Por el Rabino Yaacov Haber

TRADUCIDO POR ELIYAHU BAYONAH, Moreh

      Encendiendo la luz de Dios


Nuestra función en este mundo es para activar la luz de Di-s.

Di-s dijo: "La luz de la Menorá y el mundo verá que no es lo que iluminan el mundo, sino usted."
(Midrash Shemot Rabá 36; 2)

Cuando se creó el mundo Di-s dijo: "Hágase la luz!" Desde el principio de los tiempos toda la luz espiritual que iba a ser revelada a medida que transcurre la historia se había creado, pero se mantiene en suspensión. La luz de Di-s nos esperaba para activarla a través de nuestras acciones. Como hemos construido el Mishkán, se produjo un cambio de paradigma. Un cambio en el mundo que alteraría para siempre la forma en que la raza humana funcionó. Cuando encendimos la Menorá creamos un receptor que absorbe y aprovecha la luz de Di-s en este mundo y revoluciona la forma en que vivimos. Esa luz emana de la energía de la claridad, la paz y la misericordia. (Noam Elimelec)

Nuestra función en este mundo es para activar la luz de Di-s.

Los Judios que salieron de Egipto se enfrentaron a un desafío militar importante. El pueblo de Amalec llaman a la destrucción de los Judios. Amalec no sólo era fuerte y familiarizado con las condiciones del desierto, que eran malas. Hoy podemos entender que lo más difícil es poder de combatir las fuerzas del mal. Los Judios no sabían de la guerra; que no eran militarmente astutos. Amalec aprovechó la oscuridad y trató de aniquilar a nuestro pueblo. Moshe, el mayor líder judío de todos los tiempos, sabía que necesitaba activar la luz de Di-s. Se subió a una montaña donde todo el mundo pudo verlo y él levantó las manos al cielo. Todo Israel miraron hacia arriba y oraron a nuestro Padre en el Cielo. Mientras estaban extendidos los brazos de Moshe la fuerza de los Judios se incrementó. Cuando Moshé bajó las manos Amalec comenzó a ganar. Cuando se activa la luz de la Creación estábamos victoriosos.

El mundo necesita desesperadamente la luz! Todos debemos iluminar nuestra menorá. A través de nuestros actos de bondad, a través de nuestras oraciones y por medio de nuestro estudio podemos llevar la luz de la Creación en nuestras comunidades, nuestras familias y nuestras vidas. Podemos crear la claridad, la paz y el amor. Podemos marcar el comienzo de los tiempos de Mashiaj que los profetas se refieren como "la luz del mundo".

 

 

Para más Shiurim del Rabí Yacov Haber, visite: http://www.torahlab.org

 

 

 

 
   
       
       
       
       
   
 

 

Correos: eliyahubayonah@gmail.com

Copy Rights © Shalom Haverim Org - Monsey 10952, New York