliyá que significa "subir". Cada vez que una persona - Olé- sube a la Bimá   debe recitar la Braja -Bendicion- antes de comenzar el Baal Koréh -בעל קורא - la Lectura y al cerrar la misma. Esto se hace cada vez que el Baal Koréh lee la Porción -Parashá- correspondiente.

El Maftir es la última persona que se llama a la Bimá y es invitada a leer la porción de la Haftará -Profetas-

Esta es la Brajá de la Lectura de la Haftaráh:

 

 
 

Baruj atáh Adonay Eloheynu mélej ha'olam asher bajar binevi'im tovim veratsaj vedivreyjem hane'emarim be'emet.
Bendito seas Tú, Eterno Dios nuestro y Rey del Universo, que escogiste buenos profetas y te complaciste en sus palabras, que fueron enunciadas con verdad.  
 
 
 
Baruj atáh Adonay jabóker batoráh uveMoshé avdó uveYisra'el amó uvinvi'ey ja'emet vatsédek. Bendito seas Tú, Eterno, que escogiste la Torah, a Moisés Tu siervo, a Tu pueblo Israel y a profetas de la verdad y y de la rectitud.
 
 
 
     

 

Ezequiel 44:15 - 44:31  
44:15
Vehakohanim haLevi'im beney Tsadok asher shameru et-mishmeret mikdashi bit'ot beney-Yisra'el me'alay hemah yikrevu elay lesharteni ve'amedu lefanay lehakriv li jelev vadam ne'um Adonay Elohim.
Y los sacerdotes levitas, descendientes de Tzadoc, que ejercían las funciones de mi Santuario cuando los hijos de Israel se desviaron apartándose de Mí, ellos se acercarán a Mí para servirme, y estarán de pie delante de Mí para presentarme el sebo y la sangre, dice el Eterno Dios.
44:16
Hemah yavo'u el-mikdashi vehemah yikrevu el-shuljani lesharteni veshamru et-mishmarti.
Ellos entrarán en mi Santuario y ellos se acercarán a mi mesa para servirme y desempeñar mi servicio.
44:17
Vehayah bevo'am el-sha'arey hejatser hapnimit bigdey fishtim yilbashu velo-ya'aleh aleyhem tsemer beshartam besha'arey hejatser hapnimit vavaytah.
Y sucederá que cuando entren por las puertas del atrio interior, se vestirán ropas de lino, y no habrá sobre ellos cosa de lana cuando ejerzan su ministerio dentro de las puertas del atrio interior y dentro del Templo.
44:18
Pa'arey fishtim yihyu al-rosham umijnesey fishtim yihyu al-motneyhem lo yajgeru bayaza.
Tiaras de lino tendrán en sus cabezas, y calzones de lino sobre sus lomos; no se ceñirán cosa en lugar donde les venga sudor.
44:19
Uvetsetam el-hejatser hajitsonah el-hejatser hajitsonah el-ha'am yifshetu et-bigdeyhem asher-hemah meshartim bam vehiniju otam belishjot hakodesh velavshu begadim ajerim velo-yekadeshu et-ha'am bevigdeyhem.
Y cuando salgan al atrio exterior, es decir, al atrio exterior que da hacia el pueblo, se quitarán sus vestiduras con las cuales hayan oficiado, y las depositarán en las cámaras santas; y se pondrán otros vestidos, no sea que toquen al pueblo con sus vestiduras santas.
44:20
Verosham lo yegaleju ufera lo yeshaleju kasom yijsemu et-rasheyhem.
Y no raparán completamente sus cabezas, ni dejarán crecer mucho su cabello, sino que tan sólo cortarán el pelo de sus cabezas.
44:21
Veyayin lo-yishtu kol-kohen bevo'am el-hejatser hapnimit.
Ningún sacerdote beberá vino cuando entre en el atrio interior.
44:22
Ve'almanah ugrushah lo-yikju lahem lenashim ki im-betulot mizera beyt Yisra'el veha'almanah asher-tihyeh almanah mikohen yikaju.
Los sumos sacerdotes no tomarán por mujer a viuda ni divorciada, sino que tomarán para sí vírgenes del linaje de la casa de Israel; y los sacerdotes comunes podrán tomar viuda que sea viuda de sacerdote (mas no siendo previamente divorciada o repudiada).
44:23
Ve'et-ami yoru beyn kodesh lejol uveyn-tame letahor yodi'um.
Y enseñarán a mi pueblo a hacer distinción entre lo santo y lo profano, y les harán discernir entre lo impuro y lo puro.
44:24
Ve'al-riv hemah ya'amdu lemishpat bemishpatay yishpetuhu ve'et-torotay ve'et-jukotay bejol-mo'aday yishmoru ve'et-Shabtotay yekadeshu.
Y en caso de pleito, ellos se presentarán para juzgar; conforme a mis juicios han de juzgar; y observarán mis leyes y mis estatutos en todas mis fiestas fijas, y santificarán mis sábados.
44:25
Ve'el-met adam lo yavo letom'ah ki im-le'av ule'em uleven ulevat le'aj ule'ajot asher-lo hayetah le'ish yitama'u.
El sacerdote no se llegará a ningún muerto para no impurificarse; mas por padre, o por madre, o por hijo, o por hija, o por hermano, o por hermana que no haya conocido hombre, sí podrá impurificarse.
44:26
Ve'ajarey tahorato shiv'at yamim yisperu-lo.
Y después de que se hubiere alejado del muerto, le contarán siete días, y después será puro.
44:27
Uveyom bo'o el-hakodesh el-hejatser hapenimit lesharet bakodesh yakriv jatato ne'um Adonay Elohim.
Y en el día en que entre por primera vez para practicar en el Santuario al atrio interior, a fin de ejercer el ministerio en el lugar santo, presentará su ofrenda de iniciación (una décima parte de efá de flor de harina de trigo), dice el Eterno Dios.
44:28
Vehayetah lahem lenajalah ani najalatam va'ajuzah lo-titnu lahem beYisra'el ani ajuzatam.
Y ellos tendrán el sacerdocio por herencia: lo que resta de mis sacrificios será su herencia; y no les daréis posesión en Israel: lo que resta de mis ofrendas será su posesión.
44:29
Haminjah vehajatat veha'asham hemah yojelum vejol-jerem beYisra'el lahem yihyeh.
Ellos comerán (lo que resta de) la ofrenda vegetal, y de la ofrenda por el pecado, y de la ofrenda por la culpa; también toda cosa consagrada irrevocablemente para el Eterno, de ellos será.
44:30
Vereshit kol-bikurey jol vejol-trumat kol mikol trumoteyjem lakohanim yihyeh vereshit arisoteyjem titnu lakohen lehaniaj berajah el-beyteja.
También las primicias de todos los primeros frutos, y toda la ofrenda separada de cualquier clase de todas vuestras ofrendas separadas, de los sacerdotes serán. También daréis al sacerdote lo primero de vuestra masa, para que se pose la bendición sobre vuestra casa.
44:31
Kol nevelah utrefah min-ha'of umin-habehemah lo yojelu hakohanim.
De ningún cadáver ni cuerpo devorado -de ave o de bestia- habrán de comer los sacerdotes.

 


Baruj atáh Adonay, Eloheynu melej ha'olam, tsur kol-ha'olamim, tsadik bekol-jadorot, ha'El jane'eman, ha'omer ve'osej, jamedaber umekayem, shekol-devarav emet vatsedek.
Bendito seas Tú, Eterno, Dios nuestro y Rey del Universo, fuerte de todos los mundos, justo en todas las generaciones; Dios fiel, que dice y obra, que promete y cumple, cuyas palabras son verdad y justicia.
Ne'eman, atah ju Adonay Eloheynu, vene'emanim devareyja, vedavar ejad midvareyja ajor lo-yashuv reykam, ki El melej ne'eman verajaman atah. Fiel eres Tú, Eterno, Dios nuestro, y tus promesas son merecedoras de fe; ninguna de Tus palabras dejará de cumplirse, porque Tú eres Dios y Rey fiel (y piadoso).
 
Baruj atáh Adonay, ha'El jane'eman bekol-devarav.   -Amen Bendito seas Tú, Eterno, Dios fiel en todas tus palabras. -Amen
 
Rajem al-Tsiyon, ki ji beyt jayeynu, vel'aluvat nefesh toshia bimjeraj veyameynu. Ten piedad de Sión, pues es el hogar de nuestra vida, y salva a esa ciudad afligida de espíritu, pronto y en nuestros días.
 
Baruj atáh Adonay, mesame'aj Tsiyon bevaneyj. Bendito seas Tú, Eterno, que alegras a Sión en sus hijos.
 
Samejenu, Adonay Eloheynu, be'Eliyahu janavi avdeja, uvmaljut beyt David meshijeja. Bimjeraj yavo veyagel libenu, Alégranos, oh Eterno, Dios nuestro, con la llegada de Elías, tu profeta y servidor, y con el reinado de David tu ungido. Llegue pronto su advenimiento y haga regocijar nuestros corazones.
 
al kis'o lo yeshev zar, velo yinjalu od ajerim et kevodo, ki veshem kodsheja nishbata lo, shelo yicbej nero le'olam va'ed. No permitas que extraños se sienten en su trono, ni que otros hereden de su gloria, pues por tu santo nombre le juraste que su luz jamás se extinguirá.
 

 

Baruj atáh Adonay, magén David. Bendito seas Tú, Eterno, Escudo de David.
 

 

La Haftará es tomada de la última porción del Libro de Ezequiel que refleja la Visión de la Nueva Jerusalén y el Nuevo Templo que se erigirá cuando la cautividad haya concluido. Sin embargo, si el nuevo Templo ha de ser la encarnación concreta de los ideales de Santidad y Pureza de Israel, los que deben ministrar en la Casa de Dios no deben, como en el pasado, permitir violaciones de esos ideales. Por lo tanto, sólo los descendientes de la leal familia de Zadok serán el sacerdote del futuro. En esta Haftará, Ezequiel se compromete a definir sus deberes y ministerios - y por lo tanto se conecta con el Sedrah que regula la vida y la obra de los sacerdotes.

 

El sentido literal de la palabra kohen incluye dos ideas: base y dirección. Inclusive cuando las masas se dejan arrastrar tras conceptos paganos, y cunde la inmoralidad entre los poderosos, el Kohen debe proteger el santuario de la Torá, reafirmando tanto la base como la dirección de la vida judía.

Sin embargo, los sacerdotes no siempre estaban a la altura de su rango y de su nombre, y entonces Hashem proclamaba que debían ser quitados de las funciones sacerdotales de presentar las ofrendas.

Sin embargo, en oposición a éstos, la Haftará describe a los sacerdotes que, en reverencia a su ancestro Tzadok, demostraron un perfecto contraste y mantuvieron el verdadero espíritu de la tribu de Levi.

 

Rabí Mendel Hirsch

 

"Y el día de su llegada al Santo, al Patio Interno, a oficiar en el Santuario, que traiga su sacrificio expiatorio..." (44:27)

Según los comentaristas, este versículo significa que cuando un Kohen oficia por primera vez en el Santuario, debe traer una Ofrenda de Inauguración, la décima parte de un efá.

Sin embargo, esta halajá aparece explicitada en la propia Torá. ¿Cuál es el nuevo aspecto que busca revelarnos el profeta?

Entre la destrucción del primer Beit ha Mikdash y la construcción del segundo, hubo un intervalo de unos setenta años. Por lo tanto, hubo ciertos Kohanim que oficiaron en ambos Batei Mikdash.

Lo que revela aquí el profeta es que estos Kohanim también debían traer una ofrenda de inauguración al inicio de su servicio en el segundo Beit ha Mikdash, si bien ya habían traído una en el momento en que oficiaron por primera vez en el primer Beit ha Mikdash.

Esto se debía a que la brecha entre los dos Batei Mikdash era considerada un hefsek (interrupción) que anuló su status original.

Similarmente, en el futuro, cuando los antiguos Kohanim sean restaurados a la vida, tras la Resurrección de los Muertos, ellos también necesitarán traer una ofrenda de inauguración tras la larga pausa del exilio.

 

Ahavat Ionatan, Maianá shel Torá.

 

 

 

     

 


 

 
   
       
       
       
       
   
 

 

Correos: eliyahubayonah@gmail.com

Copy Rights © Shalom Haverim Org - Monsey 10952, New York