Aliyot Devarim Ekev

Para escuchar

 

Foto: Composición

 

Aliyot - Ekev

Devarim -Deuteronomio- Capítulo 7: 12 al  11:25 - e  Isaías 49:14 - 51:3 

Lectura Mediante Robot -  

 

Por Eliyahu BaYonah Ben Yossef, Director Shalom Haverim Org. New York

Aliyot es el plural hebreo de Aliá o Aliyá que significa "subir". Cada vez que una persona - Olé- sube a la Bimá   debe recitar la Brajá - Bendición - antes de comenzar el Baal Koréh -בעל קורא - la Lectura y al cerrar la misma. Esto se hace cada vez que el Baal Koréh lee la Porción - Parashá- correspondiente.

El Maftir es la última persona que se llama a la Bimá y es invitada a leer la porción de la Haftará -Profetas-

Esta es la Brajá de la Lectura de la Toráh:

 

Barejú et Adonai hamevoraj.

Baruj Adonay hamevoraj le'olam va'ed.

Baruj atáh Adonay Eloheynu melej ha'olam, asher bajar banu mikol-ha'amim, venatan lanu et-torato.


Baruj atáh Adonai, notén hatoráh.  
 

Devarim -Deuteronomio- Capítulo 7: 12 al  11:25

 

 


Vehayah ekev tishme'un et hamishpatim ha'eleh ushmartem va'asitem otam veshamar Adonay Eloheyja leja et-habrit ve'et-hajesed asher nishba la'avoteyja.


Va'aheveja uverajeja vehirbeja uveraj pri-vitneja ufri-admateja deganeja vetiroshja veyitshareja shgar-alafeyja ve'ashterot tsoneja al ha'adamah asher-nishba la'avoteyja latet laj.


Baruj tihyeh mikol-ha'amim lo-yihyeh veja akar va'akarah uvivehemteja.


Vehesir Adonay mimeja kol-joli vejol-madvey Mitsrayim hara'im asher yadata lo yesimam baj unetanam bejol-son'eyja.


Ve'ajalta et-kol-ha'amim asher Adonay Eloheyja noten laj lo-tajos eyneja aleyhem velo ta'avod et-Eloheyhem ki-mokesh hu laj.

 
Ki tomar bilvaveja rabim hagoyim ha'eleh mimeni eyjah ujal lehorisham.


Lo tira mehem zajor tizkor et asher-asah Adonay Eloheyja le-Far'oh ulejol-Mitsrayim.


Hamasot hagdolot asher-ra'u eyneyja veha'otot vehamoftim vehayad hajazakah vehazroa hanetuyah asher hotsi'aja Adonay Eloheyja ken-ya'aseh Adonay Eloheyja lejol-ha'amim asher-atah yare mipneyhem.


Vegam et-hatsir'ah yeshalaj Adonay Eloheyja bam ad-avod hanish'arim vehanistarim mipaneyja.

 
Lo ta'arots mipneyhem ki-Adonay Eloheyja bekirbeja El gadol venora.

 
Venashal Adonay Eloheyja et-hagoyim ha'el mipaneyja me'at me'at lo tujal kalotam maher pen-tirbeh aleyja jayat hasadeh.


Unetanam Adonay Eloheyja lefaneyja vehamam mehumah gedolah ad hishamedam.


Venatan maljeyhem beyadeja veha'avadeta et-shmam mitajat hashamayim lo-yityatsev ish befaneyja ad hishmideja otam.


Psiley eloheyhem tisrefun ba'esh lo-tajmod kesef vezahav aleyhem velakajta laj pen tivakesh bo ki to'avat Adonay Eloheyja hu.


Velo-tavi to'evah el-beyteja vehayita jerem kamohu shakets teshaketsenu veta'ev teta'avenu ki-jerem hu.

 
Kol-hamitsvah asher anoji metsaveja hayom tishmerun la'asot lema'an tijeyun urevitem uvatem virishtem et-ha'arets asher-nishba Adonay la'avoteyjem.


Vezajarta et-kol-haderej asher holijeja Adonay Eloheyja zeh arba'im shanah bamidbar lema'an anoteja lenasotja lada'at et-asher bilvaveja hatishmor mitsvotav im-lo.


Vayaneja vayar'iveja vaya'ajilja et-haman asher lo-yadata velo yade'un avoteyja lema'an hodi'aja ki lo al-halejem levado yijyeh ha'adam ki al-kol-motsa fi-Adonay yijyeh ha'adam.


Simlateja lo valtah me'aleyja veragleja lo vatsekah zeh arba'im shanah.


Veyadata im-levaveja ki ka'asher yeyaser ish et-beno Adonay Eloheyja meyasreka.


Veshamarta et-mitsvot Adonay Eloheyja lalejet bidrajav uleyir'ah oto.


Ki Adonay Eloheyja mevi'aja el-erets tovah erets najaley mayim ayanot utehomot yotse'im babik'ah uvahar.


Erets jitah use'orah vegefen ute'enah verimon erets-zeyt shemen udvash.


Erets asher lo vemiskenut tojal-bah lejem lo-tejsar kol bah erets asher avaneyha varzel umeharareyha tajtsov nejoshet.


Ve'ajalta vesavata uverajta et-Adonay Eloheyja al-ha'arets hatovah asher natan-laj.

Hishamer leja pen-tishkaj et-Adonay Eloheyja levilti shmor mitsvotav umishpatav vejukotav asher anoji metsaveja hayom.


Pen-tojal vesavata uvatim tovim tivneh veyashavta.


Uvekarja vetsonja yirbeyun vejesef vezahav yirbeh-laj vejol asher-leja yirbeh.


Veram levaveja veshajajta et-Adonay Eloheyja hamotsi'aja me'erets Mitsrayim mibeyt avadim.


Hamolijeja bamidbar hagadol vehanora najash saraf ve'akrav vetsima'on asher eyn-mayim hamotsi leja mayim mitsur hajalamish.


Hama'ajileja man bamidbar asher lo-yade'un avoteyja lema'an anoteja ulema'an nasoteja leheytivja be'ajariteja.


Ve'amarta bilvaveja koji ve'otsem yadi asah li et-hajayil hazeh.

 
Vezajarta et-Adonay Eloheyja ki hu hanoten leja koaj la'asot jayil lema'an hakim et-berito asher-nishba la'avoteyja kayom hazeh.

 
Vehayah im-shajoaj tishkaj et-Adonay Eloheyja vehalajta ajarey elohim ajerim va'avadetam vehishtajavita lahem ha'idoti vajem hayom ki avod tovedun.


Kagoyim asher Adonay ma'avid mipneyjem ken tovedun ekev lo tishme'un bekol Adonay Eloheyjem.

 
Shema Yisra'el atah over hayom et-haYarden lavo lareshet goyim gdolim va'atsumim mimeka arim gdolot uvetsurot bashamayim.


Am-gadol varam beney Anakim asher atah yadata ve'atah shamata mi yityatsev lifney beney Anak.

 
Veyadata hayom ki Adonay Eloheyja hu-ha'over lefaneyja esh ojlah hu yashmidem vehu yajni'em lefaneyja vehorashtam veha'avadetam maher ka'asher diber Adonay laj.

 
Al-tomar bilvavja bahadof Adonay Eloheyja otam milefaneyja lemor betsidkati hevi'ani Adonay lareshet et-ha'arets hazot uverish'at hagoyim ha'eleh Adonay morisham mipaneyja.


Lo vetsidkatja uveyosher levaveja atah va lareshet et-artsam ki berish'at hagoyim ha'eleh Adonay Eloheyja morisham mipaneyja ulema'an hakim et-hadavar asher nishba Adonay la'avoteyja le-Avraham le-Yitsjak ule-Ya'akov.

 
Veyadata ki lo vetsidkatja Adonay Eloheyja noten leja et-ha'arets hatovah hazot lerishtah ki am-ksheh-oref atah.


Zejor al-tishkaj et asher-hiktsafta et-Adonay Eloheyja bamidbar lemin-hayom asher-yatsata me'erets Mitsrayim ad-bo'ajem ad-hamakom hazeh mamrim heyitem im-Adonay.


Uvejorev hiktsaftem et-Adonay vayit'anaf Adonay bajem lehashmid etjem.


Ba'aloti haharah lakajat lujot ha'avanim lujot haberit asher-karat Adonay imajem va'eshev bahar arba'im yom ve'arba'im laylah lejem lo ajalti umayim lo shatiti.

 
Vayiten Adonay elay et-shney lujot ha'avanim ktuvim be'etsba Elohim va'aleyhem kejol-hadvarim asher diber Adonay imajem bahar mitoj ha'esh beyom hakahal.


Vayehi mikets arba'im yom ve'arba'im laylah natan Adonay elay et-sheney lujot ha'avanim lujot haberit.


Vayomer Adonay elay kum red maher mizeh ki shijet ameja asher hotseta miMitsrayim saru maher min-haderej asher tsivitim asu lahem masejah.


Vayomer Adonay elay lemor ra'iti et-ha'am hazeh vehineh am-kesheh-oref hu.


Heref mimeni ve'ashmidem ve'emjeh et-shmam mitajat hashamayim ve'e'eseh oteja legoy-atsum varav mimenu.

 
Va'efen va'ered min-hahar vehahar bo'er ba'esh ushney lujot haberit al shtey yaday.


Va'ere vehineh jatatem l'Adonay Eloheyjem asitem lajem egel masejah sartem maher min-haderej asher-tsivah Adonay etjem.


Va'etpos bishney halujot va'ashlijem me'al shtey yaday va'ashabrem le'eyneyjem.


Va'etnapal lifney Adonay karishonah arba'im yom ve'arba'im laylah lejem lo ajalti umayim lo shatiti al kol-jatatjem asher jatatem la'asot hara be'eyney Adonay lehaj'iso.


Ki yagorti mipeney ha'af vehajemah asher katsaf Adonay aleyjem lehashmid etjem vayishma Adonay elay gam bapa'am hahi.


Uve'Aharon hit'anaf Adonay me'od lehashmido va'etpalel gam-be'ad Aharon ba'et hahi.


Ve'et-jatatjem asher-asitem et-ha'egel lakajti va'esrof oto ba'esh va'ekot oto tajon heytev ad asher-dak le'afar va'ashlij et-afaro el-hanajal hayored min-hahar.

 
UveTav'erah uveMasah uveKivrot haTa'avah maktsifim heyitem et-Adonay.

 
Uvishloaj Adonay etjem miKadesh Barnea lemor alu ureshu et-ha'arets asher natati lajem vatamru et-pi Adonay Eloheyjem velo he'emantem lo velo shmatem bekolo.


Mamrim heyitem im-Adonay miyom dati etjem.

 
Va'etnapal lifney Adonay et arba'im hayom ve'et-arba'im halaylah asher hitnapalti ki-amar Adonay lehashmid etjem.


Va'etpalel el-Adonay va'omar Adonay Elohim al-tashjet ameja venajalateja asher padita begodleja asher-hotseta miMitsrayim beyad jazakah.

 
Zejor la'avadeyja le-Avraham le-Yitsjak ule-Ya'akov al-tefen el-keshi ha'am hazeh ve'el-rish'o ve'el-jatato.


Pen-yomeru ha'arets asher hotsetanu misham mibeli yejolet Adonay lahavi'am el-ha'arets asher-diber lahem umisin'ato otam hotsi'am lahamitam bamidbar.

 
Vehem ameja venajalateja asher hotseta bejojaja hagadol uvizro'aja hanetuyah.


Ba'et hahi amar Adonay elay psol-leja shney-lujot avanim karishonim va'aleh elay haharah ve'asita leja aron ets.


Ve'ejtov al-halujot et-hadevarim asher hayu al-halujot harishonim asher shibarta vesamtam ba'aron.


Va'a'as aron atsey shitim va'efsol shney-lujot avanim karishonim va'a'al haharah ushney halujot beyadi.


Vayijtov al-halujot kamijtav harishon et aseret hadevarim asher diber Adonay aleyjem bahar mitoj ha'esh beyom hakahal vayitnem Adonay elay.


Va'efen va'ered min-hahar va'asim et-halujot ba'aron asher asiti vayiheyu sham ka'asher tsivani Adonay.

 
Uveney Yisra'el nase'u mib'erot bney-Ya'akan Moserah sham met Aharon vayikaver sham vayejahen El'azar beno tajtav.


Misham nas'u haGudgodah umin-haGudgodah Yotvatah erets najaley-mayim.


Ba'et hahi hivdil Adonay et-shevet haLevi laset et-aron brit-Adonay la'amod lifney Adonay leshorto ulevarej bishmo ad hayom hazeh.

 
Al-ken lo-hayah le-Levi jelek venajalah im-ejav Adonay hu najalato ka'asher diber Adonay Eloheyja lo.


Ve'anoji amadeti vahar kayamim harishonim arba'im yom ve'arba'im laylah vayishma Adonay elay gam bapa'am hahi lo-avah Adonay hashjiteja.


Vayomer Adonay elay kum lej lemasa lifney ha'am veyavo'u veyirshu et-ha'arets asher-nishbati la'avotam latet lahem.


Ve'atah Yisra'el mah Adonay Eloheyja sho'el me'imaj ki im-leyir'ah et-Adonay Eloheyja lalejet bejol-drajav ule'ahavah oto vela'avod et-Adonay Eloheyja bejol-levavja uvejol-nafsheja.


Lishmor et-mitsvot Adonay ve'et-jukotav asher anoji metsaveja hayom letov laj.


Hen l'Adonay Eloheyja hashamayim ushmey hashamayim ha'arets vejol-asher-bah.

 
Rak ba'avoteyja jashak Adonay le'ahavah otam vayivjar bezar'am ajareyhem bajem mikol-ha'amim kayom hazeh.


Umaltem et orlat levavjem ve'orpejem lo takshu od.


Ki Adonay Eloheyjem hu Elohey ha'Elohim va'Adoney ha'Adonim ha'El hagadol hagibor vehanora asher-lo yisa fanim velo yikaj shojad.

 
Oseh mishpat yatom ve'almanah ve'ohev ger latet lo lejem vesimlah.


Va'ahavtem et-hager ki-gerim heyitem be'erets Mitsrayim.


Et-Adonay Eloheyja tira oto ta'avod uvo tidbak uvishmo tishavea.


Hu tehilatja vehu Eloheyja asher-asah itja et-hagdolot ve'et-hanora'ot ha'eleh asher ra'u eyneyja.


Beshiv'im nefesh yardu avoteyja Mitsraymah ve'atah sameja Adonay Eloheyja kejojvey hashamayim larov.


Ve'ahavta et Adonay Eloheyja veshamarta mishmarto vejukotav umishpatav umitsvotav kol-hayamim.


Vidatem hayom ki lo et-beneyjem asher lo-yade'u va'asher lo-ra'u et-musar Adonay Eloheyjem et-godelo et-yado hajazakah uzro'o hanetuyah.


Ve'et-ototav ve'et-ma'asav asher asah betoj Mitsrayim le-Far'oh melej-Mitsrayim ulejol-artso.


Va'asher asah lejeyl Mitsrayim lesusav ulerijbo asher hetsif et-mey Yam-Suf al-pneyhem berodfam ajareyjem vayabdem Adonay ad hayom hazeh.


Va'asher asah lajem bamidbar ad-bo'ajem ad-hamakom hazeh.


Va'asher asah le-Datan vela-Aviram beney Eli'av ben-Re'uven asher patsetah ha'arets et-piha vativla'em ve'et-bateyhem ve'et-aholeyhem ve'et kol-hayekum asher beragleyhem bekerev kol-Yisra'el.

 
Ki eyneyjem haro'ot et kol-ma'aseh Adonay hagadol asher asah.


Ushmartem et-kol-hamitsvah asher anoji metsaveja hayom lema'an tejezeku uvatem virishtem et-ha'arets asher atem ovrim shamah lerishtah.


Ulema'an ta'ariju yamim al-ha'adamah asher nishba Adonay la'avoteyjem latet lahem ulezar'am erets zavat jalav udevash.


Ki ha'arets asher atah va-shamah lerishtah lo je'erets Mitsrayim hi asher yetsatem misham asher tizra et-zar'aja vehishkita veragleja kegan hayarak.


Veha'arets asher atem overim shamah lerishtah erets harim uveka'ot limtar hashamayim tishteh-mayim.


Erets asher-Adonay Eloheyja doresh otah tamid eyney Adonay Eloheyja bah mereshit hashanah ve'ad ajarit shanah.


Vehayah im-shamoa tishme'u el-mitsvotay asher anoji metsaveh etjem hayom le'ahavah et-Adonay Eloheyjem ule'ovdo bejol-levavjem uvejol-nafshejem.

 
Venatati metar-artsejem be'ito yoreh umalkosh ve'asafta deganeja vetiroshja veyitshareja.

 
Venatati esev besadja livhemteja ve'ajalta vesavata.


Hishamru lajem pen-yifteh levavjem vesartem va'avadetem elohim ajerim vehishtajavitem lahem.


Vejarah af-Adonay bajem ve'atsar et-hashamayim velo-yihyeh matar veha'adamah lo titen et-yevulah va'avadetem meherah me'al ha'arets hatovah asher Adonay noten lajem.


Vesamtem et-devaray eleh al-levavjem ve'al-nafshejem ukshartem otam le'ot al-yedjem vehayu letotafot beyn eyneyjem.


Velimadetem otam et-beneyjem ledaber bam beshivteja beveyteja uvelejteja vaderej uveshojbeja uvekumeja.

 
Ujtavtam al-mezuzot beyteja uvish'areyja.


Lema'an yirbu yemeyjem vimey vneyjem al ha'adamah asher nishba Adonay la'avoteyjem latet lahem kimey hashamayim al-ha'arets.


Lema'an yirbu yemeyjem vimey vneyjem al ha'adamah asher nishba Adonay la'avoteyjem latet lahem kimey hashamayim al-ha'arets.


Ki im-shamor tishmerun et-kol-hamitsvah hazot asher anoji metsaveh etjem la'asotah le'ahavah et-Adonay Eloheyjem lalejet bejol-drajav uledovkah-vo.

 
Vehorish Adonay et-kol-hagoyim ha'eleh milifneyjem virishtem goyim gdolim va'atsumim mikem.


Kol-hamakom asher tidroj kaf-raglejem bo lajem yihyeh min-hamidbar vehaLevanon min-hanahar nehar-Perat ve'ad hayam ha'ajaron yihyeh gevuljem.


Lo-yityatsev ish bifneyjem pajdejem umora'ajem yiten Adonay Eloheyjem al-peney jol-ha'arets asher tidreju-vah ka'asher diber lajem.

 


Baruj atáh Adonai, Eloheinu melej ha'olam, asher natan lanu torat emet, vejayey olam nata betojenu.


Baruj atáh Adonai, notén hatorah. AMEN


Baruj atáh Adonay Eloheynu mélej ha'olam asher bajar binevi'im tovim veratsaj vedivreyjem hane'emarim be'emet.

Baruj atáh Adonay jabóker batoráh uveMoshé avdó uveYisra'el amó uvinvi'ey ja'emet vatsédek.

 

LECTURA DE LA HAFTARÁ

 Isaías 49:14 - 51:3


Vatomer Tsiyon azavani Adonay va'Adonay shkejani.


Hatishkaj ishah ulah merajem ben-bitnah gam-eleh tishkajnah ve'anoji lo eshkajeh.

Hen al-kapayim jakotij jomotayij negedi tamid.

Miharu banayij meharsayij umajarivayij mimej yetse'u.


Se'i-saviv eynayij ure'i kulam nikbetsu va'u-laj jay-ani neum-Adonay ki kulam ka'adi tilbashi utekashrim kakalah.


Ki korvotayih veshomemotayij ve'erets harisutej ki atah tetsri miyoshev verajaku meval'ayij.


Od yomeru ve'oznayij beney shikulayih tsar-li hamakom geshah-li ve'eshevah.


Ve'amart bilevavej mi yalad-li et-eleh va'ani shkulah vegalmudah golah vesurah ve'eleh mi gidel hen ani nish'arti levadi eleh eyfoh hem.


Koh-amar Adonay Elohim hineh esa el-goyim yadi ve'el-amim arim nisi vehevi'u vanayih bejotsen uvenotayij al-katef tinasenah.


Vehayu melajim omenayih vesaroteyjem meynikotayij apayim erets yishtajavu-laj va'afar raglayij yelajeju veyada'at ki-ani Adonay asher lo-yevoshu kovay.


Hayukaj migibor malkoaj ve'im-shvi tsadik yimalet.


Ki-koh amar Adonay gam-shvi gibor yukaj umalkoaj arits yimalet ve'et-yerivej anoji ariv ve'et-banayij anoji oshia.


Veha'ajalti et-monayij et-besaram veje'asis damam yishkarun veyade'u kol-basar ki ani Adonay moshi'ej vego'alej avir Ya'akov.


Koh amar Adonay ey zeh sefer kritut imejem asher shilajtiha o mi minoshay asher-majarti etjem lo hen ba'avonoteyjem nimkartem uvefish'eyjem shulejah imejem.


Madua bati ve'eyn ish karati ve'eyn oneh hakatsor katsrah yadi mipedut ve'im-eyn-bi koaj lehatsil hen bega'arati ajariv yam asim neharot midbar tiv'ash degatam me'eyn mayim vetamot batsama.

 
Albish shamayim kaderut vesak asim kesutam.


Adonay Elohim natan li leshon limudim lada'at la'ut et-ya'ef davar ya'ir baboker baboker ya'ir li ozen lishmoa kalimudim.


Adonay Elohim pataj-li ozen ve'anoji lo mariti ajor lo nesugoti.


Gevi natati lemakim ulejayay lemortim panay lo histarti miklimot varok.


Va'Adonay Elohim ya'azor-li al-ken lo nijlamti al-ken samti fanay kajalamish va'eda ki-lo evosh.


Karov matsdiki mi-yariv iti na'amdah yajad mi-va'al mishpati yigash elay.


Hen Adonay Elohim ya'azor-li mi-hu yarshi'eni hen kulam kabeged yivlu ash yojelem.


Mi vajem yere Adonay shomea bekol avedo asher halaj jashekim ve'eyn nogah lo yivtaj beshem Adonay veyisha'en be'Elohav.


Hen kulejem kodejey esh me'azrey zikot leju be'ur eshjem uvezikot bi'artem miyadi hayetah-zot lajem lema'atsevah tishkavun.


Shime'u elay rodfey tsedek mevakshey Adonay habitu el-tsur jutsavtem ve'el-makevet bor nukartem.


Habitu el-Avraham avijem ve'el-Sarah tekoleljem ki-ejad kerativ va'avarjehu ve'arbehu.


Ki-nijam Adonay Tsiyon nijam kol-jorvoteyha vayasem midbarah ke'Eden ve'arvatah kegan-Adonay sason vesimjah yimatse vah todah vekol zimrah.

 

 


Baruj atáh Adonay, Eloheynu melej ha'olam, tsur kol-ha'olamim, tsadik bekol-jadorot, ha'El jane'eman, ha'omer ve'osej, jamedaber umekayem, shekol-devarav emet vatsedek.

Ne'eman, atah ju Adonay Eloheynu, vene'emanim devareyja, vedavar ejad midvareyja ajor lo-yashuv reykam, ki El melej ne'eman verajaman atah.

Baruj atáh Adonay, ha'El jane'eman bekol-devarav.   -Amen

Rajem al-Tsiyon, ki ji beyt jayeynu, vel'aluvat nefesh toshia bimjeraj veyameynu.

Baruj atáh Adonay, mesame'aj Tsiyon bevaneyj.

Samejenu, Adonay Eloheynu, be'Eliyahu janavi avdeja, uvmaljut beyt David meshijeja. Bimjeraj yavo veyagel libenu,

al kis'o lo yeshev zar, velo yinjalu od ajerim et kevodo, ki veshem kodsheja nishbata lo, shelo yicbej nero le'olam va'ed.

Baruj atáh Adonay, magén David.

 

EN ESPAÑOL

 

¡Bendecid al Eterno, el Bendito!

Bendito es el Eterno, el Bendito para siempre.

Bendito seas Tu, oh Eterno nuestro Dios, Rey del universo que nos elegiste entre todos los pueblos y nos diste Tu Toráh, Bendito seas, oh Eterno, que nos concediste la Toráh.
 

Bendito seas, oh Eterno, que nos concediste la Toráh. AMEN  
 

 


Y sucederá que por causa de que oyereis estos juicios, los guardareis y los cumpliereis, el Eterno, tu Dios, guardará para ti el pacto y la misericordia que juró a tus padres.

Y te amará y te bendecirá y te multiplicará; y bendecirá el fruto e tu vientre, y el fruto de tu tierra, tu cereal y tu mosto y tu aceite, y la cría de tus vacas y los rebaños de tus ovejas, sobre la tierra que juró a tus padres que te daría.

Bendito serás más que todos los pueblos; no habrá varón ni hembra estéril en medio de ti, ni entre tus animales.

Y apartará el Eterno de ti toda enfermedad, y ninguna de las dolencias malas de Egipto, que tú conociste, las pondrá sobre ti, sino que las dará a todos tus enemigos.

Y consumirás a todos los pueblos que el Eterno, tu Dios, te va a entregar; tus ojos no tendrán piedad de ellos, para que no sirvas a sus dioses, pues esto te serviría de trampa.

Si dijeres en tu corazón: "estas naciones más numerosas son que yo, ¿cómo podré desterrarlas?"

No las temerás, sino que te acordarás bien de lo que hizo el Eterno, tu Dios, al Faraón y a todo Egipto;

de las grandes pruebas que vieron tus ojos, y de las señales, y de las maravillas, y del poder fuerte y del brazo extendido con que te sacó el Eterno, tu Dios; así hará el Eterno, tu Dios, con todos los pueblos a los cuales temes.

Y también el Eterno enviará al avispón entre ellos, hasta que perezcan los que quedaren, escondiéndose de delante de ti.

No te quebrantarás ante ellos, porque el Eterno, tu Dios, está en medio de ti, Dios grande y temible.

Y el Eterno, tu Dios, arrojará a estas naciones de delante de ti poco a poco; no podrás acabar con ellas rápidamente, no sea que se multipliquen sobre ti las fieras del campo.

Y las entregará el Eternos tu Dios, ante ti, y les causará gran turbación, hasta ser destruidas.

Y entregará sus reyes en tu mano, y harás desaparecer su nombre de debajo de los cielos; no podrá resistir hombre alguno ante ti, hasta que los hayas destruído.

Las esculturas de sus dioses las quemarás a fuego: no codiciarás la plata y el oro que hubiese sobre ellas, ni lo tomarás para ti; quiza por ello vengas a tropezar, porque esto es una abominación para el Eterno, tu Dios.

Y no traerás la cosa abominable a tu casa, para que no te tornes anatema como ella; repudiar la repudiarás y abominar la abominarás, pues esto es anatema.

Todo el mandamiento que yo te ordeno hoy guardaréis de cumplir, a fin de que viváis y os multipliquéis, y entréis y poseáis la tierra que prometía el Eterno con juramento a vuestros padres. 

Y te acordaras de todo el camino por donde te hizo andar el Eterno, tu Dios, estos cuarenta años en el desierto, a fin de afligirte y de probarte para saber lo que había en tu corazón, si guardarías sus preceptos o no.

Por esto te afligió y te dejó padecer hambre; te hizo comer el maná, que tú no habías conocido ni lo conocieron tus padres; para hacerte saber que no sólo de pan vive el hombre, sino que de todo lo que sale de la boca del Eterno, de esto vive el hombre.

El vestido que llevas sobre ti no ha envejecido, y tu pie no se te ha hinchado en estos cuarenta años.

Y sabras en tu corazón que como un hombre castiga a su hijo, así el Eterno, tu Dios, te castigó a ti.

Y guardarás los mandamientos del Eterno, tu Dios, andando en sus caminos y temiéndole a El,

porque el Eterno, tu Dios, te trae a una tierra buena, tierra de arroyos de aguas, de fuentes y de hondos manantiales que salen por sus colinas y por sus montes;

tierra de trigo, y de cebada, y de vid, y de higuera, y de panado; tierra de olivas que dan aceite, y de miel (de dátiles);

tierra en donde no con escasez comerás pan, y no te faltará en ella cosa alguna; tierra cuyas piedras son hierro, y de cuyas montañas podrás extraer el cobre.

Y comerás y te hartarás y loarás al Eterno, tu Dios, por la buena tierra que El te ha dado.


Guárdate no sea que te olvides del Eterno, tu Dios, dejando de observar sus preceptos y sus juicios y sus estatutos que yo te ordeno hoy;
 

para que no suceda que, después de que hayas comido y te hayas saciado, después de que hayas edificado para ti casas buenas y habitado en ellas,

y tu ganado y tu rebaño se hayan multiplicado, y tu plata y tu oro se te hayan aumentado, y todo lo que tuvieres se te multiplique,

que entonces se enaltezca tu corazón y te olvides del Eterno, tu Elohim que te saco de la esclavitud de Egipto 

el cual te condujo por el desierto grande y temible, en que hay víboras, serpientes abrasadoras y escorpiones; lugar árido donde no hay agua; el cual sacó para ti agua de la roca fuerte;

el cual te dio a comer el maná en el desierto, que no conocieron tus padres, a fin de afligirte y para probarte, para hacerte bien al final.

Quizá digas en tu corazón: "mi fuerza y el poder de mi mano me han conseguido estos bienes".

Pero deberás acordarte del Eterno, tu Dios, porque El es quien te da fuerza para conseguir bienes, para confirmar el pacto que juró a tus padres, como lo hace el día de hoy.

Y sucederá que si te olvidares del Eterno, tu Dios, y anduvieres en pos de otros dioses, y les ofrecieres culto y te postrares ante ellos, os advierto hoy que ciertamente pereceréis. 

Lo mismo que las naciones que el Eterno va a destruir delante de vosotros, así pereceréis vosotros por no haber escuchado la voz del Eterno, vuestro Dios.

Oye, oh Israel: tú pasas hoy por el Jordán para. ir a desposeer a naciones mayores y mas fuertes que tú, con ciudades grandes y amuralladas hasta los cielos;

un pueblo grande y alto, hijos de gigantes, a quienes tú conoces y de quienes has oído decir: "¿Quién puede resistir ante los hijos de gigantes?"

Y sabrás hoy que el Eterno, tu Dios, es el que va a pasar delante de ti como un fuego devorador; El los destruirá y El los subyugará delante de ti; y los desterrarás y los harás perecer en breve, como el Eterno te dijo.


No has de hablar en tu corazón, cuando el Eterno los haya echado de tu presencia, diciendo: "por causa de mi justicia (mérito) el Eterno me ha traído para poseer esta tierra, y por causa de la maldad de estas naciones el Eterno las destierra de delante de tu presencia

No es por tu justicia ni por la rectitud de tu corazón, por lo que vas a poseer la tierra de ellos, sino que por la maldad de estas naciones el Eterno, tu Dios, las va a desterrar delante de ti, y para confirmar lo que juró el Eterno a tus padres, a Abraham, Yitzjak y Yaacob

Y sabrás que no por tu justicia el Eterno, tu Dios, te va a dar esta buena tierra para que la poseas, porque eres un pueblo de dura cerviz.

Acuérdate, no te olvides de cómo provocaste la ira del Eterno, tu Dios, en el desierto; desde el día que saliste de la tierra de Egipto hasta vuestra llegada a este lugar, habéis sido rebeldes para con el Eterno.

Y en Jorev provocasteis la ira del Eterno, de manera que se indignó contra vosotros hasta querer destruiros.

Cuando yo había subido al monte para recibir las tablas de piedra, las tablas del pacto que el Eterno había hecho con vosotros, estuve en el monte cuarenta días y cuarenta noches; pan no comí y agua no bebí; 

y me dio el Eterno las dos tablas de piedra, escritas con el dedo de Dios. Y sobre ellas, todas las palabras que el Eterno os habló en el monte, desde en medio del fuego, en el día de la asamblea.

Y sucedió que al fin de los cuarenta días y cuarenta noches, me dio el Eterno las dos tablas de piedra, las tablas del pacto.

Y me dijo el Eterno: Levántate, baja pronto de aquí, porque se ha corrompido tu pueblo, que tú sacaste de Egipto; se han apartado pronto del camino que Yo les prescribí; hicieron para sí una imagen de fundición.

Y me habló el Eterno, diciendo: Vi a este pueblo y he aquí que es un pueblo de dura cerviz.

Déjame que los destruya y borre su nombre de debajo de los cielos, y haré de ti una nación más fuerte y más numerosa que ellos.

Y me volví y bajé del monte, y el monte ardía en fuego, y las dos tablas del pacto estaban en mis dos manos.

Y miré, y he aquí que habíais pecado contra el Eterno, vuestro Dios; os habíais hecho un becerro de fundición; os habíais apartado pronto del camino que os prescribió el Eterno.

Y agarré las dos tablas y las arrojé de mis manos, y las quebré delante de vuestros ojos.

Y caí postrado ante el Eterno, como la primera vez, cuarenta días y cuarenta noches; pan no comí y agua no bebí, a causa de todos los pecados que habíais cometido, haciendo lo que es malo a los ojos del Eterno para irritarlo;

porque yo estaba atemorizado ante la ira y el furor con que se irritó el Eterno contra vosotros, hasta querer destruiros. Y atendió el Eterno mi oración también esta vez.

Y contra Aarón se encolerizó el Eterno mucho, hasta querer destruirle; y oré en aquel tiempo por Aarón también.

Luego tomé (el motivo de) vuestro pecado, el becerro que habíais hecho, y lo quemé a fuego y lo desmenucé, moliéndolo hasta que se volvió fino como polvo; y arrojé su polvo en el arroyo que bajaba del monte.

En Tavera también, y en Massá, y en Kivrot Hataavá, hicisteis irritar al Eterno.

Y cuando os envió el Eterno desde Cadesh Barnea, diciendo: "Subid y poseed la tierra que os he dado", os rebelasteis contra la orden del Eterno, vuestro Dios y no le creísteis ni escuchasteis su voz.

Rebeldes habéis sido para con el Eterno desde el día en que os conocí.

Y me postré ante el Eterno durante aquellos cuarenta días y cuarenta noches; y estuve postrado porque el Eterno había dicho que os iba a destruir.

Y oré al Eterno, diciendo: ¡Eterno Dios, no destruyas a tu pueblo y a tu herencia que Tú redimiste con tu grandeza, y sacaste de Egipto con poder fuerte!

Acuérdate de tus siervos, de Abraham, de Isaac y de Jacob. No mires la testarudez de este pueblo, ni su maldad, ni su pecado;

no sea que digan los de la tierra de donde nos sacaste: 'Porque el Eterno no pudo hacerlos entrar en la tierra que les había prometido, y por su aborrecimiento hacia ellos, los sacó para hacerlos morir en el desierto".

Con todo, ellos son tu pueblo y tu herencia, que Tú sacaste con tu gran fuerza y con tu brazo extendido.


En aquel tiempo me dijo el Eterno: Lábrate dos tablas de piedra como las primeras y sube a donde Yo estoy, en el monte; haz también para ti
un arca de madera;  

y Yo escribiré en las tablas las palabras que había sobre las tablas primeras que quebraste, y las pondrás en el arca.

Hice pues un arca de madera de acacia, y labré dos tablas de piedra como las primeras, y subí al monte con las dos tablas en mi mano.

Y El escribió sobre las tablas, conforme a la escritura primera, los diez mandamientos que el Eterno os había hablado en el monte, en medio del fuego, el día de la asamblea; y el Eterno me las dio.

Y me volví y descendí del monte, y puse las tablas en el arca que yo había hecho, y allí estuvieron como me ordenó el Eterno.

Y los hijos de Israel partieron desde Berot Bené Yaacán hasta Moserá. Allí murió Aarón y allí fue enterrado; y ofició Elazar, su hijo, en lugar de él.

Y de allí partieron hacia Gudgod, y de Gudgod hasta Yotvat, tierra de arroyos de aguas.

En aquel tiempo separo el Eterno la tribu de Leví para que llevase el arca del pacto del Eterno, (y a los sacerdotes) para que estuviesen en presencia del Eterno para oficiar delante de El y para bendecir su nombre, hasta el día de hoy.

Por esto no tuvo Leví parte ni herencia con sus hermanos; el Eterno es su herencia, como se lo prometió el Eterno, tu Dios.

Y yo me quedé en el monte, como en los primeros días, cuarenta días y cuarenta noches; y también esta vez atendió el Eterno mi oración y no quiso aniquilarte.

Y me dijo el Eterno: Levántate, anda, parte delante del pueblo para que vayan y posean la tierra que juré a sus padres que les daría.


Y ahora, oh Israel, ¿qué es lo que el Eterno, tu Dios, pide de ti? Solamente
que temas al Eterno, tu Dios, que andes en todos sus caminos y que le ames, y que sirvas al Eterno, tu Dios, con todo tu corazón y con toda tu alma; 

y que guardes los mandamientos del Eterno y sus estatutos que yo te prescribo hoy para tu bien.

He aquí que al Eterno, tu Dios, pertenecen los cielos y los cielos de los cielos, la tierra y todo lo que hay en ella.

Sólo a tus padres tuvo afección el Eterno para amarlos, y escogió a su descendencia después de ellos, o sea a vosotros, de entre todos los pueblos, como hoy se ve.

Y circuncidaréis (quitaréis) el prepucio (obstrucción) de vuestros corazones, y no endurezcáis más vuestra cerviz;

porque el Eterno, vuestro Dios, es Dios de los dioses y Señor de los señores; el Dios grande y poderoso y temible que no deja de castigar a los que no aceptan su yugo, y no recibe las buenas acciones como soborno por los pecados;

que hace justicia al huérfano y a la viuda, y ama al extranjero, dándole pan y vestido.

Y amaréis al extranjero, porque extranjeros fuisteis en la tierra de Egipto. 

Al Eterno, tu Dios, temerás, a El servirás y a El te adherirás y por su nombre (podrás) jurar. 

El es tu loor y El es tu Dios, el cual ha hecho contigo aquellas grandezas y aquellas obras temibles que han visto tus ojos.

Con setenta personas tus padres descendieron a Egipto, y ahora el Eterno, tu Dios, te ha hecho como las estrellas del cielo en multitud.

Y amarás al Eterno, tu Dios, y guardarás lo que te ordene guardar, sus preceptos y sus estatutos, y sus juicios, y sus mandamientos, todos los días.

Y sabréis hoy que yo no hablo a vuestros hijos, que no conocieron ni vieron las enseñanzas del Eterno vuestro Dios, su grandeza, su poder fuerte y su brazo extendido,

sus señales, y sus obras que hizo en medio de Egipto, al Faraón, rey de Egipto, y a toda su tierra;

y lo que hizo al ejército de Egipto, a sus caballos y a sus carros, cómo hizo pasar las aguas del mar Rojo sobre ellos cuando os perseguían, de modo que el Eterno los destruyó hasta el día de hoy;

y lo que hizo con vosotros en el desierto hasta que llegasteis a este lugar;

y lo que hizo a Datán y Aviram, hijos de Eliav, hijo de Rubén, cómo la tierra abrió su boca y los tragó a ellos y a sus familias, y sus tiendas y todos los bienes que tenían con ellos, en medio de todo Israel;

porque vuestros o]os son los que vieron toda la gran obra que el Eterno hizo.

Y guardaréis todo el mandamiento que yo os ordeno hoy, para que seáis fuertes y entréis y poseáis la tierra adonde vais a pasar para tomar posesión de ella;

y a fin de que prolonguéis vuestros días sobre la tierra que el Eterno Juró dar a vuestros padres y a su descendencia; tierra que mana leche y miel.


Porque la tierra en la que entras para tomar posesión de ella, no es como la tierra de Egipto de la cual salisteis, en donde sembrabas tu simiente y la regabas con tu pie, como una huerta de hortalizas;

sino que la tierra adonde vais a pasar para tomar posesión de ella, es tierra de montañas y de valles, que tiene agua de la lluvia de los cielos;

tierra de la cual el Eterno, tu Dios, tiene especial cuidado; los ojos del Eterno, tu Dios, están siempre sobre ella, desde el principio hasta el fin del año.

Y sucederá que si oyeres atentamente mis mandamientos que yo os ordeno hoy, amando  al Eterno, vuestro Dios, y sirviéndole con todo vuestro corazón y con toda vuestra alma,

Yo os daré la lluvia de vuestra tierra en su tiempo, la temprana y la tardía, y recogerás tu grano, y tu mosto, y tu aceite.

Y daré hierba en tu campo para tu bestia; y comerás y te saciarás.

Guardaos bien, no sea que vuestro corazón os seduzca y os desviéis y sirváis a otros dioses y os postréis ante ellos,

y se encienda la ira del Eterno contra vosotros, de modo que cierre los cielos para que no haya lluvia, y la tierra no dé su producto, y perezcáis pronto sobre la buena tierra que el Eterno os da.

Por tanto, pondréis estas mis palabras sobre vuestro corazón y sobre vuestra alma y las ataréis por señal sobre vuestra mano, y estarán por frontales entre vuestros ojos.

Y las enseñaréis a vuestros hijos, hablando de ellas cuando estés en tu casa, y cuando andes por el camino, y al acostarte y al levantarte;

y las escribirás sobre las jambas de tu casa y en tus portones,

para que se multipliquen vuestros días y los días de vuestros hijos sobre la tierra que juró el Eterno a vuestros padres que les daría, por todos los días que los cielos estén sobre la tierra.

para que se multipliquen vuestros días y los días de vuestros hijos sobre la tierra que juró el Eterno a vuestros padres que les daría, por todos los días que los cielos estén sobre la tierra.

Séptima Lectura
Porque si guardareis todo este mandamiento que yo os ordeno, para cumplirlo, amando al Eterno, vuestro Dios, y andando en todos sus caminos, y adhiriéndoos a El,

el Eterno desterrará a todas las naciones delante de vosotros, de modo que os posesionaréis de naciones más grandes y más fuertes que vosotros.

Todo lugar donde pisare la planta de vuestro pie, será vuestro. Desde el desierto al Líbano, desde el río, el río Perat (Eúfrates) y hasta el mar occidental, será vuestro territorio.

No resistirá hombre alguno delante de vosotros: El miedo a vosotros y el terror hacia vosotros, el Eterno vuestro Dios, los pondrá sobre la faz de toda la tierra que pisáreis, según os lo tiene hablado.

 

 

Bendito seas Tu oh Eterno nuestro Dios, Rey del Universo que nos diste (Tu Torah), la Toráh de la Verdad, e implantaste en nosotros la Vida Eterna.

Bendito seas, oh Eterno, que nos concediste la Toráh. (TODOS DICEN AMEN)

 

LECTURA DE LA HAFTARÁ  

Isaías 49:14 - 51:3

Bendito seas Tú, Eterno Dios nuestro y Rey del Universo, que escogiste buenos profetas y te complaciste en sus palabras, que fueron enunciadas con verdad.  
 

Bendito seas Tú, Eterno, que escogiste la Torah, a Moisés Tu siervo, a Tu pueblo Israel y a profetas de la verdad y y de la rectitud.
 
 
 

 

 

Y dice Sión: ¡Me ha abandonado el Eterno, y el Eterno se ha olvidado de mí!

¿Acaso puede una mujer olvidarse de su criatura de pecho, de modo que no tenga compasión del hijo de su vientre? Aunque éstas (las madres) se olviden, Yo no me olvidaré de ti.

He aquí que sobre las palmas (de mis manos) te he grabado; tus muros están perpetuamente delante de Mí.

Tus hijos se apresurarán (a olvidarse de Mí, oh Sión), tus destructores y los que te arruinan, de en medio de ti misma saldrán.

Alza tus ojos alrededor y mira: ¡todos ellos se congregan y vienen a ti! Tan cierto como Yo existo, dice el Eterno, que de todos ellos te vestirás como de un ornamento, y te los ceñirás como (se ciñe) una novia.

Pues en cuanto a tus lugares desiertos y asolados, y a tu tierra destruida, ésta será entonces demasiado estrecha para tus moradores; y los que te quieren devorar estarán lejos de ti.

Los hijos de los cuales tú has sido privada, aún dirán en tus oídos: "¡Este lugar es demasiado estrecho para mí! ¡Aléjate un poco para que yo pueda habitar!"

Entonces dirás en tu corazón: ¿Quién me engendró a éstos? Yo fui privada de mis hijos, y estoy solitaria, exilada y rechazada; éstos pues, ¿quién los crió? He aquí que me dejaron sola; éstos ¿de dónde son?

Así dice el Eterno Dios: He aquí que alzaré mi mano hacia las naciones y levantaré mi bandera hacia los pueblos; y traerán a tus hijos en gloria, y tus hijas serán llevadas en hombros.

Y reyes serán tus ayos, y sus reinas tus amas de leche; rostro a tierra se inclinarán ante ti, y lamerán el polvo de tus pies; y tú sabrás que Yo soy el Eterno, y que no serán avergonzados los que esperan en Mí.

¿Acaso le será quitada la presa al fuerte, o podrá huir el justo cautivo (Jacob)) de mano del tirano (Esaú)?

Mas así dice el Eterno: También el cautivo será librado del fuerte, y la presa del tirano huirá; porque Yo contenderé con los que contienden contigo, y a tus hijos Yo los salvaré.

De los que te oprimen, daré a comer su carne a los animales del campo; y con su sangre, como de vino dulce, se embriagarán las aves del cielo. Y conocerá toda criatura que Yo, el Eterno, soy tu Salvador, y que tu Redentor es el Poderoso de Jacob.

Así dice el Eterno: ¿Dónde está la carta de divorcio de vuestra madre, con la cual Yo la repudié? O ¿quién es el acreedor a quien os he vendido? He aquí que por vuestras iniquidades fuisteis vendidos, y por vuestras transgresiones fue repudiada vuestra madre.

¿Por qué pues cuando vine nadie apareció, cuando clamé nadie respondió? ¿Se ha acortado acaso mi mano que no pueda redimir? O ¿no tengo Yo poder para liberar? He aquí que con mi reprensión hago secar el mar; convierto los ríos en desierto; hieden sus peces por falta de agua, y mueren de sed.

Visto los cielos de tinieblas y les pongo paño de saco por cubierta.

El Eterno Dios me dio (a mí, Isaías) la lengua de los que están instruidos, para enseñar al que está ávido de la palabra de Dios. Me despierta todas las mañanas, despierta mi oído para que yo oiga como los discípulos.

El Eterno Dios abrió mi oído; y yo no fui rebelde ni retrocedí.

Me dispuse a dar mi cuerpo a los que me podían herir, y mis mejillas a. los que me podían arrancar los cabellos de la barba; no escondí mi rostro a los que podían afrentarme y escupirme.

Pero el Eterno Dios me ayudó, por lo que no me siento abochornado. Y por ello puse mi rostro como pedernal (para hablar con dureza), y sé que no seré avergonzado.

Cercano está el (Dios) que me justifica: ¿quién contenderá conmigo? ¡Presentémonos juntos! ¡Quien sea mi demandante acérquese a mí!

He aquí que el Eterno Dios me ayudará; ¿quién es el que me declarará culpable? He aquí que todos ellos envejecerán como un vestido; la polilla los consumirá.

¿Quién hay entre vosotros que tema al Eterno, que escuche la voz de su siervo (el profeta)? Aunque él ande en tinieblas (aflicción) y no haya tenido luz (salvación), aún así confíe en el nombre del Eterno y apóyese en su Dios.

¡Mas he aquí que todos vosotros, los que encendéis el fuego de la ira del Eterno sobre vosotros y os armáis de chispas incendiarias, andad en la llama de vuestro fuego, y entre las chispas que atizasteis! De mi mano os sobrevendrá esto: entre dolores yaceréis muertos.

¡Escuchadme vosotros, los que seguís la justicia, los que buscáis al Eterno! ¡Mirad hacia la roca de donde fuisteis extraídos, y hacia la cavidad del pozo del cual salisteis!

Mirad a Abraham, vuestro padre, y a Sara que os dio a luz; pues cuando era uno solo, le llamé y le bendije y le multipliqué; (así haré con vosotros).

Porque el Eterno consolará a Sión, consolará a todas sus ruinas y convertirá su desierto en paraíso y su yermo en jardín del Eterno; regocijo y alegría serán hallados en ella, acciones de gracias y voz de melodía.

 

 

Bendito seas Tú, Eterno, Dios nuestro y Rey del Universo, fuerte de todos los mundos, justo en todas las generaciones; Dios fiel, que dice y obra, que promete y cumple, cuyas palabras son verdad y justicia.

Fiel eres Tú, Eterno, Dios nuestro, y tus promesas son merecedoras de fe; ninguna de Tus palabras dejará de cumplirse, porque Tú eres Dios y Rey fiel (y piadoso).
 

Bendito seas Tú, Eterno, Dios fiel en todas tus palabras. -Amen
 

Ten piedad de Sión, pues es el hogar de nuestra vida, y salva a esa ciudad afligida de espíritu, pronto y en nuestros días.
 

Bendito seas Tú, Eterno, que alegras a Sión en sus hijos.
 

Alégranos, oh Eterno, Dios nuestro, con la llegada de Elías, tu profeta y servidor, y con el reinado de David tu ungido. Llegue pronto su advenimiento y haga regocijar nuestros corazones.
 

No permitas que extraños se sienten en su trono, ni que otros hereden de su gloria, pues por tu santo nombre le juraste que su luz jamás se extinguirá.
 

Bendito seas Tú, Eterno, Escudo de David.
 

 

RESÚMEN DE LA PARASHÁ

Si Bnei Israel son cuidadosos de observar aun esas mitzvot "menores" que generalmente se pasan por encima, Moshé promete que ellos serán la más bendecida de las naciones de la Tierra. Moshé les dice a Bnei Israel que ellos conquistarán Eretz Canaan poco a poco, de modo que la tierra no sea tomada por animales salvajes en la pausa antes de que Bnei Israel pueda organizarse y asentarse en toda la tierra. Después de advertir a Bnei Israel una vez mas de quemar todos los ídolos esculpidos de dioses caananitas, Moshé enfatiza que la Torá es indivisible y no está abierta a observación parcial.

Moshé describe la tierra de Israel como una de trigo, centeno, uvas,higos, y granadas, una tierra de aceitunas ricas en aceite y de miel de datiles. Moshé previene a Bnei Israel a no ser altivos y pensar que obtendrán Eretz Israel como resultado de sus propios poderes y vigor; mas bien deben siempre recordar que fue Hashem Quien les dio riquezas y éxito. Tampoco Hashem expulsó a los caananitas por los méritos de Bnei Israel, sino mas bien por los pecados de los caananitas. Y es que el camino de Sinaí ha sido un catálogo de pecados grandes y chicos y rebeliones contra Hashem y Moshé.

Moshé detalla los eventos después que Hashem dijo los Diez Mandamientos en Sinai, culminando con la traída del segundo par de tablas en Yom Kipur. La muerte de Aarón se relata junto con la elevación de los levitas a servir a Hashem. Moshé destaca que las setenta almas que bajaron a Egipto ahora se han hecho abundantes como las estrellas en el cielo. Luego de especificar las virtudes de la Tierra de Israel, Moshé dice el segundo parrafo del Shemá, que conceptualiza recompensa por mantener las mitzvot y castigo por no hacerlo.

 

COMENTARIOS A LA PARASHÁ

"Lábrate dos Tablas de piedra iguales a las primeras..." (10:1)

Puede ser que Michelangelo haya tenido más o menos idea de lo que es la pintura, pero en lo que se refiere a la anatomía judía, le erró de lejos...

Al pintar a Moshé, le hizo cuernitos.

La confusión de Michelangelo provenía de una mala traducción de la palabra hebrea "keren", que, sí, significa "cuerno", pero también significa "rayo de luz". Muy probablemente, la palabra corona, en el sentido de "aureola" provenga de la palabra hebrea "keren".

¿Cómo fue que Moshé recibió "cuernitos"?

Después de que el pueblo judío oyó los Diez Mandamientos en el Sinaí, Moshé subió a la montaña el 7 de Sivan, para recibir el resto de la Torá. Descendió el 17 de Tamuz, y fue recibido por la triste imagen del becerro de oro. Moshé rompió las dos Tablas de la Torá, arrojándolas al suelo.

Esas primeras tablas fueron hechas por Hashem y fueron talladas por Hashem. En ellas estaba comprendida toda la Torá: las guemarás, las agaditas, etc. Todo lo que hacía falta para llevar a cabo las instrucciones del Hacedor. Por ejemplo, las primeras tablas contenían todos los detalles de cómo hacer tefilín: que tenían que ser cajas negras perfectamente cuadradas hechas de cuero de un animal kasher... Asimismo, en esas dos tablas Hashem incribió todos los minúsculos detalles de las leyes del Shabat. Pero cuando Dios le dio a Moshé las segundas tablas, ellas sólo comprendían la Torá escrita. Las instrucciones detalladas, vale decir, la Torá Oral, le fue dada en forma verbal.

Después de que Hashem le perdonó al pueblo judío su infidelidad con el Becerro de Oro, Moshé subió a la montaña nuevamente, el primero de Elul, para recibir las segundas tablas. Y descendió cuarenta días más tarde, en Yom Kipur. Cuando los Hijos de Israel vieron a Moshé, su rostro resplandecía con una corona radiante.

¿Por qué el rostro de Moshé no brilló antes?

El Midrash dice que cuando Moshé terminó de escribir la Torá, un poco de la tinta que quedó de su pluma le tocó el rostro, y de allí provenía todo el brillo. Sin embargo, la Torá misma afirma que los rayos de luz provenían del hecho de haber hablado con Hashem. Pero si Hashem habló con Hashem varias veces con anterioridad, ¿por qué recién ahora su rostro se volvió luminoso?

Y... ¿cuál era la verdadera causa del aura? ¿La tinta de la pluma o el hecho de haber hablado con Hashem?

Uno podría pensar que la segunda entrega de la Torá fue un acontecimiento de segunda clase. Después de todo, las primeras tablas fueron escritas por Hashem, en un roca que fue tallada por Hashem, mientras que las segundas tablas eran obra de un mortal, y únicamente lo que estaba escrito era de origen Divino.

Daría la impresión de que la primera entrega fue de un nivel superior, ¿no?

Pero en realidad, es al revés. Cuando Hashem dio por primera vez la Torá, el pueblo judío iba a ser la vasija que contendría la Torá. Igual que el Arca Sagrada, contendríamos a la Torá, pero no seríamos parte de la Torá, así como la caja simplemente contiene lo que hay adentro, pero no es lo que hay adentro.

Pero con las segundas Tablas, el pueblo judío se transformó en la Torá misma.

Los rayos que provenían de la tinta que quedaba en la pluma de Moshé eran la Torá Oral. Todas las instrucciones verbales que originalmente habían sido escritas en las primeras Tablas ahora habían sido grabadas en la mente de Moshé. Todo lo que tiene la capacidad de ser entendido por una mente humana fue escrito en la mente de Moshé. La tinta de la eternidad de la pluma de Moshé era exactamente como que Hashem le hablara.

Así fue como el pueblo judío se hizo socio de la Torá. Nos tranformamos en el pergamino en el que escribió Hashem, usando la tinta de la eternidad.

 

Beit ha Levi

 

"No seréis quebrados ante ellos, pues Hashem, vuestro Dios, está entre vosotros, un gran y temeroso Dios" (7:21)

Si una persona ama a su prójimo y lo trata con respeto, de ningún modo resta del amor y el respeto que Le dispensa a Hashem. Pero si una persona teme a un mero mortal, eso es señal segura de que su temor de Hashem no es perfecto. Porque si la persona es verdaderamente "temerosa de Dios", entonces no le teme a ningún ser humano.

 

Haketav ve haKabalá en nombre de Maharil Margolios, z''l.

 

"Porque el Hombre no vive únicamente del pan, sino de todo lo que proviene de la boca de Hashem" (8:3)

¿Cómo es posible que el alma, cuya esencia misma es espiritual, se sustente con algo físico como la comida? La respuesta es que, en realidad, toda la Creación existe únicamente como producto del poder de la frase original que Hashem pronunció en el momento de la Creación (tal como dice en Bereshit: "Por la palabra de Hashem, se crearon los cielos"). Es ese mismo poder de la palabra de Hashem, que viene envuelto dentro de la comida, el que nutre el alma. Cuando un judío toma una manzana y recita sobre ella una bendición, despierta el poder espiritual latente que fue implantado en el fruto en el momento de la Creación.

 

El Arizal

 

"Y comerás y te saciarás y bendecirás a Hashem tu Dios" (8:10)

Rabí Levi señaló una contradicción entre dos versículos de Tehilim (Salmos): Un versículo afirma "el mundo y todo lo que hay en él son de Hashem" y otro versículo dice: "El mundo, El se lo dio al hombre".

En realidad, no existe tal contradicción. El primer versículo se refiere al momento antes de que la persona pronuncia una bendición, y el segundo versículo se refiere al momento posterior a la bendición. Dijo Rabí Janina: "Todo el que obtiene placer del mundo físico sin hacer antes una bendición, es como si Le robara a Hashem".

 

Talmud, Tratado Berajot 35a.

 

  http://www.shalomhaverim.org/Aliyot/SND1.gif8:1

 

Todo el mandamiento que yo te ordeno hoy guardaréis de cumplir, a fin de que viváis y os multipliquéis, y entréis y poseáis la tierra que prometía el Eterno con juramento a vuestros padres. 

 

 Que Yo te ordeno HOY
  En muchos lugares la Sagrada Escritura añade la palabra hayom (hoy) cuando ordena cumplir los mandamientos, a pesar de que éstos habían sido dictados desde mucho antes. Con la palabra hayom nos quiere decir que debemos considerar estos mandamientos como si nos fuesen dados hoy mismo. Las mitzvot (mandamientos) no deben ser juzgadas como cosa del pasado, sino del presente y del porvenir. Hay quien considera a la Torah como un patrimonio anticuado. Por esto mismo, Moisés recomienda a los israelitas que miren a estos preceptos como nuevos y de actualidad, como si los hubiesen oído hoy: "Sheyiyú alejem jadashim, keilu shematem hayom". En cierto modo nos encontramos hoy ante un fenómeno digno de ser analizado. Existe un verdadero retorno al judaísmo, pero un retorno que sólo tiene en cuenta el pasado, y cuya causa es un cierto romanticismo o nostalgia hacia la herencia de nuestros padres. Las mitzvot, según nos las muestra la Torah, no tienen un sentido nostálgico, sino eminentemente práctico. En este aspecto, el Midrash comenta el versículo: Torah Tzivá lanu Moshé Aforashá Kehilat Yaacov (la Torah que Moisés nos mandó es una herencia para la casa de Jacob), diciendo: "No leas herencia (morashá), lee novia (meorasá)". En esta observación vemos reflejada la idea antes expuesta. No leas "herencia", es decir, no te dirijas a ella como quien se dirige a un patrimonio del pasado que le ha sido entregado mecánicamente. Lee "novia", dirígete a ella como quien se dirige a su novia amada. 

 

  http://www.shalomhaverim.org/Aliyot/SND1.gif8:14

 

que entonces se enaltezca tu corazón y te olvides del Eterno, tu Elohim que te saco de la esclavitud de Egipto 

Te olvides  del Eterno tu Elohim
  Moisés advierte al israelita contra la embriaguez de las riquezas y de los placeres materiales, pues estas lo llevarían a la presunción y hasta al olvido de su Dios. "Cuando Yeshurun (nombre poético de Israel) engorda, da coces; cuando engruesa, se vuelve necio y abandona al Dios que lo hizo" Deuteronomio 32, 15). En la prosperidad, Israel puede olvidar su misión moral, para entregarse enteramente a los goces materiales de este mundo. Al pueblo que puede atribuir la prosperidad a su propia fuerza, Moisés le advierte sobre las catástrofes que le ocurrirán cuando, embriagado por la fortuna, deje de oír la voz del Eterno para adorar la materia. 

 

  http://www.shalomhaverim.org/Aliyot/SND1.gif8:19

 

Y sucederá que si te olvidares del Eterno, tu Dios, y anduvieres en pos de otros dioses, y les ofrecieres culto y te postrares ante ellos, os advierto hoy que ciertamente pereceréis. 

En pos de otros dioses
   Este versículo quiere decir que el hecho de olvidar a Dios significa ya la adoración de otros dioses, de dioses ocultos, de las fuerzas del mal que penetran allí donde se olvida el bien. El hombre tiene una necesidad interna, un impulso que brota del fondo de su alma, un verdadero instinto que le impele a creer, a reconocer el Poder Divino. Cuando lo ignora, a sabiendas o no, este impulso sigue otros cauces, y así vemos que esta misma era moderna que trata de destronar a la Divinidad, diviniza a los tronos, y si antes el hombre adoraba a Dios, ahora se adora a sí mismo y a la materia. Esto se llama también idolatría, la idolatría actual que lleva a la humanidad a la destrucción.
 

 

  http://www.shalomhaverim.org/Aliyot/SND1.gif9:9

 

Cuando yo había subido al monte para recibir las tablas de piedra, las tablas del pacto que el Eterno había hecho con vosotros, estuve en el monte cuarenta días y cuarenta noches; pan no comí y agua no bebí; 

Cuarenta días y cuarenta noches
   La primera vez que Moisés subió al monte de Sinay para recibir las tablas de la Ley, fue el día 6 del mes hebreo de Siván, pero cuando bajó al fin de los cuarenta días (17 del mes de Tamuz), vio que los israelitas habían hecho el becerro de oro, y las rompió. Desde el día 18 de Tamuz, Moisés oró otros cuarenta días y cuarenta noches ante el Eterno, para que no les destruyese (ver versículo 25). Estos segundos cuarenta días se terminaron el 29 del mes de Av. En este día Dios dijo a Moisés que hiciera dos nuevas tablas y que subiera al monte de Sinay (ver capítulo 10, 1) para quedarse allí otros cuarenta días y cuarenta noches, a fin de entregarle las segundas tablas de la Ley. El último de estos cuarenta días correspondió al 10 del mes de Tishrí, fecha que fue fijada como Yom Kipur, "día de las expiaciones" hasta hoy, pues fue el día en que el Eterno concedió el perdón a los israelitas.
 

 

  http://www.shalomhaverim.org/Aliyot/SND1.gif9:10

 

y me dio el Eterno las dos tablas de piedra, escritas con el dedo de Dios. Y sobre ellas, todas las palabras que el Eterno os habló en el monte, desde en medio del fuego, en el día de la asamblea.

Con el Dedo de Dios
   Esta expresión es para realzar el origen divino del contenido de las tablas y su elevado mensaje para los hombres. 

 

  http://www.shalomhaverim.org/Aliyot/SND1.gif10:1

 


En aquel tiempo me dijo el Eterno: Lábrate dos tablas de piedra como las primeras y sube a donde Yo estoy, en el monte; haz también para ti
un arca de madera;  

Un Arca e madera
  Este arca no es la misma que hizo Betzalel, (ver Éxodo 37, 1), antes de la construcción del Tabernáculo. Fue hecha por Moisés antes de subir al monte de Sinay por segunda vez. Era este arca provisional la que los israelitas llevaban al frente cuando tenían que combatir. En las guerras de Josué (Josué 6, 4), los israelitas llevaron consigo el arca de Betzalel, por mandato de Dios. Pero cuando la llevaron en tiempos de Elí (1 Samuel, 4: 5) sin la aprobación de Dios, fue capturada por los filisteos, que la devolvieron más tarde (1 Samuel, 6). El Talmud (Babá Batrá) escribe: Lujot veshivré lujot, munajim baaron, lo que quiere decir que las primeras tablas (las quebradas) y las segundas tablas {enteras) se encontraban en la misma arca cuando existía el Templo, haciendo la siguiente deducción: Cuando un sabio olvida su ciencia a través de los años aún así hay que demostrarle el mismo respeto que antes, puesto que en su época normal servía con su sabiduría, de igual modo que las tablas quebradas eran buenas cuando estaban enteras, y por esto Dios mandó colocarlas al lado de las nuevas. 

 

  http://www.shalomhaverim.org/Aliyot/SND1.gif10:12

 


Y ahora, oh Israel, ¿qué es lo que el Eterno, tu Dios, pide de ti? Solamente
que temas al Eterno, tu Dios, que andes en todos sus caminos y que le ames, y que sirvas al Eterno, tu Dios, con todo tu corazón y con toda tu alma; 

Que temas al Eterno tu Dios
  Nuestros doctores de la Ley dedujeron de este versículo el siguiente principio teológico: "Todo está en poder de Dios fuera del libre albedrío, o sea que Dios concedió a la persona la libertad de querer o no querer temer a Dios y de hacer su voluntad (Berajot 55). De otra manera, Dios no podría recompensar o castigar conforme a nuestros actos. Dicen nuestros sabios que la base de la religión está en el "temor a Dios", lo que se llama en hebreo yirat shamáyim. Deducen esto de las palabras del rey Salomón: "El principio de la sabiduría es el temor a Dios" (Proverbios 1, 7) Y continúan diciendo: "¿A quién se asemeja la persona estudiosa pero que no tiene temor a Dios? Al guardián de una casa que posee las llaves de las recámaras internas, pero no las llaves de las puertas exteriores. ¿De qué le sirven las que tiene si no puede entrar? "El Talmud (Menajot 43) comenta lo siguiente: Hay en el versículo (el 12) noventa y nueve letras; agregando la letra álef a la tercera palabra de este versículo, o sea la palabra ma, ésta se transforma en meá, que significa "cien". Esto quiere decir - continúa el Talmud - que el israelita tiene la obligación de reverenciar a Dios cien veces por día. Este precepto lo instituyó el rey David cuando en su tiempo hubo una plaga en la cual morían cien personas de su pueblo diariamente, pero la mortandad cesó después de que los israelitas pronunciaron cien bendiciones a Dios por día. 

 

  http://www.shalomhaverim.org/Aliyot/SND1.gif10:19

 

Y amaréis al extranjero, porque extranjeros fuisteis en la tierra de Egipto. 

Y Amaréis al Eterno tu Dios
  La palabra hebrea guer significa prosélito, peregrino o extranjero, de acuerdo con el sentido de la frase, pero en este versículo está claro que se refiere al peregrino y extranjero. La Ley de Moisés nos obliga a amar al extranjero que habita con nosotros (versículo 19). De acuerdo con este precepto, cualquier persona es nuestro prójimo, nuestro hermano en la humanidad, y debemos aplicar para con él todas las leyes de justicia, de amor y fraternidad que aplicamos hacia el israelita. El judío que no practica la justicia y la caridad para con todos los que adoran al Eterno (de cualquier forma, peca contra Dios y la Ley de Moisés. El gran Maimónides escribe a este respecto: "¡Cuán grande es la obligación que la Torah nos impone de amar al extranjero! La Ley nos recomienda honrar (Éxodo 20, 12) y reverenciar (Levítico 19, 3) a nuestros padres y obedecer a los profetas verídicos. Una persona puede honrar, reverenciar y obedecer a alguien sin amarlo. Pero en el caso del extranjero, la Torah nos incita a amarlo con toda la fuerza de nuestro corazón". 

 

  http://www.shalomhaverim.org/Aliyot/SND1.gif10:20

 

Al Eterno, tu Dios, temerás, a El servirás y a El te adherirás y por su nombre (podrás) jurar. 

Por Su Nombre podrás jurar
  Esto significa que si un hombre teme al Eterno, le sirve y cumple con sus preceptos, puede permitirse jurar por su nombre si está obligado a hacerlo. Por otra parte, ¿como podemos creer en el juramento de un hombre que no teme a Dios y no posee las demás cualidades? 

 

  http://www.shalomhaverim.org/Aliyot/SND1.gif11:13

 

Y sucederá que si oyeres atentamente mis mandamientos que yo os ordeno hoy, amando  al Eterno, vuestro Dios, y sirviéndole con todo vuestro corazón y con toda vuestra alma,

Y sucederá
   El trecho que va desde el versículo 13 hasta el 21, constituye la segunda parte de la oración Shemá. La primera parte (Deuteronomio 6, 4-9) habla al individuo, y esta segunda se dirige a la colectividad. La tercera se encuentra en el cuarto libro de Moisés (Números 15, 37-41). La Shemá es una de las principales oraciones del pueblo de Israel, que el israelita debe rezar al acostarse y al levantarse, y en los oficios de la mañana y de la tarde. En este texto sagrado se ordena cumplir los mandamientos, amando al Eterno y no por temor a El o por motivos exteriores, como por ejemplo: para obtener riquezas, honores o diversas clases de recompensa. El único motivo que debe impulsar al hombre para el cumplimiento del deber es el deber mismo y su afán de perfeccionarse incesantemente. 

Amando al Eterno vuestro Dios
  No existe en el judaísmo un amor divino en la forma que los antiguos racionalistas lo pensaban, y esto lo podemos notar patentemente en Aristóteles, quien llegó con mayor firmeza que nadie a la creencia en un "motor primero"; pero este motor primero quedó completamente alejado de él, y su única misión y fin era promover el movimiento de las lejanas y frías esferas siderales, y de los inmutables cuerpos celestes. El Eterno Dios no significaba en sí nada para Aristóteles, quien lo enclaustró en uno de los compartimentos de su mente o en las páginas de su Metafísica. El judaísmo, por el contrario, aspira a encarnar el concepto divino en los corazones, y a convertirlo en una necesidad interna de nuestras almas; eso sólo se logra por intermedio de los preceptos de Dios, y cuando servimos al Eterno con todo nuestro sentido interior. 

 

  http://www.shalomhaverim.org/Aliyot/SND1.gif11:15

 

Y daré hierba en tu campo para tu bestia; y comerás y te saciarás.

Para tu bestia
   Esto nos indica que quien tiene animales debe cuidar primero de su manutención y después de sí mismo.

 

COMENTARIO A LA HAFTARÁ

YESHAYAHU 49:14-51:3

El tema subyacente de la Parashá y la Haftará es que, por más lejos que el pueblo judío se encuentre de Hashem, jamás perderá su rango de Pueblo Elegido. Esta es la segunda de las siete Parashiot de consolación después de Tishá Be Av. Esta Haftará es la fuente de la famosa frase "luz para las naciones". Yeshayahu le dice al pueblo judío que a pesar de las nefastas tragedias y las dificultades del exilio, él no pierde la esperanza, pues sabe que el final del exilio ha de llegar. Por eso, le ruega a sus contemporáneos, y a todos sus descendientes, a través de todas las generaciones, que recuerden siempre que son los hijos de Abraham y de Sara, y que Hashem ciertamente los consolará.


 

Consejo Paternal

Extraídos de la Etica de los Padres, que se suele estudiar en los Shabats del verano.

Perek 1

"Deja que tu casa esté abierta ampliamente y deja que los pobres sean parte de tu familia." Rabbi Iosi ben Iojanán (Avot 1:5)

No alcanza con sólo recibir a los necesitados en tu hogar. Debes demostrarles una amistosa hospitalidad para que no se sientan avergonzados y, aún más, que se sientan como en su propia casa.

Rabenu Ioná

PROMESAS DE HASHEM

ISAIAS 51:3 Ki-nijam Adonay Tsiyon nijam kol-jorvoteyha vayasem midbarah ke'Eden ve'arvatah kegan-Adonay sason vesimjah yimatse vah todah vekol zimrah.

Porque el Eterno consolará a Sión, consolará a todas sus ruinas y convertirá su desierto en paraíso y su yermo en jardín del Eterno; regocijo y alegría serán hallados en ella, acciones de gracias y voz de melodía.

 

Escrito y Recopilado por: Ravino Yaakov Asher Sinclair, de la Organización Ohr Somayach en Jerusalem
Editado por el periodista y maestro Eliyahu BaYonah ben Yosef director de la Organización Shalom Haverim de Monsey, New York.

 

 

 

 

 


 

Tweet   

 
 


 


torah-jumash
 
  tehilim-salmos 
zahal   harpenina
     
sidur   shalomhaverim

         

 

Correos: eliyahubayonah@gmail.com

Copy Rights © Shalom Haverim Org - Monsey 10952, New York

 

CONTACTENOS:   http://www.shalomhaverim.org/index.164.jpg http://www.shalomhaverim.org/index.165.jpg http://www.shalomhaverim.org/index.160.jpg http://www.shalomhaverim.org/index.158.jpg http://www.shalomhaverim.org/index.166.jpg http://www.shalomhaverim.org/index.159.jpg google http://www.shalomhaverim.org/index.161.jpg http://www.shalomhaverim.org/index.162.jpg press tumb  red  journal  mail  Licencia de Creative Commons

 

 

Otras Noticias

El MundoUna mirada a las sinagogas mas hermosas del mundo

lsraelJerusalén no es sodoma, Es una ciudad santa