Protected by Copyscape Web Copyright Protection Software

ÉXODO

CAPÍTULO 13

 

Este Capítulo de la Torá está dedicado a la Memoria de:

José -Yosef- BaYona Vila, Z''TL (Zejer Tzadik Livrajá)

 

 

13:1   Y habló el Eterno a Moisés, diciendo:

Vayedaber Adonay el-Moshe lemor.

 

13:2   Conságrame todo primogénito; todo aquél que abre la matriz de su madre entre los hijos de Israel, tanto de hombres como de animales, mío es.

Kadesh-li jol-bejor peter kol-rejem biveney-Yisra'el ba'adam uvabehemah li hu.

 

13:3   Y Moisés dijo al pueblo: Acordaos de este día en el cual salisteis de Egipto, de la casa de servidumbre; porque con poder fuerte os sacó el Eterno de aquí; por tanto no se comerá (en el) pan fermentado.

Vayomer Moshe el-ha'am zajor et-hayom hazeh asher yetsatem miMitsrayim mibeyt avadim ki bejozek yad hotsi Adonay etjem mizeh velo ye'ajel jamets.

 

13:4   Hoy mismo salís, en el mes de Aviv (primavera).

Hayom atem yotse'im bejodesh ha'aviv.

 

13:5   Y será que cuando te hubiere llevado el Eterno a la tierra del cananeo, y del hiteo, y del emoreo, y del hiveo, y del yevuseo, respecto de la cual juró a tus padres que te la daría, tierra que mana leche y miel, celebrarás este culto en este mes.

Vehayah ji-yevi'aja Adonay el-erets haKna'ani vehaJiti veha'Emori vehaJivi vehaYevusi asher nishba la'avoteyja latet laj erets zavat jalav udevash ve'avadeta et-ha'avodah hazot bajodesh hazeh.

 

13:6   Siete días comerás panes azimos, y en el día séptimo habrá fiesta en honor del Eterno.

Shiv'at yamim tojal matsot uvayom hashvi'i jag l'Adonay.

 

13:7   Se comerán panes ázimos por siete días; no se verá junto a ti pan fermentado, ni será vista contigo levadura en todo tu territorio.

Matsot ye'ajel et shiv'at hayamim velo-yera'eh leja jamets velo-yera'eh leja se'or bejol-gvuleja.

 

13:8     Y en aquel día contarás a tu hijo, diciendo: Es a causa de lo que hizo conmigo el Eterno cuando salí de Egipto.

Vehigadeta levinja bayom hahu lemor ba'avur zeh asah Adonay li betseti miMitsrayim.

 

13:9     Y te será como señal sobre tu mano (izquierda), y como memorial (1) entre tus ojos,   para que esté la ley del Eterno en tu boca; porque con poder fuerte te hizo el Eterno salir de Egipto.

Vehayah leja le'ot al-yadja ulezikaron beyn eyneyja lema'an tihyeh torat Adonay befija ki beyad jazakah hotsi'aja Adonay miMitsrayim.

 

13:10   Guardarás pues este estatuto en su plazo fijo, de año en año.

Veshamarta et-hajukah hazot lemo'adah miyamim yamimah.

 

13:11     Y será así que cuando te haya conducido el Eterno a la tierra del cananeo como lo tiene jurado a ti y a tus padres, y te la haya dado,

Vehayah ki-yevi'aja Adonay el-erets haKna'ani ka'asher nishba leja vela'avoteyja unetanah laj.

 

13:12   apartarás para el Eterno todo nacido que abre la matriz de su madre; también todo animal tuyo que abre la matriz de su madre, siendo macho, será para el Eterno.

Veha'avarta jol-peter-rejem l'Adonay vejol-peter sheger behemah asher yihyeh leja hazejarim l'Adonay.

 

13:13   Pero todo primogénito de asno lo redimirás con un cordero; y si no le redimieres, quebrarás su cerviz; y todo primo génito de hombre de entre tus hijos, redimirás.

Vejol-peter jamor tifdeh veseh ve'im-lo tifdeh va'arafto vejol bejor adam bevaneyja tifdeh.

 

13:14     Y sucederá que cuando te preguntare tu hijo el día de mañana diciendo: ¿Qué es esto?, le dirás: Con poder fuerte el Eterno nos sacó de Egipto, de la casa de servidumbre,

Vehayah ki-yish'alja vinja majar lemor mah-zot ve'amarta elav bejozek yad hotsi'anu Adonay miMitsrayim mibeyt avadim.

 

13:15     y aconteció que cuando el Faraón se negó obstinadamente a dejarnos ir, el Eterno mató a todo primogénito en la tierra de Egipto, desde el primogénito del hombre hasta el primogénito de la bestia; por lo mismo, yo sacrifico (consagro) al Eterno a todo el que abra la matriz de su madre.

Vayehi ki-hikshah Far'oh leshaljenu vayaharog Adonay kol-bejor be'erets Mitsrayim mibejor adam ve'ad-bejor behemah al-ken ani zove'aj l'Adonay kol-peter rejem hazejarim vejol-bejor banay efdeh.

 

13:16     Así será como señal sobre tu mano (izquierda), y como filacterias entre tus ojos, porque con poder fuerte el Eterno nos sacó de Egipto.

Vehayah le'ot al-yadejah uletotafot beyn eyneyja ki bejozek yad hotsi'anu Adonay miMitsrayim.

 

13:17   Y sucedió que cuando el Faraón hubo enviado al pueblo, no los guió Dios por el  camino de la tierra de los filisteos, aunque era el más próximo, (2) pues dijo Dios: No sea que se arrepienta el pueblo al ver la guerra y se vuelva a Egipto.

Vayehi beshalaj Par'oh et-ha'am velo-najam Elohim derej erets Plishtim ki karov hu ki amar Elohim pen-yinajem ha'am bir'otam miljamah veshavu Mitsraymah.

 

13:18   E hizo Dios que el pueblo diese vuelta por el camino del desierto hacia el mar Rojo. Y los hijos de Israel subieron armados de la tierra de Egipto.

Vayasev Elohim et-ha'am derej hamidbar yam-Suf vajamushim alu veney-Yisra'el me'erets Mitsrayim.

 

13:19   Y tomo Moisés consigo los huesos de José,(3) el cual había juramentado rigurosamente a los hijos de Israel diciendo: "Ciertamente os visitará Dios y haréis subir mis huesos de aquí con vosotros".(4)

Vayikaj Moshe et-atsmot Yosef imo ki hashbea hishbia et-beney Yisra'el lemor pakod yifkod Elohim etjem veha'alitem et-atsmotay mizeh itjem.

 

13:20      Y partieron de Sucot y acamparon en Etam, al extremo del desierto.

Vayis'u miSukot vayajanu ve'Etam biktseh hamidbar.

 

 

13:21     Y el Eterno iba al frente de ellos, de día en una columna de nube para guiarlos en el camino, y de noche en una columna de fuego para alumbrarles, a fin de que anduviesen de día y de noche.

V'Adonay holej lifneyhem yomam be'amud anan lanjotam haderej velaylah be'amud esh leha'ir lahem lalejet yomam valaylah.

 

13:22   No se apartaba la columna de nube de día, ni la columna de fuego de noche, delante del pueblo.

Lo-yamish amud he'anan yomam ve'amud ha'esh laylah lifney ha'am.

 

 

 

Comentario:

 

1

Este es el precepto de las filacterias (tefilín) que durante las oraciones matinales, excepto los sábados y días festivos de la Torah, los israelitas usan generalmente a partir de los trece años. Los tefilín, que son dos pequeños rollos de pergamino donde se encuentran inscritos cuatro parashiot (párrafos) de la Torah (Éxodo cap. XIII, vers. l-16, y Deut. cap. VI, vers. 4-9, y Deut. cap. XI, vers. 13-21), se colocan uno en el brazo izquierdo, frente al corazón, y otro en la cabeza, ligados con cintas de cuero. Significan que los sentimientos y los pensamientos humanos deben ser dirigidos a Dios, y su Torah debe estar en nuestros labios (vers. 19). Los dos tefilín simbolizan también los dos principios de la vida humana, teoría y práctica, esto es, pensamiento y acción. El del brazo simboliza además el sentimiento. Por consiguiente, los tefilín nos muestran las sendas del pensamiento, sentimiento y acción, formando parte de los principios máximos del judaísmo.


2

Por el camino de la Filistea los israelitas podían llegar a Canaán, caminando normalmente, en once días, pero viendo Dios que no estaban preparados para constituir un pueblo bien disciplinado, con sus leyes y estatutos, les guió por un camino opuesto, a fin de entrenarles espiritualmente antes de ocupar la Tierra Prometida.

 

 

3

Al salir de Egipto Moisés, en lugar de ocuparse de sus propias necesidades, se preocupó de llevar consigo los huesos de José. Cumplir las últimas voluntades del que muere es en el judaísmo uno de los más piadosos deberes humanos.

 

 

4

El Midrash (Yalcut 227) cuenta cómo pudo Moisés descubrir el lugar donde estaban los restos de José. Séraj, hija de Asher (ver Gén. XLVI, 17), había sobrevivido a la generación de José. Esta contó a Moisés que los egipcios habían tirado el ataúd de José al lado del Nilo, para que las aguas fueran benditas. Moisés fue entonces a la orilla del Nilo y llamó: ¡José! ¡La hora de la liberación llegó ya! Queremos cumplir el juramento que hiciste a nuestros padres, el de llevar tus huesos con nosotros. ¡No hagas por tu causa demorar nuestra redención! De repente, ¡oh milagro!, el ataúd de José emergió a la superficie. Y así tomó Moisés los huesos de José con él (vers. 19).

 

Editado por: Perla Tati Janah Bayonah

 

 

 

     

 


 

 
   
       
       
       
       
   
 

 

Correos: eliyahubayonah@gmail.com

Copy Rights © Shalom Haverim Org - Monsey 10952, New York