Protected by Copyscape Web Copyright Protection Software

 

BERESHIT- GENESIS - En el Principio

CAPITULO 40

(fonética sefaradí)

 

 

40:1  Y aconteció después de estas cosas, que el copero del rey de Egipto y su panadero

delinquieron contra su señor, el rey de Egipto.

Vayehi ajar hadevarim ha'eleh jate'u mashkeh melej-Mitsrayim veha'ofeh la'adoneyhem lemelej Mitsrayim.

40:2 Y se indignó el Faraón contra sus dos ministros, el jefe de los coperos y el jefe de los panaderos,

Vayiktsof Par'oh al shney sarisav al sar hamashkim ve'al sar ha'ofim.

40:3 y los metió en prisión, en la casa del capitán de los degolladores, en el lugar donde

José estaba preso.

Vayiten otam bemishmar beyt sar hatabajim el-beyt hasohar mekom asher Yosef asur sham.

40:4 Y el capitán de los degolladores dio a José el cargo de ellos, y él los servía; y

estuvieron un año en prisión.

Vayifkod sar hatabajim et-Yosef itam vayesharet otam vayihyu yamim bemishmar.

40:5 Y soñaron cada uno un sueño en una misma noche, cada cual conforme a la

interpretación de su sueño; el copero y el panadero del rey de Egipto, que estaban

encarcelados en la prisión.

Vayajalmu jalom shneyhem ish jalomo belaylah ejad ish kefitron jalomo hamashkeh veha'ofeh asher lemelej Mitsrayim asher asurim beveyt hasohar.

40:6 Y José vino a ellos por la mañana, y los miró y he aquí que estaban turbados.

Vayavo aleyhem Yosef baboker vayar otam vehinam zo'afim.

40:7 Y preguntó a (estos) ministros del Faraón que estaban con él en la prisión de la casa de su señor, diciendo: ¿Por qué están hoy tristes vuestros semblantes?

Vayish'al et-srisey Far'oh asher ito vemishmar beyt adonav lemor madua pneyjem ra'im hayom.

40:8 Y le respondieron: Hemos soñado un sueño, y no hay quien lo interprete. Les

respondió pues José: ¡Sólo de Dios son las interpretaciones! Os ruego me lo contéis.

Vayomeru elav jalom jalamnu ufoter eyn oto vayomer alehem Yosef halo le- Elohim pitronim sapru-na li.

40:9 Entonces el jefe de los coperos le contó su sueño a José y le dijo: Estando yo en mi sueño, he aquí una vid delante de mí;

Vayesaper sar-hamashkim et-jalomo le-Yosef vayomer lo bajalomi vehinehgefen lefanay.

40:10 y en la vid tres sarmientos, y parecía florecer, creció su flor, y sus racimos

produjeron uvas.

Uvagefen shloshah sarigim vehi jeforajat altah nitsah hivshilu ashkeloteyha anavim.

40:11 Y yo tenía la copa del Faraón en mi mano, y tomé las uvas y las exprimí en la copa del Faraón, y puse la copa en la palma (de la mano) del Faraón.

Vejos Par'oh beyadi va'ekaj et-ha'anavim va'esjat otam el-kos Par'oh va'eten et-hakos al-kaf Par'oh.

40:12 Y José le dijo: Esta es su interpretación: los tres sarmientos tres días son.

Vayomer lo Yosef zeh pitrono shloshet hasarigim shloshet yamim hem.

40:13 Dentro de tres días contará el Faraón tu cabeza (entre los vivos), y te restituirá a tu puesto, y pondrás la copa del Faraón en su mano como solías hacer antes, cuando eras su copero.

Be'od shloshet yamim yisa Far'oh et-rosheja vahashivja al-kaneja venatata jos-Par'oh beyado kamishpat harishon asher hayita mashkehu.

40:14 Mas ojalá me tengas presente en tu memoria cuando te fuere bien; y te ruego que uses de misericordia conmigo, (1) y hagas mención de mí al Faraón, y me saques de esta casa.

Ki im-zejartani itja ka'asher yitav laj ve'asita-na imadi jased vehizkartani el- Par'oh vehotsetani min-habayit hazeh.

40:15 Porque fui robado de la tierra de los hebreos; y tampoco nada he hecho aquí para que me pusieran en el pozo (calabozo).

Ki-gunov gunavti me'erets ha'Ivrim vegam-poh lo-asiti me'umah ki-samu oti babor.

40:16 Y vio el jefe de los panaderos que había interpretado para bien (2) (el sueño) y dijo a José: También yo en mi sueño (vi): y he aquí tres cestos ralos sobre mi cabeza.

Vayar sar-ha'ofim ki tov patar vayomer el-Yosef af-ani bajalomi vehineh shloshah saley jori al-roshi.

40:17 Y en el cesto de encima había toda especie de manjares para el Faraón, obra de

panadero; y las aves los comían del canasto que estaba en mi cabeza.

Uvasal ha'elyon mikol ma'ajal Par'oh ma'aseh ofeh veha'of ojel otam minhasal me'al roshi.

40:18 Y respondió José diciendo: Esta es su interpretación: los tres cestos tres días son.

Vaya'an Yosef vayomer zeh pitrono shloshet hasalim shloshet yamim hem.

40:19 Dentro de tres días levantará el Faraón tu cabeza de sobre ti y te colgará de un

árbol; y comerán las aves tu carne de sobre ti.

Be'od shloshet yamim yisa Far'oh et-roshja me'aleyja vetalah otja al-ets ve'ajal ha'of et-besarja me'aleyja.

40:20 Y sucedió que al tercer día, día del cumpleaños del Faraón, contó, entre las cabezas de sus servidores, la del jefe de los coperos y la del jefe de los panaderos;

Vayehi bayom hashlishi yom huledet et-Par'oh vaya'as mishteh lejol-avadav. Vayisa et-rosh sar hamashkim ve'et-rosh sar ha'ofim betoj avadav.

40:21 y restituyó al jefe de los coperos a su oficio de copero, y él puso la copa en la palma (de la mano) del Faraón;

Vayashev et-sar hamashkim al-mashkehu vayiten hakos al-kaf Par'oh.

40:22 mas al jefe de los panaderos lo colgó, conforme les había interpretado José (3).

Ve'et sar ha'ofim talah ka'asher patar lahem Yosef.

40:23 Pero el jefe de los coperos no se acordó de José, sino que se olvido de él.

Velo-zajar sar-hamashkim et-Yosef vayishkajehu.

 

Comentario:

1

Nuestros rabinos censuran a José por haber puesto la esperanza de su salvación en un hombre y

no en Dios, haciendo recordar estos versículos: "No depositen sus esperanzas en los grandes ni en el

hijo del hombre, del cual no viene ayuda". "Feliz es aquél que tiene para su auxilio el Dios de Jacob,

y su esperanza está en el Eterno" (Salmo 146, 3 - 5). "Bendito es el hombre que confía en el

Eterno" Jerem. 17, 7).

2

La virtud, dondequiera que esté, acaba por triunfar, aunque sea a largo plazo. En la prisión y más

tarde en el palacio del Faraón, José se convierte en guía y consejero de todos los que estaban a su

alrededor.

3

El exegeta Rashí dice que la culpa del copero y del panadero consistió en que el Faraón había

encontrado una mosca en el vaso de la bebida que el primero le sirvió, y una astilla en el pan que el

segundo le dio de comer. Más tarde se comprobó que el copero no pudo evitar que la mosca cayera

dentro del vaso, y por eso fue perdonado; en cuanto al panadero, fue condenado a muerte por falta

de atención. El Targum Yonatán, por su parte, dice que tanto el copero como el panadero pusieron

veneno en la bebida y comida del Faraón para matarlo; pero no explica por qué éste perdonó más

tarde al copero.

 

 

 

 

     

 


 

 
   
       
       
       
       
   
 

 

Correos: eliyahubayonah@gmail.com

Copy Rights © Shalom Haverim Org - Monsey 10952, New York