Protected by Copyscape Web Copyright Protection Software

 

Parte 5

Metatrón fué el ángel que causó que Shamhazai dijera antes del Diluvio, "Dios va a destruir el mundo" (Yalk. i., § 44).

Shamhazai

En arameo se le denomina Samyaza  , nombre que se compone de las palabras ''shem'' -Nombre ó Fama- y ''Azaz'' -Rebelión o Arrogancia-.

De acuerdo a la tradición cabalista Shamhazai es conocido como un ángel caído. De acuerdo al Targúm Pseudo Yonatán, la referencia de Génesis 6:4 que habla sobre:

Los Nefilim

''Los gigantes estaban en la tierra en aquellos días, y también después, cuando conocieron los hijos de los señores a las hijas del hombre y les parieron hijos; éstos fueron los valientes que siempre hubo, varones de fama.
Hanefilim hayu va'arets bayamim hahem vegam ajarey-jen asher yavo'u beney ha'Elohim el-benot ha'adam veyaledu lahem hemah hagiborim asher me'olam anshey hashem''.

Denota que dos ángeles: Shamhazai y su compañero Uzzael (ó Azael), fueron quienes cayeron de los cielos y habitaron en la tierra ''en aquellos días'', que es una referencia a los tiempos del Mabul -Diluvio-.

La leyenda sobre la caída de estos dos ángeles es narrada en un Midrash de la siguiente manera:

Una vez que Dios se molestó contra los hijos de los hombres por causa de su idolatría en los tiempos que precedieron al Diluvio, dos ángeles, Shamhazai y Azael se levantaron y dijeron: ''Señor del Universo, no le dijimos a Su Altísimo cuando fundaba el mundo, 'el hombre no es digno de que lo tenga presente a él'? Dios respondió a ellos dos: ''Es muy claro y evidente para mí que si ustedes vivieran en la tierra las malas pasiones los gobernarían y ustedes serían mucho mas viles que ellos''.

Entonces los ángeles pidieron permiso para vivir entre los hombres y para santificar el nombre de Dios sobre la tierra. Su pedido les fue dado; pero cuando ellos descendieron de los cielos a la tierra, ellos no pudieron contener su entusiasmo al ver la belleza de las mujeres hijas de los hombres. Shamhazai entonces se enamoró de una doncella llamada Istar; pero cuando él le pidió a ella que le reconociera su amor, ella le declaró que lo haría siempre y cuando le revelara el nombre de Dios (''Shem ha-Meforash'') por medio del cual era posible ascender a los cielos.

Una vez que Shamhazai le reveló el Nombre, ella lo pronunció e inmediatamente ascendió a los cielos. Shamhazai desconcertado se casó entonces con otra mujer con la que tuvieron un hijo que lo llamaron Hiya o Ahiyáh, quien vino a ser el padre de Sihón y Og.

Cuando Shamhazai escuchó que Dios iba a traer un Diluvio sobre la tierra, él quedó en agonía por lo que hubiera de suceder con la suerte de sus hijos y por la penitencia celestial que colgaba sobre su cabeza, quedando en una posición entre el cielo y la tierra. (Midr. Abkir, in Yalk., Gen. 44; Jellinek, "B. H." iv. 127-128).

De acuerdo con el Libro de Enoch, que se cree fue escrito hacia el año 200 antes de la Era Común, Semyaza, como se le llama en dicho Libro a Shamhazai, no descendió para santificar el Nombre de Dios, sino que cayó junto con Azael y su hueste de 200 ángeles, por su capricho con las hijas de los hombres. El fue entonces puesto preso y amarrado por Mikael por orden de Dios y se encuentra en una prisión debajo de las montañas y allí se quedara hasta los dias del Juicio, cuando el castigo sea recibido para él y sus compañeros.

En el Libro de Enoch se describe a Shamhazai como el líder de una banda de ángeles llamados ''Los Vigilantes'' que como dijimos fueron consumidos por el deseo hacia la belleza de las mujeres hijas de los hombres y esto propició su caída. Y Shamhazai les dijo a sus compañeros: ''Me temo que ustedes no estaran de acuerdo con esto y solamente yo tendre que pagar la pena por este gran pecado''. Y todos le respondieron y dijeron:'Hagamos un juramento y todos estemos unidos por las imprecaciones a no echar para atras en este plan y lo realicemos'. Entonces todos juraron y se comprometieron con maldiciones mutuas sobre el asunto (Enoc 6:3-5)

El juicio de Shamhazai y sus compañeros finalmente es descrito de la siguiente manera:

Y sucedió que los Vigilantes veían que las hijas de los "hombres" eran muy hermosas y se enamoraron de ellas, decidiendo confabularse entre todos proponiendo:
" Hagamos parejas con ellas y tengamos hijos. . ." (Enoch 6:2)
Ante esta propuesta el Comandante Shamhazai ó Semjase respondió que eso era una locura, pues 'nosotros somos ángeles y no debemos aparearnos con los humanos, y si ustedes lo hacen, Dios me va a culpar a mí porque soy el comandante y el responsable por los pecados de todos ustedes'.

Aún así, el grupo se juramentó y se juntaron con las mujeres, y tuvieron hijos monstruos que se convirtieron en gigantes.
Ellos devoraron todo el trabajo de los hombres hasta que estos ya no alcanzaron alimentarlos más. Entonces los gigantes se volvieron contra los hombres y empezaron a devorarlos y empezaron a pecar contra los pájaros, y contra las bestias y los peces y a devorar unos la carne de los otros y se bebieron la sangre. Entonces la tierra acusó a los violentos por todo lo que se había hecho en ella.



Mientras tanto, los Arcángeles Miguel, Uriel, Rafael y Gabriel miraron hacia abajo desde el cielo y vieron mucha sangre derramada sobre la tierra y todos esos seres horribles causando tantos estragos, y se dijeron a ellos mismos:
"Los llantos de los muertos llegan hasta las puertas del Cielo. Debemos informar a Dios de lo que está sucediendo." (Enoch 9:1-11)


Allí fue cuando Dios se enfadó de tal forma que decidió eliminar a toda la Humanidad de la faz del planeta, mandándoles el Diluvio Universal. Entonces Dios habló a Uriel así:
" Ve y dile a Noé en mi nombre 'Escóndete' y revélale que el fin se acerca: toda la tierra será destruida, y un diluvio está por llegar que destruirá todo lo que esté en ella".
Luego Dios dijo a Rafael:
" Ata a Azazel de pies y manos y ponlo en la oscuridad. Y haz un hoyo en el desierto que está en Dudael y tíralo allí dentro. Ponle arriba piedras rotas y filosas y cúbrelo con oscuridad dejándolo allí para siempre. . . Y en el día del gran juicio, él será arrójalo al fuego. Y sanará la tierra que los ángeles corrompieron al enseñarle a los hijos de los hombres las cosas secretas que Azazel les enseño. Todo el pecado es sólo de él."


Y a Gabriel dijo Dios:
" Procede en contra los bastardos y los réprobos y a los hijos de la fornicación, destrúyelos y mándalos a pelear los unos contra los otros. . . ".
Y el Señor dijo a Miguel:
" Ve y confina a Semjaza y sus asociados que se unieron con las mujeres y se ensuciaron. Y cuando hubieren comprobado la destrucción de sus amados hijos que se han matado unos a otros, átalos por 70 generaciones en los valles de la tierra hasta que el día de su juicio sea consumado. En ese entonces serán llevados al abismo de fuego para siempre y quien quiera que fuere condenado de allí en más, será llevado con ellos hasta el fin de las generaciones. Y destruye todos los espíritus de los Vigilantes y de sus hijos. . . . " (Enoch 10:1-22)


Seguimos leyendo y en la Segunda Parte encontramos una mención significativa que dice:
". . . y allí vi siete estrellas del Cielo unidas entre si, como grandes montañas y mucho fuego . . . " (Enoch 21:4)

Además,
AZAEL les enseño a fabricar armas, espadas, escudos, ornamentos, el uso de metales, colorearse los ojos, tinturas…
SEMJAZA les enseño encantamientos y a cortar raíces…
ARMAROS a anular encantamientos…
BARAQIJAL enseño astrología…
KOKABEL las constelaciones…
EZEQEEL el conocimiento de las nubes…
ARAQUIEL los signos de la tierra…
SHAMSIEL los signos del Sol…
SARIEL el curso de la Luna...
(Enoch 8:1-3)

 

EL MUNDO DE LA FORMACIÓN: YETZIRÁ

Cuando el segundo Capítulo de Génesis se abre, que describe la siguiente etapa de la Manifestación y se aisla de la Fuente en el Infinito, se manifiesta entonces el Tercer Mundo, llamado en Cabalá el Mundo de Yetzirá, que se relaciona con la expresión "Formar"

 

 

 

     

 


 

 
   
       
       
       
       
   
 

 

Correos: eliyahubayonah@gmail.com

Copy Rights © Shalom Haverim Org - Monsey 10952, New York