Protected by Copyscape Web Copyright Protection Software

 

BERESHIT- GENESIS - En el Principio

CAPITULO 34

(fonética sefaradí)



 

34:1 Y salió Diná, (1) hija de Leá que había parido para Jacob, a ver a las hijas de aquella tierra.

Vatetse Dinah bat-Leah asher yaldah le-Ya'akov lir'ot bivnot ha'arets.

34:2 Y la vio Shejem, hijo de Jamor el hiveo, príncipe de aquella tierra; y la tomó y se

acostó con ella (de modo natural), y la afligió de manera no natural.

Vayar otah Shjem ben-Jamor haJivi nesi ha'arets vayikaj otah vayishkav otah vaye'aneha.

34:3 Y se apegó su alma a Diná, hija de Jacob, y amó a la muchacha y habló al corazón de la muchacha.

Vatidbak nafsho beDinah bat-Ya'akov vaye'ehav et-hana'arah vayedaber allev hana'arah.

34:4 Y habló Shejem a su padre Jamor, diciendo: Toma para mí a esta niña por mujer.

Vayomer Shjem el-Jamor aviv lemor kaj-li et-hayaldah hazot le'ishah.

34:5 Y Jacob oyó que él había mancillado a su hija Diná; y sus hijos estaban con el ganado de él en el campo; y se calló Jacob hasta que ellos vinieron.

VaYa'akov shama ki time et-Dinah vito uvanav hayu et-miknehu basadeh vehejerish Ya'akov ad-bo'am.

34:6 Y salió Jamor, padre de Shejem, adonde estaba Jacob para hablar con él.

Vayetse Jamor avi Shjem el-Ya'akov ledaber ito.

34:7 Y los hijos de Jacob vinieron del campo luego que lo supieron; y se entristecieron los hombres y se encolerizaron mucho, porque se había cometido vileza contra Israel

acostándose con la hija de Jacob, cosa que no se debía hacer.

Uveney Ya'akov ba'u min-hasadeh keshom'am vayit'atsvu ha'anashim vayijar lahem me'od ki nevalah asah beYisra'el lishkav et-bat-Ya'akov vejen lo ye'aseh.

34:8 Y habló Jamor con ellos, diciendo: El alma de Shejem, mi hijo, se ha afeccionado a

vuestra hija; denle ella, os ruego, para él por mujer

Vayedaber Jamor itam lemor Shjem beni jaskah nafsho bevitjem tenu na otah lo le'ishah.

34:9 y emparentad con nosotros: vuestras hijas daréis para nosotros, y vosotros tomaréis nuestras hijas.

Vejitjatenu otanu benoteyjem titnu-lanu ve'et-benoteynu tikju lajem.

34:10 Y habitaréis con nosotros, y la tierra estará ante vosotros; habitad pues y traficad en ella y tomad posesión de ella.

Ve'itanu teshevu veha'arets tihyeh lifneyjem shvu usjaruha vehe'ajazu bah.

34:11 Y dijo Shejem al padre y a los hermanos de ella: ¡Halle yo gracia a vuestros ojos y lo que me dijereis, lo haré.

Vayomer Shjem el-aviha ve'el-ajeyha emtsa-jen be'eyneyjem va'asher tomru elay eten.

34:12 Cargad mucho sobre mí, dote y dones, que yo daré cuanto me dijereis, con tal de que me deis la joven por mujer!

Harbu alay me'od mohar umatan ve'etnah ka'asher tomru elay utenu-li ethana'arah le'ishah.

34:13 Y respondieron los hijos de Jacob a Shejem y a Jamor, su padre, y le hablaron con engaño, porque había mancillado a Diná, su hermana.

Vaya'anu vney Ya'akov et-Shjem ve'et-Jamor aviv bemirmah veyedaberu asher time et-Dinah ajotam.

34:14 Y le dijeron: No podemos hacer esto, el dar nuestra hermana a un hombre que tiene prepucio, porque sería un insulto para nosotros.

Vayomru aleyhem lo nujal la'asot hadavar hazeh latet et-ajotenu le'ish asher-lo orlah ki-jerpah hi lanu.

34:15 Tan sólo con esta condición consentiremos a vosotros: si fuereis como nosotros,

circuncidándose todo varón entre vosotros,

Aj-bezot ne'ot lajem im tihyu jamonu lehimol lajem kol-zajar.

34:16 entonces os daremos a vosotros nuestras hijas, y tomaremos vuestras hijas para

nosotros, y habitaremos con vosotros, y seremos un pueblo.

Venatanu et-benoteynu lajem ve'et benoteyjem nikaj-lanu veyashavnu itjem vehayinu le'am ejad.

34:17 Mas si no nos escucháis haciéndoos circuncidar, tomaremos a nuestra hija y nos

iremos.

Ve'im-lo tishme'u eleynu lehimol velakajnu et-bitenu vehalajnu.

34:18 Y agradaron sus palabras a los ojos de Jamor y a los ojos de Shejem, hijo de Jamor;

Vayitvu divreyhem be'eyney Jamor uve'eyney Shjem ben-Jamor.

34:19 y no tardó el muchacho en hacer esta cosa, porque quería a la hija de Jacob; y él era el más distinguido de toda la casa de su padre.

Velo-ejar hana'ar la'asot hadavar ki jafets bevat-Ya'akov vehu nijbad mikol beyt aviv.

34:20 Y fueron Jamor y Shejem su hijo, a la puerta de la ciudad, y hablaron con los

hombres de su ciudad, diciendo:

Vayavo Jamor uShjem beno el-sha'ar iram vayedaberu el-anshey iram lemor.

34:21 Estos hombres son pacíficos para con nosotros; que habiten por tanto en la tierra, y trafiquen en ella; he aquí que la tierra es bastante ancha para ellos; nosotros tomaremos a sus hijas por mujeres, y les daremos a ellos nuestras hijas.

Ha'anashim ha'eleh shlemim hem itanu veyeshvu va'arets veyisjaru otah veha'arets hineh rajavat-yadayim lifneyhem et-benotam nikaj-lanu lenashim ve'et benoteynu niten-lahem.

34:22 Pero solamente con esta condición consentirán los hombres en habitar con nosotros, para ser un pueblo: que sea circuncidado todo varón de entre nosotros, así como ellos son circuncidados.

Aj-bezot ye'otu lanu ha'anashim lashevet itanu lihyot le'am ejad behimollanu kol-zajar ka'asher hem nimolim.

34:23 Sus ganados y sus posesiones y todos sus animales ciertamente serán de nosotros, sólo con que convengamos con ellos, y habitarán con nosotros.

Miknehem vekinyanam vejol-behemtam halo lanu hem aj ne'otah lahem veyeshvu itanu.

34:24 Y obedecieron a Jamor y a Shejem, su hijo, todos los que salían por la puerta de su ciudad; de modo que se circuncidaron todos los varones, todos los que salían por la puerta de su ciudad.

Vayishme'u el-Jamor ve'el-Shjem beno kol-yotsey sha'ar iro vayimolu kolzajar kol-yots'ey sha'ar iro.

34:25 Y aconteció que al tercer día, cuando estaban adoloridos, dos de los hijos de Jacob, Simón y Leví, hermanos de Diná,  tomaron cada uno su espada y entraron en la ciudad que estaba tranquila, y mataron a todo varón.

Vayehi vayom hashlishi biheyotam ko'avim vayikju shney-veney Ya'akov Shim'on veLevi ajey Dinah ish jarbo vayavo'u al-ha'ir betaj vayahargu kolzajar.

34:26 Y a Jamor y a Shejem, su hijo, mataron a filo de espada; y tomaron a Diná de

casa de Shejem, y salieron.

Ve'et Jamor ve'et Shjem beno hargu lefi-jarev vayikju et-Dinah mibeyt Shjem vayetse'u.

34:27 Los hijos de Jacob vinieron sobre los muertos y saquearon la ciudad, porque habían mancillado a su hermana.

Beney Ya'akov ba'u al-hajalalim vayavozu ha'ir asher time'u ajotam.

34:28 Su ganado menor y su ganado mayor, y sus asnos; tanto lo que había en la ciudad como lo que había en el campo, tomaron.

Et-tsonam ve'et bekaram ve'et jamoreyhem ve'et asher ba'ir ve'et asher basadeh lakaju.

34:29 Y todos sus haberes, y todos sus niños y sus mujeres llevaron cautivos, y saquearon; todo cuanto había en las casas.

Ve'et-kol-jeylam ve'et-kol-tapam ve'et-nesheyhem shavu vayavozu ve'et kol-asher babayit.

34:30 Y dijo Jacob a Simón y a Leví: Me habéis turbado haciéndome abominable para con los moradores del país, para con los cananeos y los perizeos; y teniendo yo poca gente, se juntarán contra mí y me herirán, y seré destruido, yo y mi casa (familia).

Vayomer Ya'akov el-Shim'on ve'el-Levi ajartem oti lehavisheni beyoshev ha'arets baKna'ani uvaPrizi va'ani metey mispar vene'esfu alay vehikuni venishmadeti ani uveyti.

34:31 Y ellos respondieron: ¿Había él de tratar a nuestra hermana como a una ramera?

Vayomeru hajezonah ya'aseh et-ajotenu

 

Comentario:

Dináh hija de Leáh

Diná, hija única de Jacob entre doce hijos, que debía ser el adorno de la corona del Patriarca, se

convirtió en tristeza y vergüenza de la familia. Un príncipe pagano (Shejem) la deshonró, y los dos

hermanos de la joven (Simón yLeví) vengan este crimen con un crimen mayor. Les parece poco

tomar venganza del culpado y la toman de todo un pueblo inocente. Todo esto porque Dina salió sola

de su casa. Se apartó de las tradiciones y decencia de la familia de Abraham y expió cruelmente su

imprudencia. Severa lección que enseña a la mujer, particularmente si es virgen, a cuidarse, y cómo

la curiosidad y la falta de prudencia pueden llevarla al precipicio.

Circuncidándose todo varón

Está comprobado que los pueblos contemporáneos de los patriarcas no practicaban la circuncisión.

Los habitantes de Shejem se circuncidaron a fin de obtener la alianza con la familia de Jacob. Los

egipcios tampoco eran circuncisos; de otro modo Moisés no tendría necesidad de prohibir el cordero

pascual, en Egipto, a todo incircunciso (Éxodo 12, 48). Los filisteos también eran incircuncisos

(Samuel I 18, 25) .El profeta Ezequiel (cap. 32) escribe que los pueblos de Asur, Elam, Meshej,

Tubal, Edom, Sidon y del Egipto, no eran circuncisos. Por otra parte existen pruebas de que los

sacerdotes egipcios habían adoptado esta costumbre como una especie de consagración. Por

consiguiente, según los datos bíblicos, los pueblos de la antigüedad que practicaron la circuncisión y

los que la practican actualmente, adoptaron sin duda alguna la costumbre de los israelitas.

Hermanos de Diná

Los hijos de Leá, hermanos de la misma madre de Diná.

A filo de espada

La venganza de los hijos de Jacob, Simón y Leví, contra todo el pueblo hiveo, fue condenada por su

padre, que temía al mismo tiempo las represalias de los cananeos y de los periseos, pueblos vecinos

de este país. Por esto mismo Jacob, sobre su lejo de muerte, a la hora en que se acostumbra

perdonar las faltas de los otros, no pudo contenerse y maldijo la ira sanguinaria de sus dos hijos

(Gen.40 7,7).

Mancillado

Según la tradición, la triste e infeliz Diná pasó sus años encerrada en casa de Simón, su hermano; ya no tuvo alegrías en este mundo y murió de tristeza en Egipto.

 

 

 

     

 


 

 
   
       
       
       
       
   
 

 

Correos: eliyahubayonah@gmail.com

Copy Rights © Shalom Haverim Org - Monsey 10952, New York