Protected by Copyscape Web Copyright Protection Software

 

 

 

BERESHIT- GENESIS - En el Principio

CAPITULO 41

(fonética sefaradí)
 

41:1 Y sucedió que al cabo de dos años cumplidos, aconteció que el Faraón tuvo un sueño; y he aquí que estaba junto al río.

Vayehi mikets shnatayim yamim uFar'oh jolem vehineh omed al-haYe'or.

41:2 Y he aquí que subían del río (Nilo) siete vacas de hermoso aspecto y gruesas de carnes, y pastaban en el prado.

Vehineh min-haYe'or olot sheva parot yefot mar'eh uvri'ot basar vatir'eynah ba'aju.

41:3 Mas he aquí otras siete vacas que subían del río tras ellas, feas de aspecto y flacas de carne, y se pusieron junto a las primeras vacas a la orilla del río.

          Vehineh sheva parot ajerot olot ajareyhen min-haYe'or ra'ot mar'eh        vedakot basar vata'amodnah etsel haparot al-sfat haYe'or.

41:4 Y las vacas feas de aspecto y flacas de carne devoraron a las siete vacas de hermoso aspecto y gordas; y despertó el Faraón.

          Vatojalnah haparot ra'ot hamar'eh vedakot habasar et sheva haparot yefot       hamar'eh vehabri'ot vayikats Par'oh.

41:5 Y se durmió y soñó por segunda vez; y he aquí que siete espigas crecían en un solo tallo, gruesas y buenas.

          Vayishan vayajalom shenit vehineh sheva shibolim olot bekaneh ejad   bri'ot vetovot.

41:6 Mas he aquí siete espigas delgadas y abrasadas por el viento de oriente, que crecían después de ellas;

          Vehineh sheva shibolim dakot ushdufot kadim tsomjot ajareyhen.

41:7 y las siete espigas delgadas se tragaron a las siete espigas gruesas y llenas. Y despertó el Faraón, y he aquí que era un sueño.

          Vativlanah hashibolim hadakot et sheva hashibolim habri'ot vehamele'ot vayikats    Par'oh vehineh jalom.

41:8 Y aconteció que a la mañana fue perturbado su espíritu; y envió a llamar a todos los magos de Egipto y a todos sus sabios, y les contó el Faraón su sueño, mas no hubo quien se lo interpretase al Faraón.

Vayehi vaboker vatipa'em rujo vayishlaj vayikra et-kol-jartumey Mitsrayim ve'et-kol-jajameyha vayesaper Par'oh lahem et-jalomo ve'eyn poter otam le-Far'oh.

41:9 Entonces habló el jefe de los coperos al Faraón, diciendo: Mis pecados hago recordar hoy:

Vayedaber sar hamashkim et-Par'oh lemor et-jata'ay ani mazkir hayom.

41:10 El Faraón se había enojado contra sus siervos, y me puso en prisión en la casa del capitán de los degolladores, a mí y al jefe de los panaderos.

Par'oh katsaf al-avadav vayiten oti bemishmar beyt sar-hatabajim oti ve'et sar ha'ofim.

41:11 Y soñamos un sueño en una misma noche, yo y él; cada uno conforme a la interpretación de su sueño, soñamos.

Vanajalmah jalom belaylah ejad ani vahu ish kefitron jalomo jalamnu.

41:12 Y había allí con nosotros un mozo hebreo, siervo (1) del capitán de los degolladores, a quien se lo contamos; y él nos interpretó nuestros sueños; interpretó a cada uno conforme a su sueño;

Vesham itanu na'ar Ivri eved lesar hatabajim vanesaper-lo vayiftor-lanu et-jalomoteynu ish kajalomo patar.

41:13 y sucedió que según nos había interpretado, así fue; a mí me restituyó a mi puesto, y al otro hizo colgar.

Vayehi ka'asher patar-lanu ken hayah oti heshiv al-kani ve'oto talah.

41:14 Y envió el Faraón y llamó a José, y le hicieron salir precipitadamente del calabozo; y se afeitó y cambió sus vestimentas y vino al Faraón.

Vayishlaj Par'oh vayikra et-Yosef vayeritsuhu min-habor vayegalaj vayejalef simlotav vayavo el-Par'oh.

41:15 Segunda Lectura

Y dijo el Faraón a José: He soñado un sueño y no hay quien lo interprete, y yo he oído decir de ti que sabes escuchar el sueño para interpretarlo.

Vayomer Par'oh el-Yosef jalom jalamti ufoter eyn oto va'ani shamati aleyja lemor tishma jalom liftor oto.

41:16 Y respondió José al Faraón diciendo: No está en mí : Dios dará una respuesta (por mi intermedio) para la paz del Faraón.

Vaya'an Yosef et-Par'oh lemor bil'aday Elohim ya'aneh et-shlom Par'oh.

41:17 Y habló el Faraón a José: En mi sueño yo estaba de pie, a la orilla del río,

Vayedaber Par'oh el-Yosef bajalomi hineni omed al-sfat haYe'or.

41:18 y he aquí que del río subían siete vacas gruesas de carnes y hermosas de forma, que pacían en el prado.

Vehineh min-haYe'or olot sheva parot bri'ot basar vifot to'ar vatir'eynah ba'aju.

41:19 Mas he aquí otras siete vacas que subían después de ellas, delgadas y muy feas de forma y enjutas de carne; no he visto otras iguales a ellas en fealdad en toda la tierra de Egipto.

Vehineh sheva-parot ajerot olot ajareyhen dalot vera'ot to'ar me'od verakot basar lo-ra'iti jahenah bejol-erets Mitsrayim laroa.

41:20 Y las vacas enjutas y feas se comieron a las siete primeras vacas gordas.

Vatojalnah haparot harakot vehara'ot et sheva haparot harishonot habri'ot.

41:21 Y entraban en sus entrañas y no se conocía que hubieran entrado en sus entrañas; pues su aspecto era feo como al principio; y desperté.

Vatavonah el-kirbenah velo noda ki-va'u el-kirbenah umar'eyhen ra ka'asher batjilah vayikats.

41:22 Y vi en mi sueño, y he aquí siete espigas que crecían en un mismo tallo, llenas y buenas.

Va'ereh bajalomi vehineh sheva shibolim olot bekaneh ejad mle'ot vetovot.

41:23 Mas he aquí siete espigas secas, delgadas y abrasadas por el viento de oriente, que crecían tras de ellas;

Vehineh sheva shibolim tsnumot dakot shdufot kadim tsomejot ajareyhem.

41:24 y se tragaron las siete espigas delgadas a las siete espigas buenas; y lo dije a los magos, mas no hay quien me lo declare.

Vativlana hashibolim hadakot et sheva hashibolim hatovot va'omar el-hajartumim ve'eyn magid li.

41:25 Y dijo José al Faraón: El sueño del Faraón es uno racismo: lo que Dios va a hacer, lo manifestó al Faraón (2).

Vayomer Yosef el-Par'oh jalom Par'oh ejad hu et asher ha'Elohim oseh higid le-Far'oh.

41:26 Las siete vacas buenas siete años son, y las siete espigas buenas siete años son; el sueño es uno mismo.

Sheva parot hatovot sheva shanim henah vesheva hashibolim hatovot sheva shanim henah jalom ejad hu.

41:27 Y las siete vacas enjutas y feas que subían después de ellas, siete años son, y también las siete espigas vacías, abrasadas por el viento de oriente, serán siete años de hambre.

Vesheva haparot harakot vehara'ot ha'olot ajareyhen sheva shanim henah vesheva hashibolim harekot shdufot hakadim yihyu sheva shney ra'av.

41:28 Esta es la cosa que dije al Faraón: lo que Dios va a hacer lo ha mostrado al Faraón.

Hu hadavar asher dibarti el-Par'oh asher ha'Elohim oseh her'ah et-Par'oh.

41:29 He aquí que vienen siete años de gran hartura en toda la tierra de Egipto;

Hineh sheva shanim ba'ot sava gadol bejol-erets Mitsrayim.

41:30 mas van a presentarse después de ellos siete años de hambre, tales que será olvidada toda la hartura en la tierra de Egipto, y el hambre acabará con (la gente de) la tierra.

Vekamu sheva shney ra'av ajareyhen venishkaj kol-hasava be'erets Mitsrayim vejilah hara'av et-ha'arets.

41:31 Y no se notará la abundancia en la tierra, por razón del hambre que habrá después, porque será muy pesada.

Velo yivada hasava ba'arets mipeney hara'av hahu ajarey-jen ki-javed hu me'od.

41:32 Y en cuanto a repetirse el sueño al Faraón dos veces, fue porque es cosa cierta de parte de Dios, y que Dios se apresura. a hacerla.

Ve'al hishanot hajalom el-Par'oh pa'amayim ki-najon hadavar me'im ha'Elohim umemaher ha'Elohim la'asoto.

41:33 Y ahora pues, provéase el Faraón de un hombre entendido y sabio, y póngalo sobre la tierra de Egipto.

Ve'atah yere Far'oh ish navon vejajam viyishitehu al-erets Mitsrayim.

41:34 Hágalo así el Faraón y nombre intendentes sobre la tierra, y aprovisionen la tierra de Egipto durante los siete años de abundancia;

Ya'aseh Far'oh veyafked pekidim al-ha'arets vejimesh et-erets Mitsrayim besheva shney hasava.

41:35 y reúnan toda la provisión de estos años buenos que vienen, y bajo el poder del Faraón almacenen trigo, bastimento en las ciudades, y lo guarden.

Veyikbetsu et-kol-ojel hashanim hatovot haba'ot ha'eleh veyitsberu-var tajat yad-Par'oh ojel be'arim veshamaru.

41:36 Y esta provisión estará en depósito para la tierra, cuando vengan los siete años de hambre que ha de haber en la tierra de Egipto; así no perecerá (el pueblo de) la tierra por causa del hambre.

Vahayah ha'ojel lefikadon la'arets lesheva shney hara'av asher tihyenah be'erets Mitsrayim velo-tikaret ha'arets bara'av.

41:37 Y agradó la cosa a los ojos del Faraón, y a los ojos de todos sus siervos.

Vayitav hadavar be'eyney Far'oh uve'eyney kol-avadav.

41:38 Y dijo el Faraón a sus siervos: ¿Hallaremos acaso hombre como éste, en quien está el espíritu de Dios? (3)

Vayomer Par'oh el-avadav hanimtsa kazeh ish asher ruaj Elohim bo.

41:39 Tercera Lectura

Y dijo el Faraón a José: Puesto que Dios te ha hecho saber todo esto, no hay entendido ni sabio como tú.

Vayomer Par'oh el-Yosef ajarey hodia Elohim otja et-kol-zot eyn-navon vejajam kamoja.

41:40 Tú estarás sobre mi casa, y a tu mandato será gobernado mi pueblo; tan sólo en el trono seré yo más grande que tú.

Atah tihyeh al-beyti ve'al-pija yishak kol-ami rak hakise egdal mimeka.

41:41 Y dijo el Faraón a José: Mira que te he puesto sobre toda la tierra de Egipto.

Vayomer Par'oh el-Yosef re'eh natati otja al kol-erets Mitsrayim.

 41:42 Y se quitó el Faraón de su mano su anillo (de sellar), y lo puso en la mano de José; y le vistió con vestiduras de lino, y le puso un collar de oro alrededor del cuello;

Vayasar Par'oh et-tabato me'al yado vayiten otah al-yad Yosef vayalbesh oto bigdey-shesh vayasem revid hazahav al-tsavaro.

41:43 y le hizo subir en la carroza que tenía para el virrey, y pregonaban delante de él: ¡Doblad la rodilla! (4) poniéndolo así sobre toda la tierra de Egipto.

Vayarkev oto bemirkevet hamishneh asher-lo vayikre'u lefanav avrej venaton oto al kol-erets Mitsrayim.

41:44 Y dijo el Faraón a José: Yo soy el Faraón, y fuera de ti no levantará hombre su mano ni su pie en toda la tierra de Egipto.

Vayomer Par'oh el-Yosef ani Far'oh uvil'adeyja lo-yarim ish et-yado ve'et-raglo bejol-erets Mitsrayim.

41:45 Y el Faraón le puso a José el nombre de Tzafenat-Panéaj (interprete de los misterios), y le dio por mujer a Asenat, hija de Poti-Fera, (5) sacerdote (jefe) de On. Y salió José por la tierra de Egipto.

Vayikra Far'oh shem-Yosef Tsofnat Paneaj vayiten-lo et-Osnat bat-Poti Fera kohen On le'ishah vayetse Yosef al-erets Mitsrayim.

41:46 Y José era de edad de treinta años cuando se presentó delante del Faraón, rey de Egipto, y recorrió toda la tierra de Egipto.

VeYosef ben-shloshim shanah be'omdo lifney Par'oh melej-Mitsrayim vayetse Yosef milifney Far'oh vaya'avor bejol erets Mitsrayim.

41:47 Y produjo la tierra, en los siete años de abundancia, a manos llenas.

Vata'as ha'arets besheva shney hasava likmatsim.

41:48 Y juntó José todos los víveres de los siete años (buenos) que hubo en la tierra de Egipto; y puso los víveres en las ciudades; los alimentos (productos) del campo que está alrededor de cada ciudad, los depositó dentro de la misma.

Vayikbots et-kol-ojel sheva shanim asher hayu be'erets Mitsrayim vayiten-ojel be'arim ojel sdeh-ha'ir asher svivoteyha natan betojah.

41:49 Y almacenó José cereal como la arena del mar, mucho, muchísimo. hasta tal punto que dejó de contar, porque no tenía números.

Vayitsbor Yosef bar kejol hayam harbeh me'od ad ki-jadal lispor ki-eyn mispar.

41:50 Y antes de que viniesen los años de hambre le nacieron a José dos hijos, que le parió Asenat, hija de Poti-Fera, sacerdote de On.

Ule-Yosef yulad shney vanim beterem tavo shnat hara'av asher yaldah-lo Osnat bat-Poti Fera kohen On.

41:51 Y llamó José al primogénito Manasé (Menashé), "porque Dios me ha hecho olvidar todas mis penas, y toda la casa de mi padre".

Vayikra Yosef et-shem habejor Menasheh ki-nashani Elohim et-kol-amali ve'et kol-beyt avi.

41:52 Y nombró al segundo Efraín (Efráyim, "porque, Dios me ha hecho fructificar en la tierra de mi aflicción".

Ve'et shem hasheni kara Efrayim ki-hifrani Elohim be'erets oni'i.

41:53 Cuarta Lectura

Y se acabaron los siete años de hartura que hubo en la tierra de Egipto,

Vatijleynah sheva shney hasava asher hayah be'erets Mitsrayim.

41:54 y comenzaron a llegar los siete años de hambre, como había dicho José, y hubo hambre en todos los países; mas en toda la tierra de Egipto había pan.

Vatejileynah sheva shney hara'av lavo ka'asher amar Yosef vayehi ra'av bejol-ha'aratsot uvjol-erets Mitsrayim hayah lajem.

41:55 Y cuando padecía hambre toda la tierra de Egipto, clamó el pueblo al Faraón por pan; y dijo el Faraón a todos los egipcios: Id a José, y todo lo que él os dijere, hacedlo.

Vatir'av kol erets Mitsrayim vayits'ak ha'am el-Par'oh lalajem vayomer Par'oh lejol-Mitsrayim leju el-Yosef asher-yomar lajem ta'asu.

41:56 Y hubo hambre sobre toda la faz de la tierra; y abrió José todo (lugar) donde había alimento y lo vendió a los egipcios; porque arreciaba el hambre en la tierra de Egipto.

Vehara'av hayah al kol-peney ha'arets vayiftaj Yosef et-kol-asher bahem vayishbor le-Mitsrayim vayejezak hara'av be'erets Mitsrayim.

41:57 Y de toda la tierra venían a Egipto para comprar (grano) a José, porque había crecido el hambre en toda la tierra.

Vejol-ha'arets ba'u Mitsraymah lishbor el-Yosef ki-jazak hara'av bejol-ha'arets.

 

Comentario:

1

   Malditas son las personas malas, dice Rashí; (vers. 12) porque aún cuando practiquen el bien, lo hacen contra su voluntad y con desprecio. Hablando al Faraón sobre José, se expresó así el copero: Con nosotros, en la prisión, había un joven (sin experiencia), un hebreo (extranjero que apenas conoce nuestro idioma), un esclavo (que según nuestras leyes, no puede gobernar ni llevar vestimenta de noble). Todo esto dijo el copero con un aire de menosprecio, creyendo que el rey no se decidiría a querer ver a José. Pero cuando la hora de la salvación viene por parte de Dios, nada puede detenerla. "Y el Faraón envió y llamó a José, y le hicieron salir precipitadamente del calabozo" (vers. 14). En el caso de nuestros antepasados de Egipto, éstos también salieron precipitadamente de la esclavitud sin tener tiempo de terminar de preparar sus panes, e hicieron el pan ázimo, símbolo de la redención precipitada. José esperó durante dos años su salvación del calabozo, y nosotros soñamos durante dos mil años con Eretz Yisrael redimida, mas cuando la hora de Dios llegó, nuestro sueño y anhelo fueron realizados en poco tiempo.

2

  Según el Talmud, el sueño es muchas veces un medio de comunicación de Dios con las personas, pues está escrito: "Aunque esconda mi rostro a Israel, me comunicaré con él por medio de los sueños." Jaguigá 5 :). El Talmud (tratado Berajot) consagra muchas páginas a la interpretación de los sueños: Ver un buey en el sueño tiene cinco interpretaciones diferentes: Comiendo de su carne, la persona enriquecerá; si el buey la muerde, la persona tendrá sufrimientos; si la cocea, hará un gran viaje; viéndose montada en el buey, llegará a la grandeza. En el caso del sueño del Faraón, la clave de la interpretación no estaba en las vacas y espigas en sí, sino en la gordura y flaqueza de éstas (ver Rashí, vers. 2).

3

   José probó no solamente su poder sobrenatural interpretando maravillosamente los sueños del Faraón, sino también su grado de inteligencia y sagacidad, al mismo tiempo que su capacidad de estadista práctico.

4

   Esta palabra: avrej significa también "maestro del rey".

5

   José se casa con Asenat la hija de Poti-Fera, al parecer el mismo Potifar de quien fue antiguamente esclavo. Esta es la ironía del destino. Egipto era el país de las castas y de las jerarquías, de los faraones y los esclavos, donde toda mezcla sanguínea con seres de inferior condición era repudiada, y el gran cortesano de Egipto, Poti-Fera, debe dar su propia hija al "joven esclavo hebreo" (expresión empleada por el copero real). Por otra parte, la mujer de Potifar entregará su hija al hombre que quería para sí, y deberá elevar al hombre a quien envió a una tenebrosa prisión. En síntesis, las ruedas del destino retroceden y todo lo absurdo acontece. El siervo se convierte en amo, y el amo se prosterna ante el siervo.

 

 

 

     

 


 

 
   
       
       
       
       
   
 

 

Correos: eliyahubayonah@gmail.com

Copy Rights © Shalom Haverim Org - Monsey 10952, New York