Protected by Copyscape Web Copyright Protection Software

 


Rezo de Minjá

(Costumbre Sefardita)

Pdf

   

La costumbre es rezar la Amidá dos veces durante el rezo. La primera vez se reza considerando las plegarias iniciales. La segunda vez solo se reza la Amidá de manera silenciosa en donde se incluye la Kedushá cuando hay minyán.

   
         
                 

KADISH TITKABAL

                   
                                       

Hebreo Transliterado

 

Hebreo

 

Español

         

Ashré

 

אַשְׁרֵי

 

Ashre -Venturosos

 

    Ashré yoshebé beteja, od' yehaleluja sela. Ashré ha'am shekaja lo ashré ha'am SheAdonay elohav

 

 

אַשְׁרֵי יושְׁבֵי בֵיתֶךָ. עוד יְהַלְלוּךָ סֶּלָה: 
אַשְׁרֵי הָעָם שֶׁכָּכָה לּו. אַשְׁרֵי הָעָם שֶׁה' אֱלהָיו: 
תְּהִלָּה לְדָוִד. אֲרומִמְךָ אֱלוהַי הַמֶּלֶךְ. וַאֲבָרְכָה שִׁמְךָ לְעולָם

 

  Venturosos son aquellos que moran en Tu casa; por siempre te alabarán (sela). Venturoso es el pueblo para quien es así; venturoso es el pueblo cuyo Dios es el Eterno
   

Tehilim -Salmo- 145

   

Tehilá leDavid aromimjá Elohay hamélej, veabarejá shimjá le´olam  va´ed: bejol-yom abarejeka, vaahalelá shimjá le´olam va´ed gadol Adonay umhulal meod, veligdulató en jéker: dor ledor yeshabaj  ma´aseja, ugburoteja yaguidu: hadar kebod hodeja, vidibré nifleoteja asija:  ve´ezus  noroteja ñomeru, ugdulatejá asaperena:  zéjer rab-tubejá  yabl´u vetsidkatejá yeranenú,  janún verajúm Adonay, eréj apáyim ugdol-jaséd: tob-Adonay lakol, verajamav ´al-kol-ma´asav: yoduja Adonay kol-ma´aseja, vajasideja yebarejuja: kebod  maljutejá yomeru, ugburatejá yedaberu: lehodia´ libné haadam gueburotav, ujbod hadar maljutó: maljutejá maljut kol ´olamim, umemshaltejá bejol-dor vador: somej Adonay lejol-hanofelim, vezokef lejol-hakefufim: ´ene-jol eleja yesaberu, veatá notén –lahem  et-ojlam be´itó (recitar esta frase con especial concentración:)

Potéaj et yadeja, umasbi´a lejol-jay ratsón; tzadik Adonal bejol-derajav vejasid  bejol-ma´asav: karob Adonay lejol.koreav. lejol asher yikrauhu beemet: retsón-yereav ya´asé, veet shav´atam yishma´ veyoshi´ém: shomer Adonay et-kol-ohabav , veet kol harsha´im yashmid: tehilat Adonay yedaber pi vibarej kol-basar shem kodshó  le´olam va´ed: vaanajnu nebarej  Yah me´atá ve´ad-´olam haleluyá.

 

 וָעֶד: 
בְּכָל יום אֲבָרְכֶךָּ. וַאֲהַלְלָה שִׁמְךָ לְעולָם וָעֶד: 
גָּדול ה' וּמְהֻלָּל מְאד. וְלִגְדֻלָּתו אֵין חֵקֶר: 
דּור לְדור יְשַׁבַּח מַעֲשיךָ. וּגְבוּרתֶיךָ יַגִּידוּ: 
הֲדַר כְּבוד הודֶךָ. וְדִבְרֵי נִפְלְאתֶיךָ אָשיחָה: 
וֶעֱזוּז נורְאתֶיךָ יאמֵרוּ. וּגְדֻלָּתְךָ אֲסַפְּרֶנָּה: 
זֵכֶר רַב טוּבְךָ יַבִּיעוּ. וְצִדְקָתְךָ יְרַנֵּנוּ: 
חַנּוּן וְרַחוּם ה'. אֶרֶךְ אַפַּיִם וּגְדָל חָסֶד: 
טוב ה' לַכּל. וְרַחֲמָיו עַל כָּל מַעֲשיו: 
יודוּךָ ה' כָּל מַעֲשיךָ. וַחֲסִידֶיךָ יְבָרְכוּכָה: 
כְּבוד מַלְכוּתְךָ יאמֵרוּ. וּגְבוּרָתְךָ יְדַבֵּרוּ: 
לְהודִיעַ לִבְנֵי הָאָדָם גְּבוּרתָיו. וּכְבוד הֲדַר מַלְכוּתו: 
מַלְכוּתְךָ מַלְכוּת כָּל עולָמִים. וּמֶמְשַׁלְתְּךָ בְּכָל דּור וָדר: 
סומֵךְ ה' לְכָל הַנּפְלִים. וְזוקֵף לְכָל הַכְּפוּפִים: 
עֵינֵי כל אֵלֶיךָ יְשבֵּרוּ. וְאַתָּה נותֵן לָהֶם אֶת אָכְלָם בְּעִתּו: 
פּותֵחַ אֶת יָדֶךָ. וּמַשבִּיעַ לְכָל חַי רָצון: 
צַדִּיק ה' בְּכָל דְּרָכָיו. וְחָסִיד בְּכָל מַעֲשיו: 
קָרוב ה' לְכָל קרְאָיו. לְכל אֲשֶׁר יִקְרָאֻהוּ בֶאֱמֶת: 
רְצון יְרֵאָיו יַעֲשה. וְאֶת שַׁוְעָתָם יִשְׁמַע וְיושִׁיעֵם: 
שׁומֵר ה' אֶת כָּל אהֲבָיו. וְאֵת כָּל הָרְשָׁעִים יַשְׁמִיד: 
תְּהִלַּת ה' יְדַבֶּר פִּי. וִיבָרֵךְ כָּל בָּשר שֵׁם קָדְשׁו לְעולָם וָעֶד: 
וַאֲנַחְנוּ נְבָרֵךְ יָהּ מֵעַתָּה וְעַד עולָם. הַלְלוּיָה

 

  Alabanza de David. Te exaltaré, mi Dios, el Rey;  y bendeciré Tu nombre por siempre jamás. Cada día te bendeciré y  loaré Tú Nombre por siempre jamás. Grandioso es el Eterno e inmensamente loado, y Su grandeza es inescrutable. Generación a generación alabará Tus obras, y relatarán Tus hechos portentosos. En la magnificencia gloriosa de Tu majestad  y de Tus obras maravillosas yo meditaré. Del poder de Tus actos pavorosos hablarán, y yo relataré Tu grandeza. Proclamarán la remembranza de Tu inmensa bondad, y cantarán jubilosos por Tu rectitud. Lleno de gracias y misericordioso es el Eterno; tardo para la ira y abundante en  bondad. El Eterno es bueno hacia todos, y Su misericordia se extiende sobre todas Sus obras. Te agradecerán todas Tus obras oh Eterno, y Tus varones justos Te bendecirán. Relatarán la gloria de Tu reino, y de Tu poder hablarán. Para informar a los seres humanos de Sus actos poderosos, y de la majestuosa gloria de Su reino. Tu reino es un  reino por toda la eternidad, Y Tu dominio se extiende por todas las generaciones. El Eterno sostiene a todos los caídos, y endereza a todos los encorvados. A Ti elevan sus ojos con esperanza, y Tu les das su sustento en su tiempo propicio. (recitar esta frase con especial concentración )

Tu abres Tu mano y satisfaces los deseos de todo ser vivo. Justo es el Eterno en todos Sus caminos y bondadoso en todas Sus obras. Cercano está el Eterno a todos los que le invocan con verdad. Él cumplirá la voluntad de los que le temen, y su clamor escuchará y los salvará. El Eterno preserva a todos los que le aman,  pero destruirá a todos los malvados. La alabanza del Eterno relatará mi boca, y toda carne bendecirá Tu santo Nombre por siempre jamás. Y nosotros bendeciremos al Eterno, desde ahora y para siempre. ¡Haleluyáh!.

         
Tikón tefilatí ketóret lefaneja. Masat kapay minjat áreb. Hakshiba lekol shav'í malkí Velohay, ki eleja etpalal       Establece mi oración delante de Tí como el sahumerio, la aportación de mis manos en la ofrenda de la tarde. Escucha la voz de mi clamor, oh Rey y Dios mío, pues a Tí he de rezar
   

MEDIO KADISH

   

Yitkadal veyitkadash shemeh rabá (se responde: AMÉN)  be´alma di berá jir´uté, veyamlij maljuteh veyatsmaj purkaneh mekarib meshijeh,  (se responde: AMÉN)  bejayejón ubyomejón ubajayé dejol bet Yisrael, ba´agalá ubizmán karib, veimrú amén.

(Se responde  desde AMÉN.....hasta...daamirán be´alma.)

Amén yehé shemé rabá mebaraj  le´alam ul´almé ´almayá.

Yitbaraj, veyishtabaj, veyitpaar, veyitromam, veyitnasé, veyithadar, veyithadar, veyí´talé. Veyithalal shemé dekudshá berij hu, (se responde. AMÉN)  le´ela min kol birjatá, shiratá, tishbejatá venejamatá daamirán ve´alma, veimrú amén (se responde: AMÉN).

 

     

Que magnifique y se santifique Su gran Nombre (se responde: AMÉN). En el mundo que El creó conforme a Su  voluntad; que haga reinar Su soberanía, haga florecer Su salvación y haga que Su ungido se aproxime (se responde: AMÉN) en la vida, y en los días de ustedes, así como en las vidas de toda la Casa de Yisrael, prontamente y en tiempo cercano. Y digan: Amén.

(Se responde desde Amén...hasta...que son dichas en el mundo.)

Amén, que Su gran Nombre sea bendito por siempre jamás.

Que se bendiga, alabe, glorifique, ensalce,  exalte, magnifique, sublime y loe el Nombre del Santo, bendito es (se responde: AMÉN) por encima de todas las bendiciones, cánticos, alabanzas y consolaciones que son dichas en el mundo. Y digan: AMÉN (se responde: AMÉN).-

 

    Enseguida se recita de manera silenciosa la Amidá. esto se hace de pié y de manera muy respetuosa ya que es el eje central del servicio en donde se hace un diálogo entre la persona y Dios y por ello se debe recitar concentradamente y en voz muy baja, manteniéndose fijo en la lectura del rezo. La persona echa hacia atrás tres pequeños pasos y vuelve los tres pasos a su posición original. Esto indica que en este momento se sale del mundo y se entra en los Palacios Celestiales. Y al terminar la Amidá se vuelve a hacer lo mismo indicando que se sale de los Palacios Celestiales y pentra en el mundo.    
   

AMIDA

   

Adonay, sefatay tiftaj ufi yaguid tehilateja

(inclinar el cuerpo) Baruj (agachar la  cabeza) atá  (enderezarse) Adonay, Elohenu Velohé abotenu, Elohé Abraham, Elohé Yitzjak, Velohé Ya´akob, haEl  hagadol haguibor vehanorá, El ´elyon jasadim tobim, koné hakol, vezojer jasdé abot umebi goel libné benehem lema´an shemó beahabá.

     

Oh Señor, abre mis labios para que mi boca relate Tu alabanza. (Inclinar el cuerpo) Bendito eres (agachar la cabeza) Tú. (enderezarse) Eterno, nuestro Dios, y Dios de nuestros padres, Dios de Abraham, Dios de Yitzjak y Dios de Ya´akob; Dios grandioso, todopoderoso y temible; Dios altísimo que otorga bondades benéficas, Amo de todo lo que existe,  que recuerda las bondades de los patriarcas y trae al redentor para los hijos de sus hijos, en virtud de Su nombre, con amor.

Mélej ´ozer umoshia´ umaguén. (inclinar el cuerpo) Baruj (agachar la cabeza)    atá (enderezarse) Adonay, maguén Abraham.

      Rey ayuda, salva y defiende (inclinar el cuerpo) Bendito eres (agachar la cabeza) Tú, (enderezarse) Eterno, defensor de Abraham.
   

En verano ( de Pésaj a Shemí Atseret) agregar la siguiente frase. Si la persona se equivocó y en vez de esta frase dijo “ Mashib harúaj—Él hace soplar el viento...” y se acordó una vez que ya dijo la bendición “Baruj atá Adonay—Bendito eres Tú, Eterno..”,deberá repetir la Amidá desde el inicio.

   

Morid hatal

      El hace descender el rocío
    En invierno (desde el 5 de Diciembre) hasta Minjá en la víspera de Pesaj se agrega la siguiente la frase. Si en vez de esta frase dijo "Morid hatal" -El hace descender el rocío- no es necesario que regrese para decirla.    

Mashib harúaj umorid haguéshem

      El hace soplar el viento y descender la lluvia

Mejalkel jayim bejésed, bejayé metim berajamim rabim, somje nofelim, verofé jolim, umatir asurim, umkayém emunató lishené ´afar. Mi jamoja  bá´al gueburot umi dome laj, mélej memit umjayé umatsmiaj yeshuá´.

      Sustenta a los vivos con tu bondad, resucita a los muertos con gran misericordia, sostiene a los caídos y cura a los enfermos, libera a los prisioneros y mantiene Su fidelidad para los que duermen en el polvo, ¿Quien es como Tú, Amo de hechos poderosos? ¿Y quien se te asemeja, Rey que causas la muerte y haces vivir, y haces florecer la salvación?
Vebeheman atá lehajayot metim, Baruj atá Adonay, mejayé hametim.       Y Tú  eres fiel para resucitar a los muertos. Bendito eres Tú, Eterno, que resucita a los muertos
   

KEDUSHA

En la repetición de la Amidá, la congregación recita junto con el jazán la Kedushá. Al decir Kadosh 3 veces se levantan los pies de puntillas 3 veces

   

Nakdishaj  vena´aritsaj konó´am síaj sod sarfé kodesh, hamshaleshim lejá kedusha, vején katub ´al yad nebiaj: vekará ze el ze veamar:

Kadosh, kadosh, kadosh Adonat Tzebaot, meló jol aaretz kebodó

Lahumatam mashabejim veomerim:

Baruj kebod Adonay mimekomó.

Ubsibre kossahj katub lemor:

Yimloj Adonay le´olam. Eloháij Tsiyón ledor vador haleluyá.

      Te bendeciremos y te reverenciaremos conforme al consejo de los santos Serafines, los cuales proclaman ante Ti  la declaración de santidad tres veces por día. Y así fue escrito por medio de Tu profeta: “Y un {ángel} llama a otro y declara:

“Santo, Santo, Santo es el Eterno, Amo de Legiones; la tierra entera está llena de su gloria” (Yeshayahu 6:3).

Los que están frente a ellos dicen alabanzas y declaran:

“Bendita es la gloria del Eterno desde Su lugar” (Yejezkel 3:12).

Y  en Tus Santas Escrituras está escrito; diciendo:

“El Eterno reinará siempre jamás; tu Dios, oh Tsiyón, de generación en generación. ¡Haleluyá!” (Tehilim 146:10).

Atá kadosh veshimjá kadosh ukdoshim bejol yom yehaleluja sela. Baruj atá Adonay, haEl hakadosh

      Tú eres Santo y Tu Nombre es Santo. Y santos te alaban todos los días (Sela). Bendito eres Tú, Eterno, el Dios Santo.

Atá jonén leadam dá´at umlamed leenosh biná. Vejonenu meitejá jojmá biná vadá´at. Baruj atá Adonay, jonén hadá´at.

 

      Tú agracias al hombre con conocimiento y enseñas entendimiento al ser humano. De Ti mismo con gracia otórganos sabiduría, entendimiento y conocimiento. Bendito eres Tú, Eterno, que con gracia otorga conocimiento.

Hashibenu abinu letorateja, vekarebenu malkenu la´abodateja, vehajazirenu bitshubá shelemá lefaneja. Barul atá Adonay, harotsé bitshubá.

      Haznos regresar, Padre nuestro, a Tu Torá; y acércanos, Rey nuestro, a Tu servicio, Y haznos retornar ante Ti con un  arrepentimiento completo. Bendito eres Tú,  Eterno,  que desea el arrepentimiento.

Selaj lanu abinu ki jatanu, nejol lanu malkenu ki fasha´nu. Ki El  tob  vesalaj  ata. Baruj atá Adonay,  janún hamarbé lislóaj.

      Discúlpanos, Padre nuestro, pues hemos herrado; perdónanos, Rey nuestro, pues hemos pecado intencionalmente. Pues Tú eres un Dios bueno que perdona. Bendito eres Tú, Eterno, lleno de gracia y que perdona abundantemente.

Reé na be´onyenu, veribá ribenu, umaher legaolenu. Gueulá shelemá lema´an shemeja, ki El goel jazak ata. Baruj atá Adonay. goel Yisrael.

      Por favor mira nuestra aflicción y pelea nuestras afrentas. Y apresúrate a  redimirnos con una redención completa por causa de Tu Nombre, pues Tú eres el Dios que redime poderosamente. Bendito eres Tú, Eterno, redentor de Yisrael.
   

En un día de ayuno comunitario, durante la repetición de la Amidá de Shajarit el Jazán recita

aquí la plegaria de “Anenu—Réspondenos...”, y concluye con la bendición si en la congregación

hay menos de seis personas que ayunen (y en el ayuno de Esther, si hay diez personas que ayunen).

   

´Anenu abinu ´anenu beyom tsom hata´anit  hazé ki betsará guedolá anajnu. Al tefen lerish´enu veal  tit´alam malkenu mibakashtenu. Heyé na karob leshav´atenu. Térem nikrá eleja atá ta´ané, nedaber veatá lishmá kadabar sheneemar, vehayá terém ikrau vaaní e´ené, ´´od  hem medaberim vaani ehsmá, ki atá Adonay podé umatsil ve´oné umrajem bejol ´et tsará  vetsuká. Baruj atá Adonay, ha´one le´amó Yisrael be´et tsará.

      Respóndenos, Padre nuestro; respóndenos en este día de nuestro ayuno, pues estamos en medio de gran angustia. No te vuelvas hacia nuestra maldad, ni te ocultes, Rey nuestro,  de nuestra petición. Sé cercano a nuestro clamor; antes de que te llamemos, Tú nos respondes. Hablaremos y Tú escucharás, tal como se declara: “Y sucederá antes que te llamen, Yo responderé; todavía hablarán y Yo escucharé” (Yeshayahu 65:24). Pues Tú, Eterno, redimes y salvas, respondes y tienes misericordia en todo momento de aflicción y desgracia. Bendito eres Tú, Eterno,  que responde a su pueblo Yisrael en momento de aflicción.

Refaenu Adonay venerafé, hoshi´enu venisvashé´a, ki tehilatenu ata, vehaalé arujá umarpé lejo-tejalueno uljol-majobenu uljol-makotenu, ki El rofé rajmán veneemán  ata. Baruj atá Adonay, rofé jolé ´amó Yisreal.

      Cúranos, oh Eterno, y seremos curados; sálvanos y seremos salvos, pues Tú eres nuestra alabanza. Y trae restablecimiento y curación a todas nuestras enfermedades, a todos nuestros dolores y a todas nuestras heridas, pues Tú eres un Dios que cura, misericordioso y fiel. B endito eres Tú, Eterno, que cura las dolencias de Su pueblo Yisrael.
   

En verano (desde Pésaj hasta el 5 de diciembre), se recita la bendición que comienza por las palabras “Bareje Adonay—Bendicenos, oh Eterno...” Si la persona se equivocó y en vez de esta bendicion dijo la que comienza por las palabras “Barej akenu—Bendice para nosotros...”, en tal caso si se acordó de su error antes de terminar la Amidá, debe regresar y decirla. Pero si ya terminó la Amidá, deberá repetir toda la Amidá desde el inicio.

   

Barejenu Adonay Elohenu bejol ma´asé yadenu,uberj shenatenu betalelé ratsón berajá undabá, uthi ajaritah jayim vesabá´ vezshalom kashanim hatobot librajá, ki El tob umetib ata umbarej hashanim. Barun atá Adonay, mebarej hashanim.

      Bendícenos, oh Eterno, Dios nuestro, en todas las obras de nuestras manos, y bendice nuestro año con rocíos benévolos, de bendición y de donación. Que en su final haya vida, saciedad y paz como en todos los años buenos para bendición, pues Tú eres Dios bueno que hace el bien y bendice los años, Bendito eres Tú, Eterno  que bendice los años.
   

En invierno (desde el 5 de diciembre hasta el rezo de Minjá de la vispera de Pésaj) en vez de la bendición anterior se dice la siguiente. Si la persona se equivocó y en vez de esta bendición dijo “Barejenu—Bnedícenos...”. si se acordón antes de terminar la bendición deberá simplemente agregar kla frase: “Vetén tal umatar librajá—Otorga rocio y lluvia para bendición”. Si ya concluyó esta bendición pero aun no ha comnenzado la siguiente bendición, deberá decir esta frase ahí mismo (otros lugares donde puede agregar  esta frase serán indicados más adelante). Si ya concluyó la Amidá, deberá repetir la Amidá desde el inicio.

 

   

Barej ´alenu Adonay Elohenu et hashaná hazot veet kol miné tebuatáh letobá, vetén tal umatar libraja ´al kol pené haadamá veravé pené tebel vesabá´ et ha´olam kuló mitubaj umalé yadenu mib irjoteja  ume´ósher matenot yadeja, shomrá vehatsila shaná zo mikol dabar ra´, umikol miné mashjit, umikol miné  fur´aut, va´asé lah  tikvá tobá veajarit shalom jus verajem ´aleha ve´al kol tebuatah uferothea, ubarejah beguishmé ratsón berajá, undabá, uthi ajaritah jayim vesabá´ veshalom kashanim hatobot librajá  ki El tob umetib ata umbarej ashanim. Baruj atá Adonay mebarej hashanim.

      Bendice para nosotros, Eterno, Dios nuestro, a este año y a sus cosechas para bien. Otorga rocío y lluvia para bendición sobre toda la superficie de la tierra; riega abundantemente toda la superficie del planeta y sacia al mundo entero con Tu bondad. Llena nuestras manos de Tus bendiciones y con la riqueza  de los dones de Tu mano. Preserva y salva este año de toda cosa mala, así como de yoda  clase de destrucción y de retribuciones nefastas, y haz para él una buena esperanza y un  final de paz. Ten piedad y misericordia de él, así como de sus cosec has y de sus frutos. Bendícelo con lluvias de benevolencia, bendición y generosidad. Que en su final haya vida, saciedad y paz como en los años buenos para bendición, pues Tu eres un Dios bueno que hace bien y bendice los años. Bendito eres Tú. Eterno, que bendice los años.

Teka´ beshofar gadol lejerutenu, vesá nes lekabétz galuyotenu, vekabetsenu yájad mearbá´ kanfot haaretz leartsenu. Baruj atá Adonay mekabéts nidjé ´amó Yisrael.

      Haz que suene el gran corno por nuestra libertad, eleva el estandarte para reunir a nuestros exiliados y reúnenos en nuestra tierra a todos juntos desde los cuatro confines del mundo. Bendito eres Tú, Eterno, que reúne a los dispersos de Su pueblo Yisrael.
Hashiba shofetenu kebarishoná, veyo´atsenu kebatejilá, vehaser mimenu yagón vaanajá, umloj ´alenu meherá atá Adonay lebadejá bejésed ubrajamim, betsédek ummishpat.Baruj atá Adonay, mélej oheb tsedaka umishpat.       Restaura a nuestros jueces como al  principio, y a nuestros consejeros como en el inicio. Quita de nosotros la tristeza y el suspiro, y prontamente reina solo Tú sobre nosotros, oh Eterno, con tu bondad y misericordia, con rectitud y justicia. Bendito eres Tú, Eterno, Rey que ama la rectitud y la justicia.

Laminim velamalshinim al tehi tokvá, vejol hazedim kerega´ yobedú, vejol-oyebeja  vejol-soneeja meherá yekaretu, umaljut harfish´á  meherá te´aker utshaber utjalem vetajni´em bimherá beyamenu. Baru atá Adonay, shober oyebim umajnía´zedim (minim).

      Que para los herejes y para  los delatores no haya esperanza, y que todos los pecadores protervos perezcan en un instante. Que todos Tus enemigos y todos lo que te odian sean prontamente exterminados. Y que prontamente extirpes, quiebres, extermines y sometas el reinado del mal. Bendito eres Tú, Eterno, que quiebras a los enemigos y sometes a los pecadores alevosos. (herejes).

Al Hatzadikim ve´al hajadim, ve´al sheerit ´amejá bet Yisrael, ve´al ziknehem vre´al peletat bet sofrehem, ve´al guedé atsédek ve´alenu, yehemú narajameja Adonay Elohenu, vetén sajar tob lejol habotejim beshimjá beemet, vesim jelkenu ´imahem ul´olam lo nebosh ki bejá batajnu va´´al jasdejá hagadol beemet nish´anenu. Baruj atá Adonay, mish´an  umibtaj latsadikim.

      Sobre los justos y los piadosos, sobre el remanente de Tu pueblo Ysrael, sobre sus ancianos y sobre el remanente de sus sabios, sobre los conversos sinceros y sobre nosotros, que por favor se conmueva Tu misericordia, oh Eterno, Dios nuestro. Y otorga una recompensa buena a todos los que confían verdaderamente en Tu Nombre. Pon nuestra porción con la de ellos y que nunca nos avergoncemos, pues en ti hemos confiado y en Tu inmensa bondad nos apoyamos con verdad. Bendito eres Tú, Eterno, sostén y seguridad de los justos.

Tishkón betoj yerushaláyim ´irejá kaasher dibarta, vejisé David ´abdejá meherá betojah tajín, ubné othá binyán ´olam bimherá beyamenu. Baruj atá Adonay, boné Yerushaláyim.

      Reside en medio de Tu ciudad Yerushaláyim tal como hablaste; en medio de ella establece el trono de Tu siervo David y reconstrúyela para estructura eterna, prontamente y en nuestros días. Bendito eres Tú, Eterno, que reconstruye Yerushaláyim.

Et tsémaj David ´abdejá meherá tatsmiaj, ki lishuatejá kivinu kol hayom. Baruj atá Adonay, matsmiaj keren yeshuá´.

      Haz florecer prontamente el retoña de Tu siervo David, y por medio de Tu salvación eleva su estandarte, pues hemos puesto nuestra esperanza y esperado en Tu salvación todo el día. Bendito eres Tú, Eterno, que hace florecer el orgullo de la salvación.

Shemá´ kolenu Adonay Elohenu, ab harajmán, jus berajem ´alenu, vekabel berajamim ubratsón et tefilatenu, ki El shomea´ tefilot vedtajanunim ata.

      Escucha nuestra voz, oh Eterno, Dios nuestro, Padre misericordioso, ten piedad y misericordia de nosotros, y recibe con misericordia y benevolencia nuestras oraciones, pues Tú eres un Dios que escucha nuestras oraciones y plegarias.
   

Es recomendable insertar aquí en siguiente rezo por el sustento, que es precedido por una corta plegaria por el perdón.

   

Ribonó shel  ólam, tatati ´aviti ufasha´ti lefaneja. Yehi ratsón milefaneja, shetimloj vetislaj utjaper li ´al kol ma shejatati veshe´aviti veshepasha´ti lefaneja miyom shenibreti ´ad hayom hazé, vehi ratsón milefaneja  Adonay Elohenu velohé abotenu shetazmin parnasatenu umzonotenu li uljol anshé betí hayom ubjol yom bayom, berévaj veló betsimtsum, bejabod veló bebizuy, nenájat veló betsa´ar,  veló etstarej lematenot basar vadam, veló lidé halvaatam, ela miyadejá harjabá hapetujá vehameleá, bizjut shimjá hagadol hamemuné ´al haparnasá.

      Señor del universo: he pecado, he cometido iniquidad y me he rebelado frente a Ti. Que sea Tu voluntad perdonarme, disculparme y concederme la expiación por todo aquello en lo cual he pecado, he cometido iniquidad  y me he rebelado frente a Ti, desde el día en fui  creado hasta este día. Y que sea Tu voluntad Dios nuestro y Dios de nuestros padres, que dispongas para mi y para todos los miembros de mi casa nuestro sustento y alimentos, tanto hoy como todos los días, con amplitud y no con limitaciones, con honor y no con menosprecios, con tranquilidad y no con sufrimiento, y que no precise de las dádivas de los seres humanos, ni se sus prestamos, sino sólo de Tú amplia, abierta y repleta mano, en aras de Tu grandioso Nombre asignado {para proveer} el sustento.

Umilefaneja malkenu rekam al teshibenu, jonenu va´anenu ushmá tefilatenu.

      Y de Tu presencia, Rey nuestro, no nos hagas retornar vacíos; concédenos gracia, respóndenos y escucha nuestras oraciones.
   

Si en invierno (desde el 5 de diciembre hasta el rezo de Minjá de la vispera de Pësaj la persona se equivocó y en vez de “Barej alenu—Bendice para nosotros...” la persona dijo: “ Barejenu—Bedicenos...” puede insertar aquí esta frase;

   
Vetén tal umatar libraja       Otorga rocío y lluvia para bendición.
   

En la Amidá silenciosa de un ayuno comunitario, cada individuo deberá

agregar aquí la plegaria “Anenu—Respóndenos...”

   

Anenu abinu anenu beyom tsom hata´anit hazé ki betsará guedolá anajnu. Al tefen  lerish´enu veal  tit´alam malkenu mibakashatenu. Heyé na karob  leshav´atenu. Térem nikrá eleja atá  ta´ané, nedaber veatá lishmá kadabar sheneemar, vehayá térem ikrau vaani e´ené, ´od  hem medaberim vaani eshmá´. Ki atá Adon ay podé umatsil  ve´oné umrajem bejol ´et tsará vetsuká.

Ki atá shoméa´  tefilat kol pe. Baruj atá Adonay shomea tefilat.

      Respóndenos, Padre nuestro, respóndenos en este día de nuestro ayuno, pues estamos en medio de una gran angustia. No te vuelvas hacia nuestra maldad, ni te ocultes, Rey nuestro, de nuestra petición. Sé cercano a nuestro clamor; antes que te llamemos, Tú nos respondes. Hablaremos y Tú escucharás, tal como se declara; “Y sucederá que antes que llamen, Yo responderé; todavía hablarán y Yo escucharé”. (Yeshayahu 65:24). Pues Tú, Eterno, redimes y salvas, respondes y tienes misericordia en todo momento de aflicción y desgracia.

Pues Tú escuchas las oraciones de todas las bocas. Bendito eres Tú,  Eterno, que escucha la oración.

   

 

   

Retsé Adonay Eloheno  be´amejá Yisrael vilitfilatam she´é, vehashseb  ha´abodá lidbir beteja, veishé Yisrael utfilatam meherá beahabátekabel beratsón, uthi leratsón tamid ´abodat Yisrael ´ameja.

      Complácete, oh Eterno, Dios nuestro, en Tu pueblo Yisrael y atiende nuestras oraciones; restaura el servicio del santuario de Tu Santo Templo, así como las  ofrendas de fuego y las oraciones de Yisrael. Que prontamente las recibas con amor y benevolencia, y que siempre sea aceptable el servicio de Tu pueblo Yisrael.

Veatá berajameja harabim jajpóts banu betirtsenu, vetejezena ´enenu beshubejá  leTsiyón berajamim. Baruj atá Adonay, hamajazir shejinató  leTsiyón.

      Y Tú, por la abundancia de Tú misericordia, nos desearás y te complacerás en nosotros, y nuestros ojos contemplarán Tu retorno a Tsiyón con misericordia. Bendito eres Tú Eterno, que hace retornar Su Presencia a Tsiyón.
   

En la repetición de la Amidá, mientras que el Jazán recita “Modim— A Ti  te agradecemos”, la congregación dice en voz baja el Modim D’Rbanán.

   

(inclinar el cuerpo) Modim anajnu laj sheatá hu (enderezarse) Adonay Elohenu Velohe abotenu le´olam va´ed, tsurenu tsur jayenu, umaguen yish´enu atá hu. Ledor vador nodé lejá unsaper tehilateja, ´al jayenu hamesurim beyadeja, ve´al nishmotenu hapekudot laj, ve´al niseja shebejol yom ´imanu, ve´al nifleoteja vetoboteja vetoboteja shebejol ´et ´éreb vaboker vetsahoráyim. Hatob ki lo jalú rajameja, hamerajem ki lo tamu jasadeja, ki me´olam kivinu laj.

      (Inclinar el cuerpo) A Ti te agradecemos, pues Tú eres (enderezarse) el Eterno, Dios nuestro y Dios de nuestros padres, por siempre jamás. Tú eres el que nos forma, la Roca de nuestro ser, Tú eres el defensor de nuestra salvación. De generación en  generación te agradecemos relataremos Tu alabanza por nuestras vidas que están en Tu mano, por nuestras almas que están confiadas a Ti, por Tus milagros que todos los días están nosotros y por Tus maravillas y bondades en todo momento, de noche, mañana y tarde. El Bondadoso, pues no se han agotado Tus misericordias; el Misericordioso, pues no se han extinguido Tus bondades, ya que desde siempre hemos esperado en Ti.
   

MODIM DE RABANÁN

   

(Inclinar el cuerpo) Modim anajnu laj sheatá hu (enderezarse) Adonay Eloheno vElohé abotenu, Elohe jot basar, yotserenu  yotser bereshit barajot behodaot leshimjá hagadol vehakadosh  ´al shehejeyitanu vekiyamtanu, ken tejayenu utjonenu veteesof galuyotenu lejatsrot kosheja lishmor jukeja vela´asot retsoneja  ul´obdeja belebab shalem, ´al sheanajnu modim laj. Baruj El hahodaot.

      (Inclinar el cuerpo) A Ti te agradecemos pues Tú eres (enderezarse) el Eterno, nuestro Dios y Dios de nuestros padres, el Dios de todo ser de carne; nuestro Formador, el Formador del universo. Bendiciones y alabanzas son debidos a Tu nombre grandioso y santo por habernos dado la vida y habernos sustentado. Que así continúes dándonos la vida y continúes otorgándonos  gracia. Y reúne a los exiliados en los patios de Tu santuario para que cumplan  Tus estatutos, hagan Tu voluntad y te sirvan con  corazón íntegro. {Te agradecemos} por inspirarnos a agradecerte. Bendito es el Dios de agradecimientos.

Veál kulam yitbaraj veyitroman veyitnasé tamid shimjá malkenu le´olam va´ed. Vejol hajayim yoduja sela.

      Y por todo ello que siempre sea  bendito, exaltado y elevado Su Nombre, Rey nuestro, por toda la eternidad. Y todos los seres vivos agradecidamente de reconocerán. (Sela).

Vihalelú vibarejú et shimjá hagadol beemet le´olam ki tob, haEl yeshu´atenu  ve´ezratenu sela, haEl hatob (inclinar el cuerpo) Baruj (agachar la abeza) atá (enderezarse) Adonay, hatob shimjá uljá naé lehodot.

      Y alabarán y bendecirán por siempre Tu grandioso Nombre con verdad, pues benévolo es, oh Dios de nuestra esperanza y de nuestra ayuda (Sela), el Dios benévolo (inclinar el cuerpo) Bendito eres (agachar la cabeza) Tú (enderezarse) Eterno, benévolo es Tu Nombre y a Ti es propio agradecer.
   

BIRKAT HAKOHANIM

 En un día de Ayuno los Kohanim bendicen al pueblo con la Birkat Kohanim -. Deben estar cubiertos con el Talit Gadol.

Cuando los Kohanim lleguen al estrado deberán decir la plegaria siguiente, con el rostro dirigido hacia el Hejal y teniendo de espaldas a la congregación.

Deberán prolongar esta plegaria hasta que la congregación responda Amén a la bendición anterior, “Uljá naé lehodot – y a Ti es propio agradecer”, para

que también se incluya su propia plegaria en el Amén.

 

  Si NO hay Kohanim se prosigue con Shim Shalom

   

Yehi ratsón milefaneja Adonay Elohenu vElohe abotenu, shetityé berajá zó shetsivitanu lebarej et ´amejá Yisrael berajá shelemá  veló yihyé bah mijshol  ve´avón, meatá ve´ad olam.

      Sea tu voluntad, oh Eterno, Dios nuestro y Dios de nuestros padres, que esta oración con la que nos has ordenado  bendecir a Tu pueblo Yisrael sea una bendición perfecta, y que no halla en ella ningún obstáculo ni iniquidad, desde ahora y para siempre.
   

Acto seguido los Kohanim de voltean hacia el público presente para bendecirlo,

Recitando antes la siguiente bendición:

   

Baruj atá Adonay Eloheno mélej ha´olam asher kideshanu nikdusható shel Aharón vetsivanu lebarej  et´amó Yisrael beahaba:

      Bendito eres Tú, Eterno, Dios nuestro, Soberano del universo, que nos ha santificado con Sus mandamientos y nos ha ordenado bendecir a Su pueblo Yisrael con amor.
   

El Jazán recita en voz alta cada versículo de la Bendición de los  Kohanim (Bamidbar 6:24-26), y estos repiten tras él. Después de cada versículo la congregación responde Amén.

   

Yebarejejá Adonay veyishmereja:                       (amén)

Yaer Adonay panav eleja vijuneka:                     (amén)

Yisá Adonay Panav eleja veyasem lejá shalom:

(amén)

      Que el Eterno te bendiga y te preserve

 (amén)

Que el Eterno ilumine Su rostro hacia ti y te otorgue gracia

 (amén)

Que el Eterno eleve Su rostro hacia ti y ponga paz en ti

 (amén)

 

   

Cuando el Jazán comienza la última bendición de la Ámida “Sim shalom— Otorga paz...” los Kohanim se voltean por su derecha hacie el Hejal y dicen:

   

Ribon  ha´olamim, ´asinu ma shegazarta ´alenu, ´asé atá ma shehibtajtanu: hashkifa mime´ón kodshejá min hashamáyim ubarej et ´amejá et Yisrael.

      Señor del universo hicimos lo que decretaste para nosotros, haz tu ahora lo que nos prometiste. Atisba desde Tu santa morada, desde el cielo, y bendice a Tu pueblo Yisrael.
   

Si no hay Kohanim presentes, el Jazán deberá decir la plegaria siguiente y luego recitar la bendición de los Kohanim. Después de cada versículo, la

congregación deberá responder: “Ken yehi ratsón”—Sí, que así sea Su voluntad, en vez de decir, amén que se responde solo en presencia de Kohanim.

   
   

SHIM SHALOM

   

Sim shalom tobá ubrajá, jayim jen vajésed tsedaká verajamim ´alenu  ve´al  kol Yisrael ´amejá, uabrejenu abinu kulano keejad beor paneja, ki veor paneja natata lanu Adonay Elohenu torá vejayim, ahabá vajésed, tsedaká verajamim, beraja veshalom, vetob  be´eneja lebarejenu ulbarej et kol ´amejá Yisrael berob ´oz veshalom.

      Otorga paz, benevolencia, bendición, vida, gracia, bondad, rectitud y misericordia a nosotros y a todo Tu pueblo Yisrael. Bendícenos a todos, Padre nuestro como a uno solo con la luz de Tu rostro, pues con la luz de Tu rostro, nos has otorgado, oh Eterno, Dios nuestros, la Torá y la vida, el amor y la bondad, la rectitud y la misericordia, la bendición y la paz. Y que sea bueno a Tus ojos bendecirnos y bendecir a todo Tu pueblo Yisrael con abundante vigor y con paz.

Baruj atá Adonay, hamebarej et ´am ó Yiosrael bashalom. Amén.

      Bendito eres Tú,  Eterno, que bendice a Su pueblo Yisrael con paz. Amén.

Yihú leratsón  imre-fi  vehegyón libi lefaneja Adonay tsuri vegoali.

      Que la expresión de mi boca y la meditación de mi corazón sean aceptables delante de Ti, oh Eterno, mi Roca y mi Redentor (Tehilim 19:15).

Elohay netsor leshoni merá´, vesiftotay midaber mirmá, velimkalelay nafshi tidom, venafshi  ke´atar lakol tiyhé petaj libi betorateja veajaré mitsvoteja tirdof nafshi, vejol hakamim ´elay lera´á meherá hafer ´atsatam  vekalkel majshebotam, ´asé lema´an sehemaj, ´asé lema´an  yeminaj, ´asé lema´an torataj, ´asé lema´an kedushataj, lema´an  yejaletsún yedideja, hoshi´a yeminejá va´aneni.

      Dios mío, preserva mi lengua del mal  y mis labios de hablar engaño. Que mi alma se inmute para quienes me maldigan, y que mi alma sea como el polvo para todos. Abre mi corazón a Tu Torá y mi alma correrá en pos de Tus mandamientos. Y a todos los que levanten contra mí para mal, prontamente anula su consejo y trastorna sus pensamientos. Hazlo en virtud de Tu Nombre, hazlo en virtud de Tu diestra, hazlo en virtud de Tu Torá, hazlo en virtud de Tu santidad, para que Tus amados sean liberados. Que Tú diestra salve y respóndeme.

Yiyhu leratsón imre-fi vehegyón libi lefaneja, Adonay tsuri vegoalí.

      “Que la expresión de mi boca y la meditación de mi corazón sean aceptables delante de Ti, oh Eterno, mi Roca y mi Redentor”(Tehilim:15:19).
   

Dar tres pasos para atrás a pie juntillas, comenzando por el pie izquierdo y

manteniendo el cuerpo inclinado. Y antes de enderezarse voltearse hacia la

izquierda y decir;”Osé shalom bimromav—Que el Hacedor de la paz de Sus alturas...” Luego enderezarse, voltearse hacia la derecha y decir inclinándose:

“...Hu berajamav yaasé shalom alenu—por su misericordia haga la paz para

nosotros...” Después enderezarse inclinarse hacia el frente mientras se dice:

“...veal kol ´amó Yisrael veimrú amén—y para todo Su pueblo Yisrael. Y

digan:  Amén”. Finalmente, enderezar todo el cuerpo.

   

Osé shalom bimromav hu berajamav  ya´asé  shalom ´alenu ve´al  kol ´amó Yisrael, veimrú amén.

      Que el Hacedor de la paz en Sus alturas por Su misericordia haga la paz para nosotros y para todo su pueblo Yisrael. Y digan: Amén.

Yehi ratsón milefanbeja Adonay Elohenu VElohé abotenu shenibne bet hamikdash Bimerha beyamenu, vetén jelkenu betorataj  la´asot juké retsonaj  ul´obdaj  beleban shalem.

      Sea Tu voluntad, oh Eterno, Dios nuestro y Dios de nuestros padres, que reconstruyas el Santo Templo prontamente y en nuestros días. Y otórganos nuestra porción de Tu Torá para cumplir los estatutos de Tu voluntad y servirte con el corazón perfecto.
   

Si la persona rezó la Amidá con un Minián (quórum de diez varones adultos), al terminarla deberá quedarse en su lugar hasta que el Jazán empiece la

repetición de la Ámida. En los diez días intermediarios entre Rosh Hashaná y Yom Kipur se dice Avinu Malkenu. En los días que no se dice Tajanún se sigue con "Yehí Shem -Que el Nombre seguido por Kadish Titkabal

 

   
Avinu malkenu, jatanu lefaneja rajem alenu

Avinu malkenu, en lanu mélej ela atá

Avinu malkenu, asé imanu lema'an semeja

Avinu malkenu, jadesh alenu shaná tová

Avinu malkenu, batel me'alenu kol gueserot kashot vera'ot

Avinu malkenu, batel majshebot soneenu

Avinu malkenu, hafer atsat oyebenu

Avinu malkenu, kal kol tsar umastn me' alenu

Avinu malkenu, kalé déber bejéreb vera'á vera'ab ushbí ubizá umashjit umaguefá veyétser hará vejolaím raím mibene beriteja

Avinu malkenu, shelaj refuá shelemá lejol jolé ameja

Avinu malkenu, mena maguefá minajalateja

Avinu malkenu, zajur ki afar anajnu

Avinu malkenu, mejol uslaj lejol avotenu

Avinu malkenu,  kera roa guezar dinenu

Avinu malkenu, mejok berajameja harabim kol shitré jobotenu

Avinu malkenu, mejé veha'aber pesha'enu minégued eneja

Avinu malkenu, kotbenu beséfer jayim tobim

Avinu malkenu, kotbenu beséfer tzadikim vejasidim

Avinu malkenu, kotbenu beséfer yesharim utmimim

Avinu malkenu, kotbenu beséfer mezonot ufarnasa tobá

Avinu malkenu, kotbenu beséfer mejilá uslija vejapará

Avinu malkenu, kotbenu beséfer gueula vishuá

Avinu malkenu, zojrenu bezijrón tob milefaneja

Avinu malkenu, hatsmaj lanu yeshu'á bekarob

Avinu malkenu, harem keren Yisrael ameja

Avinu malkenu, vejarén keren meshisjeja

Avinu malkenu, jonenu va'anenu

Avinu malkenu, hajazirenu bitshubá shelemá lefaneja

Avinu malkenu, shemá kolenu jus verajem alenu

Avinu malkenu, asé lema'anaj im lo lema'anenu

Avinu malkenu, kabel berajamim ubratsón et tefilatenu

Avinu malkenu, al-teshibenu rekam milefaneja

 
 

 

 

Padre nuestro, Rey nuestro, hemos pecado contra Tí; ten misericordia de nosotros

Padre nuestro, Rey nuestro, no tenemos Rey sino solo Tú

Padre nuestro, Rey nuestro, haz con nosotros en virtud de Tu Nombre

Padre nuestro, Rey nuestro, renueva para nosotros un año bueno

Padre nuestro, Rey nuestro, abroga de sobre nosotros todos los decretos duros y nefastos

Padre nuestro, Rey nuestro, anula los pensamientos de nuestros enemigos

Padre nuestro, Rey nuestro, anula los consejos de nuestros enemigos

Padre nuestro, Rey nuestro, extermina a todo opresor y adversario de nosotros

Padre nuestro, Rey nuestro, extermina la peste, la espada, el mal, el hambre, el cautiverio, el saqueo, la destrucción, la plaga, la Inclinación del Mal y las enfermedades nefastas de sobre los hijos de Tu pacto

Padre nuestro, Rey nuestro, envía una curación completa a todos los enfermos de Tu pueblo

Padre nuestro, Rey nuestro, impide la plaga de nuestra heredad

Padre nuestro, Rey nuestro, recuerda que no somos sino polvo

Padre nuestro, Rey nuestro, perdona y disculpa todas nuestras iniquidades

Padre nuestro, Rey nuestro, desgarra el decreto nefasto de nuestra sentencia

Padre nuestro, Rey nuestro, por Tu abundante misericordia borra todos los documentos de nuestras deudas

Padre nuestro, Rey nuestro, borra y quita de Tu vista todas nuestras rebeliones

Padre nuestro, Rey nuestro, inscríbenos en el Libro de la Vida buena

Padre nuestro, Rey nuestro, inscríbenos en el Libro de los justos y los piadosos

Padre nuestro, Rey nuestro, inscríbenos en el Libro de los rectos y los íntegros

Padre nuestro, Rey nuestro, inscríbenos en el Libro del sustento y la buena manutención

Padre nuestro, Rey nuestro, inscríbenos en el Libro del perdón y la disculpa

Padre nuestro, Rey nuestro, inscríbenos en el Libro de la redención y la salvación

Padre nuestro, Rey nuestro, recuérdanos con una buena remembranza delante de Tí

Padre nuestro, Rey nuestro, haz florecer prontamente para nosotros la salvación

Padre nuestro, Rey nuestro, eleva el orgullo de Tu pueblo Yisrael

Padre nuestro, Rey nuestro, eleva el estandarte de Tu ungido

Padre nuestro, Rey nuestro, concédenos gracia y respóndenos

Padre nuestro, Rey nuestro, haznos retornar a Tí con arrepentimiento sincero

Padre nuestro, Rey nuestro, escucha nuestra voz, ten piedad y misericordia de nosotros

Padre nuestro, Rey nuestro, hazlo por Tí, si es que no lo haces por nosotros

Padre nuestro, Rey nuestro, acepta con misericordia y con buena voluntad nuestra oración

Padre nuestro, Rey nuestro, no nos hagas regresar vacíos de delante de Tí.

 
   

TAJANUN

NO se dice Tajanún en: Rosh Jodesh; todo el mes de Nisán; Pesaj Shení (15 de Iyar); Lag Ba'Omer; desde Rosh Jodesh Siván hasta el 12 de Siván; Tisha Be Av; víspera de rosh Hashaná; víspera de Yom Kipur; desde el día siguiente a Yom Kipur hasta el fin del mes de Tishréi; Januká; 15 de Shebat (Tu Bishbat); Purim; 14 y 15 del primer mes de Adar. - Tampoco se dice si hay en la sinagoga un recién casado (jatán) en los 7 días siguientes a su boda; y también si están presentes el padre del niño, el sandak o el mohel en el día del Brit.

Cuando no se dice Tajanún se prosigue con "Yehí Shem" -Que el Nombre-

   
Ana Adonay Elohenu VElohé abotenu tabó lefaneja tefilatenu veal tit´alam malkenu metejinatenu, sheén anajnu ´azé famin ukshé ´óref lomar lefaneja Adonay Elohenu VElohé abotenu tzadikim anajnu veló jatanu, abal jatanu, ´avinu, pasha´nu, anajnu vaabotenu veanshé betenu.       Por favor, oh Eterno, Dios nuestro y Dios de nuestros padres, que nuestra oración llegue delante de Ti, y no te ocultes, Rey nuestro, de nuestras plegarias. Pues no somos tan insolentes ni tan duros de cerviz como para decirte, oh Eterno, Dios nuestro y Dios de nuestros padres, que somos justos y que no hemos pecado. No, sino que hemos pecado, hemos cometido inequidad y hemos transgredido intencionalmente tanto nosotros como nuestros padres y los miembros de nuestra casa.
   

Hay que ponerse de pie para recitar la confesión [Vidui]. Incluso si una persona ya ha recitado Vidui, cuando sea que la congregación lo dice él también debe decir; “Jatanu ´avinu pasha´nu –hemos pecado, hemos cometido iniquidad y hemos transgredido intencionalmente.” Al recitar cada una de las faltas reseñadas hay que golpearse suavemente la parte inferior del pecho con la mano derecha.

   
   

VIDUI (Confesión)

   

Ashamnu, bagadnu, gazalnu, dibarnu dofi velashón hará´, he´evinu, vehirsha´nu, zadnu, jamasnu, tafalnu, shéker umirmá, ya´atsnu ´etsot ra´ot, kizabnu, ka´asnu, latsnu, lotsatsnu, maradnu, marinu, debareja, niatsnu, niafnu, nishba´nu lashab velashéker, saranu, ´avinu,  pasha´nu, pagamnu beot berit kódesh, tsararnu, tsi´arnu. Kishino ´óref, rasha´nu, shikarnu, shijatnu, ti´abnu, ta´inu beti´atanu, vesarnu vemitsvoteja Umimisshpateja hatobin veló shava lanu. Veatá tzadik ´al kol habá ´alenu ki emet ´asita vaanajnu hisha´nu:

El érej apáyim atá ubá´al harajamim, guedulat rajameja vejasadeja hoda´ta le´anav mikédem  vején katub betorataj, vayéred Adonay be´anan vayityatseb ´imo sham vayikrá beshem Adonay vesham neemar.

      Nos hemos hecho culpables; hemos traicionado; hemos robado; hemos hablado calumnias y maledicencia; hemos causado inequidad y hemos causado maldad; hemos pecado intencionalmente; hemos tomado bienes ajenos por la fuerza; nos hemos asociado a la mentira y al engaño; hemos dado malos consejos; hemos engañado; nos hemos enojado; nos hemos burlado;  nos hemos rebelado; ; hemos pervertido tus palabras; hemos provocado; hemos cometido inmoralidad; hemos jurado vanamente y con falsedad nos hemos apartado de Ti; hemos cometido inequidad; hemos pecado con mala voluntad; hemos causado daños espirituales; hemos oprimido a otros; hemos causado sufrimientos a otros; hemos sido obstinados, hemos sido malvados;  hemos corrompido, hemos cometido abominaciones; nos hem os extraviado del buen sendero y hemos hecho que otros se extravíen; y nos hemos apartado de Tus mandamientos y de Tus buenas leyes;  pero no nos ha servido de nada. Peor Tú eres Justo por todo lo que ha venido sobre nosotros, ya que actuaste con Verdad  mientras que nosotros hemos hecho la maldad.

Tú eres Dios tardo parea la ira y lleno de misericordia. Desde antaño Tú diste a conocer la grandeza de Tu misericordia y de Tú bondad de varón humilde (Moshé); y asimismo está escrito en Tú Toráh:”El Eterno descendió en una nube y estuvo con él allí; y Él proclamó con el nombre del Eterno” (Shemot 34:5) y allí mismo se declara:

   

Se recitan los Trece Atributos de la Misericordia. Estos solamente peden ser Dichos en presencia de un Minián (quorum), y se recomienda pronunciarlos lentamente, contándolos con  los dedos. Hay que hacer una pausa entre las dos menciones del Nombre de Dios” Adonay, Adonay –El Eterno, El Eterno”. Al decir la primera frase, “Vaya´abor Adonay—el Eterno pasó...” inclinarse ligeramente y enderezarse al decir “Adonay, Adonay—El Eterno, El Eterno...”

 

   
Vaya´abor Adonay ´al panav vayikrá: Adonay, Adonay,

El 

Rajum 

vejanun 

érej 

apáyim 

verab jesed 

veemet: 

notser jesed 

laalafim 

nosé avon 

vafesha´ 

vejataá  

venaké:

Rajum vejanún jatanu lefaneja

Rajem ´alenu vehoshi´enu.

 

      “El Eterno pasó delante de él,  y proclamó: El Eterno, El Eterno, 

1)  Dios

2) misericordioso y

3) prodigo en gracia; 

4) tardo para   

5) la ira  

6) y abundante en bondad

7) y verdad   

8) que preserva bondad 

9) para millares {de generaciones};

10) perdona la iniquidad, 

11) la rebelión

12) el error,

13) absuelve...” (Shemot 34: 6-7)

Misericordioso y lleno de gracia, hemos pecado delante de Ti;

Ten misericordia de nosotros y sálvanos.

   

Sentarse y recitar el Salmo 25

   

LeDavid, eleja Adonay, nafshi esá: Elohay, bejá batajti al-ebosha, al-ya´alltsu oybay li:gam kol-koveja lo yeboshu, yeboshu aboguedim rekam: derajeja Adonay hodi´eni, orjoteja lamedeni: hadrijeni baamiteja velamedeni, ki atá Elohé yish´i, pteja kiviti, kol hayom: zejor rajameja Adonay vejasedeja, ki me´´olam hema: jatot neu´ray ufsha´ay, al tizkor, kejasdejá zejor-li-ata. lema´an  tubejá Adonay, ´al-ken yoré jataim badárej; yadrej ´anavim  bamishpat, vilamed ´anavim darkó: kol-orjot Adonay jésed veemet, lenotseré beritó ve´edotav: lema´an-shimjá Adonay, Vesalajta la´avoni ki rab hu: mi ze haish yeré Adonay yorenu bedérej yibjar: nafsho betob talin, vezar´ó yirash aretz: sod Adonay lireab, ubritó lehodi´am: ´enay tamid el-Adonay, ki hu yotsi meréshet raglay: pene-elay vejoneni, ki-yajid  ve´ani ani: tsarot lebabi hirjibu, mimetsukotay hotsieni: reé-oni vaamali, vesá lejol jatotay: reé oyebay ki-rabu, vesinat jamás seneúni: shomrá nafshi vehatsileni, al-ebosh ki jasiti baj: tom-vayósher yitseruni, ki kivitija: pedé Elohim et Yisrael, mikol tsarotav: Vehú yifde et-Yisrael mokol ´avonotav.

      De David. Hacia  Ti  oh Eterno, elevaré mi alma. Dios mío, en Ti he confiado y no me avergonzaré, que mis enemigos no se regocijen contra mí. Que tampoco ninguno  que ponga su confianza en Ti sea avergonzado; que sean avergonzados los que traicionan sin  causa. Hazme conocer, oh Eterno, Tus caminos; enséñame Tus senderos. Condúceme con Tu verdad e instrúyeme, pues Tu eres el Dios de mi salvación; en Ti he esperado todo el día. Recuerda Tu misericordia y Tu bondad, oh Eterno, pues desde siempre son. No recuerdes los pecados de mi juventud ni mis transgresiones; conforme a Tu bondad recuérdame en aras de Tu bien. Oh Eterno. El Eterno es bueno y recto por eso instruye a los pecadores en el camino. Guía a los humildes con justicia y enseña a los humillados Su camino. Todos los senderos el Eterno son bondad y verdad para quienes guardan Su pacto y Sus testimonios. En virtud de Tu Nombre, oh Eterno, perdona mi iniquidad, pues  grande es. ¿Quien es el hombre que  teme al Eterno? Él le instruirá en el camino  que debe escoger. Su alma morara en el bien y su simiente heredar la tierra. El secreto del Eterno es para los que le temen; Él les hará  conocer Su pacto. Mis ojos siempre están en el Eterno, pues El a liberado mis pies de la red. Atiende, y concédeme gracia, pues solitario y humillado estoy. Las tribulaciones de mi corazón se han ensanchado; libérame de mis tormentos. Mira mi aflicción y mi fatiga, y perdona todos mis pecados. Considera que mis enemigos son numerosos y me odian con odio cruel. Preserva mi alma y sálvame; no me avergonzaré, pues he confiado en Ti. La integridad y la rectitud me protegerán, pues he puesto mi esperanza en Ti. Oh Dios, redime a Yisrael de todas sus tribulaciones.-

Adonay Elohe Israel shub mejarón apeja vehinajem ´al hara´á le´ameja.

      ¡Oh Eterno, Dios de Yisrael, vuélvete de tu ira y arrepiéntete del mal contra Tu pueblo.

Abinu malkenu abinu ata, abinu malkenu en lanu mélej ela ata, abinu malkenu rajem ´alenu, abinu malkenu jonenu va´anenu ki en banu ma´asim, ´asé ´imanu késed lema´an shimja hagadol vehoshi´enu. Vaanajnu lo nedá´ ma  na´asé  ki ´aleja ´enenu, zejor rajameja Adonay vajasadeja, ki me´olam  hema,  yehi jasdejá Adonay ´alenu  kaasher yijalnu laj, al tizkor lanu ´avonot rishonim maher yekademunu rajameja ki dalonu meod  ézrenu meshem Adonay ´osé shamayim vaaretz. Jonenu Adonay jonenu, ki rab sa´banu buz, beróguez rajem tizkor, beróguez ahaba tizkor, beróguez ´akedá tizkor, beróguez temimut tizkor, Adonay hoshi´a  hamélej  ya´anenu beyom kor-enu. Ki  hu yadá yitsrenu zajur ki ´afar  anajnu ´ozrenu  Elohé yishenu ´al debar kebod shemeja, vehatsilenu vejaper ´al jatotenu lema´an shemeja.

      Padre nuestro, Rey nuestro; Tu eres nuestro Padre. Padre nuestro, Rey nuestro; no tenemos Rey, sino sólo Tú. Padre nuestro, Rey nuestro, ten misericordia de nosotros. Padre nuestro, Rey nuestro, concédenos gracia y escúchanos, pues no disponemos de buenas acciones; haz con nosotros rectitud  y bondad en virtud de Tu gran Nombre, y sálvanos. Y nosotros no sabemos que hacer  pero  nuestros ojos están dirigidos hacia Ti. Recuerda Tu misericordia, oh Eterno,  Y Tu bondad, pues ellas están desde siempre. Que Tu bondad, oh Eterno, este sobre nosotros, tal como siempre hem os esperado de Ti. No recuerdes contra nosotros las iniquidades anteriores; que rápidamente se adelante para nosotros Tu misericordia, pues nos hemos empobrecido. Nuestra ayuda es con  el Nombre del Eterno, Hacedor de los cielos y la tierra. Concédenos gracia, oh Eterno, concédenos gracia pues mucho nos hemos llenado de menosprecio. En la cólera, recuerda la misericordia; en la cólera recuerda el amor; en la cólera recuerda la Atadura {de Itzjak}; en la cólera recuerda la integridad {de Ya´akob}. ¡Oh Eterno salva!. El Rey nos responderá en el día que le invoquemos. Pues El conoce nuestras inclinaciones. Ël sabe que sólo somos polvo. Ayúdanos, Dios de nuestra salvación en aras de la gloria de Tu Nombre. Libéranos y haz expiación por nuestros pecados en aras de Tu Nombre.
   

YEHI SHEM

   

Yehí shem Adonay meboraj me´ata ve´ad-´olam. Mimizarj shémesh ´ad-meboó mehulal shem Adonay, ram ´al kol goyim Adonay ´al hashamáyim kebodó. Adonay adonenu maadir shimjá bejol-haretz.

      Que el Nombre del Eterno sea bendito de ahora  y para siempre. Desde la salida del sol hasta su ocaso, loadlo es el Nombre del Eterno. El Eterno es exaltado por sobre todos los pueblos; Su gloria está en los cielos ¡oh Eterno, Señor nuestro, qué tan poderoso es Tu nombre en toda la tierra.
   

KADISH TITKABAL

   
(Jazán) Yitgadal veyitkadash shemeh rabá

(cong.) Amén

(Jazán) Be almá di berá jirutéh, veyamlij maljuteh veyatsmaj purkaneh vikareb meshijeh

(cong) Amén

(Jazán) Bejayejón ubyomejón ubjayé dejol bet Yisrael, ba agalá ubizmán karib, veimrú amén.

(cong) Amén. Yehé shemé rabá mebaraj le alam ulalmé almayá

(Jazán) Yitbaraj, veyishtabaj, veyitpaar, veyitromam, veyitnasé, veyithadar, veyit alé, veyit halal shemé dekudshá berit hu.

(cong) Amén

(Jazán) Le ela min kol birjatá, shiratá, tishbejatá venejamatá daamirán be almá, veimrú amén

(cong) Amén

Titkabal tselotana uba utana im tselotehón uba utehón dejol bet Yisrael kodam abuna debishmayá veará, veimrú amén.

Yehe shelama rabá min shemayá, jayim vesabá vishuá venejamá veshezabá urfuá ugulá uslijá vejaprá, verévaj vehatsalá lanu uljol amó Yisrael, veimrú amén.

(cong.) Amén

Osé shalom bimromav, hu berajamav yaasé shalom alenu ve al kol Yisrael veimrú amén

(cong.) Amén

 

      (Jazán) Que se magnifique y santifique Su gran Nombre

(Cong.) Amén

(Jazán) en el mundo que El creó conforme a Su voluntad; que haga reinar Su soberanía, haga florecer Su salvación y haga que Su ungido se aproxime

(Cong.) Amén

(Jazán) en la vida y en los días de ustedes, así como en las vidas de toda la Casa de Yisrael, prontamente y en tiempo cercano. Y digan: Amén

(Cong.) Amén. Que Su gran Nombre sea bendito eternamente y por siempre jamás.

(Jazán) Que se bendiga, alabe, glorifique, ensalce, exalte, magnifique, sublime y loe el Nombre del Santo, bendito es

(Cong.) Amén

(Jazán) por encima de todas las bendiciones, cánticos, alabanzas y consolaciones que son dichas en el mundo. Y digan: Amén

(Cong.) Amén

(Jazán) Que sean aceptadas nuestras oraciones y nuestras súplicas, junto con las oraciones y súplicas de toda la Casa de Yisrael, delante de nuestro Padre que está en los cielos y en la tierra. Y digan: Amén

(Cong.) Amén

(Jazán) Que haya gran paz desde el Cielo; vida, saciedad, salvación, consolación, refugio, curación, redención, perdón, expiación, tranquilidad y liberación para nosotros y para todo Su pueblo Yisrael. Y digan: Amén

(Cong.) Amén

Que el Hacedor de la paz en Sus alturas por Su misericordia haga la paz para nosotros y para todo Su pueblo Yisrael. Y digan: Amén

(Cong.) Amén

 

   

SALMO 67

   
Lamnatséaj binguinot, mizmor shir: Elohim yejonenu vibarejenu, yaer panav itanu, sela: ladá at baárets darkeja, begol goyim yeshu ateja: yoduja amim Elohim, yoduja amim kulam: yismejú viranenú  le umim, ki tishpot amim mishor, ul umim baárets tanjem, sela: yoduja amim Elohim yoduja amim kulam: Ismejú viranenú leumim , ki tishpot amim mishor, uleumim baarets tenajem sela. Yoduja amim kulam: erets natená yebulá, yebarjenu Elohim Elohenu: yebarjenu Elohim, veyireú otó kol-afsei arets.       Para el conductor sobre neguinot, un cantico musical. Que Dios nos otorgue gracia y nos bendiga, que El ilumine Su rostro junto con nosotros (sela). A fin de hacer conocer tus caminos en la tierra. Tu salvación en todos los pueblos. Los pueblos te reconocerán, oh Dios todos los pueblos te reconocerán. Las naciones se alegraran y entonaran canticos, pues juzgaras a los pueblos con rectitud y guiaras  a las naciones de la tierra (sela) los pueblos te reconocerán oh Dios todos los pueblos te reconocerán. La tierra brindara su fruto y Dios el Dios de nuestros padres te bendecirá. D-os nos bendecirá y le temerán todos los confines de la tierra.
   

KADISH YEHE SHELAMA

   
(Jazán) Yitgadal veyyitkadash shemeh rabá

(cong.) Amén

(Jazán) Be almá di berá jirutéh, veyamlij maljuteh veyatsmaj purkaneh vikareb meshijeh

(cong) Amén

(Jazán) Bejayejón ubyomejón ubjayé dejol bet Yisrael, ba agalá ubizmán karib, veimrú amén.

(cong) Amén. Yehé sheme rabá mebaraj le alam ulalmé almayá

(Jazán) Yitbaraj, veyishtabaj, veyitpaar, veyitromam, veyitnasé, veyithadar, veyit alé, veyit halal shemé kedushá berit hu.

(cong) Amén

(Jazán) Le ela min kol birjatá, shiratá, tishbejatá venejamatá daamirán be almá, veimrú amén

(cong) Amén

Yehe shelama rabá min shemayá, jayim vesabá vishuá venejamá veshezabá urfuá ugulá uslijá vejaprá, verévaj vehatsalá lanu uljol amó Yisrael, veimrú amén.

(cong.) Amén

Osé hashalom bimromav, hu berajamav yaasé shalom alenu ve al kol Yisrael veimrú amén

(cong.) Amén

(Jazán) Barejú et Adonay hameboraj

(cong.) Baruj Adonay hameboraj le olam vaed

(Jazán) Baruj Adonay hameboraj le olam vaed

 

      (Jazán) Que se magnifique y santifique Su gran Nombre

(Cong.) Amén

(Jazán) en el mundo que El creó conforme a Su voluntad; que haga reinar Su soberanía, haga florecer Su salvación y haga que Su ungido se aproxime

(Cong.) Amén

(Jazán) en la vida y en los días de ustedes, así como en las vidas de toda la Casa de Yisrael, prontamente y en tiempo cercano. Y digan: Amén

(Cong.) Amén. Que Su gran Nombre sea bendito eternamente y por siempre jamás.

(Jazán) Que se bendiga, alabe, glorifique, ensalce, exalte, magnifique, sublime y loe el Nombre del Santo, bendito es

(Cong.) Amén

(Jazán) por encima de todas las bendiciones, cánticos, alabanzas y consolaciones que son dichas en el mundo. Y digan: Amén

(Cong.) Amén

(Jazán) Que haya gran paz desde el Cielo; vida, saciedad, salvación, consolación, refugio, curación, redención, perdón, expiación, tranquilidad y liberación para nosotros y para todo Su pueblo Yisrael. Y digan: Amén

(Cong.) Amén

(Jazán) Que el Hacedor de la paz en Sus alturas por Su misericordia haga la paz para nosotros y para todo Su pueblo Yisrael. Y digan: Amén

(Cong.) Amén

(Jazán) ¡Bendigan al Eterno, quien es Bendito!

(Cong.) Bendito es el Eterno, quien es Bendito por siempre jamás

(Jazán) Bendito es el Eterno, quien es Bendito por siempre jamás

 

         
   

ALENU

   
Alenu leshabéaj laadón hakol, latet guedulá leyotser bereshit, sheló usanu kegoyé haaratsot, veló samanu kemishpejot haadamá, sheló sam jelkenu kahem vegoralenu kejol hamonam. Shehem mishtajavim lahébel varik umitpalelim el el lo yoshía.....

(inclinar el cuerpo) ....vaanajnu mishtajavim lifne mélej maljé hamelajim hakadosh baruj hu(erguirse).

Shehú noté shamáyim veyosed arets, umoshab yekaró bashamayim mimaal ushjinat uzó begobhé meromim. Hu Elojenu, veén od ajer. Emet malkenu veefes zulató, kakatub batorá. Veyadatá hayom vahashebotá el lebabeja, ki Adonay hu HaElohim bashamáyim mimá al ve al haarets mitájat en od.

Al ken nekavé laj Adonay Elohenu lirot meherá betiféret uzaj, leha abir guilulim min haarets, vehaelilim karot yikaretún, letakén olam bemaljut Shaday. Vejol bené basar yikreú bishmeja lehafnot eleja kol rishe arets. Yakiru veyedeú kol yoshebé tebel ki lejá tijrá kol bérej tishabá kol lashón. Lefaneja Adonay Elohenu yijreú veyipolu, velijbod shimjá yekar yitenu, vikabelú julam et ol maljuteja, vetimloj alehem meherá le olam vaed. Ki hamaljut shelejá hi ulolme ad timloj bejabod, kakatub betorataj. Adonay yimloj leolam vaed. Veneemar vejayá Adonay lemélej al kol haarets bayom hahú yihyé Adonay ejad ushemó ejad.

Ubtorateja Adonay Elohenu katub lemor, Shema Yisrael Adonay Elohenu Adonay Ejad

 

      Alenu. A nosotros nos corresponde alabar al Amo de todo lo que existe, atribuir grandeza al Creador de la obra de la creación; pues Él no nos hizo como a los pueblos de los demás países, ni nos puso como a las demás familias de la tierra. Él no puso nuestra porción como la de ellos, ni nuestro destino como el de sus muchedumbres. Pues ellos se prosternan ante la vanidad y el vacío, y rezan a un dios que no salva.....

....(inclinar el cuerpo).....Pero nosotros nos prosternamos delante del Soberano Rey de reyes, el Santo, bendito es.... (Hasta aquí se inclinan)

Pues Él extiende los cielos y fija los fundamentos de la tierra; la sede de Su gloria esta arriba en los cielos y Su poderosa Presencia se halla en las alturas más elevadas. El es nuestro Dios; no hay otro más. Verdad es nuestro Rey, y no hay nada fuera de Él, tal como está escrito en la Torá: "Sabe hoy y llévalo a tu corazón que el Eterno es Dios, arriba en los cielos y abajo en la tierra; no hay nadie más".

Por tanto, en Ti ponemos nuestra esperanza, oh Eterno, Dios nuestro, de que pronto veamos Todopoderoso esplendor, para eliminar a los ídolos de la tierra y que los falsos dioses sean completamente exterminados a fin de rectificar el mundo a través de la soberanía del Todopoderoso. Y todos los seres humanos invocarán Tu Nombre a fin de dirigir hacía Ti a los malvados de la tierra. Todos los habitantes del mundo te reconocerán y sabrán que ante Ti debe doblarse toda rodilla, y toda lengua jurar. Delante de Ti, oh Eterno, Dios nuestro, doblarán sus rodillas y se prosternarán, y a la gloria de Tu Nombre rendirán homenaje. Y todos aceptarán el yugo de Tu soberanía, para que reines sobre ellos prontamente y para siempre. Pues el reino es Tuyo, y Tú reinarás eternamente con gloria, tal como está escrito: "El Eterno reinará por siempre jamás" Y también está escrito: "El Eterno será Rey sobre toda la tierra. En ese día el Eterno será Uno y Su Nombre será Uno".

Y en Tu Torá, Eterno Dios nuestro, está escrito diciendo: Escucha Yisrael, el Eterno es nuestro Dios, el Eterno es Uno y Único.

 

 



 

 

 FORMACIONEducaweb

 




 


torah-jumash
 
  tehilim-salmos    sidur
zahal   harpenina   shalomhaverim
         

ESTUDIE    ADS    mascotas 




         
       

 

Correos New York

 

CONTACTENOS:   http://www.shalomhaverim.org/index.163.jpg http://www.shalomhaverim.org/index.164.jpg http://www.shalomhaverim.org/index.165.jpg http://www.shalomhaverim.org/index.160.jpg http://www.shalomhaverim.org/index.158.jpg http://www.shalomhaverim.org/index.166.jpg http://www.shalomhaverim.org/index.159.jpg google http://www.shalomhaverim.org/index.161.jpg http://www.shalomhaverim.org/index.162.jpg press tumb  red  journal  mail  Licencia de Creative Commons

 

Correos: EMAIL:  eliyahubayonah@gmail.com

Copy Rights © Shalom Haverim Org - Monsey 10952, New York