BERESHIT- GENESIS - En el Principio

CAPITULO 29

(fonética sefaradí)

 

29:1 Y alzó Jacob sus pies y se fue a la tierra de los hijos del oriente;

Vayisa Ya'akov raglav vayelej artsah veney-kedem.

29:2 y miró, y he aquí un pozo en el campo, y allí tres rebaños de ovejas que yacían junto a él, pues de aquel pozo abrevaban los rebaños; y una piedra grande estaba sobre la boca del pozo.

Vayar vehineh ve'er basadeh vehineh-sham shloshah edrey-tson rovtsim aleyha ki min-habe'er hahi yashku ha'adarim veha'even gedolah al-pi habe'er.

29:3 Y allí se reunían todos los rebaños; y hacían rodar la piedra de encima de la boca del pozo y abrevaban las ovejas, y volvían la piedra sobre la boca del pozo, a su lugar.

Vene'esfu-shamah jol-ha'adarim vegalelu et-ha'even me'al-pi habe'er vehishku et-hatson veheshivu et-ha'even al-pi habe'er limekomah.

29:4 Y les dijo Jacob: Hermanos míos ¿de dónde sois? Y ellos contestaron: De Jaran somos nosotros.

Vayomer lahem Ya'akov ajay me'ayin atem vayomeru meJaran anajnu.

29:5 Y les dijo: ¿Conocéis a Laván, hijo de Najor? Y respondieron: Le conocemos.

Vayomer lahem hayedatem et-Lavan ben-Najor vayomeru yadanu.

29:6 Y les dijo: ¿La paz está con él? Y dijeron: Sí, está en paz. Y he aquí que Raquel, su hija, venía con las ovejas.

Vayomer lahem hashalom lo vayomeru shalom vehineh Rajel bito ba'ah im-hatson.

29:7 Y él dijo: He aquí que aún queda mucho del día; no es tiempo de que sea recogido el ganado; abrevad las ovejas e id y apacentadlas.

Vayomer hen od hayom gadol lo-et he'asef hamikneh hashku hatson uleju re'u.

29:8 Y ellos dijeron: No podemos hasta que se Junten todos los rebaños y hagan rodar la piedra de encima de la boca del pozo, para que abrevemos el ganado.

Vayomeru lo nujal ad asher ye'asfu kol-ha'adarim vegalelu et-ha'even me'al pi habe'er vehishkinu hatson.

29:9 Todavía estaba él hablando con ellos cuando Raquel llegó con las ovejas de su padre, pues ella era pastora.

Odenu medaber imam veRajel ba'ah im-hatson asher le'aviha ki ro'ah hi.

29:10 Y sucedió que como viese Jacob a Raquel, hija de Laván, el hermano de su madre, y a las ovejas de Laván, hermano de su madre, se aproximó Jacob e hizo rodar la piedra de sobre la boca del pozo, y abrevó a las ovejas de Laván, hermano de su madre.

Vayehi ka'asher ra'ah Ya'akov et-Rajel bat-Lavan aji imo ve'et tson Lavan aji imo vayigash Ya'akov vayagel et-ha'even me'al pi habe'er vayashk et-tson Lavan aji imo.

29:11 Y besó Jacob a Raquel; (1) y alzó su voz y lloró.

Vayishak Ya'akov le-Rajel vayisa et-kolo vayevk.

29:12 Y anunció Jacob a Raquel que era hermano (pariente) de su padre, (2) y que era hijo de Rebeca. Entonces ella corrió y lo contó a su padre (3).

Vayaged Ya'akov le-Rajel ki aji aviha hu veji ven-Rivkah hu vatarots vataged le'aviha.

29:13 Y aconteció que cuando Laván oyó la fama (4) de Jacob, hijo de su hermana, corrió a su encuentro y le abrazó y le beso, y le trajo a su casa; y él contó a Laván todas estas cosas.(5)

Vayehi jishmoa Lavan et-shema Ya'akov ben-ajoto vayarots likrato vayejabek-lo vayenashek-lo vayevi'ehu el-beyto vayesaper le-Lavan et kol-hadevarim ha'eleh.

29:14 Y Laván le dijo: ¡Ciertamente mi hueso y mi carne eres! Y estuvo con él por espacio de un mes.

Vayomer lo Lavan aj atsmi uvesari atah vayeshev imo jodesh yamim.

29:15 Entonces dijo Laván a Jacob: ¿Acaso porque eres mi hermano (6) me servirás de balde? Declárame cual ha de ser tu salario.

Vayomer Lavan le-Ya'akov haji-aji atah va'avadetani jinam hagidah li mah-maskurteja.

29:16 Laván tenía dos hijas: el nombre de la mayor era Leá, y el nombre de la menor, Raquel.

Ule-Lavan shtey vanot shem hagdolah Leah veshem haktanah Rajel.

29:17 Y los ojos de Leá eran lacrimosos, mas Raquel era de bella figura y de hermoso semblante.

Ve'eyney Leah rakot veRajel hayetah yefat-to'ar vifat mar'eh.

29:18 Y Jacob amó a Raquel, y dijo: Te serviré siete años por Raquel, tu hija menor.

Vaye'ehav Ya'akov et-Rajel vayomer e'evadja sheva shanim beRajel bitja haktanah.

29:19 A lo cual respondió Laván: Mejor es que te la dé a ti y no la dé a otro; quédate conmigo.

Vayomer Lavan tov titi otah laj mititi otah le'ish ajer shvah imadi.

29:20 Y Jacob sirvió por Raquel siete años, y fueron a sus ojos como unos días, por el amor que le tenía.

Vaya'avod Ya'akov beRajel sheva shanim vayihyu ve'eynav keyamim ajadim be'ahavato otah.

29:21 Y dijo Jacob a Laván: Dame mi mujer, que se han cumplido mis días, y me llegaré a ella.

Vayomer Ya'akov el-Lavan havah et-ishti ki male'u yamay ve'avo'ah eleyha.

29:22 Y juntó Laván a todos los hombres del lugar, e hizo un banquete.

Vaye'esof Lavan et-kol-anshey hamakom vaya'as mishteh.

29:23 Mas aconteció que por la noche tomó a Leá, su hija, y se la trajo; y él se llegó a ella.

Vayehi va'erev vayikaj et-Leah vito vayave otah elav vayavo eleyha.

29:24 Y dio Laván a ella su sierva Zilpá; a Leá, su hija, por sierva.

Vayiten Lavan lah et-Zilpah shifjato le-Leah vito shifjah.

29:25 Y aconteció que por la mañana (se dio cuenta), y he aquí que era Leá. Y él le dijo a Laván: ¿Qué es esto que me has hecho? Ciertamente serví contigo por Raquel. ¿Y por qué me has engañado?

Vayehi vaboker vehineh-hi Leah vayomer el-Lavan mah-zot asitah li halo veRajel avadeti imaj velamah rimitani.

29:26 Y respondió Lavan: No se hace así en nuestro lugar, dar la menor antes que la mayor.

Vayomer Lavan lo-ye'aseh jen bimkomenu latet hatse'irah lifney habejirah.

29:27 Cumple esta semana y te daremos también a ella (Raquel), por el servicio que harás todavía conmigo siete años más.

Male shevua zot venitnah leja gam-et-zot ba'avodah asher ta'avod imadi od sheva-shanim ajerot.

29:28 Y Jacob lo hizo así, y cumplió esta semana, y él le dio a Raquel, su hija, por mujer.

Vaya'as Ya'akov ken vayemale shvua zot vayiten-lo et-Rajel bito lo le'ishah.

29:29 Y dio Laván, a su hija Raquel, a Bilhá, su sierva, por sierva suya.

Vayiten Lavan le-Rajel bito et-Bilhah shifjato lah leshifjah.

29:30 Y él se llegó a Raquel también; y también amé a Raquel mas que a Leá; y sirvió aún con él otros siete años.

Vayavo gam el-Rajel vaye'ehav gam-et-Rajel miLeah vaya'avod imo od sheva-shanim ajerot.

29:31 Y viendo el Eterno que Leá era despreciada, abrió su matriz, mas Raquel era estéril.

Vayar Adonay ki-snu'ah Leah vayiftaj et-rajmah veRajel akarah.

29:32 Y concibió Leá y parió un hijo; y ella llamó su nombre Rubén (Reuvén),(7) pues dijo: Porque el Eterno ha visto mi aflicción. Por tanto, ahora me amará mi marido.

Vatahar Leah vateled ben vatikra shmo Re'uven ki amrah ki-ra'ah Adonay be'oni ki atah ye'ehavani ishi.

29:33 Y concibió. otra vez y parió un hijo, y dijo: Por cuanto el Eterno oyó que yo era despreciada, me ha dado éste también; y lo llamó Simón (Shimón).

Vatahar od vateled ben vatomer ki-shama Adonay ki-snu'ah anoji vayiten-li gam-et-zeh vatikra shmo Shim'on.

29:34 Y concibió otra vez y parió un hijo, y dijo: Esta vez se unirá mi marido conmigo, porque le he parido tres hijos. Y por tanto él lo llamó Leví.

Vatahar od vateled ben vatomer atah hapa'am yilave ishi elay kiyaladeti lo shloshah vanim al-ken kara-shmo Levi.

29:35 Y volvió a concebir y parió un hijo, y dijo: Esta vez agradeceré al Eterno. Por tanto ella le puso el nombre de Judá (Yehudá) (8);

Vatahar od vateled ben vatomer hapa'am odeh et-Adonay al-ken kar'ah shmo Yehudah vata'amod miledet.

 

Comentario:

1

Según el exegeta Ibn Ezrá, Jacob besó la mano a Raquel en señal de cariño y respeto, mas la Escritura Sagrada no especifica el lugar del beso.

2

En realidad era sobrino, ya que Laván era hermano de Rebeca.

3

Generalmente es costumbre en las muchachas contar las cosas a la madre y no al padre ; de aquí deduce el Midrash que la madre de Raquel ya no vivía.

4

A causa de que él solo hizo rodar la gran piedra que cubría el pozo.

5

Todo lo que le pasó con Esaú su hermano, por lo que Rebeca le envió a casa de Laván.

6

Es interesante notar con qué espontaneidad la gente del mundo antiguo se trataba de hermanos. Laván consideró inmediatamente a Jacob como su hermano. Jacob llamó igualmente hermanos a unos pobres pastores idólatras: "Hermanos míos ¿de dónde sois?" (vers. 4). Este detalle no puede pasar desapercibido, y la humanidad debería aprender finalmente que, siendo una sola familia, el trato con sus semejantes tiene que ser de hermano a hermano.

7

Se nota que muchos de los nombres bíblicos surgieron de los sentimientos que experimentaban quienes los ponían: Eva (Javvah = Jay) porque ella sería la madre de todo ser viviente (cap. III, 20); Caín (Cáyin = caniti): he adquirido un varón con la ayuda del Eterno; Noé (Nóaj = Yenajamenu): éste nos dará consuelo. De este mismo modo, las dos esposas de Jacob pusieron los nombres de sus hijos y de los de sus siervas, como puede verse por el texto.

8

El nombre del cuarto hijo de Jacob (Yehudá) se generalizó después del cautiverio de Babilonia a todos los hebreos, quienes tomaron el calificativo de yehudim (judíos).


 





torah-jumash
 
  tehilim-salmos    sidur
zahal harpenina   shalomhaverim
     

    TV   




         
       

 

Correos New York

 

CONTACTENOS:   http://www.shalomhaverim.org/index.163.jpg http://www.shalomhaverim.org/index.164.jpg http://www.shalomhaverim.org/index.165.jpg http://www.shalomhaverim.org/index.160.jpg http://www.shalomhaverim.org/index.158.jpg http://www.shalomhaverim.org/index.166.jpg http://www.shalomhaverim.org/index.159.jpg google http://www.shalomhaverim.org/index.161.jpg http://www.shalomhaverim.org/index.162.jpg press tumb  red  journal  mail  Licencia de Creative Commons

 

Correos: EMAIL:  eliyahubayonah@gmail.com

Copy Rights © Shalom Haverim Org - Monsey 10952, New York