Protected by Copyscape Web Copyright Protection Software

 

BERESHIT- GENESIS - En el Principio

CAPITULO 49

(fonética sefaradí)

 

49:1 Y llamó Jacob a sus hijos, y dijo: Juntaos y o os haré conocer lo que os sucederá al fin de los días.

Vayikra Ya'akov el-banav vayomer he'asefu ve'agidah lajem et asher-yikra etjem be'ajarit hayamim.

49:2 Juntaos (1) y oíd, oh hijos de Jacob, y escuchad a Israel vuestro padre.

Hikavtsu veshim'u beney Ya'akov veshim'u el-Yisra'el avijem.

49:3 Rubén, tú eres mi primogénito, mi vigor y el principio de mi fuerza, el preeminente en dignidad, el preeminente en poder;

Re'uven bejori atah koji vereshit oni yeter set veyeter az.

49:4 mas como fuiste bullente como las aguas, no tendrás esta superioridad, por cuanto subiste al lecho de tu padre, y en aquella ocasión profanaste mi lecho (2).

Pajaz kamayim al-totar ki alita mishkevey avija az jilalta yetsu'i alah.

49:5 Simón y Leví hermanos son; instrumentos de violencia son sus armas.

Shim'on veLevi ajim kley jamas mejeroteyhem.

49:6 ¡En su secreto no entre mi alma ni en su asamblea se junte mi honra! Porque en su ira mataron hombre (hombres) (3) y en su voluntad quisieron desjarretar un toro.

Besodam al-tavo nafshi bikehalam al-tejad kevodi ki ve'apam hargu ish uvirtsonam ikru-shor.

49:7 ¡Maldita sea su ira porque es violenta, y su furor porque es duro! Los dividiré en Jacob y los esparciré en Israel.

Arur apam ki az ve'evratam ki kashatah ajalkem beYa'akov va'afitsem beYisra'el.

49:8 Judá, a ti te alabarán tus hermanos. Tu mano estará sobre la cerviz de tus enemigos; ante ti se postrarán los hijos de tu padre.

Yehudah atah yoduja ajeyja yadeja be'oref oyveyja yishtajavu leja bney avija.

49:9 Cachorro de león es Judá; de la presa, hijo mío, te libraste. Se echa y yace como león, y como león ¿quién lo levantará?

Gur aryeh Yehudah miteref beni alita kara ravats ke'aryeh ujelavi mi yekimenu.

49:10 No se apartará de Judá el cetro, ni la vara de mando de entre sus pies hasta que venga Shiló, (4) y a él seguirá la reunión de los pueblos.

Lo-yasur shevet mi-Yehudah umejokek mibeyn raglav ad ki-yavo shiloh velo yikhat amim.

49:11 El atará a la vid su pollino, y a la parra el hijo de su asna; lavará en vino su vestido, y en sangre de uvas su manto.

Osri lagefen iroh velasorekah beni atono kibes bayayin levusho uvedam anavim sutoh.

49:12 Rojizos son sus ojos más que el vino, y la blancura de sus dientes más que la leche.

Jajlili eynayim miyayin ulven-shinayim mejalav.

49:13 Zebulón habitará en la ribera de los mares, y él morará en los puertos de navíos (como navegante); y su término estará cerca de Sidón.

Zevulun lejof yamim yishkon vehu lejof onyot veyarjato al-Tsidon.

49:14 Isajar, como un asno huesudo soportará el yugo de la Ley y se recostará en los límites (de las aldeas);

Yisajar jamor garem rovets beyn hamishpetayim.

49:15 y como viese que era bueno el (lugar de) descanso y que la tierra era amena, bajó su hombro para cargar (el yugo de la Ley), sirviéndole (su enemigo) con tributo.

Vayar menujah ki tov ve'et-ha'arets ki na'emah vayet shijmo lisbol vayehi lemas-oved.

49:16 Dan juzgará a su pueblo, como cualquiera de las tribus de Israel.

Dan yadin amo ke'ajad shivtey Yisra'el.

49:17 Será Dan serpiente sobre el camino, víbora sobre la senda (tendiendo emboscadas), (5) que muerde los talones del caballo y hace caer a su jinete hacia atrás.

Yehi Dan najash aley-derej Shfifon aley-oraj hanoshej ikvey-sus vayipol rojevo ajor.

49:18 ¡Tu socorro de Ti lo espero, oh Eterno!

Lishu'atja kiviti Adonay.

49:19 Quinta Lectura

Gad, legiones de tropas saldrán a él mas ellas volverán por los mismos caminos.

Gad gedud yegudenu vehu yagud akev.

49:20 De Asher, su pan será aceitoso, y él producirá delicias de manjares reales.

Me'Asher shmenah lajmo vehu yiten ma'adaney-melej.

49:21 Naftalí es una gacela suelta; él proferirá bellas palabras.

Naftali ayalah shlujah hanoten imrey-shafer.

49:22 Hijo de ramo fructífero es José, hijo de ramo fructífero cerca de una fuente; doncellas caminarán sobre la muralla para verle.

Ben porat Yosef ben porat aley-ayin banot tsa'adah aley-shur.

49:23 Aunque lo amargaron y se enemistaron con él, y lo odiaron los flecheros,

Vayemararuhu varobu vayistemuhu ba'aley jitsim.

49:24 sin embargo permaneció su arco con fuerza, y fueron ornamentados con oro los brazos de sus manos, de parte del Poderoso de Jacob, del Pastor del padre y de los hijos de Israel,

Vateshev be'eytan kashto vayafozu zro'ey yadav midey avir Ya'akov misham ro'eh even Yisra'el.

49:25 de parte del Dios de su padre, del cual te venga ayuda. Que el Todopoderoso te bendiga con las bendiciones de los cielos en lo alto, con las bendiciones del abismo que yace en lo bajo, con las bendiciones de pecho y de matriz (de padre y madre).

Me'el avija veya'azreka ve'et shaday vivarajeka birjot shamayim me'al birjot tehom rovetset tajat birjot shadayim varajam.

49:26 Las bendiciones de tu padre superan a las bendiciones recibidas de mis progenitores, más allá de los términos de las colinas del mundo. ¡Lleguen éstas sobre la cabeza de José y sobre la coronilla de aquél que fue separado de sus hermanos!

Birjot avija gavru al-birjot horay ad-ta'avat giv'ot olam tihi'eynah lerosh Yosef ulekodekod nezir ejav.

49:27 Sexta Lectura

Benjamín, cual lobo que despedaza; por la mañana comerá la presa, y a la tarde repartirá los despojos.

Binyamin ze'ev yitraf baboker yojal ad vela'erev yejalek shalal.

49:28 Todas éstas son las tribus de Israel, doce, y esto fue lo que les dijo su padre cuando las bendijo: a cada una la bendijo conforme a su propia bendición.

Kol-eleh shivtey Yisra'el shneym asar vezot asher-diber lahem avihem vayevarech otam ish asher kevirchato berach otam.

49:29 Y les ordenó y les dijo: Yo voy a ser juntado con mi pueblo; sepultadme con mis padres en la cueva que está en el campo de Efrón el hiteo;

Vayetsav otam vayomer alehem ani ne'esaf el-ami kivru oti el-avotay el-hamearah asher bisdeh Efron haJiti.

49:30 en la cueva que está en el campo de Majpelá, que está enfrente de Mamré, en la tierra de Canaán, campo que había comprado Abraham de Efrón el hiteo para posesión de sepultura.

Bamearah asher bisedeh haMajpelah asher-al-peney Mamre be'erets Kena'an asher kanah Avraham et-hasadeh me'et Efron haJiti la'ajuzat kaver.

49:31 Allí enterraron a Abraham y a Sarah, su mujer; allí enterraron a Isaac y a Rebeca, su mujer, y allí enterré yo a Leá;

Shamah kaveru et-Avraham ve'et Sarah ishto shamah kaveru et-Yitsjak ve'et Rivkah ishto veshamah kavarti et-Leah.

49:32 el campo con la cueva que en él está, comprado de los hijos de Jet.

Mikneh hasadeh vehamearah asher-bo me'et beney Jet.

49:33 Y acabó Jacob de ordenar a sus hijos, recogió sus pies en la cama y expiró, y fue agregado a su pueblo (6).

Vayejal Ya'akov letsavot et-banav vaye'esof raglav el-hamitah vayigva vaye'asef el-amav.

 

Comentario:

1

   El Midrash cuenta que Jacob reunió alrededor de su cama a todos sus hijos, y antes de bendecirlos les hizo esta última pregunta: "Hijos míos, ¿estáis bien firmes en vuestra creencia en el único Dios?" Cómo respuesta, sus hijos levantaron las manos al cielo y dijeron: "Shemá Yisrael (oye, Israel (Jacob): ¡El Eterno es nuestro Dios, el Eterno es Uno! Nuestra fe es la tuya y nuestra confianza está en el Creador de los cielos y de la tierra". Jacob, reconfortado, dijo entonces: "Bendito sea para siempre el nombre de su eterno reino". La frase de la Shemá quedó desde entonces como la profesión de fe del judaísmo, su principio máximo y la condensación de sus ideales. Estas fueron las últimas palabras pronunciadas por los mártires israelitas que cayeron en todas las generaciones, al Kidush Hashem (por la santificación del nombre de Dios de Israel): Shemá Yisrael, Hashem Elohenu, Hashem Ejad.

2

   Ver capítulo 35, 22.

3

   "Porque en su ira mataron hombres"; hace alusión al pueblo de Shejem (ver cap. XXXIV, 26). "Y en su voluntad quisieron desjarretar un toro"; se refiere a José.

4

   El reino del Mesías.

5

   Sansón, que era de la tribu de Dan, venció así a los filisteos.

6

  Jacob sólo murió después de que acabó de dar las órdenes a sus hijos. Sólo al terminar su misión educativa puede reunirse con su pueblo, con la conciencia de la misión cumplida. Jacob perdurará mientras sus descendientes sigan su camino, y el espíritu de Jacob será redimido con sus hijos, los hijos de Israel, en la Redención total, la Gueulá Shelemá. Este es el sentido de la expresión del Talmud (Taanit, V): Yaacov Avinu lo met: "¡Nuestro patriarca Jacob no murió! " Dijo Rabí Yojanan: Nuestro patriarca Jacob no murió. Y Rav Najman dijo a su vez a Rav Yitzjak: ¿Acaso falsamente se lamentaron los lamentadores, falsamente lo lloraron y enterraron? Respondió éste: De las Sagradas Escrituras lo aprendo: "Y tú no temas, mi siervo Jacob, dice el Eterno, ni te atemorices, Israel, porque he aquí que Yo soy el que te salva de las lejanías, y a tus hijos de las tierras de su cautiverio" (Jeremías XXX, 10). Las Escrituras Sagradas equiparan a Jacob con sus hijos: Ma zaró bajayim, af hu bajayim: "Al igual que su descendencia está en la vida, también él está en la vida".

 


 

 

 

     

 


 

 
   
       
       
       
       
   
 

 

Correos: eliyahubayonah@gmail.com

Copy Rights © Shalom Haverim Org - Monsey 10952, New York