Haftara SHEMINI ATSERET

(FIESTA DEL OCTAVO DIA)

Reyes 1 8:54 - 8:66; 9:1  

 

Por Eliyahu BaYonah ben Yossef, en memoria de mi padre Yosef BaYona ben Rito ben David

Lectura de la Torá.- La porción de la Tora para la Fiesta de Shemini Atseret (Deuteronomio 14:22 al 16:17) es la misma que se lee para los últimos días de Pesaj y Shavuot, pero con la diferencia que si los días de Pesaj y Shavuot caen en miércoles, entonces la lectura comienza desde el verso 15:9, donde se menciona a cada primogénito. Solamente en Shabat, cuando se llaman a la Torá a siete personas en vez de cinco como ahora y se necesitan mas versos, entonces se comienza como la lectura actual desde, "Cada año deberás quitar el diezmo de todo el producto de tu cosecha..."

En Shemini Atseret, de la misma manera se lee desde el anterior verso porque esta es la temporada cuando la gente disfruta entregando sus diezmos a los pobres y los necesitados. De la misma manera que las cosechas son recoilectadas en esta temporada, en Shemini Atseret es el tiempo cuando es especialmente importante para todos los judíos compartir su prosperidad con los mas necesitados.

Lectura de la Haftará.- La lectura de la Haftará del Segundo Día de Sukot se refiere al comienzo de la Dedicacion del Templo de Salomón. La Haftará de hoy es la conclusión sobre el  mismo particular. Como se establece en la lectura, la celebración por la Dedicación del nuevo Templo se extendió durante todos los Siete días de la Fiesta de Sukot. Hoy encontramos en la Haftará que el rey Salomón da la bendición a todo el pueblo y finalmente, en el Octavo Día -Shemini Atseret- él le dice al pueblo que ya quedan en libertad de partir a sus regiones y posesiones.

De acuerdo a Rabí Yehuda, el rey Salomón santificó el piso de piedra del Patio del Templo, así las ofrendas podian ser quemadas allí, ya que el Altar no era demasiado grande para la enorme cantidad de ofrendas que fueron traídas durante la Dedicación. Rabí Yose no está de acuerdo con esta opinión y dice que el Altar del Templo era tan suficientemente grande que podía quemar todas las ofrendas que trajeron.

El Altar original construido por Moisés era de Cobre, mientras que el construido por Salomón era de piedra, pero se le llamaba el Altar de Cobre ya que era el nombre que se había venido usando por cientos de años.

 

 

 

HAFTARA
Reyes 1 8:54 - 8:66; 9:1  
 
 
 

 BENDICIONES -BRAJOT- PARA LEER LA HAFTARÁ

 
  
 

Baruj atáh Adonay Eloheynu mélej ha'olam asher bajar binevi'im tovim veratsaj vedivreyjem hane'emarim be'emet.
Bendito seas Tú, Eterno Dios nuestro y Rey del Universo, que escogiste buenos profetas y te complaciste en sus palabras, que fueron enunciadas con verdad.  
 
  
 
Baruj atáh Adonay jabóker batoráh uveMoshe avdó uveYisra'el amó uvinvi'ey ja'emet vatsédek. Bendito seas Tú, Eterno, que escogiste la Torah, a Moisés Tu siervo, a Tu pueblo Israel y a profetas de la verdad y y de la rectitud.
 
  
 
     

 
8:54

 

 

Vayehi kejalot Shlomoh lehitpalel el-Adonay et kol-hatfilah vehatjinah hazot kam milifney mizbaj Adonay mikroa al-birkav vejapav prushot hashamayim. Y ocurrió que al concluir Salomón de orar ante El Eterno toda la oración y la plegaria esta; se levantó de ante el Altar de El Eterno, de arrodillarse, y las palmas de sus manos estaban extendidas hacia el cielo. 
8:55 Vaya'amod vayevarej et kol-kehal Yisra'el kol gadol lemor. Se puso de pie y bendijo a toda la congregación de Israel en voz alta diciendo: 
8:56 Baruj Adonay asher natan menujah le'amo Yisra'el kejol asher diber lo-nafal davar ejad mikol devaro hatov asher diber beyad Moshe avdo. Bendito sea El Eterno que concedió reposo a Su pueblo Israel según todo lo que había hablado; no ha fallado ni una palabra -de toda Su Palabra buena- que había hablado por medio de Moisés, Su servidor. 
8:57

 
Yehi Adonay Eloheynu imanu ka'asher hayah im-avoteynu al-ya'azvenu ve'al-yitshenu. Que esté El Eterno nuestro Dios con nosotros, como ha estado con nuestros padres, que no nos abandone ni nos desampare. 
8:58

 
Lehatot levavenu elav lalejet bejol-drajav velishmor mitsvotav vejukav umishpatav asher tsivah et-avoteynu. Para hacer inclinar nuestro corazón hacia El, para caminar por todas Sus sendas, para observar Sus mandamientos; Sus fueros y Sus leyes, lo que ha ordenado a nuestros padres. 
8:59 Veyihyu devaray eleh asher hitjananti lifney Adonay krovim el-Adonay Eloheynu yomam valaylah la'asot mishpat avdo umishpat amo Yisra'el devar-yom beyomo. Y que sean mis palabras estas -lo que he suplicado ante El Eterno- cercanas a El Eterno nuestro Dios de día y de noche, para vindicar la causa de Su servidor y la causa de Su pueblo Israel, lo necesario día a día.
8:60 Lema'an da'at kol-amey ha'arets ki Adonay hu ha'Elohim eyn od. Para que hayan de saber todos los pueblos de la tierra que El Eterno es Dios, no hay más. 
8:61

 
Vehayah levavjem shalem im Adonay Eloheynu lalejet bejukav velishmor mitsvotav kayom hazeh. Habrá de estar vuestro corazón en paz con El Eterno nuestro Dios. para caminar en Sus fueros y para observar Sus mandamientos como el día este. 
8:62

 
Vehamelej vejol-Yisra'el imo zovejim zevaj lifney Adonay. Y el rey y todo Israel con él, sacrificaban sacrificio ante El Eterno. 
8:63 Vayizbaj Shlomoh et zevaj hashlamim asher zavaj l'Adonay bakar esrim ushnayim elef vetson me'ah ve'esrim alef vayajeneju et-beyt Adonay hamelej vejol-beney Yisra'el. Sacrificó Sacrificó el sacrificio shelamím -que había ofrecido ante El Eterno-, vacunos: veintidos mil, y ovinos ciento veinte mil. Inauguraron la Casa de Dios, el rey y todos los hijos de Israel. 
 8:64

 
Bayom hahu kidash hamelej et-toj hejatser asher lifney veyt-Adonay ki-asah sham et-ha'olah ve'et-haminjah ve'et jelvey hashlamim ki-mizbaj hanejoshet asher lifney Adonay katon mehajil et-ha'olah ve'et-haminjah ve'et jelvey hashlamim. En el día aquel, consagró el rey la superficie del Atrio -que está delante de la Casa de El Eterno- pues había ofrecido allá el holocausto y la oblación, y los sebos de shelamím; ya que el Altar de cobre que estaba ante El Eterno era pequeño para contener el holocausto y la oblación y los sebos de shelamím. 
 8:65 Vaya'as Shlomoh va'et-hahi et-hejag vejol-Yisra'el imo kahal gadol milevo jamat ad-najal Mitsrayim lifney Adonay Eloheynu shiv'at yamim veshiv'at yamim arba'ah asar yom. Y celebró Salomón en aquel tiempo la Festividad, y todo Israel con él, una gran congregación, desde el acceso de Hamat hasta el arroyo de Egipto, -ante Dios, nuestro Dios.- siete días y siete días: catorce días. 
 8:66

 
Bayom hashmini shilaj et-ha'am vayevareju et-hamelej vayeleju le'aholeyhem smejim vetovey lev al kol-hatovah asher asah Adonay le-David avdo ule-Yisra'el amo. En el día octavo envió al pueblo, ellos bendijeron al rey; se marcharon a sus tiendas, gozosos y con regocijo de corazón, por toda la bondad que había hecho El Eterno a David, Su servidor, y a Israel, Su pueblo. 
 9:1

 
Vayehi kejalot Shlomoh livnot et-beyt-Adonay ve'et-beyt hamelej ve'et kol-jeshek Shlomoh asher jafets la'asot. Y aconteció que cuando Salomón hubo acabado de edificar la casa del Señor, y la casa del rey, y cuando se hubo cumplido todo aquello que Salomón deseaba hacer, 

 


Baruj atáh Adonay, Eloheynu melej ha'olam, tsur kol-ha'olamim, tsadik bekol-jadorot, ha'El jane'emán, ha'omer ve'osej, jamedaber umekayem, shekol-devarav emet vatsédek.
Bendito seas Tú, Eterno, Dios nuestro y Rey del Universo, fuerte de todos los mundos, justo en todas las generaciones; Dios fiel, que dice y obra, que promete y cumple, cuyas palabras son verdad y justicia.
Ne'eman, atáh ju Adonay Eloheynu, vene'emanim devareyja, vedavar ejad midvareyja ajor lo-yashuv reykam, ki El mélej ne'emán verajamán atáh. Fiel eres Tú, Eterno, Dios nuestro, y tus promesas son merecedoras de fe; ninguna de Tus palabras dejará de cumplirse, porque Tú eres Dios y Rey fiel (y piadoso).
 
Baruj atáh Adonay, ha'El jane'emán bekol-devarav.   Bendito seas Tú, Eterno, Dios fiel en todas tus palabras.
 
Rajem al-Tsiyón, ki ji beyt jayeynu, vel'aluvat néfesh toshia bimjeraj veyameynu. Ten piedad de Sión, pues es el hogar de nuestra vida, y salva a esa ciudad afligida de espíritu, pronto y en nuestros días.
 
Baruj atáh Adonay, mesame'aj Tsiyón bevaneyj. Bendito seas Tú, Eterno, que alegras a Sión en sus hijos.
 
Samejenu, Adonay Eloheynu, be'Eliyahu janaví avdeja, uvmaljut beyt David meshijeja. Bimjeraj yavó veyagel libenu, Alégranos, oh Eterno, Dios nuestro, con la llegada de Elías, tu profeta y servidor, y con el reinado de David tu ungido. Llegue pronto su advenimiento y haga regocijar nuestros corazones.
 
al kis'ó lo yeshev zar, veló yinjalú od ajerim et kevodó, ki veshem kodshejá nishbatá lo, sheló yicbej neró le'olam va'ed. No permitas que extraños se sienten en su trono, ni que otros hereden de su gloria, pues por tu santo nombre le juraste que su luz jamás se extinguirá.
 
Baruj atáh Adonay, magén David. Bendito seas Tú, Eterno, Escudo de David.
 

 


 

 

 

 

 

Correos: eliyahubayonah@gmail.com

Copy Rights © Shalom Haverim Org - Monsey 10952, New York

 

COMENTARIOS.- Nuestra sección de comentarios está destinada a respuestas significativas y debates de una manera civilizada. Nosotros pedimos que respeten el hecho de que somos un sitio web judío religioso y eviten un lenguaje inapropiado a toda costa.

Si usted promueve alguna religión, dioses o mesías extranjeros, mentiras sobre Israel,  antisemitismo, o aboga por la  violencia, su permiso para comentar puede ser revocado.

 

 

 

blog comments powered by Disqus