Aliyot Shemot Vaerá -Leer y Escuchar

 

aliyothaftara

sefer torah pic eliyahu bayona

Sefer Torah. © Eliyahu BaYona

 

 

Aliyot Shemot Vaerá

Lectura Mediante Robot -  Shemot - Éxodo-  Capítulo 6:2 1 al  9:35  y

Ezequiel 28:25 al 29:21

 

 

Por Eliyahu BaYonah Ben Yossef, Director Shalom Haverim Org. Monsey, New York

Aliyot es el plural hebreo de Aliá o Aliyá que significa "subir". Cada vez que una persona - Olé- sube a la Bimá   debe recitar la Brajá - Bendición - antes de comenzar el Baal Koréh -בעל קורא - la Lectura y al cerrar la misma. Esto se hace cada vez que el Baal Koréh lee la Porción -Parashá- correspondiente.

El Maftir es la última persona que se llama a la Bimá y es invitada a leer la porción de la Haftará -Lectura de los Profetas-

Esta es la Brajá de la Lectura de la Toráh:

 

Barejú et Adonai hamevoraj.

Baruj Adonay hamevoraj le'olam va'ed.

Baruj atáh Adonay Eloheynu melej ha'olam, asher bajar banu mikol-ha'amim, venatán lanu et-torató.


Baruj atáh Adonai, notén hatoráh.  




Vayedaber Elohim el-Moshe vayomer elav ani Adonay.


Va'era el-Avraham el-Yitsjak ve'el-Ya'akov be'El Shaday ushmi Adonay lo nodati lahem.


Vegam hakimoti et-briti itam latet lahem et-erets Kena'an et erets megureyhem asher garu vah.


Vegam ani shamati et-na'akat beney Yisra'el asher Mitsrayim ma'avidim otam va'ezkor et-briti.

 
Lajen emor livney-Yisra'el ani Adonay vehotseti etjem mitajat sivlot Mitsrayim vehitsalti etjem me'avodatam vega'alti etjem bizroa netuyah uvishfatim gedolim.


Velakajti etjem li le'am vehayiti lajem le'Elohim vidatem ki ani Adonay Eloheyjem hamotsi etjem mitajat sivlot Mitsrayim.


Veheveti etjem el-ha'arets asher nasati et-yadi latet otah le-Avraham le-Yitsjak ule-Ya'akov venatati otah lajem morashah ani Adonay.


Vayedaber Moshe ken el-beney Yisra'el velo sham'u el-Moshe mikotser ruaj ume'avodah kashah.


Vayedaber Adonay el-Moshe lemor.


Bo daber el-Par'oh melej Mitsrayim vishalaj et-bney Yisra'el me'artso.


Vayedaber Moshe lifney Adonay lemor hen bney-Yisra'el lo-sham'u elay ve'eyj yishma'eni Far'oh va'ani aral sfatayim.


Vayedaber Adonay el-Moshe ve'el-Aharon vayetsavem el-beney Yisra'el ve'el Par'oh melej Mitsrayim lehotsi et-beney-Yisra'el me'erets Mitsrayim.

 
Eleh rashey veyt-avotam beney Re'uven bejor Yisra'el Janoj uFalu Jetsron veJarmi eleh mishpejot Re'uven.


Uveney Shim'on Yemu'el veYamin ve'Ohad veYajin veTsojar veSha'ul ben-haKna'anit eleh mishpejot Shim'on.


Ve'eleh shmot bney-Levi letoldotam Gershon uKehat uMerari ushney jayey Levi sheva ushloshim ume'at shanah.


Beney Gershon Livni veShim'i lemishpejotam.


Uveney Kehat Amram veYitshar veJevron ve'Uziel ushney jayey Kehat shalosh ushloshim ume'at shanah.


Uveney Merari Majli uMushi eleh mishpejot haLevi letoldotam.


Vayikaj Amram et-Yojeved dodato lo le'ishah vateled lo et-Aharon ve'et-Moshe ushney jayey Amram sheva ushloshim ume'at shanah.


Uveney Yitshar Koraj vaNefeg veZijri.


Uveney Uziel Misha'el ve'Eltsafan veSitri.


Vayikaj Aharon et-Elisheva bat-Aminadav ajot Najshon lo le'ishah vateled lo et-Nadav ve'et Avihu et-El'azar ve'et Itamar.


Uveney Koraj Asir ve'Elkanah va'Aviasaf eleh mishpejot haKorji.


Ve'El'azar ben-Aharon lakaj-lo mibenot Putiel lo le'ishah vateled lo et-Pinjas eleh rashey avot haLevi'im lemishpejotam.


Hu Aharon uMoshe asher amar Adonay lahem hotsi'u et-beney Yisra'el me'erets Mitsrayim al-tsiv'otam.


Hem hamedabrim el-Par'oh melej-Mitsrayim lehotsi et-beney-Yisra'el miMitsrayim hu Moshe ve'Aharon.


Vayehi beyom diber Adonay el-Moshe be'erets Mitsrayim.


Vayedaber Adonay el-Moshe lemor ani Adonay daber el-Par'oh melej Mitsrayim et kol-asher ani dover eleyja.


Vayomer Moshe lifney Adonay hen ani aral sfatayim ve'eyj yishma elay Par'oh.


Vayomer Adonay el-Moshe re'eh netatija Elohim le-Far'oh ve'Aharon ajija yihyeh nevi'eja.


Atah tedaber et kol-asher atsaveka ve'Aharon ajija yedaber el-Par'oh veshilaj et-beney-Yisra'el me'artso.


Va'ani aksheh et-lev Par'oh vehirbeyti et-ototay ve'et moftay be'erets Mitsrayim.


Velo-yishma alejem Par'oh venatati et-yadi beMitsrayim vehotseti et-tsiv'otay et-ami veney-Yisra'el me'erets Mitsrayim bishfatim gdolim.


Veyad'u Mitsrayim ki-ani Adonay bintoti et-yadi al-Mitsrayim vehotseti et-beney-Yisra'el mitojam.


Vaya'as Moshe ve'Aharon ka'asher tsivah Adonay otam ken asu.


UMoshe ben-shmonim shanah ve'Aharon ben-shalosh ushmonim shanah bedabram el-Par'oh.


Vayomer Adonay el-Moshe ve'el-Aharon lemor.


Ki yedaber alejem Par'oh lemor tnu lajem mofet ve'amarta el-Aharon kaj et-matja vehashlej lifney Far'oh yehi letanin.


Vayavo Moshe ve'Aharon el-Par'oh vaya'asu jen ka'asher tsiva Adonay vayashlej Aharon et-matehu lifney Far'oh velifney avadav vayehi letanin.


Vayikra gam Par'oh lajajamim velamejashefim vaya'asu gam-hem jartumey Mitsrayim belahateyhem ken.

 
Vayashliju ish matehu vayihyu letaninim vayivla mateh-Aharon et-matotam.


Vayejezak lev Par'oh velo shama alehem ka'asher diber Adonay.


Vayomer Adonay el-Moshe kaved lev Par'oh me'en leshalaj ha'am.


Lej el-Par'oh baboker hineh yotse hamaymah venitsavta likrato al-sfat haYe'or vehamateh asher-nehepaj lenajash tikaj beyadeja.

 
Ve'amarta elav Adonay Elohey ha'Ivrim shlajani eleyja lemor shalaj et-ami veya'avduni bamidbar vehineh lo-shamata ad-koh.


Koh amar Adonay bezot teda ki ani Adonay hineh anoji makeh bamateh asher-beyadi al-hamayim asher baYe'or venehefju ledam.


Vehadagah asher-baYe'or tamut uva'ash haYe'or venil'u Mitsrayim lishtot mayim min-haYe'or.


Vayomer Adonay el-Moshe emor el-Aharon kaj mateja unteh-yadeja al-meymey Mitsrayim al-naharotam al-ye'oreyhem ve'al-agmeyhem ve'al kol-mikveh meymeyhem veyihyu dam vehayah dam bejol-erets Mitsrayim uva'etsim uva'avanim.


Vaya'asu jen Moshe ve'Aharon ka'asher tsivah Adonay vayarem bamateh vayaj et-hamayim asher baYe'or le'eyney Far'oh ule'eyney avadav vayehafeju kol-hamayim asher-baYe'or ledam.


Vehadagah asher baYe'or metah vayiv'ash haYe'or velo-yajlu Mitsrayim lishtot mayim min-haYe'or vayehi hadam bejol-erets Mitsrayim.


Vaya'asu jen jartumey Mitsrayim belateyhem vayejezak lev-Par'oh velo-shama alehem ka'asher diber Adonay.


Vayifen Par'oh vayavo el-beyto velo-shat libo gam-lazot.


Vayajperu jol-Mitsrayim svivot haYe'or mayim lishtot ki lo yajlu lishtot mimeymey haYe'or.


Vayimale shiv'at yamim ajarey hakot-Adonay et-haYe'or.

 
Vayomer Adonay el-Moshe bo el-Par'oh ve'amarta elav koh amar Adonay shalaj et-ami veya'avduni.

Ve'im-ma'en atáh leshale'aj hinéh anojí nogef et-kol-gevuleja batsfarde'im.

Vesharats haYe'or tsfarde'im ve'alu uva'u beveyteja uvajadar mishkavja ve'al-mitateja uveveyt avadeyja uve'ameja uvetanureyja uvemish'aroteyja.


Uveja uve'ameja uvejol-avadeyja ya'alu hatsfarde'im.


Vayomer Adonay el-Moshe emor el-Aharon neteh et-yadja bemateja al-haneharot al-haye'orim ve'al-ha'agamim veha'al et-hatsfarde'im al-erets Mitsrayim.


Vayet Aharon et-yado al meymey Mitsrayim vata'al hatsfardea vatejas et-erets Mitsrayim.


Vaya'asu-jen hajartumim belateyhem vaya'alu et-hatsfarde'im al-erets Mitsrayim.


Vayikra Far'oh le-Moshe ule-Aharon vayomer hatiru el-Adonay veyaser hatsfarde'im mimeni ume'ami va'ashalejah et-ha'am veyizbeju la'Adonay.


Vayomer Moshe le-Far'oh hitpa'er alay lematay atir leja vela'avadeyja ule'ameja lehajrit hatsfarde'im mimeja umibateyja rak baYe'or tisha'arnah.


Vayomer lemajar vayomer kidvareyja lema'an teda ki-eyn k'Adonay Eloheynu.


Vesaru hatsfarde'im mimeja umibateyja ume'avadeyja ume'ameja rak baYe'or tisha'arnah.


Vayetse Moshe ve'Aharon me'im Par'oh vayits'ak Moshe el-Adonay al-devar hatsfarde'im asher-sam le-Far'oh.


Vaya'as Adonay kidevar Moshe vayamutu hatsfarde'im min-habatim min-hajatserot umin-hasadot.


Vayitsberu otam jamarim jamarim vativ'ash ha'arets.


Vayar Par'oh ki hayetah harevajah vehajbed et-libo velo shama alehem ka'asher diber Adonay.


Vayomer Adonay el-Moshe emor el-Aharon neteh et-matja vehaj et-afar ha'arets vehayah lejinim bejol erets Mitsrayim.

Vaya'asu-jen vayet Aharon et-yado vematehu vayaj et-afar ha'arets vatehi hakinam ba'adam uvabehemah kol-afar ha'arets hayah jinim bejol-erets Mitsrayim.


Vaya'asu-jen hajartumim belateyhem lehotsi et-hakinim velo yajolu vatehi hakinam ba'adam uvabehemah.


Vayomeru hajartumim el-Par'oh etsba Elohim hi vayejezak lev-Par'oh velo-shama alehem ka'asher diber Adonay.


Vayomer Adonay el-Moshe hashkem baboker vehityatsev lifney Far'oh hineh yotse hamaymah ve'amarta elav koh amar Adonay shalaj ami veya'avduni.


Ki im-eyneja meshale'aj et-ami hineni mashli'aj beja uva'avadeyja uve'amja uvevateyja et-he'arov umale'u batey Mitsrayim et-he'arov vegam ha'adamah asher-hem aleyha.


Vehifleyti vayom hahu et-erets Goshen asher ami omed aleyha levilti heyot-sham arov lema'an teda ki ani Adonay bekerev ha'arets.


Vesamti fedut beyn ami uveyn ameja lemajar yihyeh ha'ot hazeh.


Vaya'as Adonay ken vayavo arov kaved beytah Far'oh uveyt avadav uvejol-erets Mitsrayim tishajet ha'arets mipeney he'arov.


Vayikra Far'oh el-Moshe ule-Aharon vayomer leju ziveju le-Eloheyjem ba'arets.


Vayomer Moshe lo najon la'asot ken ki to'avat Mitsrayim nizbaj l'Adonay Eloheynu hen nizbaj et-to'avat Mitsrayim le'eyneyhem velo yiskelunu.


Derej shloshet yamim nelej bamidbar vezavajnu l'Adonay Eloheynu ka'asher yomar eleynu.


Vayomer Par'oh anoji ashalaj etjem uzevajtem l'Adonay Eloheyjem bamidbar rak harjek lo-tarjiku lalejet hatiru ba'adi.


Vayomer Moshe hineh anoji yotse me'imaj vehatarti el-Adonay vesar he'arov miPar'oh me'avadav ume'amo majar rak al-yosef Par'oh hatel levilti shalajet-ha'am lizboaj l'Adonay.


Vayetse Moshe me'im Par'oh vayetar el-Adonay.


Vaya'as Adonay kidvar Moshe vayasar he'arov miPar'oh me'avadav ume'amo lo nish'ar ejad.


Vayajbed Par'oh et-libo gam bapa'am hazot velo shilaj et-ha'am.


Vayomer Adonay el-Moshe bo el-Par'oh vedibarta elav koh amar Adonay Elohey ha'Ivrim shalaj et-ami veya'avduni.


Ki im-ma'en atah leshale'aj ve'odeja majazik bam.


Hineh yad Adonay hoyah bemikneja asher basadeh basusim bajamorim bagmalim babakar uvatson dever kaved me'od.


Vehiflah Adonay beyn mikneh Yisra'el uveyn mikneh Mitsrayim velo yamut mikol-livney Yisra'el davar.


Vayasem Adonay mo'ed lemor majar ya'aseh Adonay hadavar hazeh ba'arets.


Vaya'as Adonay et-hadavar hazeh mimojorat vayamot kol mikneh Mitsrayim umimikneh veney-Yisra'el lo-met ejad.


Vayishlaj Par'oh vehineh lo-met mimikneh Yisra'el ad-ejad vayijbad lev Par'oh velo shilaj et-ha'am.


Vayomer Adonay el-Moshe ve'el-Aharon keju lajem melo jofneyjem piaj kivshan uzrako Moshe hashamaymah le'eyney Far'oh.


Vehayah le'avak al kol-erets Mitsrayim vehayah al-ha'adam ve'al-habehemah lishjin pore'aj avabu'ot bejol-erets Mitsrayim.


Vayikju et-piaj hakivshan vaya'amdu lifney Far'oh vayizrok oto Moshe hashamaymah vayehi shjin avabu'ot pore'aj ba'adam uvabehemah.


Velo yajlu hajartumim la'amod lifney Moshe mipney hashjin ki-hayah hashjin bajartumim uvejol-Mitsrayim.


Vayejazek Adonay et-lev Par'oh velo shama alehem ka'asher diber Adonay el-Moshe.


Vayomer Adonay el-Moshe hashkem baboker vehityatsev lifney Far'oh ve'amarta elav koh-amar Adonay Elohey ha'Ivrim shalaj et-ami veya'avduni.


Ki bapa'am hazot ani shole'aj et-kol-magefotay el-libja uva'avadeyja uve'ameja ba'avur teda ki eyn kamoni bejol-ha'arets.


Ki atah shalajti et-yadi va'aj oteja ve'et-ameja badaver vatikajed min-ha'arets.


Ve'ulam ba'avur zot he'emadetija ba'avur har'oteja et-koji ulema'an saper shemi bejol-ha'arets.


Odeja mistolel be'ami levilti shalejam.


Hineni mamtir ka'et majar barad kaved me'od asher lo-hayah jamohu beMitsrayim lemin-hayom hivasdah ve'ad-atah.


Ve'atah shlaj ha'ez et-mikneja ve'et kol-asher leja basadeh kol-ha'adam vehabehemah asher-yimatse vasadeh velo ye'asef habaytah veyarad alehem habarad vametu.


Hayare et-dvar Adonay me'avdey Par'oh henis et-avadav ve'et-miknehu el-habatim.


Va'asher lo-sam libo el-dvar Adonay vaya'azov et-avadav ve'et-miknehu basadeh.


Vayomer Adonay el-Moshe neteh et-yadja al-hashamayim vyhi varad bejol-erets Mitsrayim al-ha'adam ve'al-habehemah ve'al kol-esev hasadeh be'erets Mitsrayim.


Vayet Moshe et-matehu al-hashamayim va'Adonay natan kolot uvarad vatihalaj-esh artsah vayamter Adonay barad al-erets Mitsrayim.


Vayehi varad ve'esh mitlakajat betoj habarad kaved me'od asher lo-hayah jamohu bejol-erets Mitsrayim me'az hayetah legoy.


Vayaj habarad bejol-erets Mitsrayim et kol-asher basadeh me'adam ve'ad-behemah ve'et kol-esev hasadeh hikah habarad ve'et-kol-ets hasadeh shiber.


Rak be'erets Goshen asher-sham beney Yisra'el lo hayah barad.


Vayishlaj Par'oh vayikra le-Moshe ule-Aharon vayomer alehem jatati hapa'am Adonay hatsadik va'ani ve'ami haresha'im.

 uvarad va'ashalejah etjem velo tosifun la'amod.


Vayomer elav Moshe ketseti et-ha'ir efros et-kapay el-Adonay hakolot yejdalun vehabarad lo yihyeh-od lema'an teda ki l'Adonay ha'arets.


Ve'atah va'avadeyja yadati ki terem tir'un mipeney Adonay Elohim.


Vehapishtah vehase'orah nukatah ki hase'orah aviv vehapishtah giv'ol.


Vehajitah vehakusemet lo nuku ki afilot henah.

El Olé debe recitar la Braja de Cierre

 

El Maftir recita la Braja de Inicio


Vayetse Moshe me'im Par'oh et-ha'ir vayifros kapav el-Adonay vayajdelu hakolot vehabarad umatar lo-nitaj artsah.


Vayar Par'oh ki-jadal hamatar vehabarad vehakolot vayosef lajato vayajbed libo hu va'avadav.


Vayejezak lev Par'oh velo shilaj et-beney Yisra'el ka'asher diber Adonay beyad-Moshe.

 

 


Baruj atáh Adonai, Eloheinu melej ha'olam, asher natan lanu torat emet, vejayey olam nata betojenu.


Baruj atáh Adonai, notén hatorah. AMEN

 

LECTURA DE LA HAFTARÁ  - PARA ROSH JODESH 

Isaías 66:1-25 

 


Baruj atáh Adonay Eloheynu mélej ha'olam asher bajar binevi'im tovim veratsaj vedivreyjem hane'emarim be'emet.

Baruj atáh Adonay jabóker batoráh uveMoshé avdó uveYisra'el amó uvinvi'ey ja'emet vatsédek.

 

Koh amar Adonay hashamayim kis'i veha'arets hadom raglay ey-zeh vayit asher tivnu-li ve'ey-zeh makom menujati.

Ve'et-kol-eleh yadi asatah vayiheyu jol-eleh ne'um-Adonay ve'el-zeh abit el-ani unejah-ruaj vejared al-devari.

Shojet hashor makeh-ish zove'aj haseh oref kelev ma'aleh minjah dam-jazir mazkir levonah mevarej aven gam-hemah bajaru bedarjeyhem uveshikutseyhem nafsham jafetsah.

Gam-ani evjar beta'aluleyhem umegurotam avi lahem ya'an karati ve'eyn oneh dibarti velo shame'u vaya'asu hara be'eynay uva'asher lo-jafatsti bajaru.

Shim'u dvar-Adonay hajaredim el-dvaro amru ajeyjem shon'eyjem menadeyjem lema'an shmi yijbad Adonay venir'eh vesimjatjem vehem yevshu.

Kol sha'on me'ir kol meheyjal kol Adonay meshalem gemul leoyevav.

Beterem tajil yaladah beterem yavo jevel lah vehimlitah zajar.

Mi-shama kazot mi ra'ah ka'eleh hayujal erets beyom ejad im-yivaled goy pa'am ejat ki-jalah gam-yaldah Tsiyon et-baneyha.

Ha'ani ashbir velo olid yomar Adonay im-ani hamolid ve'atsarti amar Elohayij.

Simju et-Yerushalayim vegilu vah kol-ohaveyha sisu itah masus kol-hamit'ablim aleyha.

Lema'an tinku ushovatem mishod tanjumeyha lema'an tamotsu vehit'anagtem miziz kevodah.

Ki-joh amar Adonay hineni noteh-eleyha kenahar shalom ujenajal shotef kevod goyim vinaktem al-tsad tinase'u ve'al-birkayim tesha'asha'u.

Ke'ish asher imo tenajamenu ken anoji anajemjem uviYerushalayim tenujamu.

Ure'item vesas libjem ve'atsmoteyjem kadeshe tifrajenah venod'ah yad-Adonay et-avadav veza'am et-oyevav.

Ki-hineh Adonay ba'esh yavo vejasufah markevotav lehashiv bejemah apo vega'arato belahavey-esh.

Ki va'esh Adonay nishpat uvejarbo et-kol-basar verabu jaleley Adonay.

Hamitkadshim vehamitaharim el-haganot ajar ajat batavej ojeley besar hajazir vehashekets veha'ajbar yajdav yasufu neum-Adonay.

Ve'anoji ma'aseyhem umajshevoteyjem ba'ah lekabets et-kol-hagoyim vehaleshonot uva'u vera'u et-kvodi.

Vesamti vahem ot veshilajti mehem pleytim el-hagoyim Tarshish Pul veLud moshjey Keshet Tuval veYavan haiyim harejokim asher lo-sham'u et-shim'i velo-ra'u et-kvodi vehigidu et-kvodi bagoyim.

Vehevi'u et-kol-ajeyjem mikol-hagoyim minjah l'Adonay basusim uvarejev uvatsabim uvapradim uvakirkarot al har kodshi Yerushalayim amar Adonay ka'asher yavi'u veney Yisra'el et-haminjah bijli tahor beyt Adonay.

Vegam-mehem ekaj lakohanim la-Levi'im amar Adonay.

Ki ja'asher hashamayim hajadashim veha'arets hajadashah asher ani oseh omdim lefanay neum-Adonay ken ya'amod zar'ajem veshimjem.

Vehayah midey-jodesh bejodsho umidey shabat beshabato yavo jol-basar lehishtajavot lefanay amar Adonay.

Veyats'u vera'u befigrey ha'anashim haposh'im bi ki tolatem lo tamut ve'isham lo tijbeh vehayu dera'on lejol-basar.

Vehayah midey-jodesh bejodsho umidey shabat beshabato yavo jol-basar lehishtajavot lefanay amar Adonay.




Baruj atáh Adonay, Eloheynu melej ha'olam, tsur kol-ha'olamim, tsádik bekol -jadorot, ha'El jane'emán, ha'omer ve'osej, jamedaber umekayem, shekol-devarav emet vatsédek.

Ne'eman, atah ju Adonay Eloheynu, vene'emanim devareyja, vedavar ejad midvareyja ajor lo-yashuv reykam, ki El mélej ne'emán verajamán atáh.

Baruj atáh Adonay, ha'El jane'emán bekol-devarav.   -Amén

Rajem al -Tsiyón, ki ji beyt jayeynu, vel'aluvat néfesh toshia bimjeraj veyameynu.

Baruj atáh Adonay, mesame'aj Tsiyón bevaneyj.

Samejenu, Adonay Eloheynu, be'Eliyahu janaví avdeja, uvmaljut beyt David meshijeja. Bimjeraj yavó veyagel libenu,

al kis'o lo yeshev zar, velo yinjalu od ajerim et kevodó, ki veshem kodshejá nishbatá lo, sheló yicbej neró le'olam va'ed.

Baruj atáh Adonay, magén David.

 

EN ESPAÑOL

Éxodo-  Capítulo 6: 2  al  9:35

 

¡Bendecid al Eterno, el Bendito!

Bendito es el Eterno, el Bendito para siempre.

Bendito seas Tu, oh Eterno nuestro Dios, Rey del universo que nos elegiste entre todos los pueblos y nos diste Tu Toráh, Bendito seas, oh Eterno, que nos concediste la Toráh.
 

Bendito seas, oh Eterno, que nos concediste la Toráh. AMEN  
 

 


Y habló Dios a Moisés y le dijo: Yo soy el Eterno,

y Yo a aparecí Abraham, a Isaac y a Jacob como El Shadday (Dios todopoderoso), pero con mi nombre, Eterno, no me di a conocer a ellos.

Y también establecí mi pacto con ellos, para darles la tierra de Canaán, la tierra de sus peregrinaciones, donde habían morado como extranjeros.

Y también he oído el gemido de los hijos de Israel, a quienes los egipcios tienen en servidumbre, y recordé mi pacto.

Por tanto di a los hijos de Israel: "Yo soy el Eterno y os sacaré de debajo de las cargas de los egipcios, y os libertaré de la servidumbre de ellos, y os redimiré con brazo extendido y con juicios grandes.

Y os tomaré por pueblo mío, y Yo seré vuestro Dios; y conoceréis que Yo soy el Eterno, vuestro Dios, que os sacó de debajo de las cargas de los egipcios.

Y os llevaré a la tierra acerca de la cual levanté mi mano Juré  que la daría a Abraham, a Isaac y a Jacob, y os la daré a vosotros en posesión. Yo soy el Eterno".

Y habló Moisés de esta manera a los hijos de Israel; mas ellos no escucharon a Moisés por impaciencia de espíritu, y a causa de la dura servidumbre.

Y habló el Eterno a Moisés, diciendo:

Entra, habla al Faraón, rey de Egipto, para que envíe a los hijos de Israel de su tierra.

Y hablo Moisés ante el Eterno, diciendo: He aquí que los hijos de Israel no me escucharon; ¿cómo pues me escuchará el Faraón, ya que soy de labios incircuncisos (pesados)?

Y el Eterno habló a Moisés y a Aarón, y les dio instrucciones para los hijos de Israel y para el Faraón, rey de Egipto, a fin de sacar a los hijos de Israel de la tierra de Egipto.


Estos son los cabezas de sus casas paternas: Los hijos de Rubén, el primogénito de Israel: Janoj y Pal-lu, Jetzrón y Karmí; estas son las familias de Rubén.

Y los hijos de Simón: Yemuel y Yamín y Ohad y Yajín y Tzójar y Shaul, hijo de la canaanita; estas son las familias de Simón.

Y estos son los nombres de los hijos de Leví, según sus generaciones: Guereshón y Kehat y Merarí. Y los años de la vida de Leví fueron ciento treinta y siete años.

Los hijos de Guereshón: Livní y Shimí, según sus familias.

Y los hijos de Kehat: Amramy Yitzhar y Jevrón y Uzziel. Y los años de la vida de Kehat fueron ciento treinta y tres años.

Y los hijos de Merarí: Majlí y Mushí. Estas son las familias de los levitas, según sus generaciones.

Y Amram tomó por mujer a Yojéved,  su tía; y ella le parió a Aarón y a Moisés. Y los años de la vida de Amram fueron ciento treinta y siete años.

Y los hijos de Yitzhar: Córaj y Jéfeg y Zijrí.

Y los hijos de Uzziel: Mishael y Eltzafán y Sitrí.

Y Aarón tomó para sí por mujer a Elisheva,  hija de Amminadav, hermana de Najshon, y ella le parió a Nadav y a Avihú, a Elazar y a Itamar.  

Y los hijos de Córaj: Assir y Elcaná y Aviasaf; estas son las familias de los korjitas.

Y Elazar, hijo de Aarón, tomó para sí por mujer a una de las hijas de Putiel, y ella le parió a Pinejás. Estas son las cabezas de las casas paternas de los levitas, según sus familias.

Estos son aquel Aarón y aquel Moisés a los cuales dijo el Eterno: Sacad a los hijos de Israel de la tierra de Egipto, según sus huestes.

Estos son los que hablaron al Faraón, rey de Egipto. Estos son aquel Moisés y aquel Aarón.

Esto fue así en el día en que el Eterno habló a Moisés en la tierra de Egipto.


Y el Eterno habló a Moisés diciendo: Yo soy el Eterno; habla al Faraón, rey de Egipto, todo lo que Yo te digo.

Y dijo Moisés en presencia del Eterno: He aquí que yo soy de labios incircuncisos, y ¿Cómo pues me ha de escuchar el Faraón?

Y el Eterno dijo a Moisés: Mira que te he constituido como justiciero para el Faraón; y Aarón, tu hermano, será tu profeta (intérprete).

Tú dirás todo lo que Yo te mandaré, y Aarón, tu hermano, lo dirá al Faraón, a fin de que envíe de su tierra a los hijos de Israel.

Mas Yo endureceré el corazón del Faraón y multiplicaré mis señales y mis maravillas en la tierra de Egipto;

y no os escuchará el Faraón y pondré mi mano sobre Egipto, y sacaré mis huestes, mi pueblo, los hijos de Israel, de la tierra de Egipto, con juicios grandes.

Y conocerán los egipcios que Yo soy el Eterno cuando extienda mi mano sobre Egipto y saque a los hijos de Israel de en medio de ellos.

E hicieron así Moisés y Aarón; como el Eterno les había ordenado así lo hicieron.

Y Moisés era de edad de ochenta años, y Aarón de ochenta y tres, cuando hablaron al Faraón.


Y habló el Eterno a Moisés y a Aarón, diciendo:

Cuando os hable el Faraón diciendo: "mostrad en favor vuestro un milagro", entonces dirás a Aarón: "Toma tu vara y échala delante del Faraón, y se tornará serpiente".

Y fueron Moisés y Aarón ante el Faraón, e hicieron así como había ordenado el Eterno; y arrojó Aarón su vara delante del Faraón y delante de sus siervos, y se transformó en serpiente.

Y llamó también el Faraón a los sabios y a los hechiceros, y ellos, los magos egipcios, hicieron también lo mismo con sus magias.

Y arrojaron cada cual su vara, las cuales se transformaron en serpientes, mas la vara de Aarón se tragó las varas de ellos.

Y se endureció el corazón del Faraón, de manera que no los escuchó, como había dicho el Eterno.

Y dijo el Eterno a Moisés: El corazón del Faraón está pesado y rehusa enviar al pueblo.

Ve pues al Faraón por la mañana; he aquí que él sale al agua, y tú ponte delante de él junto a la ribera del río, y tomarás en tu mano la vara que se había tornado serpiente,

y le dirás: El Eterno, Dios de los hebreos, me ha enviado a ti para decirte: "Deja ir a mi pueblo, a fin de que ellos me sirvan en el desierto; y he aquí que tú no has escuchado hasta ahora".

Así ha dicho el Eterno: En esto conocerás que Yo soy el Eterno: he aquí que con la vara que tengo en mi mano voy a golpear las aguas que están en el Nilo, y se convertirán en sangre.

Y los peces que están en el río morirán, y hederá el río, y se cansarán los egipcios por no poder beber agua del río".

Y el Eterno dijo a Moisés: Di a Aarón: "Toma tu vara y extiende tu mano sobre las aguas de Egipto, sobre sus ríos, sobre sus canales y sobre sus lagunas y sobre todos sus depósitos de aguas, para que se conviertan en sangre; y habrá sangre en toda la tierra de Egipto, tanto en los recipientes de piedra como de madera.

Y Moisés y Aarón hicieron así como les había ordenado el Eterno; y levantó la vara y golpeó las aguas que había en el río, a vista del Faraón y a vista de sus siervos, y se convirtieron todas las aguas del río en sangre.  

Y los peces que había en el río murieron; y hedió el río, y no podían los egipcios beber agua del río, de manera que hubo sangre en toda la tierra de Egipto.

E hicieron de la misma manera los magos de Egipto con sus magias; y se endureció el corazón del Faraón, de modo que no los escucho, como lo había dicho el Eterno.

Y el Faraón se volvió y se fue a su casa; y no dio importancia ni aun a esto en su corazón.

Y cavaron todos los egipcios alrededor del Nilo por agua de beber, porque no podían beber de las aguas del río.

Y se cumplieron siete días después de que hirió el Eterno al Nilo.

Y dijo el Eterno a Moisés: Ve al Faraón y dile: "Así ha dicho el Eterno: Deja ir a mi pueblo, para que ellos me sirvan.

Y si tú rehusas dejarle ir, he aquí que voy a herir a todos tus confines con ranas. 

Y el río criara ranas que subirán y entrarán en tu casa y en tu cámara de dormir y sobre tu cama, y en la casa de tus siervos y entre tu pueblo, y en tushornos y en tus restos de provisiones. 

Y sobre ti y sobre tu pueblo y sobre tus siervos subirán las ranas'".

Y dijo el Eterno a Moisés: Di a Aarón; extiende tu mano con tu vara sobre los ríos, sobre los canales y sobre las lagunas, y haz subir las ranas sobre la tierra de Egipto.

Y extendió Aarón su mano sobre las aguas de Egipto y subieron las ranas y cubrieron la tierra de Egipto.

Y los magos hicieron lo mismo con sus magias, e hicieron subir las ranas sobre la tierra de Egipto.

Y llamó el Faraón a Moisés y a Aarón, y dijo: Rogad al Eterno que aparte las ranas de mí y de mi pueblo, y yo enviaré al pueblo para que ofrezca sacrificios al Eterno.

Y dijo Moisés al Faraón: Pide gloriosamente (libremente) cuándo he de hacer oración por ti y por tus siervos y por tu pueblo, a fin de aniquilar las ranas de ti y de tus casas, y que queden solamente en el Nilo.

Y él dijo: "para mañana", a lo cual dijo Moisés: Sea conforme a tu palabra, para que sepas que no hay otro como el Eterno, nuestro Dios.


Y las ranas se apartarán de ti y de tus casas y de tus siervos y de tu pueblo, y solamente en el Nilo quedarán.

Y Moisés y Aarón salieron de junto al Faraón; y clamó Moisés al Eterno en relación a las ranas que había traído sobre el Faraón.

E hizo el Eterno conforme a la palabra de Moisés, de manera que murieron las ranas de las casas y de los patios y de los campos.

Y las juntaron en montones y montones, y apestó la tierra.

Y vio el Faraón que hubo descanso, y endureció su corazón y no les escuchó, como lo había dicho el Eterno.

Y dijo el Eterno a Moisés: Di a Aarón: "Extiende tu vara y hiere el polvo de la tierra, para que se vuelva piojos por toda la tierra de Egipto".

E hicieron así ; y extendió Aarón su mano con su vara e hirió el polvo de la tierra, el cual se volvió piojos en hombres y en bestias; todo el polvo de la tierra se convirtió en piojos en todo el país de Egipto.
 

E hicieron de la misma manera los magos con sus magias, para producir piojos, mas no pudieron. Había pues piojos en los hombres y en las bestias.

Y dijeron los magos al Faraón: "Dedo de Dios es este". Mas se endureció el corazón del Faraón y no los escuchó, como lo había dicho el Eterno.

Y dijo el Eterno a Moisés: Levántate temprano en la mañana y ponte delante del Faraón; he aquí que el saldar a las aguas y tu le dirás: Así ha dicho el Eterno: "Deja ir a mi pueblo para que ellos me sirvan.

Porque si tu no dejas ir a mi pueblo, he aquí que voy a enviar sobre ti y sobre tus siervos y sobre tu pueblo y sobre tus casas, mezcla de animales dañinos,  y se llenaran las casas de los egipcios de mezcla de animales dañinos, y también el suelo donde se encuentran.

Y haré distinción en aquel día de la tierra de Goshen, en donde mi pueblo está, para que no haya allí mezcla de animales dañinos, a fin de que sepas que Yo soy el Eterno en medio de la tierra.


Y pondré una separación entre mi pueblo y tu pueblo; mañana será esta señal".

Y el Eterno lo hizo así, y entraron enjambres de animales dañinos en la. casa del Faraón y en las casas de sus siervos y en todo el país de Egipto, y se corrompió la tierra por la mezcla de animales dañinos.

Y llamo el Faraón a Moisés y a Aarón y les dijo: Id, ofreced sacrificios a vuestro Dios en el país.

y Moisés dijo: No es justo que lo hagamos así, porque lo que abominan (adoran) los egipcios es lo que hemos de sacrificar al Eterno, nuestro Dios. He aquí que si santificáramos lo que abominan (adoran) los egipcios ante sus mismos ojos, ellos no dejarían

Iremos camino de tres idas en el desierto, y ofreceremos sacrificios al Eterno, nuestro Dios, según El nos diga.

Y dijo el Faraón: Yo os enviare y ofreceréis sacrificios al Eterno, vuestro Dios, en el desierto; solamente no vayáis muy lejos; rogad por mi.

Dijo Moisés: He aquí que voy a salir de tu presencia, y rogare al Eterno, y la mezcla de animales dañinos se alejara mañana del Faraón y de sus siervos y de su pueblo; mas no vuelva el Faraón a burlarse no dejandoir al pueblo para que ofrezca sacrificios

Y Moisés salió de la presencia del Faraón y rogó al Eterno.

E hizo el Eterno conforme a la palabra de Moisés, y quitó los enjambres de animales dañinos del Faraón y de sus siervos y de su pueblo; no quedó ni uno.

Y el Faraón endureció su corazón esta vez también, y no dejó ir al pueblo.

Y dijo el Eterno a Moisés: Ve al Faraón y dile: "Así ha dicho el Eterno, el Dios de los hebreos: Deja ir a mi pueblo para que ellos me sirvan,

porque si rehusas dejarles ir y todavía los retienes

he aquí que la mano del Eterno caerá sobre tu ganado que está en el campo, los caballos, los asnos, los camellos, el ganado mayor y el ganado menor, con epidemia muy grave.  

Y hará el Eterno distinción entre el ganado de Israel y el ganado de los egipcios, y no morirá nada de todo lo que sea de los hijos de Israel.

Y el Eterno puso plazo, diciendo: Mañana el Eterno hará esto en el país".

E hizo el Eterno aquello al día siguiente, de manera que murió todo el ganado de los egipcios; mas del ganado de los hijos de Israel no murió ni uno.

Y mandó a ver el Faraón, y he aquí que no había muerto del ganado de los hijos de Israel ni uno. Pero se endureció el corazón del Faraón y no dejó ir al pueblo.

Y el Eterno dijo a Moisés y a Aarón: Tomad vosotros el contenido de vuestros puños llenos de hollín de horno, y lo arrojará Moisés hacia el cielo, a vista del Faraón,

y se convertirá en polvo menudo sobre toda la tierra de Egipto, de lo cual resultará sarna que brotará en pústulas, así en los hombres como en las bestias, por toda la tierra de Egipto.

Y ellos tomaron hollín del horno y se pusieron delante del Faraón, y Moisés lo tiró hacia el cielo; y hubo sarna que brotaba en pústulas, así en los hombres como en las bestias.

Y no pudieron los magos presentarse delante de Moisés a causa de la sarna, porque había sarna en los magos y en todos los egipcios.

Y el Eterno endureció el corazón del Faraón de modo que no les escuchó, como el Eterno lo había dicho a Moisés.

Y dijo el Eterno a Moisés: Levántate temprano en la mañana y ponte delante del Faraón y dile: "Así ha dicho el Eterno, el Dios de los hebreos: Deja ir a mi pueblo, para que ellos me sirvan,

porque esta vez Yo voy a enviar todas mis plagas a tu corazón y a tus siervos y a tu pueblo, para que sepas que no hay como Yo en toda la tierra;

porque ahora, si Yo hubiera extendido mi mano para herirte a ti y a tu pueblo con peste, habrías sido exterminado de la tierra.

Mas Yo te he mantenido de pie para esto mismo, para hacerte ver mi poder, y para que sea proclamado mi nombre en toda la tierra.


Todavía te empecinas contra mi pueblo para no dejarlo ir.

Pues he aquí que el día de mañana, como a esta hora, haré llover granizo muy gravemente, cual nunca habrá habido otro como éste en Egipto, desde el día en que se fundó hasta ahora.

Ahora pues, envía y haz que se junte tu ganado y todo lo que tienes en el campo porque sobre todos los hombres y animales que se encuentren en el campo y que no sean recogidos en su morada, caerá el granizo sobre ellos y morirán".

Aquél de entre los siervos del Faraón que temió la palabra del Eterno, hizo que sus siervos y su ganado huyesen a las casas;

y aquél que no hizo caso de la palabra del Eterno, dejó a sus siervos y a su ganado en el campo.

Y dijo el Eterno a Moisés: Extiende tu mano al cielo para que haya granizo sobre toda la tierra de Egipto, sobre el hombre y sobre la bestia y sobre toda la hierba del campo en la tierra de Egipto.

Y extendió Moisés su vara hacia el cielo y el Eterno envió truenos y granizo, y fuego cayó sobre la tierra; y el Eterno hizo llover granizo sobre la tierra de Egipto.

Y hubo granizo y se encendía fuego en medio del granizo,  muy gravemente, cual nunca había habido en toda la tierra de Egipto desde que fue nación.

Y el granizo hirió en toda la tierra de Egipto , todo cuanto había en el campo, desde el hombre hasta la bestia; el granizo hirió también toda la hierba del campo, y quebró todo árbol del campo.

Solamente en la tierra de Góshen,  donde estaban los hijos de Israel, no hubo granizo.

Y el Faraón envió y llamó a Moisés y a Aarón y les dijo: He pecado esta vez ; el Eterno es el justo, y yo y mi pueblo somos los malvados.

Suplicad al Eterno y cesen ya los terribles truenos y el granizo, y yo os dejaré ir y no os detendréis más.
Hatiru el-Adonay verav miheyot kolot Elohim

Y Moisés le dijo: Cuando yo salga de la ciudad  extenderé mis palmas hacia el Eterno, y los truenos cesarán y no habrá más granizo; para que sepas que del Eterno es la tierra.

Mas en cuanto a ti y a tus siervos, yo sé que no teméis todavía al Eterno Dios.

Y el lino y la cebada  fueron heridos, porque la cebada estaba en espiga, y el lino en flor.

Mas el trigo y el centeno no fueron heridos, porque maduran tarde.  


Y salió moisés de la presencia del Faraón fuera de la ciudad, y extendió sus palmas hacia el Eterno y cesaron los truenos y el granizo, y la lluvia no se derramó sobre la tierra.

Y cuando vio el Faraón que habían cesado la lluvia y el granizo y los truenos, volvió a pecar y endureció su corazón, así él como sus siervos.

Y se endureció el corazón del Faraón y no dejó ir a los hijos de Israel, como el Eterno lo había dicho por medio de Moisés.

 

 

Bendito seas Tu oh Eterno nuestro Dios, Rey del Universo que nos diste (Tu Torah), la Toráh de la Verdad, e implantaste en nosotros la Vida Eterna.

Bendito seas, oh Eterno, que nos concediste la Toráh. (TODOS DICEN AMEN)

 

LECTURA DE LA HAFTARÁ  

Isaías 66:1-25

 

Bendito seas Tú, Eterno Dios nuestro y Rey del Universo, que escogiste buenos profetas y te complaciste en sus palabras, que fueron enunciadas con verdad.  
 

Bendito seas Tú, Eterno, que escogiste la Toráh, a Moisés Tu siervo, a Tu pueblo Israel y a profetas de la verdad y y de la rectitud.

 

 

Así dice el Eterno: El cielo es mi trono, y la tierra el escabel de mis pies. ¿Cuál sería la casa que habríais de edificar para Mí, y cuál sería el lugar de mi descanso?
 

Mi mano también hizo todas estas cosas, y así existen todas ellas, dice el Eterno; aunque habito en las alturas, hacia éste miraré: a aquél que es pobre y abatido de espíritu, y que tiembla ante mi palabra.
 

El perverso que inmola un toro para ofrecérmelo como sacrificio, es para Mí como el que hiere a un hombre; si sacrifica un cordero, es cosa abominable para Mí, como el que quiebra la cerviz de un perro; si presenta ofrenda vegetal, es como el que asperja en sacrificio sangre de puerco; si quema incienso, es como el que presenta algo desagradable. Así como ellos han escogido sus propios caminos y sus almas se complacen en sus abominaciones,

de igual manera Yo también escogeré burlarme de ellos, y haré venir sobre ellos lo que temen; porque llamé y no hubo quien respondiese, hablé y no escucharon, sino que hicieron lo que es malo a mis ojos y escogieron aquello en que no me complacía.
 

¡Oíd la palabra del Eterno, los que tembláis ante su palabra! Vuestros hermanos que os odian y que os echan fuera, dicen: "A causa de la grandeza de nuestro nombre, el Eterno será glorificado". No será así, dice el profeta; todos nosotros veremos vuestra gloria, y los que así piensan serán avergonzados.

¡Voz de alboroto (que procede) de la ciudad! ¡Voz (que proviene) del Templo! ¡Voz del Eterno, que da su merecido a sus enemigos!
 

Antes de que estuviese de parto, dio a luz (Sión); antes de que le vinieran los dolores, produjo un hijo varón.

¿Quién oyó jamás tal cosa? ¿Quién vio cosas semejantes? ¿Pueden venir dolores a una parturienta en un solo día para dar a luz la gente suficiente con que llenar la tierra? ¿Nacerá una nación de una vez? Pues luego que Sión estuvo de parto, parió de una sola vez a sus hijos (viniendo todos de la Diáspora a Sión).
 

¿Acaso haría Yo llegar a una mujer al punto de dar a luz y no hacerla parir? (¿iniciaría Yo una cosa y no la terminaría?), dice el Dios tuyo.
 

iRegocijáos con Jerusalem y gloriáos por medio de ella todos los que la amáis! ¡Alegráos con ella hasta el alborozo todos los que os enlutasteis por ella,
 

para que maméis y os saciéis del pecho de sus consolaciones, para que sorbáis y os deleitéis con el alvéolo de miel de su gloria!

Porque así dice el Eterno: He aquí que Yo haré pasar sobre ella la paz como un río, y como un torrente inundador la gloria de las naciones; y mamaréis y gozaréis de ella, y seréis llevados en brazos, y sobre las rodillas seréis acariciados.

Como alguno a quien su madre consuela, así os consolaré Yo a vosotros, y en Jerusalem seréis consolados.
 

Entonces, al ver esto, vuestro corazón se regocijará, y vuestros huesos florecerán como la hierba, y será manifestada la mano del Eterno en favor de sus siervos, y El se indignará contra sus enemigos.
 

Pues he aquí que el Eterno con fuego vendrá, y como torbellino sus carros de guerra; para retribuir su ira con furor, y su reprensión con llamas de fuego.
 

Porque con fuego el Eterno entrará en juicio, y con su espada para con toda criatura; y serán muchos los que serán muertos por el Eterno.

Los que se unen y se purifican para entrar a los jardines donde se encuentra el ídolo, grupo tras grupo, a fin de servirle; los que ¡comen de la carne del puerco y de los reptiles y del ratón, serán destruídos juntamente, dice el Eterno.
 

Porque Yo (conozco) sus obras y pensamientos, viene el tiempo en que juntaré todas las naciones y las lenguas, las cuales vendrán y verán mi gloria.
 

Y pondré enmedio de ellas una señal; y enviaré los escapados de ellas a las naciones, a Tarsís, a Pul y a Lud, cuyos pueblos saben manejar el arco, a Tubal y a Javán, y a los moradores de las islas lejanas que no han oído mi fama ni han visto mi gloria; y ellos anunciarán mi gloria entre las naciones.

Y traerán a todos vuestros hermanos de entre todas las naciones, como presente al Eterno, en caballos y en carros y en vehículos cubiertos y en mulos, con danzas, a mi santo monte, a J erusalem, dice el Eterno, como traen los hijos de Israel la ofrenda, en vaso puro, a la Casa del Eterno.
 

Y también de ellos tomaré algunos para (servir a) los sacerdotes y a los levitas, dice el Eterno.

Porque así como los nuevos cielos y la nueva tierra que voy a hacer, permanecerán delante de Mí, dice el Eterno, así también permanecerá vuestra posteridad y vuestro nombre.
 

Y sucederá que en cada luna nueva y en cada sábado, vendrá toda criatura para postrarse ante Mí en el Santuario, dice el Eterno.
 

Estos saldrán y mirarán los cadáveres de los hombres que se rebelaron contra Mí; pues su gusano no morirá, y su fuego (infernal) no se apagará; y serán objeto de desprecio para toda criatura.

Y sucederá que en cada luna nueva y en cada sábado, vendrá toda criatura para postrarse ante Mí en el Santuario, dice el Eterno.
 

 

Bendito seas Tú, Eterno, Dios nuestro y Rey del Universo, fuerte de todos los mundos, justo en todas las generaciones; Dios fiel, que dice y obra, que promete y cumple, cuyas palabras son verdad y justicia.

Fiel eres Tú, Eterno, Dios nuestro, y tus promesas son merecedoras de fe; ninguna de Tus palabras dejará de cumplirse, porque Tú eres Dios y Rey fiel (y piadoso).
 

Bendito seas Tú, Eterno, Dios fiel en todas tus palabras. -Amen
 

Ten piedad de Sión, pues es el hogar de nuestra vida, y salva a esa ciudad afligida de espíritu, pronto y en nuestros días.
 

Bendito seas Tú, Eterno, que alegras a Sión en sus hijos.
 

Alégranos, oh Eterno, Dios nuestro, con la llegada de Elías, tu profeta y servidor, y con el reinado de David tu ungido. Llegue pronto su advenimiento y haga regocijar nuestros corazones.
 

No permitas que extraños se sienten en su trono, ni que otros hereden de su gloria, pues por tu santo nombre le juraste que su luz jamás se extinguirá.
 

Bendito seas Tú, Eterno, Escudo de David.
 

 

NOTAS EXPLICATORIAS:

 

RESUMEN DE LA PARASHÁ
 

Dios le dice a Moshé que le diga al Pueblo Judío que El los va a sacar de Egipto, pero ellos no escuchan. Dios ordena a Moshé ir a Paró y pedirle que libere al Pueblo Judío. Aunque Aarón le muestra a Paró una señal, convirtiendo su bastón en una serpiente, los magos de Paró duplican esta señal, alentando a Paró a rechazar el pedido.

Dios castiga a los egipcios mandándoles plagas de sangre y ranas, pero los magos copian el milagro en una escala menor, alentando otra vez a Paró a no concederle a Moshé su petición. Sin embargo, después de la plaga de los piojos, hasta los magos de Paró aceptan que sólo el Unico, verdadero Dios puede hacer estos milagros. Sólo los egipcios, y no los judíos en Goshen, sufrieron durante las plagas. El ataque continúa con animales salvajes, pestilencia y lluvia de hielo y fuego. A pesar del ofrecimiento de Moshé de parar las plagas si Paró deja que el Pueblo Judío se vaya de Egipto, Paró continúa con un corazón endurecido, y se niega a liberarlos.

 

Versos 6:6-7 "Y Yo os redimiré con brazo extendido y grandes juicios. Y Yo os tomaré para Mí por pueblo y será para vosotros un Dios"  

El mundo fue creado con diez frases. (Que haya luz... ). En Egipto hubo diez plagas. Y en el Sinaí se entregaron los diez Mandamientos. ¿Cuál es la conexión que existe entre estos tres "diez"?

Lo que ocurre, en realidad, es que las diez plagas fueron las que transformaron a las diez frases en los diez mandamientos.

Antes de las diez plagas, el mundo de la naturaleza, que fue creado con las diez frases, ocultaba la presencia del Creador. Cabía la posibilidad de no advertir la mano del Creador Divino, y pensar que la naturaleza carecía de guía.

Las diez plagas afectaron al mundo entero. Con semejantes anormalidades en la naturaleza, se hizo evidente la existencia de un Ser que dirigía y supervisaba hasta el más mínimo detalle de la realidad.

Y fue esa revelación, que Hashem cambia la naturaleza según Su voluntad, la que abrió el camino a la posibilidad de la revelación del Propio Hashem en el Sinaí, y la entrega de los diez Mandamientos.

En otras palabras, a través de los "grandes juicios", las diez plagas que alteraron las "leyes de la naturaleza", se hizo realidad la posibilidad de "os tomaré para Mí por pueblo", con la entrega de los Diez Mandamientos en el Sinaí.

(Jidushei ha Rim en Maianá shel Torá)

 

 

Verso 6:7 "Y os tomaré para Mí por pueblo y Yo seré un Dios para vosotros"

No hay nadie que sea capaz de conocer a Dios. No hay concepto que logre definirlo. No hay imaginación que pueda comenzar a describirlo.

El pueblo judío alcanza un reconocimiento de lo Divino únicamente a través de la luz de la Torá y las mitzvot. Pues "Hashem y la Torá son uno solo". En arameo, Torá se dice "Oraita", y "or" significa "luz". La Torá es, por así decirlo, la luz que "ilumina a Dios" Por eso, únicamente a través de "Os tomaré para Mí por pueblo", vale decir, la entrega de la Torá en el Sinaí, fue posible "Seré para vosotros un Dios": que el pueblo judío pudiera tener un "encuentro cercano" con la Divinidad.

(Adaptado de Kedushat Levi en Maianá shel Torá)

 

 

"Verso 7:12...y la vara de Aarón se tragó las varas de ellos"

"No se deje engañar por falsas imitaciones"

Cuando la vara de Aarón se tragó las varas de los brujos egipcios enfrente del rey, a nadie le quedaron dudas de cuál era el original y cuál era la copia. La historia judía se vio plagada de otros movimientos que afirmaban ser "el verdadero judaísmo". Sin lugar a dudas, el que tuvo más éxito fue el cristianismo, pero hubo muchos otros que también trataron de llevar la bandera del "judaísmo auténtico". Hay algunos que rompen con el judaísmo normativo y se cambian el nombre, y hay otros que usurpan la autoridad de los sabios de la Torá, y a sus creencias también las llaman "judaísmo".

Durante el Imperio Otomano, los karaítas trataron de obtener el reconocimiento de la gente de ser los unicos que practicaban el "judaísmo auténtico". Se acercaron al sultán, para que los reconocieran como el legítimo "Pueblo de Israel", y al mismo tiempo desenmascararan al pueblo judío de la Torá, acusándolo de "fraude". El sultán convocó a un rabino y a un representante de los karaítas, a que comparecieran delante de él en el palacio real. Tras prestar oídos a ambas demandas, decidiría cuál de los dos era el auténtico "pueblo del libro".

Por supuesto, tal como dicta la costumbre de los países orientales, tanto el karaíta como el rabino debían quitarse los zapatos antes de presentarse ante el sultán. El karaíta se quitó los zapatos y los dejó en la entrada del salón del rey. El rabino también se quitó los zapatos, pero él los levantó y los llevó a su audiencia con el sultán.

El sultán se sorprendió muchísimo ante la extraña imagen del rabino sosteniendo el par de zapatos, y exigió una explicación.

El rabino le dijo: "Su Majestad, tal como sabrá, cuando el Santo Bendito Sea, apareció ante nuestro maestro Moisés, la paz sea sobre él, junto al arbusto ardiente, Dios le dijo a Moisés: "Quítate los zapatos de los pies".

Y prosiguió: "Tenemos la tradición de que mientras Moisés estaba hablando con Dios, vino un karaíta y le robó los zapatos.

Por eso, ahora, cada vez que estamos en compañía de un karaíta, no dejamos los zapatos en cualquier lado"

El karaíta se dirigió al rabino, exclamando: "¡Qué tontería! Todo el mundo sabe que en la época de Moshe, no había karaítas!"

El rabino dejó que penetraran las palabras del karaíta, y luego agregó, en tono bajo: "Su Majestad, no creo que haya falta decir más..."

No se deje engañar por falsas imitaciones...

(Oído de boca de Rabí Zev Leff)

 

Verso 9:14 "Pues esta vez, enviaré todas Mis plagas..."

La Torá se refiere en este caso a la plaga del granizo. Pero ¿cómo una plaga de granizo puede considerarse "todas Mis plagas"?

Hashem tiene tres clases de emisarios para exigir pago a aquéllos que violan Su voluntad: el fuego, el viento y el agua.

Sodoma fue castigada con el fuego. En la época de Noaj, el mundo recibió un diluvio de agua. Y la generación que construyó la Torre de Babel fue dispersada por el viento a los cuatro confines de la tierra.

Los egipcios fueron castigados con cuatro tipos de emisarios: la sangre y las ranas en el agua, las langostas en el viento, tal como dice "Y Hashem hizo que soplara un viento del este". La plaga de la sarna se encontraba al mando de los emisarios del fuego, tal como dice: "tomad para vosotros puñados de hollín de horno..."

Sin embargo, hubo una plaga que combinó a los tres elementos: la plaga del granizo. El granizo en sí es agua. Cada piedra del granizo contenía fuego. Y el granizo iba acompañado de truenos: "Y Hashem envió truenos y granizo". Los truenos pertenecen al dominio del viento.

Ahora se entiende por qué la plaga del granizo era equivalente a "todas Mis plagas".

(El Gaón de Vilna)

Verso 6:8


 

Y os llevaré a la tierra acerca de la cual levanté mi mano Juré  que la daría a Abraham, a Isaac y a Jacob, y os la daré a vosotros en posesión. Yo soy el Eterno".

Juré
   Antiguamente se hacía un juramento solemne levantando la mano derecha. Abraham levantó la mano para jurar que no se aprovecharía de nada que no le perteneciese (Génesis 14, 22). Dios, empleando en la Torah el lenguaje de los hombres, dijo también:
 Nasati et yadt (levanté mi mano), lo que quiere decir juré.

 

Verso 6:23


 

Y Aarón tomó para sí por mujer a Elisheva,  hija de Amminadav, hermana de Najshon, y ella le parió a Nadav y a Avihú, a Elazar y a Itamar. 

Elisheva
   La Septuaginta traduce este nombre por Elisabeth.

Itamar
   Fueron nombrados aquí los hijos de Aarón y no los de Moisés, por el cargo importante que aquéllos desempeñaron más tarde.

 

Verso 6:30


 

Y dijo Moisés en presencia del Eterno: He aquí que yo soy de labios incircuncisos, y ¿Cómo pues me ha de escuchar el Faraón?

Labios incircuncisos
   El Midrash cuenta cómo le sobrevino este defecto. "Cuando Moisés tenía tres años, se sentó un día sobre las piernas del Faraón, le quitó la corona y se la puso en su cabeza. El Faraón tenía entonces tres grandes consejeros: Job, Bilam y Yitró. Tomando conocimiento del gesto del niño, Bilam aconsejó al rey que lo matara, pero Yitró dijo que esto no significaba un mal augurio y que no pasaba de ser una travesura infantil. Trajeron entonces un plato que contenía una moneda de oro y un carbón en brasa, con el fin de verificar si el niño actuaba con raciocinio. El pequeño quiso entonces poner la mano en el oro, pero el ángel Gabriel le empujó la mano y el niño tomó la brasa y se la puso en la boca. Por eso es por lo que Moisés quedó pesado de boca y pesado de lengua" (Shemot Rabá 1, 3l).

Verso 7:20

 

Y Moisés y Aarón hicieron así como les había ordenado el Eterno; y levantó la vara y golpeó las aguas que había en el río, a vista del Faraón y a vista de sus siervos, y se convirtieron todas las aguas del río en sangre. 

En sangre
  Aquí comienza el relato de las diez famosas plagas con las cuales Dios castigó a los egipcios. Según el Midrash, cada plaga correspondió al castigo por el trato que los israelitas sufrieron de sus esclavizadores. El Talmud (Sanhedrín 96:) dice que la ley divina, midda kenégued middá (medida por medida- la persona recibe el castigo y la recompensa de lo que hace), imperará siempre en el mundo. Estos acontecimientos son, a veces, visibles y comprobados por los hombres; otras veces quedan ocultos. Pero no debemos dudar de la justicia de Dios, aun cuando las cosas parezcan irrazonables e incomprensibles para nuestra mente (Icar Toséfet Yom Tov, sobre Avot 2, 6).El sabio Hilel, viendo un cráneo flotando en el río, dijo: "Porque ahogaste a otros fuiste ahogado, y los que te ahogaron vendrán al final a ser ahogados" (Avot 2, 6).

Verso 7:24


 

Y cavaron todos los egipcios alrededor del Nilo por agua de beber, porque no podían beber de las aguas del río.

De las aguas
  Muchos sabios y escritores profanos atribuyen el origen de las diez plagas a fenómenos de la propia naturaleza; esto sucede porque el conocimiento humano de las cosas divinas es insignificante. Pocos son los que se dan cuenta de que quitando a estos fenómenos su carácter milagroso, la cosa resulta aún más misteriosa. Cuando las aguas se convirtieron en sangre, según dice la leyenda, no hubo en todo Egipto agua para aplacar la sed de sus habitantes. Solamente cuando los hebreos recogían agua en sus vasijas, ésta aparecía clara y límpida. Los egipcios les quitaban los odres de las manos, pero apenas la tocaban, el agua se transformaba en sangre, y la parte donde los hebreos bebían permanecía como era. Esta primera plaga tuvo lugar (middá kenégued middá, ver comentario anterior) porque los egipcios obligaron a sus esclavos a cargar agua para ellos.

Verso 8:13

 

E hicieron así ; y extendió Aarón su mano con su vara e hirió el polvo de la tierra, el cual se volvió piojos en hombres y en bestias; todo el polvo de la tierra se convirtió en piojos en todo el país de Egipto. 

Piojos
   En la segunda plaga hubo ranas  que se multiplicaban en el Nilo e invadían las casas. Esto fue porque los egipcios obligaban a los hebreos a pescar para ellos.

Verso 8:17


 

Porque si tu no dejas ir a mi pueblo, he aquí que voy a enviar sobre ti y sobre tus siervos y sobre tu pueblo y sobre tus casas, mezcla de animales dañinos,  y se llenaran las casas de los egipcios de mezcla de animales dañinos, y también el suelo donde se encuentran.

Animales dañinos
   La tercera plaga fue la del polvo que se convertía en piojos y en pequeños insectos que picaban a los egipcios, lastimando sus cuerpos. Estos ordenaban a los hebreos que sacaran todo el polvo de las casas, patios y calles. El Baal Haturim dice que la causa de que hubiese piojos fue porque los egipcios prohibían a los hebreos que se lavaran y bañaran (versículo 12). Después Dios envío arov, que significa mezcla de animales dañinos, que entraban en las ciudades y mordían a los habitantes, porque los egipcios mandaron a los hebreos a cazar animales exponiéndoles al peligro de ser comidos o mordidos por estos.Rashi explica la palabra arov como animales dañinos, serpientes y escorpiones conjuntamente. Y el Rishbam traduce esta palabra como una especie de lobos.

Verso 8:28

 

Y el Faraón endureció su corazón esta vez también, y no dejó ir al pueblo.

Endureció su corazón
  Vemos que el Faraón parecía dispuesto a enmendarse cada vez que se encontraba en aprietos; pero pasada la plaga, volvía a su actitud inicial. El Midrash (Shemot Rabá 10, 6) dice que ésta es la costumbre de los impíos. Siempre que el rey Nabucodonosor se hallaba en angustia, loaba al Dios de los cielos, y en cuanto estaba bien, olvidaba y atribuía el poder a sí mismo (Daniel,4). Generalmente es así el ser humano. Cuando llega el castigo de Dios, confiesa haber pecado, se arrepiente y se muestra dispuesto a reparar su falta; pero una vez pasada la tormenta olvida sus promesas. Si no se arrepiente de verdad y no repara siempre que le sea posible el mal cometido, el castigo de Dios se presenta tarde o temprano en el curso de la vida.

Verso 9:3

 

he aquí que la mano del Eterno caerá sobre tu ganado que está en el campo, los caballos, los asnos, los camellos, el ganado mayor y el ganado menor, con epidemia muy grave. 

Epidemia muy  grave
   La quinta plaga fue la peste que mataba a los animales domésticos, como castigo por haber enviado los egipcios a los hebreos a lugares lejanos para apacentar sus ovejas, con el fin de separarlos de sus familias.

Verso 9:11

 

Y no pudieron los magos presentarse delante de Moisés a causa de la sarna, porque había sarna en los magos y entodos los egipcios.

Todos los egipcios
   La sarna fue la sexta plaga, que hacía sufrir a personas y animales, por haber obligado a los hebreos a construir casas de baños y bañar los cuerpos de los egipcios.

Verso 9:19

 

Ahora pues, envía y haz que se junte tu ganado y todo lo que tienes en el campo porque sobre todos los hombres y animales que se encuentren en el campo y que no sean recogidos en su morada, caerá el granizo sobre ellos ymorirán".

Morirán
   Dios, en su misericordia por las personas y los animales, advirtió que se protegieran a fin de salvarlos de la muerte.

Verso 9:22

 

Y dijo el Eterno a Moisés: Extiende tu mano al cielo para que haya granizo sobre toda la tierra de Egipto, sobre el hombre y sobre la bestia y sobre toda la hierba del campo en la tierra de Egipto.

La bestia
   Para los que no tomaron en cuenta la advertencia de Dios.

La tierra de Egipto
  Dios fustigó los campos de Egipto con lluvia de piedras (granizo), porque los egipcios obligaron a los hebreos a labrar la tierra.

Verso 9:24


 

Y hubo granizo y se encendía fuego en medio del granizo, muy gravemente, cual nunca había habido en toda la tierra de Egipto desde que fue nación.

Del granizo
   "Y hubo granizo y se encendía fuego en medio del granizo" (verso 24). Los rabinos Yehudá y Nejemiá decían: "El fuego se veía como se ven los granos rojos a través de la pulpa transparente de una granada, o como la mecha encendida de una lámpara de aceite, donde parece que la llama y el líquido están mezclados". Los dos elementos opuestos, el agua y el fuego, se conciliaron a fin de dar lugar al milagro.

Verso 9:25


 

Y el granizo hirió en toda la tierra de Egipto , todo cuanto había en el campo, desde el hombre hasta la bestia; el granizo hirió también toda la hierba del campo, y quebró todo árbol del campo.

Toda la tierra de Egipto
   La mayor parte.

Verso 9:26


 

Solamente en la tierra de Góshen,  donde estaban los hijos de Israel, no hubo granizo.

Goshén
   Ninguna plaga atacó la tierra de Góshen, lugar donde habitaban los hijos de Israel.

Verso 9:29


 

Y Moisés le dijo: Cuando yo salga de la ciudad  extenderémis palmas hacia el Eterno, y los truenos cesarán y no habrá más granizo; para que sepas que del Eterno es la tierra.

Salga de la ciudad
   Que está impura por la idolatría.

Mis palmas hacia el Eterno
   En señal de oración.

Del Eterno es la tierra
   Que el Eterno es el Gobernador de la tierra.

Verso 9:31


 

Y el lino y la cebada  fueron heridos, porque la cebada estaba en espiga, y el lino en flor.

La Cebada
  Estos dos productos eran muy importantes para la economía de Egipto.

Verso 9:32

 

Mas el trigo y el centeno no fueron heridos, porque maduran tarde. 

Maduran tarde
  Al estar estas plantas tiernas aún, eran más flexibles, resistiendo por ello a la acción destructora del granizo.

 

Comentarios a la Haftará

 

Así como la Parashá describe la caída de Egipto en la época de Moshe Rabenu, la Haftará trata de la desaparición del Egipto de la época del profeta Yejezkel.

Como el Faraón de los tiempos bíblicos, el Faraón de la Haftará también se proclamaba a sí mismo un dios que creó el Nilo.

Sin embargo, Egipto será conquistado por Nevujadnetzar, rey de Babilonia, y cuando ambos imperios yazcan en ruinas, Israel resurgirá sana y salva, para reunirse nuevamente con Hashem.


"Que dijo 'Mío es el río y yo me he hice a mí mismo" (29:3)

Usted es granjero. Mira el cielo. ¿Va a llover? ¿Podrá alimentar a su familia?

Cuando uno depende de la lluvia, para que riegue los cultivos, uno se da cuenta de la gratitud que Le debe a Dios. En Egipto casi no llueve. El Nilo se eleva y se desborda todos los años en la misma época. El Nilo riega los campos de Egipto, como en forma automática.

Por eso, los egipcios negaban que hubiera un Poder que supervisara todas las cosas. Pues el rocío del cielo es el símbolo y la señal de que el poder de Hashem es el que maneja el mundo.

Y no sólo eso, sino que transformaron al propio río en un dios, tal como dijo el Faraón: "Mío es el río, y yo me hice a mí mismo".

(Bnei Isajar)

 

Canciones que Cantamos en la Mesa de Shabat

Yom Ze Mejubad
"El Mas Preciado de los Días..."

Sheshet yamim taasé melajteja...
"Seis días harás tu trabajo..."

Cuando se les prohibió a los judíos que desempeñaran tareas agrícolas en el año sabático, inevitablemente surgió el interrogante: "¿Qué comeremos?" Por eso la Torá aquieta ese temor, cuando Hashem promete que en el sexto año habrá una cosecha abundante, que también cubrirá las necesidades del séptimo año.

La persona que observa el Shabat también podría preguntarse qué ha de comer el séptimo día, si no tiene permiso de trabajar. Por eso, en la orden de trabajar seis días y descansar en el séptimo, Hashem incluyó la garantía de que en seis días de trabajo se completará "todo tu trabajo": y también bastará para las necesidades del día séptimo.

Por eso entonamos estas palabras, tomadas de aquella orden, como un recordatorio de esa garantía Divina de que en seis días haremos lo suficiente como para que nos alcance también para el día séptimo.

 

Escrito y Recopilado por: Rabino Yaakov Asher Sinclair de la Organización Ohr Somayach de Israel y Monsey

Editado por  Eliyahu BaYona, Director de Shalom Haverim, Monsey, New York.

 

 


 

 

Copyrigh©  Editado por Miembros de la Organización Shalom Haverim bajo la dirección del Periodista Eliyahu BaYona, en Monsey, New York
    Advertencia: Este programa de computación está protegido por la ley de derechos de autor y por tratados internacionales. La reproducción o distribución de este programa o de cualquiera de sus partes sin la autorización de la Shalom Haverim Org. puede acarrear graves cargos civiles y criminales y será sometido a juicio con el máximo de la penalidad que prescribe la ley.

 

 

  google  
   

 
 


 
tehilim-salmos   jumash 
     
sidur   shalomhaverim
  tzahal

   
     
     
     

         

 

Correos: eliyahubayonah@gmail.com

Copy Rights © Shalom Haverim Org - Monsey 10952, New York

 

CONTACTENOS:   http://www.shalomhaverim.org/index.164.jpg http://www.shalomhaverim.org/index.165.jpg http://www.shalomhaverim.org/index.160.jpg http://www.shalomhaverim.org/index.158.jpg http://www.shalomhaverim.org/index.166.jpg http://www.shalomhaverim.org/index.159.jpg google http://www.shalomhaverim.org/index.161.jpg http://www.shalomhaverim.org/index.162.jpg press tumb  red  journal  mail  Licencia de Creative Commons