Protected by Copyscape Web Copyright Protection Software

 

BERESHIT- GENESIS - En el Principio

CAPITULO 22

(fonética sefaradí)

22:1

Y aconteció después de estas palabras (1) que Dios probó (2) a Abraham. Y le dijo: ¡Abraham! Y él dijo: Heme aquí.

Vayehi ajar hadevarim ha'eleh veha'Elohim nisa et-Avraham vayomer elav Avraham vayomer hineni. 

22:2       Y dijo Él: Toma, te ruego, a tu hijo, tu único, a quien amas, a Isaac, y vete a tierra de Moriá, y ofrécelo allí en holocausto, sobre uno de los montes que Yo te diré.

Vayomer kaj-na et-binja et-yejideja asher-ahavta et-Yitsjak velej-leja el-erets haMoriah veha'alehu sham le'olah al ajad heharim asher omar eleyja.

22:3        Y se levantó Abraham muy de mañana, enalbardó su asno y tomó sus dos mozos consigo, y a Isaac, su hijo; y cortó leña de holocausto, y se levantó y fue al lugar que Dios le dijo.

                    Vayashkem Avraham baboker vayajavosh et-jamoro vayikaj et-shney ne'arav ito ve'et Yitsjak beno vayevaka atsey olah vayakom vayelej el-hamakom asher-amar-lo ha'Elohim.

22:4       Al tercer día alzó Abraham sus ojos y vio el lugar de lejos.

Bayom hashlishi vayisa Avraham et-eynav vayar et-hamakom merajok.

22:5       Y dijo Abraham a sus mozos: Quedaos aquí con el asno, y yo y el muchacho iremos hasta allí y adoraremos (al Eterno), y volveremos a vosotros.

Vayomer Avraham el-ne'arav shvu-lajem poh im-hajamor va'ani vehana'ar neljah ad-koh venishtajaveh venashuvah aleyjem.

22:6       Y tomó Abraham la leña del holocausto y la puso sobre Isaac, su hijo; y tomó en su mano el fuego y el cuchillo, y fueron ambos juntos.

Vayikaj Avraham et-atsey ha'olah vayashem al-Yitsjak beno vayikaj beyado et-ha'esh ve'et-hama'ajelet vayelju shneyhem yajdav.

22:7       Y habló Isaac a Abraham, su padre, y dijo: ¡Padre mío! Y él respondió: Heme aquí, hijo mío. Y dijo: He aquí el fuego y la leña; mas ¿adónde está el cordero para el holocausto?

Vayomer Yitsjak el-Avraham aviv vayomer avi vayomer hineni veni vayomer hineh ha'esh veha'etsim ve'ayeh haseh le'olah.

22:8       Y dijo Abraham: Dios proveerá para Sí el cordero para el holocausto, hijo mío; y caminaron ambos juntos.

Vayomer Avraham Elohim yir'eh-lo haseh le'olah beni vayelju shneyhem yajdav.

22:9       Y llegaron al lugar que Dios le había dicho, y edificó allí Abraham el altar, y puso en orden la leña, y ató a Isaac, su hijo, y le colocó sobre el altar, encima de la leña.

Vayavo'u el-hamakom asher amar-lo ha'Elohim vayiven sham Avraham et-hamizbe'aj vaya'aroj et-ha'etsim vaya'akod et-Yitsjak beno vayasem oto al-hamizbe'aj mima'al la'etsim.

22:10     Y extendió Abraham su mano y tomó el cuchillo para degollar a su hijo.

Vayishlaj Avraham et-yado vayikaj et-hama'ajelet lishjot et-beno.

22:11     Y lo llamó un ángel del Eterno desde los cielos y dijo: ¡Abraham, Abraham! Y él respondió: Heme aquí.

Vayikra elav mal'aj Adonay min-hashamayim vayomer Avraham Avraham vayomer hineni.

22:12     Y dijo: No extiendas tu mano hacia el muchacho ni le hagas nada; porque ahora sé que temeroso de Dios eres, pues no negaste tu hijo, tu único, a Mí.

Vayomer al-tishlaj yadja el-hana'ar ve'al-ta'as lo me'umah ki atah yadati ki-yere Elohim atah velo jasajta et-binja et-yejideja mimeni

22:13     Y alzó Abraham sus ojos y vio, y he aquí un carnero más allá, trabado en un zarzal por sus cuernos; y fue Abraham y tomó el carnero y lo ofreció en holocausto, en lugar de su hijo.

Vayisa Avraham et-eynav vayar vehineh-ayil ajar ne'ejaz basvaj bekarnav vayelej Avraham vayikaj et-ha'ayil vaya'alehu le'olah tajat beno.

22:14     Y llamó Abraham el nombre de aquel lugar: "el Eterno verá", por lo que se dirá en el futuro: En este monte del Eterno, (Dios) aparecerá (1) (a su pueblo).

Vayikra Avraham shem-hamakom hahu Adonay Yir'eh asher ye'amer hayom behar Adonay yera'eh.

22:15     Y llamó el ángel del Eterno a Abraham por segunda vez desde los cielos,

Vayikra mal'aj Adonay el-Avraham shenit min-hashamayim.

22:16     y dijo: Por Mí mismo he jurado, dijo el Eterno, por cuanto hiciste esta cosa y no me negaste tu hijo, (4) tu único,

Vayomer bi nishbati ne'um-Adonay ki ya'an asher asita et-hadavar hazeh velo jasajta et-binja et-yejideja.

22:17     te bendeciré en gran manera, y multiplicaré mucho tu descendencia, como las estrellas de los cielos y como la arena que está a la orilla del mar; y poseerá tu descendencia la puerta de sus enemigos.

Ki-varej avarejeja veharbah arbeh et-zar'aja kejojevey hashamayim vehajol asher al-sfat hayam veyirash zar'aja et sha'ar oyvav.

22:18     Y serán benditas en tu descendencia todas las naciones de la tierra, por cuanto obedeciste a mi voz.

Vehitbarju bezar'aja kol goyey ha'arets ekev asher shamata bekoli.

22:19     Y se volvió Abraham a sus mozos, y se levantaron y fueron juntos a Beer-Sheva, y habitó Abraham en Beer-Sheva.

Vayashov Avraham el-ne'arav vayakumu vayelju yajdav el-Be'er Shava vayeshev Avraham biVe'er Shava.

22:20

Y aconteció después de estas cosas, que se anunció a Abraham en estos términos: He aquí que Milcá parió, también ella, hijos de Najor, tu hermano:

Vayehi ajarey hadevarim ha'eleh vayugad le-Avraham lemor hineh yaldah Milkah gam-hi banim le-Najor ajija.

22:21     a Utz, su primogénito, y a Buz, hermano de éste, y a Kemuel, padre de Haram,

Et-Uts bejoro ve'et-Buz ajiv ve'et-Kmu'el avi Aram.

22:22     y a Késed y a Jazó, y a Pildash, y a Yidlaf, y a Betuel.

Ve'et-Kesed ve'et-Jazo ve'et-Pildash ve'et-Yidlaf ve'et Betu'el.

22:23     Y Betuel engendró a Rebeca (Rivcah). Estos ocho (hijos) parió Milcá a Najor, hermano de Abraham.

UVetu'el yalad et-Rivkah shmonah eleh yaldah Milkah le-Najor aji Avraham.

22:24     Y su concubina, que se llamaba Reumá, parió también ella a Tévaj, y a Gájam, y a Tájash, y a Maajá.

Ufilagsho ushmah Re'umah vateled gam-hi et-Tevaj ve'et-Gajam ve'et-Tajash ve'et-Ma'ajah.

 

Comentario:

1

   "Después de estas palabras" significa según el Midrash, después de la denuncia de Satanás, que dijo a Dios: ¡Abraham, a quien citas como modelo de las virtudes humanas, cuando ofreció un gran banquete no te presentó a Ti la menor ofrenda! Y Dios respondió: Tengo confianza en él; si yo le pidiera que sacrificara a su único hijo Isaac, él no se rehusaría. Fue después de estas palabras cuando Dios probó a Abraham.

2

  Desde la salida de su país natal, el patriarca Abraham había sido sometido por el Eterno a muchas pruebas, en las cuales demostró su completa confianza en Dios. Este pasaje bíblico nos hace ver que la fe y el sacrificio para con Dios no tienen límites. La fidelidad de Abraham fue sometida a una suprema prueba cuando Dios le ordenó sacrificar a Isaac. Fue la décima y mayor prueba que el patriarca tuvo que soportar, para testimoniar que era digno de ser el fundador del pueblo hebreo. Esta narración demuestra igualmente la fidelidad y la obediencia del patriarca Isaac. Naturalmente, Dios no desea seres humanos como ofrenda, y la prueba de esto es que no quiso que Abraham sacrificara realmente a Isaac.

3

   Estas palabras se refieren al templo que sería construido sobre el Monte Moriá, en el cual Dios se aparecería más tarde (ver Crónicas II, III, 1).

 

 4

   Los paganos de la antigüedad, ignorando el respeto a la vida humana, llegaron a sacrificar seres humanos, incluso miembros de sus propias familias, pensando con esto agradar a sus diversos dioses. La conciencia de Israel protesta contra semejante deformación religiosa, y el capítulo del "Sacrificio de Isaac" es una prueba convincente. Abraham estaba dispuesto, como cualquier creyente de su tiempo, a sacrificar a su hijo; pero Dios no lo quiso, ya que la única ofrenda que desea de nosotros es el sacrificio del corazón. Por consiguiente, este pasaje es un símbolo inspirado por las manifestaciones religiosas primitivas, y un símbolo de la ofrenda de nosotros mismos hacia un ideal divino.

 

 

 

 

     

 


 

 
   
       
       
       
       
   
 

 

Correos: eliyahubayonah@gmail.com

Copy Rights © Shalom Haverim Org - Monsey 10952, New York