Protected by Copyscape Web Copyright Protection Software

La Verdad sobre la última polémica de los 'colonos' de Israel: Hebrón es territorio ocupado

 
Por: Jeff Dunetz. Traducido y Editado por Eliyahu BaYona

 


 

Periódico sobre la Masacre en Hebron (1929)
{Publicado originalmente en el sitio web del autor, The Lid}

La semana pasada, el ejército israelí desalojó a varias familias judías de dos edificios que compraron en Hebrón. El primer ministro Benjamin Netanyahu dijo en la reunión de gabinete del domingo que a las personas se les permitiría volver en una vez que las compras se hayan confirmado. Netanyahu dijo que en el momento que el negocio de compra se confirme, a las familias se permitirá de nuevo regresar a los hogares, "como lo hemos hecho en casos similares en el pasado."

Si a las familias judías se les permite de nuevo, la administración Obama y otros gobiernos anti Israel en todo el mundo tendrán un canario. Ellos afirman que  Hebron es "territorio ocupado", y ellos estarán correctos: Hebrón es una ciudad judía ocupada por los árabes.

La ocupación de Hebrón comenzó el viernes por la noche en agosto de hace casi 87 años cuando un grupo de terroristas árabes masacraron a los Judios de la ciudad, mientras que los británicos que gobernaban sobre la Tierra Santa sabían lo que estaba pasando, pero no movieron un solo dedo para evitar la horrible masacre.

Hebrón fue el primer pedazo de tierra comprado alguna vez por los Judios en Israel. Hace aproximadamente 38 siglos Abraham  nuestro padre compró una cueva en Hebrón para enterrar a su amada esposa Sarah. Los Judios han sido propietarios de la tierra en la ciudad a partir de esa venta hasta la primera parte del siglo 20 (que eran la mayoría de la población la mayor parte de ese tiempo).

En 1929, todo eso cambió. Comenzó el viernes 23 de agosto el día 17 del mes hebreo de Av.

"A las dos y media el viernes (23 de agosto) vimos a un joven árabe que llegó en motocicleta desde Jerusalén. El alarmó a los habitantes árabes de Hebrón, diciendo que la sangre de miles de musulmanes en Jerusalén se derramaba como agua. Llamó a los árabes para vengar esta sangre. El malestar entre los árabes de Hebrón era muy fuerte, sobre todo después de que los automóviles comenzaron a llegar desde Jerusalén con noticias de disturbios ".

El periódico Davar el 20 de agosto de 1929 informó:

La incitación de sentimiento en contra de los Judios continúa, sobre todo alrededor de Jerusalén y Hebrón. Los rumores se difunden por desconocidos que el sábado pasado los Judios maldijeron la religión musulmana y que es deber de los musulmanes tomar venganza.


El Rabino Yaacov Slonim, jefe de la comunidad judía sefardí, y el rabino Frank, jefe de la comunidad Ashkenazi, se entrevistaron con el gobernador árabe de Hebrón, Abdullah Kardos. Este gobernador árabe fue impuesto por el Mandato Británico.

El gobernador nos calmó y dijo: `

`No hay temor de que ocurra nada. El Gobierno británico sabe lo que tiene que hacer. En el lugar donde se necesitan dos soldados, envía seis" Y agregó: "Les digo en confianza que tienen muchos soldados en las calles, vestidos de civil; estos soldados circulan entre la multitud, y en el momento de necesidad van a cumplir con su deber.''



Pero esa promesa nunca fue respaldada por una actuación real.

La noche del viernes 23 de agosto el hijo del Rabino Yaacov Slonim invitó a varios Judios llenos de miedo a quedarse en su casa. El rabino era de gran prestigio en la comunidad, y él tenía una pistola. Muchos Judios tomaron en serio esta oferta, y muchos Judios fueron finalmente asesinados en su casa.

El sábado por la mañana, antes de que comenzara la masacre, los rabinos volvieron a apelar al gobernador en busca de ayuda. Una vez más recibieron las mismas garantías sorprendentes. Desconcertado, acudieron al Sr. Cafferata, el oficial británico a cargo de la Policía. A través de él, también recibieron garantías de seguridad.

Ya a las 8 a.m. del sábado, el Shabat judío, los árabes comenzaron a reunirse en masa. Llegaron en turbas, armados con palos, cuchillos y hachas. Mientras que las mujeres y los niños lanzaron piedras, los hombres saquearon casas judías y destruyeron las propiedades judías. Con solo un oficial de policía en Hebrón, los árabes entraron en patios judíos sin oposición.

El rabino Slonim, que había tratado de refugiar a la población judía, fue abordado por los alborotadores y ofreció un trato. Si todos los estudiantes de la yeshiva Ashkenazi se les entregaban a los árabes, los alborotadores preservarían la vida de la comunidad sefardí. El rabino Slonim se negó a entregar a los estudiantes y murió en el acto. Al final, 12 Judios sefardíes y 55 Judios Ashkenazi fueron asesinados.


"Al oír gritos en una habitación pasé por una especie de túnel  y vi a un árabe en el acto de cortarle la cabeza a un niño judío con una espada. Él ya lo había golpeado y lo iba a cortar de nuevo, pero al verme trató de apuntarme el golpe a mí, pero no lo  logró; estaba prácticamente en la boca del cañón de mi fusil. Le disparé en la ingle. Detrás de él había una mujer judía cubierta de sangre con un hombre que reconocí como [un árabe] agente de policía llamado Issa Sherif de Jaffa vestido de paisano. Estaba de pie al lado de la mujer con una daga en la mano. Me vio y se metió en una habitación cerca y trató de  gritar en árabe, "Su Señoría, yo soy un policía." ... Entré en la habitación y le disparé a él. "(Bernard Wasserstein, los británicos en Palestina : el Gobierno del Mandato y el conflicto árabe-judía 1917-1929, Oxford Inglaterra, Basil Blackwell, 1991)


 "Ahora voy a contarles acerca de la matanza. Justo después de las ocho de la mañana oímos gritos. Los árabes habían comenzado a irrumpir en los hogares judíos. Los gritos perforaron el corazón de los cielos. No sabíamos qué hacer. Nuestra casa tenía dos plantas. Estábamos en la planta baja y un médico vivía en el segundo piso. Pensamos que estaríamos a salvo en el apartamento del médico, pero ¿cómo podemos llegar hasta allí? Las escaleras estaban en el exterior del edificio, pero no era seguro salir. Así que cortamos a través del techo y de esa manera subimos hasta la casa del médico. Bueno, después de estar allí sólo un poco de tiempo, nos dimos cuenta de que estábamos todavía en peligro porque en ese momento los árabes casi habían llegado a nuestra casa. Que iban de puerta en puerta, matando a todos los que estaban dentro. Los gritos y los gemidos eran terribles. La gente lloraba !Ayuda! ¡Ayuda! Pero, ¿qué podíamos hacer? Había treinta y tres de nosotros. Pronto, muy pronto, todos se perderían... Carta de un superviviente...


Cuando la matanza finalmente terminó, los Judios sobrevivientes fueron reasentados en Jerusalén. Algunas familias judías trataron de volver a Hebrón, pero fueron retirados por las autoridades británicas en 1936 en el inicio de la revuelta árabe. En 1948, la Guerra de la Independencia de Israel le concedió la condición de Estado, pero muy pronto los Judios fueron echados fuera de Hebrón, una ciudad que fue capturada por la Legión Árabe del rey Abdullah y en última instancia, anexada a Jordania.

Cuando Judios finalmente obtuvieron el control de la ciudad en 1967, un pequeño número de sobrevivientes de la masacre de nuevo trató de recuperar sus antiguas casas. Entonces ministro de Defensa Moshe Dayan dijo a los supervivientes que si regresaban, iban a ser detenidos, y que debían ser pacientes mientras que el gobierno elaboraba ​​una solución para tener sus casas de nuevo. Dayan nunca llegó a esa solución, supongo que estaba demasiado ocupado regalando los derechos de los judíos en el Monte del Templo.
 


El informe presentado al Alto Comisionado de Palestina se cierra con estas trágicas palabras:


En el nombre de sesenta y cinco sacrificados, cincuenta y ocho heridos, y muchos huérfanos y viudas; en nombre de los que quedaron  saqueados y torturados acusamos:

Al Gobierno [Mandato Británico], que no cumplió con su función en proporcionar protección a sus pacíficos e indefensos cargos.
Al gobernador, Abdullah Kardos, y el comandante, Cafferata, que nos privó de los medios de apelar en busca de ayuda y defensa, nos ha traicionado con promesas vacías y dieron a los asesinos y ladrones su oportunidad.
A la policía, que no cumplió con su deber, y se comportó con bajeza despreciable.
A los emisarios del Mufti y el Consejo Musulmán, en particular, el jeque Talib Narka y sus colegas, los mencionados anteriormente, así como aquellos que no se han mencionado, que proclamaron la matanza y permitieron el asesinato y violación.
También a los habitantes de Hebrón (con la excepción de algunas familias) que no se levantaron para ayudar a sus hermanos y vecinos, de acuerdo con los preceptos del Corán ...


En 1929, Hebron la primera ciudad judía se convirtió en un territorio ocupado.

Más que eso los Judios de Israel y en todo el mundo aprendieron que no pueden depender de nadie para su protección. Algo que se aprendió de nuevo cuando la administración de Obama negoció el acuerdo nuclear con Irán.

Algunos 87 años más tarde ese Memorial sigue siendo cierto. Terroristas árabes todavía están atacando Judios inocentes en Israel. Las Naciones Unidas y la administración Obama simplemente observan y la mayoría de las veces culpan a Israel (supongo que las víctimas de achuchillamientos están sangrando en las calles). Al igual que Hebrón de 1929, al igual que la Alemania de 1939, al igual que hoy en día, el mundo se sienta y observa que suceda .

La gente me pregunta "¿por qué Israel no puede hacer lo que pide los EE.UU.?" La respuesta es que no pueden porque al final, Israel nunca pueden confiar plenamente en cualquier otra nación incluso un amigo fuerte como Los Estados Unidos de América. Israel  tiene y debe de protegerse por sí misma mientras se considere apropiado, porque cuando el empuje viene a sepultar la historia eso le ha enseñado a los Judios como hace 87 años en Hebrón, al igual que Obama le enseñó a los Judios este pasado verano con el P5 + 1 para tanto ... nadie más lo hará.

 

Reza la inscripción: "Con tristeza y con pena. Reconocemos que los oficiales de la adminsitración Británica se negaron a cumplir su trabajo de proteger a los ciudadanos Judíos de Hebrón durante el levantamiento árabe en 1929. "Padre, perdónanos" te oramos

 

Sobre el autor: Jeff blogs Dunetz en Yid with Lid

 


 

 

   

 

       
        Enero 31, 2016